“Sabemos que nos enfrentamos a Barcelona”

Daniel Ferro, integrante de la agrupación Lista Roja, dialogó en “Orgullo Rojo Radio” y se refirió a como se prepara el espacio para las elecciones del 17 de diciembre. Además dio su enfoque acerca de la gestión del actual presidente de Independiente: “Nosotros vamos a salir a la cancha a ganar pero sabemos que nos enfrentamos al Barcelona. Vamos a dar pelea“, comenzó
Siguiendo con su perspectiva respecto a la Comisión Directiva actual, Ferro agregó: “Moyano logró tranquilizar el mundo político de la institución que venía arrastrado por Ducatenzeiler, Comparada y Cantero. No soy un necio y se que hay cosas que se hicieron bien pero las cuestiones grandes están fallando”.
Consultado sobre la definición de los candidatos de la fuerza, señaló: “Todavía no tenemos pero será un trinomio prometedor. No tenemos definiciones y tampoco descartamos alianzas”. Y agregó: “No estaré en la lista. Mis obligaciones actuales no me lo permiten. Tenemos muchachos con muchas ganas de participar en la política, con propuestas y sobre todo con muchas ganas”.
Por último, Ferro manifestó: “Hablamos hace un mes y medio con los representantes de Agrupación Independiente” pero no tenemos nada confirmado”.

Independiente y sus once muertos de hambre

Ante la concreta posibilidad de hacer historia nuevamente, muchos aseguran que esta Conmebol Sudamericana no se puede escapar ya que la necesidad de cortar la sequía de siete años sin gloria, es imperiosa y hasta obligatoria.

“Sólo un hombre que sabe lo que se siente ser derrotado puede llegar hasta el fondo de su alma y sacar lo que le queda de energía para ganar un combate que está igualado”. Quien mencionó esta cita elocuente fue el legendario y mítico Mohammad Ali, el norteamricano considerado por el común denominador del boxeo mundial como mejor púgil de todos los tiempos. ¿Qué tiene que ver esta frase con Independiente? créame que mucho hincha y lector de Orgullo Rojo. En estos últimos 20 años nuestra amada entidad ha sido pisoteada, arrastrada, manoseada y vaciada por aquellos muchachotes de trajes caros y de ideas ineficientes que lo único que lograron, junto a jugadores de pésimo calibre, fue hundir el barco en un mar lleno de tristeza.

Siempre le recuerdo a mi viejo en algún encuentro de mates, el único equipo que para mí, en mi escaso uso de razón, a mis 26 años edad, fue el plantel con más de hambre de gloria que vi, el campeón del 2002 de la mano del Tolo Gallego. Ese que ganaba, goleaba y gustaba tanto en la Doble Visera como en cada estadio. Imposible olvidar la calidad del “Rolfi” Montenegro, la capacidad del “Pocho” Insúa, la presencia de Castaño Suárez en el medio del terreno, la pegada formidable de los laterales Juan José Serrizuela y Federico Domínguez, la cabeza de Dios de Lucas Pussineri y Gabriel Milito que ¡cuando el “Mariscal” empujaba Independiente siempre quería!.

Por supuesto que ese equipo es el único que mi mente rememora. El viejo en esa materia me pasa el trapo y me revolea la rica historia del Rojo por encima de la cabeza. Él me asegura, sonriéndose de manera picara, que uno de los tantos equipos que más muerto de hambre vio en la época dorada fue aquel que formaba con Goyén; Clausen, Villaverde, Trossero, Enrique; Gusti, Marangoni, Bochini, Burruchaga; Bufarini y Barberón”. Un plantel catalogado nada más y nada menos que por Ricardo Bochini, en su libro “Yo, el Bocha”, como el mejor de América lejos, luego de la obtención de la Libertadores en 1984.

