En el entrenamiento de esta tarde se pudo ver a un Ariel Holan cada vez más compenetrado con su puesto de entrenador.

Estuvo tan metido que en un momento se saco y empezó a pegar unos gritos sobre la forma en la que los jugadores le estaban respondiendo. Mirá >>

¡Comentá la nota!

No dejes de ver en OrgulloRojo