Abraham la puerta

David Abraham viajó hace 13 años a Europa y desde ese momento está jugando en el viejo continente. Los primeros cinco años los pasó en España y Suiza y desde el 2013 vive en Alemania, donde es ídolo en el Eintracht Fráncfort, su club desde el 2015.

Varias veces se habló de un posible retorno al Rojo, donde se formó, debutó y es hincha, pero hasta el momento nunca se dio. Ahora, a los 33 años es probable esa vuelta.

“Ahora con mi nene viviendo allá, quisiera volver a jugar en Argentina. Independiente siempre me quiso pero yo estaba muy bien jugando acá en Europa, cuando estuvo Holan me quería”, declaró el defensor.

Aunque después dejó en claro que no va a ser fácil: “No sé, ya veré las ofertas que haya en Argentina, y la que más me conmueva deportivamente. Qué proyecto hay, qué quiere el club. Tampoco me gustaría ir a un club que esté desorganizado, no en lo económico, sino que no tenga una idea clara”. A lo que agregó: “Que piense en un proyecto. O entrenadores que tengan eso, un estilo diferente, el de arriesgar. Viste que los nuevos entrenadores se están metiendo, me gusta eso”.  

En la nota, hecha por los colegas de De Taco web, recordó su experiencia en Independiente, llegando a la pensión desde Chabas, hasta la Primera: “El papá de Clausen vivía en mi pueblo, me fue a ver y me preguntó si quería hacer una prueba. Yo jugaba de cinco, pero me dijo que tenía más chances de central, porque a mi categoría le faltaban. Quedé y a los dos años debuté en Primera”.

La experiencia le dejó muchas enseñanzas, tal como lo cuenta: “Vivir en la pensión también es lindo, me gustaba. Estaba con (Oscar) Ustari, (Fabián) Assmann, (Adrián) Gabbarini, después llegó el Chuco Sosa, no se me hizo difícil”. Luego siguió: “Debuté, el primer año me fue bien. El segundo salgo campeón con la Sub-20, y después ya empecé a salir de noche, el autito y todas esas boludeces…”

No es fácil asimilar eso siendo un pibe y acerca de eso detalló: “Me confundí. Pensás que con 18 años ya tenés el futuro asegurado, justo me llamaron de la selección sub 20, iba a la televisión, fueron muchas cosas”.

Todo eso aceleró su partida: “Yo me fui porque me di cuenta de que no podía seguir. El último año estuve lesionado como 7 meses. Necesitaba salir, por no entender lo que tenía que hacer, que era entrenar y ser profesional”.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Javier Brizuela
Periodista deportivo. Director de Orgullo Rojo. Tercera generación de enfermos de Independiente

Últimas noticias

Send this to a friend