Scala interminable

El partido entre Huracán e Independiente está en suspenso debido a que los jugadores todavía permanecen aislados en el hotel Scala.

Si, aunque no se pueda creer ni entender, el plantel de Independiente se encuentra aislado en el hotel que suele utilizar como lugar de concentración. ¿La razón? Una disposición del Ministerio de Salud por el incidente vivido en Brasil.

La cuestión no es del todo clara. Los jugadores deportados -todos los que ya habían tenido el alta post contagios- realizaron sus PCR al volver al país anoche y todos dieron negativos. El resto de la delegación, que tenía el negativo ya en Brasil -por eso se les permitió ingresar al país-, está retenido en el hotel y no pudieron volver a sus casas hasta el momento.

Ante esta situación, los dirigentes de Independiente pedirán que el partido contra Huracán del próximo domingo sea suspendido, lo que conllevaría a que sea cancelada toda la fecha del fútbol argentino.

¿Es posible esta locura? Parece que en Sudamérica todo lo es.

Acuerdo Real

Finalmente se destrabó la negociación e Independiente perderá a uno de sus jugadores, que fuera titular en varios partidos de la Copa de la Liga Profesional.

Se trata de Jonathan Menéndez, quien seguirá su carrera en el Real Salt Lake de la MLS de Estados Unidos.

El acuerdo se realizó por 1.300.000 dólares por el 60 por ciento del pase del jugador que llego en 2018 de la mano de Ariel Holan por más de 2.500.000 de la moneda norteamericana.

Lo positivo es que Menéndez recién se irá en junio, cuando el Rojo termine su participación tanto en la Sudamericana como en la Copa de la Liga. Además hay dos cláusulas: si el Melli juega el 70% de los partidos de su equipo, al club le ingresarán 100 mil dólares extras, mismo monto si se consagra campeón de la MLS.

“Sacaron el fuego sagrado”

Independiente empató ante Bahía 2 a 2 en una jornada plagada de adversidades a las que pudo reponerse.

Desde el maltrato policial al ingresar a Brasil hasta los jugadores e integrantes de la delegación deportados, incluyendo al que iba a hacer el técnico circunstancial por la ausencia de Omar Piccoli por Covid y Julio Falcioni por razones personales.

Ante esto, Luciano Nakis, un opositor al oficialismo, sorprendió y lanzó un tweet felicitando al plantel.

Ya están en casa

El plantel de Independiente llegó a Buenos Aires tras su periplo por Bahía donde igualó 2 a 2 ante el conjunto local.

Ahora será momento de un descanso para mentalizarse en el trascendental duelo del domingo ante Huracán.

Si bien no está confirmado, el partido se jugaría 17:15, a la misma hora que Colón ante Unión. Para clasificar, el Rojo necesita ganarle al Globo y que el Tatengue no se quede con el clásico de Santa Fe.

El cuento del Tío

Entre varias anomalías vividas por Independiente en su viaje a Brasil por su duelo ante Bahía por la Copa Sudamericana, hubo una que fue un tanto pintoresca.

La vuelta de Fernando Niembro a comentar un partido tras más de seis años de ausencia -Fox Sports había decidido apartarlo por una denuncia vinculada con la política nacional-.

El Tío estuvo activo y más allá de algunos errores de entrada -le dijo Sergio a Romero y mencionó la estadística de Roberto Tobar dirigiendo a Independiente al revés de cómo era- demostró que sigue vigente.

Eso si, se notó también que los seis años lejos de los micrófonos lo habían dejado con muchas ganas de hablar. De hecho su voz se escuchó más que la del relator del partido, Jorge Barril.

En las redes sociales se rieron de las historias que contaba sobre la cantidad de iglesias qué hay en Bahía, a la que llamaban “La Roma negra”, el Pelourinho, el barrio donde se filmó “Doña Flor y sus dos maridos”, y por supuesto, la inexplicable anécdota del gol número 1000 que Pelé no le hizo a Bahía. Algo que poco tenía que ver con el partido pero mucho con el sello de Niembro.

Señoras y señores, el Tío está de vuelta.

“Nos trataron como perros”

Juan Manuel Insaurralde habló tras regresar al país deportado desde Brasil por haber dado positivo en los PCR realizados en Bahía.

“Fuimos a jugar un partido y nos trataron como perros. Acabamos de dar todos negativo al llegar a Buenos Aires. Nunca viví algo igual. Hoy jugaron tipos que no habían dormido”, arranco Insaurralde en TyC Sports.

