Independiente enfrentaba a Patronato de Paraná en San Luis por los 16avos de final de la Copa Argentina. El conjunto de Avellaneda salió a la cancha con: Campaña; Bustos, Figal, Barboza, Silva; Domingo, Pablo Pérez, Sánchez Miño; Blanco, Romero y Palacios.


En los primeros minutos los equipos se medían. Ambos conjuntos llegaban a tres cuartos de cancha y allí morían las ideas. A los 10 minutos el Rojo se adueñó de la pelota, pero no llevaba peligro al arco rival. La primera fue para Blanco, de tiro libre, pero se fue lejos. Segundos después, Figal pudo abrir el marcador con la cabeza luego de un centro, pero su remate se fue desviado. Palacios era el más trascendente de los dirigidos por Beccacece y rápidamente logró que su marcador se gane la tarjeta amarilla. Cuando se jugaban 27 minutos, Independiente tuvo un tiro libre indirecto dentro del área del “Patrón”, pero Pablo Pérez no pudo vencer la barrera rojinegra. La última de la primera parte fue también para el mediocampista ex Boca. Luego de un córner el 8 cabeceó solo y el balón se fue cerca del palo. Independiente se fue al descanso con la obligación de generar más chances para llegar al gol y avanzar de ronda.  

En la segunda parte el trámite del juego no cambio. El Rojo agarró la pelota y avanzó en el campo. Apenas comenzado el complemento Benítez, que ingresó por Silva, remato de afuera y se fue cerca. El tan ansiado gol llegó a los 12 minutos. Sánchez Miño, que pasó a jugar de 3, agarro la pelota y puso un lindo pase para que “Mingo” Blanco defina de derecha. Los de Beccacece se ponían en ventaja y se tranquilizaban. Luego del tanto, el partido seguía siendo el mismo, aunque Independiente cedió un poco la posesión y el terreno en busca de la contra que liquide el encuentro. Pizzini ingresó por Silvio Romero y a los 34 minutos puso un buen centro para Palacios. El “Tucu” erro un gol casi hecho de manera increíble debajo del arco. Sobre el final el “Patrón” agarro el balón y empezó a acercarse al área de Campaña.

A los 38 y luego de un tiro de esquina, Urribarri no logró empujarla para empatar. Benítez casi estira la ventaja a los 42 del complemento, pero su remate rebotó en un defensor y se fue al córner. Bustos, de lo mejor del partido, tuvo la suya luego de una buena jugada personal, pero no pudo definir bien. Palacios, en una jugada calcada a la que desperdicio minutos antes, se perdió otro gol insólito debajo del arco luego de una perfecta asistencia de Benítez. Lamolina marcó el final del partido e Independiente avanzó por primera vez en su historia a los Octavos de Final de la Copa Argentina. 

Mucho por mejorar pensando en que se jugó contra un equipo inferior y encima contra los suplentes. Esta copa es el objetivo del semestre y se debe trabajar para levantar el nivel. Ahora será el momento de enfrentar a Defensa y Justicia en la próxima fase. El sábado, desde las 17:45hs, el Rojo visitará nuevamente a Patronato en Entre Ríos por la quinta fecha de la Superliga.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Matías Schulze
Soy periodista deportivo. Fanático y socio del Club Atlético Independiente. Sueño con ver al Rey de Copas levantando la octava Copa Libertadores.

Últimas noticias

1
2
4
6

Send this to a friend