Análisis 2019: Los técnicos

Si bien este año que acaba de terminar fue muy malo para Independiente desde todos los puntos de vista, y queremos olvidarlo lo antes posible más que analizarlo, los números siempre ayudan para saber lo que se hizo mal y que se puede mejor de cara a futuro.

Por eso vamos a estudiar lo que nos dejó este 2019 en estadísticas, siempre según los puntajes recibidos por todos los jugadores en Orgullo Rojo, aclarando que no se tuvieron en cuenta partidos amistosos, como los de verano y el de Tristán Suárez.

Ya analizamos las presencias, el sector defensivo, el mediocampo y a los delanteros. Así que por último, le toca el turno a los tres entrenadores que tuvo Independiente en el 2019.

El Profesor dirigió 17 partidos

Ariel Holan nos llevó a la gloria allá por diciembre del 2017 y luego de un irregular 2018 arrancó el año de la peor manera. Independiente regalaba al goleador de la Superliga por un pedido del Profesor, quien se empecinó en desarmar todo lo bueno que había hecho.

Bajo su mando, el Rojo disputó en el 2019 un total de 17 partidos, de los cuales ganó 8, empató 4 y perdió 5. La ida ante Binacional es el partido con mejor promedio para sus dirigidos, obteniendo 6.3. El triunfo frente a Aldosivi en Avellaneda (6.2) y la vuelta ante Binacional (6.1) son los que completan el podio. Por el contrario, la ida ante Águilas (3.5), la vuelta frente al Bicho (4.3) y la visita al Gasómetro (4.4) a principio del año fueron los peores. El promedio de sus 17 partidos en el año es de 5.27.

No logró clasificar a la Libertadores en la Superliga, certamen que terminó en la séptima posición. Luego fracasó en la Copa de la Superliga, quedando afuera contra Argentinos, el último del torneo que había finalizado unos días antes. El único objetivo que cumplió fue el de avanzar en la Copa Sudamericana, venciendo ante Binacional y Águilas RN. Desgastado por sus propias decisiones, dejó su cargo a fines de mayo.

Foto que da para muchos chistes, como el paso de Beccacece por el club

Sebastián Beccacece llegó al Rojo en los primeros días de junio con muchísimas expectativas, creadas por el gran paso del blondo por Defensa y Justicia. Pero lamentablemente estuvo lejos de plasmar algo similar en Avellaneda, siendo su paso por el club un verdadero desastre. Con un equipo que siempre jugo mal, disputó 16 partidos, ganando 8, perdiendo 7 y empatando el restante.

No cumplió ninguno de los objetivos, quedando lejos de la punta en la Superliga y afuera por sus decisiones de dos copas que se presentaban como accesibles, como la Argentina y Sudamericana.

El triunfo ante Colón fue su mejor promedio y también de Independiente en el año, sumando 6.8. Su debut ante Católica (6.2) y la victoria ante Talleres (6), completan el podio. Estudiantes en La Plata fue su peor performance (3.7), mientras que lo siguen Vélez y Defensa y Justicia con 4.3. Su promedio final es de 5.20. Tras perder contra Lanús en cuartos de Copa Argentina dejó su cargo.

Berón no pudo enderezar el barco

Fernando Berón se hizo cargo de manera interina luego del alejamiento de Beccacece. El Coordinador de inferiores llegaba así a su tercera aparición como técnico y tras conseguir 7 puntos de nueve en sus primeros tres partidos, no solo lograba mantener su invicto sino que hacía hablar de más a los máximos dirigentes, que empezaban a vaticinar su continuidad.

Pero todo quedó en la nada luego del empate en Mar del Plata y las derrotas frente a Banfield y Newell’s, siempre con el equipo jugando mal.

Sus números totales marcan seis dirigidos, con 2 triunfos y la misma cantidad de empates y derrotas. Su promedio general fue de 4.56, siendo Godoy Cruz su mejor puntaje (5.6) y Newell’s el peor, con 3.6.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Javier Brizuela
Periodista deportivo. Director de Orgullo Rojo. Tercera generación de enfermos de Independiente

Send this to a friend