Luego de aquel 2002, donde parecería que el aguas mermarían definitivamente, el derrumbe seguía asomándose despacito y sin prisa. Algunos esporádicos destellos de ilusión con equipos como el del 2007 con Pedro Troglio, el torneo que increíblemente se escapa como agua entre las manos con Argentinos Juniors en 2009, ya con Gallego en su segundo ciclo, pero nunca más un equipo muerto de hambre, sediento de triunfo y de hazañas, pese a ver conseguido la Copa Sudamericana 2010. Independiente seguió inmerso en un estado alzheimer deportivo inapelable. “pérdida de la memoria, de la percepción y del sentido de la orientación”, según define la Real Academia Española en término medico. Cualquier similitud con la realidad es pura coincidencia. Para colmo en 2013 se escribió la página más negra de este libro rememorativo del Rey de Copas. El sufrimiento era impoluto y la refundación necesaria.

Pasaron muchos años y en esta parte del 2017 se abre el camino para introducir la frase del legendario boxeador Mohammad Ali, porque Independiente pasó por todos los andariveles de desilusión, desidias y tristezas para resurgir como el famoso Ave Fenix. Hoy está ante una posibilidad histórica de llevarlo al lugar de donde nunca tuvo que haber salido; no solamente porque tiene estos once jugadores muertos de hambre, sino porque en el banco de suplentes cuenta con un entrenador como Ariel Holan que tiene tantas degustar un mangar glorioso que contagia hasta el más precavido.

De este modo los quiero, muertos de hambre, persiguiendo a su presa para sacarla del camino como nos gusta a los verdaderos hinchas, con fútbol, huevos y pierna fuerte. Recuperen la memoria del verdadero Rey de Copas; ese que levantó la Libertadores en siete ocasiones, aquel que con ocho jugadores enmudeció a media provincia de Córdoba en el Nacional del 77, el que hizo arrodillar a Juventus en 1973 y al Liverpool de Inglaterra en 1984. Somos Independiente, el que sigue gobernando el continente americano de punta a punta. Sigamos haciéndolo.

Se viene Libertad en 17 días en Paraguay por la primera semifinal de la Copa Conmebol Sudamerica. Nosotros alentaremos como siempre, ustedes jueguen muertos de hambre como nunca.

“Estamos muy ilusionados con está Copa”

Luego de la victoria de Independiente por 2-0 (6-0 en el global de la llave) ante Nacional de Paraguay, el defensor Alan Franco analizó el nivel del equipo ante los guaraníes y lo que será la semifinal de la Conmebol Sudamericana ante Libertad: “La gente se merece una alegría, ojalá se la podamos dar”, expresó.
Consultado sobre el desarrollo del encuentro, Franco explicó: “Era un partido duro. Sabíamos que iba a ser un encuentro difícil, más allá de la diferencia, pero pudimos convertir en el segundo tiempo“.
“Libertad no va a ser fácil. Tienen buenos delanteros y van a salir a demostrar lo que tienen. Estemos que estar a la altura”, añadió sobre la semifinal que se jugará primero en Paraguay y se definirá en Avellaneda.
Sobre la actualidad del plantel sostuvo: “Sabemos que contamos con jugadores de jerarquía. Cualquiera puede jugar y eso es lo positivo“.
“Estamos muy ilusionados con esta copa. La gente por lo que nos demuestra siempre, se lo merece”, cerró el defensor

El Maestro no se toca

Esta semana, cuando los hinchas genuinos de Independiente nos enterábamos del apriete que recibió Ariel Holan por parte de miembros de la barra brava, me invadió la tristeza al ver, leer y escuchar toda la operación maliciosa en contra del entrenador por un dinero que está claro que ni él ni nadie vinculado al trabajo cotidiano con el Club Atlético Independiente tiene porque entregarle a esta gente.

El dolor y la angustia también me acompañaron sobre todo en la victoria 4-1 con el equipo paraguayo por los cuartos de final de la Copa Conmebol Sudamericana. Quizá simplemente por lo bien que le hizo a Independiente la llegada de Holan a un equipo que estaba sin rumbo ni horizonte después de la partida de Gabriel Milito. Atrás quedaron aquellos audios, del hoy técnico, que hizo exasperar a los históricos de la entidad de Avellaneda que lo criticaron por mencionar que había que hacer “una limpieza profunda”. Y la depuración un día llegó; primero con la partida de Victor Cuesta, luego Cristian “Cebolla” Rodríguez, Jorge “el Marciano” Ortíz, Hernán Pellerano y Diego Vera, entre otros. En ese momento, muchos y me incluyó, nos preguntamos ¿Ahora quién va a venir?. Sin dudas, el Maestro sabía lo que hacía.