El zaguero del Rojo siguió criticando lo que vivieron en Bahía: “No se puede creer lo que pasó, Independiente hizo todo lo que correspondía. No le encontramos explicación al maltrato que recibimos en Brasil”.

Para finalizar remató: “Me siento orgulloso de mis compañeros”.

Salvador en Bahía

Independiente consiguió un gran empate ante Bahía en Brasil después del vivir miles de situaciones adversas. El Rojo, que arrancó ganando 2 a 0 con tantos de penal de Jonathan Herrera y Alan Velasco, sufrió el empate y en los minutos finales lo volvió a salva Sebastián Sosa quien atajó un penal.

El Rojo logró sobrellevar las adversidades vividas en la previa de un partido que nunca debió haberse jugada. Sin embargo fue, con lo que pudo más que con lo que tuvo y se plantó ante un rival flojo.

Es cierto, Sosa tuvo dos buenas atajadas en el primer tiempo, pero el partido era dominado por el Rojo y el rival no inquietaba. La única chance del gol del primer tiempo, hasta el penal, la había tenido Gastón Togni pero chocó contra las manos del arquero de Bahía.

Sin embargo, sobre el final de la etapa inicial, Alan Velasco realizó una gran acción y fue derribado adentro del área. Roberto Tobar no dudó y marcó el penal, que posteriormente Herrera patearía de gran manera para irse al descanso con el 1 a 0 parcial.

En el complemento, el Rojo se retrasó un toque, pero con el cambio del Chaco Martínez por Togni ganó en mejorar decisiones arriba. De una avivada del delantero provino el segundo penal de la noche, que en este caso ejecutaría Velasco. La Joya marcó el transitorio 2 a 0 y parecía que Independiente se encaminaba a una nueva victoria en la copa.

Rápidamente, Thaciano descontó tras un remate en el palo -otra gran atajada de Sosa- y las dudas se apoderaron del momento del Rojo. Sin embargo volvió a emparejar las acciones y el rival solo generaba peligro mediante centros.

Lamentablemente, en los últimos minutos del partido llegó el empate de cabeza por intermedio de Luiz Otavio y, faltando seis para el final, Sosa cometió un penal evitable. Parecía que se venía la noche, pero…

Sosa volvió a ponerse el traje de Superman y salvó a Independiente atajando el penal y asegurando un punto que, teniendo en cuenta todo lo que vivio el plantel, que había jugado hacía dos días y que encima lo dirigió su entrenador de arqueros, es más que valioso.

¿Talibán o Talismán?

Jonathan Herrera anotó su quinto tanto con la camiseta de Independiente con una particularidad: todos ellos fueron por la Copa Sudamericana.

El Talibán -si si, ya nos quedó claro que no le gusta lo del Sultán señor cm del club- anotó de penal el 1 a 0 parcial del Rojo ante Bahía. Tras la falta recibida por Alan Velasco, Herrera se acercó al juvenil, que quería realizar la ejecución y le pidió la pelota.

Tras el gol hubo abrazos entre ambos. En el complemento, Herrera le dejó el penal a La Joya y este también la mandó a guardar.

El Talibán le había anotado los tres tantos a Guabirá en el debut del Rojo en la Sudamericana en tierras bolivianas. Luego, entrando en el complemento, marcó el segundo tanto de la victoria ante City Torque en Avellaneda y hoy volvió a facturar con una soberbia ejecución desde los 12 pasos.

¿Será el Talisman Herrera a partir de ahora? El tiempo lo dirá.

Se rompió un maleficio

Alan Velasco anotó el segundo gol del Rojo ante Bahía y rompió una insólita y macabra racha larguísima.

Es que la joven promesa de Independiente marcó su primer gol desde que lleva la número 10 en la espalda pero lo que llama la atención es que tuvieron que pasar más de dos años para que un jugador volviera a anotar con ese dorsal.

El último había sido Fernando Gaibor, el 18 de febrero de 2019, en la derrota ante Racing por la Superliga 2018/19. El ecuatoriano anotó el empate parcial de aquel clásico que el Rojo terminaría perdiendo.

Martín Benítez, el heredero de la número 10 no marcó ningún tanto con el manto sagrado puesto. En esa misma temporada concretó por Copa Sudamericana ante Universidad Católica en Ecuador, pero para esa competición tenía otro número asignado -la 7-.

Luego de la salida del misionero del club, la 10 estuvo vacante durante un año. A partir de febrero, volvió a tener apellido y, tres meses después se rompió el maleficio con el tanto de Velasco ante Bahía.

Últimas noticias

1
2
3
4
5
6

Send this to a friend