Análisis de Sánchez Miño vs Patronato

Independiente superó los 16avos de final de la Copa Argentina ante Patronato por 1-0. El equipo de Sebastián Beccacece otra vez tuvo un rendimiento muy bajo. Sin embargo, algunos ajustes en el segundo tiempo le permitieron al Rojo ponerse por encima en el resultado y llevarse la victoria.

El cambio posicional que Beccacece le propició a Juan Sánchez Miño fue determinante en el partido. El ex Boca y Estudiantes comenzó el partido de volante interior como ante Colón, donde había tenido un gran despliegue. Aunque esta vez su rol fue el mismo, las cosas no le salieron igual. Fue impreciso en los pases a los delanteros y no logró ser el nexo, no rompió la línea de mediocampistas con pelota dominada ni fue tan profundo al atacar. 

Todo cambió cuando el equipo salió al segundo tiempo y el entrenador hizo el cambio acertado. Martín Benítez ingresó por Gastón Silva y ocupó la posición de interior mientras que Sánchez Miño pasó a su posición natural de lateral izquierdo. Sin embargo, la tarea que le dio el DT no fue muy diferente. El jugador de 29 años no sólo se proyectaba para asociarse con Sebastián Palacios por afuera, sino que se cerraba y ubicaba por dentro, como si siguiera jugando de interior. Con Benítez más adelantado en el campo y atrayendo marcas, Juan tuvo más espacio y posibilidades de manejar la pelota. Al no tener referencia de marca, se dedicó a romper la línea del mediocampo de Patronato.

Tal es el acierto en el cambio posicional que a los 11’ de realizarlo llegó el gol de Domingo Blanco, jugada que comienza Sánchez Miño por la banda. Se inserta en el medio, atrae a 3 jugadores y pone un pase gol entre líneas para dejar de cara al arco a Blanco.

A Independiente todavía le queda mucho por aceitar tras otro partido pobre en cuestiones de funcionamiento. Cuando el equipo no funciona dentro de la cancha, está bueno que Beccacece ajuste y cambie. Esta es una de esas veces y salió bien.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article

Send this to a friend