Si bien es cierto que todavía Holan y los jugadores no coronaron este presente, es meritorio destacar que nos devolvieron a millones de hinchas la oportunidad de creer que se puede soñar porque no con salir campeón. Creanmé cuando les digo que muchos simpatizantes de Independiente recuperaron esa perspectiva casi moribunda en algún rincón de sus corazones.

Nunca antes en la historia de la institución, un entrenador había logrado mantener 14 partidos sin perder ni tampoco pregonar el trinomio complejo con las siglas C.A.I; el compromiso, la actitud y la intensidad. Sin dudas el caballito de batalla del cuerpo técnico y de estos futbolistas que encontraron, además, una armonía dentro de un grupo con una fuerte unión.

El rendimiento actual del equipo también hace enaltecer aún más esta labor del profesor. Destacado el nivel del imparable Fabricio Bustos, la solvencia de Nicolás Tagliafico que, aunque ayer no jugó, Gastón Silva reservó bien la ocupación del sector, la resistencia de Nicolás Domingo (acierto total de Holan), la seguridad de Martín Campaña bajo los palos y la incansable tenacidad de Leandro Fernández; son algunos de los puntos que complementan la tarea de un grupo de profesionales que están comprometidos con la causa, esa misma causa que tenemos los verdaderos hinchas de Independiente.

Por eso la tristeza, después de ver el peludo enorme que el Rojo le dio ayer a Nacional a domicilio, seguramente tocó la entrañas de cada hincha porque anhelamos que se cuide como un patrimonio humanitario lo que le hace bien a la entidad. Que las intransigencias, los desmanes y los aprietes no queden en simples palabras y exentos de un castigo ejemplar para aquellos que solo quieren desestabilizar el trabajo y la pasividad de un grupo de personas que tienen la voluntad y el amor propio de poner la bandera roja en lo más alto.

Nosotros los auténticos y los que realmente amamos a Independiente, por sobre todas las cosas, queremos transparencia, orden y que los dirigentes más allá de sus palabras tengan la capacidad de saber proteger a las personas que están haciendo, a mi entender, un excelente trabajo. El Maestro no se toca.

Equipo confirmado

Hace instantes se dio a conocer el plantel titular de Independiente que saltará al campo para disputar el partido de ida ante Nacional en Paraguay, correspondiente a los cuartos de final de la Copa Conmebol Sudamericana.

El equipo conducido por Ariel Holan saldrá al Defensores de Chaco con un 4-2-3-1 conformado con: Martín Campaña; Fabricio Bustos, Alan Franco, Fernando Amorebieta, Gastón Silva; Nery Domínguez, Diego Rodríguez; Maximiliano Meza, Ezequiel Barc, Juan Sánchez Miño y Lucas Albertengo.

El banco de suplentes estará compuesto de la siguiente manera: Damián Albil; Rodrigo Moreira, Nicolás Domingo, Juan Manuel Martínez, Domingo Blanco, Emmanuel Gigliotti y Leandro Fernández.

En tanto que el conjunto local, quien conduce técnicamente Roberto Torres, será: Santiago Rojas; Carlos Bonet, Miguel Jacquet, Herminio Miranda, Rodrigo Rojo; José Nuñez, Jonathan Santana, Juan Arguello, Juan Manuel Salgueiro; Miguel Paniagua y Luis Caballero.

El encuentro comenzará 19:15 en el estadio Defensores de Chacho con arbitraje del uruguayo Leodán González.

