Análisis 2019: Mediocampo

Si bien este año que termina fue muy malo para Independiente desde todos los puntos de vista, y queremos olvidarlo lo antes posible más que analizarlo, los números siempre ayudan para saber lo que se hizo mal y que se puede mejor de cara a futuro.

Por eso vamos a estudiar lo que nos dejó este 2019 en estadísticas, siempre según los puntajes recibidos por todos los jugadores en Orgullo Rojo, aclarando que no se tuvieron en cuenta partidos amistosos, como los de verano y el de Tristán Suárez.

En esta tercera parte vamos a analizar a los mediocampistas, sector que tuvo muchísimos problemas a lo largo del año.

El mercado de pases de mitad de año fue muy malo para Independiente, sin embargo encontramos un aliciente en el mejor promedio de esta parte del plantel. Se trata de Lucas Romero, quien terminó con 5.56 y jugó 15 de los 22 partidos del segundo semestre. El Perrito no demostró aún todo lo que puede dar, pero se ganó un lugar en el medio y tuvo sus mejores puntajes con Colón, Atlético Tucumán y Talleres, todos con 7.

El Perrito fue el único refuerzo del último mercado que rindió

El segundo de esta tabla es un jugador muy querido por los hinchas, que ha sido resistido por algunos técnicos y que en estos momentos está con un pie y medio en Olimpia de Paraguay. A base de esfuerzo y compromiso, siempre termina jugando y cumpliendo. Nicolás Domingo quedó con 5.44 y tuvo como mejor partido la ida frente a Católica, cuando fue calificado con 8 puntos.

Uno de los más queridos por los hinchas

Detrás aparece un jugador que será un refuerzo muy importante para Lucas Pusineri, o al menos eso es lo que esperamos. Pablo Hernández volverá de su lesión y a fines de febrero o principios de marzo y podrá ser parte del primer equipo nuevamente. El Tucu jugó 16 de los 17 partidos con Holan y había mejorado su nivel notoriamente en los tres encuentros que disputó con Beccacece al mando, justo antes de lesionarse en agosto. Finalizó con 5.31 de promedio, sumando 101 puntos en 19 fechas.

El Tucu se sigue recuperando de su lesión

Luego sigue Fernando Gaibor, que es un caso bastante curioso. El ecuatoriano llegó de la mano de Holan, siendo en su momento el refuerzo más caro de la historia del club. Sin embargo no demostró demasiado y en su último semestre en el Rojo fue tenido en cuenta, pero poco tiempo; como si el entrenador lo hubiese cuidado y seleccionado minuciosamente cuando ponerlo. ¿Por qué decimos esto? Gaibor jugó en 15 de los 17 partidos con Holan, pero en ocho entró solo unos minutos, mientras que solo en siete de ellos disputó más de 20 minutos. Le metió un gol a Racing y jugó bien frente a Binacional, cuando recibió siete puntos. Eso lo ayudó a terminar con 5.28 de promedio. Todavía le quedan seis meses de préstamo en Arabia.

Pablo Pérez llegó a comienzos del año como un refuerzo de lujo. Comenzó bien, tuvo grandes partidos, pero también muchos muy malos, sobre todo en el segundo semestre. De hecho terminó entre los mejores promedios en los seis primeros meses y fue mala su cosecha en los restantes, finalizando con 4.98. Como decíamos, tuvo un 9 frente a Colón y varios partidos con 8 (Binacional y Talleres), pero también muchos con 3 y 4. De las últimas tres fechas, en dos obtuvo un 2 (Aldosivi y Banfield) y su peor performance fue en San Juan, donde se fue infantilmente expulsado y quedó con 1. Hay que ver cuantas ganas tienen él y Pusineri de que se quede y cuantas Newell’s de comprarlo o quedárselo.

¿Seguirá PP8?

Domingo Blanco jugó muy bien en su préstamo en Defensa, peleando el título con Racing hasta el final. Pero su vuelta no fue la esperada y quedó con 4.61, siendo tan irregular como el equipo de Beccacece. Colón, Patronato (metió el gol del triunfo) y Godoy Cruz fueron sus mejores partidos, recibiendo 7 en los tres.

El colombiano Andrés Roa fue uno de los refuerzos que llegaron a mitad de año que no rindió, aunque con la particularidad de no haber tenido muchas chances, algo que le da crédito para este 2020. De hecho entra con lo justo en la tabla, ya que solo en cinco partidos jugó más de 20 minutos. Su mejor puntuación fue un 6, que recibió ante Lanús por Copa Argentina, y finalizó con 4.5. Ojalá este año y de la mano de Pusineri pueda demostrar lo que sabe.

El último que entra en la tabla, cumpliendo el requisito de haber recibido calificación en al menos cinco encuentros, es Francisco Silva. El paso del chileno por el club fue un fiasco y así lo refleja el promedio de 4 con el que terminó.

Los otros mediocampistas que fueron utilizados por Beccacece y Berón, pero que no entran en la tabla son cinco. Carlos Benavídez, que jugó en dos y en otro entró unos minutos, Gastón Togni (estuvo en 2), Alan Soñora (1) y Lucas González y Diego Mercado, quienes entraron unos minutos en un partido.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Javier Brizuela
Periodista deportivo. Director de Orgullo Rojo. Tercera generación de enfermos de Independiente

Últimas noticias

Send this to a friend