Análisis 2019: La defensa

Si bien este año que termina fue muy malo para Independiente desde todos los puntos de vista posibles, y queremos olvidarlo lo antes posible más que analizarlo, los números siempre ayudan para saber lo que se hizo mal y que se puede mejor de cara a futuro.

Por eso vamos a estudiar lo que nos dejó este 2019 en estadísticas, siempre según los puntajes recibidos por todos los jugadores en Orgullo Rojo, aclarando que no se tuvieron en cuenta partidos amistosos, como los de verano y el de Tristán Suárez.

En esta segunda parte vamos a hablar de la defensa del equipo, agregando a los arqueros. Y si arrancamos por ellos, casi que hablamos en plural innecesariamente, ya que Martín Campaña es el único del plantel que estuvo en los 39 partidos de Independiente en el 2019.

El capitán del Rojo terminó con un promedio de 5.62, en un año en el que tuvo grandes actuaciones pero también muchos encuentros en flojo nivel. Algo que es raro en él, pero no lo es tanto si tenemos en cuenta el nivel del equipo. De hecho en su peor año en el club, es uno de los mejores promedios. Su mejor puntaje fue ante San Lorenzo a principio de año, llevándose un 9. Luego obtuvo un ocho frente a San Martín de San Juan, Argentinos (ida por Copa Superliga), IDV (vuelta por Sudamericana) y con Atlético Tucumán. Sus peores actuaciones fueron con Estudiantes en La Plata (recibió un 2) y frente a Talleres y Católica, ambos con 3.

El Capitán tuvo su año más flojo, pero igualmente es uno de los mejores promedios

Por su parte, Milton Álvarez solo jugó ante Binacional, reemplazando al uruguayo que salió lesionado. El exMorón tuvo una buena actuación y recibió seis puntos.

Yendo ya a la línea defensiva, llama la atención que el de mejor promedio sea Guillermo Burdisso, que finalizó con 5.68 en los 11 partidos que disputó (entró en otros dos pero menos de 20 minutos). Esto se explica no solo por la regularidad del central, sino porque además fue parte del plantel solamente en el primer semestre, que fue el de mejor promedio general y eso impacta también en lo individual. Además está claro que en un mal año, mientras menos sean los partidos hay más chances de tener un mejor promedio.

Casi con el mismo puntaje aparece Nicolás Figal, que tiene 5.66 en 28+2 jugados. El central tuvo su mejor año en lo profesional y aparece como uno de los integrantes del plantel con mayor proyección pensando en una posible venta. Y sino, quedará como una buena opción para el nuevo entrenador.

Nicolás Figal, uno de los pocos con un buen año

Detrás aparece Fabricio Bustos, con 5.47. El Tractor tuvo una gran actuación ante Colón (recibió un ocho), varias muy buenas como frente a Talleres y una buena Sudamericana, en la que obtuvo un siete en casi todas las jornadas. Pero también partidos muy flojos como River, Vélez, Estudiantes y Unión.

El Tractor terminó con 5.47

Gastón Silva arrancó el año muy resistido, pero con el correr de las fechas se fue ganando un lugar y aceptación de los hinchas. El uruguayo redondeó 5.4 de promedio y demostró que está para ser tenido en cuenta, con muy buenos encuentros sobre todo como central, por ejemplo Católica, Defensa y Justicia, Colón y San Lorenzo.

El uruguayo Silva cambió silbidos por aceptación

Siguiendo con los habituales titulares, hay dos jugadores que bajaron mucho su nivel y apenas pasaron los 5 de promedio. Ellos son Alan Franco, con 5.06 y Juan Sánchez Miño con 5.03. El año de ambos no fue el esperado lamentablemente, pero son jugadores que tienen crédito y condiciones para revertirlo en este 2020 que comienza. El central tuvo muy malos encuentros importantes y eso sorprende, como ante Racing y por Copas con Argentinos, Águilas y Lanús. Por su parte el zurdo tuvo un 2019 muy irregular y lo terminó mal, como con Newell’s y Aldosivi.

Por último, hay que remarcar dos jugadores que sirven como ejemplo de que el fútbol tiene imponderables y también malas decisiones dirigenciales.

Emanuel Brítez muestra 5.16 de promedio, siendo un jugador con muchas limitaciones pero que siempre cumplió. El club tenía la chance de intercambiarlo con Damián Martínez y no lo hizo, demostrando una impericia para negociar llamativa. Ya que el Tatengue no solo que vendió a Brítez a Central, sino que además se quedó con Martínez por un tercio del dinero recibido por el Canalla.

El caso de Alexander Barboza es muy curioso, como las particularidades del fútbol mismo. El central tenía un gran nivel en el Defensa de Beccacece y el club pagó más de cuatro millones de dólares por él. Sin embargo, su paso por Avellaneda hasta el momento fue un fiasco, como el del blondo entrenador. Ojalá lo revierta, porque sería muy importante para la defensa y la institución, dado el capital que se apostó en su fichaje. El promedio de 3.83 con el que terminó es un ejemplo claro de lo que fueron sus actuaciones.

A continuación les mostramos la tabla de la parte defensiva del plantel:

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Javier Brizuela
Periodista deportivo. Director de Orgullo Rojo. Tercera generación de enfermos de Independiente

Send this to a friend