“Tenemos herramientas para dar pelea”

Fabricio Bustos, una de las figuras de la victoria ante Chacarita, dialogó en Fox Sports Radio y se mostró confiado en que el equipo puede alcanzar su segundo título sudamericano. Además, habló de la actualidad del Rojo, de la Selección Argentina y de la chance de estar dentro de la nómina para disputar el Mundial de Rusia 2018: “Sería un sueño poder llegar a esa competencia. Me queda seguir demostrando en Independiente para que se presente la oportunidad. Ojalá se me de”, arrancó el marcador por derecha del equipo de Ariel Holan.
Respecto al nivel grupal y la problemática que asecha al Rojo en la falta de eficiencia para definir, el “Tractor” indicó: “Tenemos las herramientas para pelear en el campeonato lo más arriba que se pueda. Hay que seguir trabajando la efectividad ya que últimamente venimos errando muchos goles claros”. 
“No tengo dudas que estamos para ser campeones en la Copa Sudamericana. Si bien hay equipos brasileños complicados, nosotros podemos dar ese lindo batacazo”, agregó el defensor, quien anotó el pasado fin de semana su segundo gol en Primera.
Sobre la apertura rápida del tanteador por parte de Chacarita, Bustos explicó: “Sinceramente creí que la pelota no pasaba y me dí cuenta que quede mal posicionado. Por suerte pude olvidarme y más allá del gol, logre recuperarme rápido”.
Analizando la otra variable para clasificar a la próxima Copa Libertadores, ya que si el Millonario sale campeón del torneo continental, el Rojo automáticamente clasificará a la competencia del 2018, aseguró: “Nuestro objetivo es la Sudamericana. Poco nos importa lo que pase con River”.
Durante la entrevista Bustos, quien confesó no animarse a pedirle una selfie a Lionel Messi por timidez cuando fue convocado por Jorge Sampaoli, dio su punto de vista del funcionamiento de la Selección Argentina: “Le pasa algo parecido a lo de nosotros, a pesar que genera y mucho le cuesta llegar al gol pero, sin dudas, tiene jugadores como para ser campeón del mundo”.
En el cierre, se le preguntó acerca de la clara posibilidad de ser convocado para ser integrante de la delegación que viaje a Rusia. Sobre esto, el “Tractor” dijo: “Hoy pienso en Independiente. Si la oportunidad llega bienvenido sea”.

“Seguir trabajando en la efectividad”

Como lo señaló durante la semana, Nicolás Tagiafico volvió a referirse a la importancia de mejorar las definiciones al gol. Además, el capitán y figura de Independiente en la victoria 2-1 ante Chacarita Jr, dio su punto de vista sobre la polémica jugada dentro del área que lo tuvo como protagonista: “Para mí no es penal, tengo la mano pegada a la cabeza y simplemente trato de cubrirme la cara”.

Consultado sobre el segundo triunfo al hilo, el “Pitbull” dijo: “Estamos un poco abajo en la tabla, necesitábamos puntos para sumar confianza porque tenemos algo lindo por delante que es la Copa Sudamericana. Estamos muy ilusionados”.

Respecto a la falencia de los últimos partidos que respecta a la ineficacia al definir las jugadas, afirmó: “Cuando fallas situaciones tan claras uno tiende a meterse atrás por temor a que te conviertan. Tenemos que seguir trabajando para concretar las situaciones que se presentan para no sufrir por demás”.

“Sacando algunos partidos, en su mayoría fuimos muy superiores. Hay que continuar por este camino”, cerró el capitán.

“No pienso en irme en diciembre”

Nicolás Tagliafico, capitán y referente de Independiente, dialogó en Closs Continental, AM 590, y dejó en claro que solo mantiene el foco en la Copa Conmebol Sudamericana. Además, analizó el presente futbolístico del equipo y la mayor falencia de los últimos encuentros.

“Una de las cosas que tenemos que corregir es la efectividad. Como equipo se ve la capacidad de crear situaciones de gol pero debemos mejorar al momento de la definición”, aclaró el lateral izquierdo.

Consultado por su futuro en la institución, el capitán respondió: “No pienso en irme en diciembre. Mi prioridad y la de mis compañeros es la Copa Sudamericana”.

