92 años de la Doble Visera

Un 4 de marzo, pero de 1928, se inauguraba el viejo estadio de Independiente: la Doble Visera. Gracias al empuje del presidente Pedro Canaveri se compró un terreno llamado “Pantano de Ohaco”, para abandonar la vieja cancha ubicada en Av. Mitre y Lacarra.

Como el “Rojo” nunca se conforma con pocas cosas, se construyó el primer estadio de cemento de toda Sudamérica.

El encuentro inaugural fue ante Peñarol, de Montevideo, que finalizó 2-2 y el primer gol lo convirtió Orsi. Sin embargo, el primer partido oficial finalizó 0-0 ante Sportivo Buenos Aires, el 29 de abril de 1928 de ese mismo año.

En 1930, se agregaron más tribunas, incluida la visitante. ¿Cuál fue el primer juego disputado? El clásico, que salió a favor del local por 3-1. Y en 1960 nacía el apodo de “Doble Visera”, ya que se remodeló el estadio y se agregaron palcos, plateas, cabinas de radio, además de una segunda visera. Nuevamente se jugó un clásico y, de nuevo, Independiente derrotó a Racing, esta vez con una goleada por 4-0.

Mucha historia supo apreciar esta cancha, que no es cualquiera para el hincha del “Rojo”. Fue testigo de muchísimos campeonatos y hazañas, que supieron darle la gloria y el prestigio a este club. Tal es así, que en 1964 observó la primera Libertadores ganada, no solo por Independiente, sino por un equipo argentino. En la semifinal se derrotó al Santos de Pelé por 2-1 y la vuelta de la final fue triunfo por 1-0 ante Nacional, de Uruguay.

También vio festejar el Metropolitano 1971, cuando Vélez tenía todo para gritar campeón pero los del Sur de Gran Buenos Aires lo ganaron en la última fecha. Derrotaron a Gimnasia por 2-0, con goles de Maglioni y Pastoriza, y el equipo de Liniers perdió 2-1 con Huracán, quedando a 2 puntos de la cima. Al año siguiente, se dio el gusto de vibrar junto a los hinchas por obtener otra Copa Libertadores, tras ganarle 2-1 a Universitario de Chile, donde el goleador fue Maglioni.

Por el mismo torneo, en 1975, el conjunto de Avellaneda debía recibir a Cruzeiro y derrotarlo con diferencia de tres goles para pasar a la final. Y como Independiente sabe de partidos históricos, venció al conjunto brasileño por 3-0, con goles de Pavoni, Bertoni y Ruiz Moreno. ¿La particularidad? El segundo gol fue un gol olímpico. Ese mismo año, los “Diablos” alzaron la Copa Libertadores por quinta vez en su historia, tres consecutivamente.

1983 es un año especial para los hinchas. Mejor dicho, el 22 de diciembre de 1983 es una fecha inolvidable. Ese día, Independiente derrotó a Racing por 2-0, tantos de Giusti y Trossero. El rival ya estaba condenado a descender, mientras que el equipo de José Omar Pastoriza se coronaba campeón del Torneo Metropolitano.

No conforme con esa alegría, un año más tarde, el “Rojo” dio la vuelta en la Doble Visera tras alzar la Copa Libertadores, por séptima vez. Independiente había derrotado a Gremio por 1-0, en Brasil, con gol de Burruchaga. El partido de vuelta se jugó en Avellaneda y finalizó 0-0, lo que le permitió al local gritar campeón.

En 1994, se disputó la vuelta de la Supercopa ante Boca, en la Zona Sur. El conjunto dirigido por Miguel Ángel Brindisi derrotó a los “xeneizes” por 1-0, con gol de Rambert y festejó nuevamente. También en esa época, Independiente derrotó a Huracán en la última fecha del Torneo Clausura, dejándolo a dos puntos de la cima. Rambert, Garnero, Couceiro (en contra) y Gareca le permitieron al “Rojo” colocar otra copa en su vitrina.

El equipo de Avellaneda se enfrentaba con el de La Rivera, esta vez en 2002. Ambos se disputaban el Torneo Apertura y sólo faltaban dos fechas. Independiente llevaba una ventaja de tres puntos y ganar lo ayudaría a estar solo en la punta. De local, Lucas Pusineri clavó un cabezazo, a los 43 minutos del segundo tiempo. La cancha estalló, con esperanzas de más gloria. En la fecha siguiente, se definía todo en la cancha de San Lorenzo. Gracias a Insúa, Silvera y Pusineri, los visitantes fueron campeones por 14º vez en su historia local.

El último encuentro aquí fue el 8 de diciembre de 2006, en donde Independiente fue derrotado por Gimnasia y Esgrima de Jujuy por 2-1. Tres años después, se inauguró el Estadio Libertadores de América.

¿Cómo olvidar aquel estadio, que sintió tanta gloria? Fue testigo de grandes jugadores, como Bochini, Pastoriza, Santoro, Bertoni, Burruchaga, Agüero, Milito, entre tantos otros. Presenció el festejo de miles de hinchas, de distintas épocas, pero siempre gritando campeón. No es una cancha cualquiera. La Doble Visera se inauguró hace 92 años, mucho tiempo atrás, pero será inolvidable porque forma parte de la historia del club que tanto amamos: el Club Atlético Independiente.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Agustina Suarez
Periodista deportiva. Hincha de Independiente por elección. Acá me dicen Polaca

Últimas noticias

1
2
3
4
5
6

Send this to a friend