Y cerró: “No tengo dudas que algún día voy a ir a Europa pero prefiero mostrarme como marcador por izquierda, mi posición natural, y no como segundo marcador central”.

“Queremos darle satisfacciones a la gente”

Lo afirmó Jonás Gutiérrez en el marco del evento de “Media & Marketing Day”, llevado adelante en el Libertadores de América. Además, el ex Newcastle United, Deportivo La Coruña y Defensa y Justicia, entre otros equipos, dialogó acerca del presente futbolístico del plantel y la situación institucional del club.
Sabemos que mejorando en el día a día, serán más las posibilidades de éxitos que de frustraciones“, arracó el “Galgo”.
Sobre el traspié en la Copa Argentina, explicó: “Estuvimos mucho tiempo con bronca porque sentimos que no jugamos bien y fuimos superados“. Y agregó: “En este corto tiempo, donde no obtuvimos buenos resultados, merecimos más de lo que nos tocó. Tenemos que continuar trabajando intensamente para mejorar en algunos conceptos”.
Consultado por el respaldo de la hincha, Gutiérrez señaló: “Les agradezco el aliento, como acompaña en cada cancha, y esperemos que se pueda sentir identificado por este grupo de jugadores que trata de dar el 100% en cada partido, y tiene ganas de crecer y darle satisfacciones a la gente”.
Ya en el cierre, se refirió a la actualidad institucional de Independiente: “El club está muy ordenado, tenemos todas las facilidades para sólo pensar en entrenar y jugar bien en cada partido”.

Las balas también alejan a la familia

Una vez culminado el partido entre Independiente y Veléz, el domingo pasado, me retiré del estadio con la sensación de que nuevamente nos estaban perjudicando, nos estaban manoseando como si fuéramos cosas y no personas. Escuchar las detonaciones, culminado el encuentro, me hizo presentir de forma inmediata que la victoria quedaba lejos y otra vez habíamos perdido por goleada en un partido cuyo rival es el más difícil de enfrentar, la violencia.

La famosa bandera, por la cual comenzó el problema con la policía, expresaba un simple descontento por los malos arbitrajes en los últimos encuentros. El “Basta de AFAno” repercutió de tal modo que una vez que el juez Tello indicó el final del partido el calvario fue inminente. ¿Desde cuando los efectivos de seguridad entran a una tribuna a sacar mensajes o manifestaciones del los simpatizantes?.

Lamentablemente no es la primera vez que el hincha genuino, el socio que paga la cuota todos los meses, recibe este tipo de malos tratos, ya que en un breve repaso, los que asistimos todos los fines de semanas al Libertadores de América vemos los innecesario embudos que hacen los uniformados en las entradas de las populares, la provocación constante ante un mínimo reclamo, un derecho ciudadano de expresión, y los antecedentes recientes a partir de los disparos dentro de las instalaciones del club, tanto en el encuentro por Copa Sudamericana ante Atlético Tucumán y los hechos del último domingo.

Es necesario entender que los hinchas antes que eso son seres humanos. Que a la cancha van chicos y familias a ver un simple partido de fútbol y posteriormente esperan regresar a sus casas sanos y salvos. Para el simpatizante de Independiente ir a la cancha dejó de ser un culto hermoso para convertirse en una incursión salvaje. Basta de afanarnos el legado más lindo que nuestros viejos o abuelos nos han dejado como reliquia para atesorarlo de por vida.

“Queremos que el fútbol siga siendo una fiesta”, argumentó el comunicado oficial de la entidad una vez que el presidente Hugo Moyano y otros dirigentes de la Comisión Directiva se reunieron con el Ministro de Seguridad, Cristian Ritondo. Consecuentemente hace tiempo que el hincha viene manifestando malos tratos sobre de parte de la policía por lo ya mencionado. Ojalá que a partir de ahora podamos sentir satisfacción de ir a ver a nuestra amando Independiente y no temor a que las balas nos alejen más y más.

Últimas noticias

1
2
4
5

Send this to a friend