Sin vergüenza

Luciano Leguizamon salió a hablar luego de formar parte del plantel que descendió a Independiente por primera vez a la B Nacional en toda su historia. Aunque si bien sea muy generoso el “formar parte”, estuvo en el plantel e hizo un balance de lo sucedido.

“No hacer pretemporada me complicó mucho. Así como llegué, me pusieron a jugar. No pude rendir y tuve muchas lesiones”, arrancó en declaraciones a ESPN Radio.

Y continuó enojado: Me han ensuciado. Me dijeron que estaba de joda y hasta que fui al casino. Me pueden decir que soy un desastre y que no hice goles, pero ensuciarme así me dolió, porque atrás tengo una familia y me duele por ellos, se dijeron muchas bolucedes sobre mí”

Para concluir hizo un intento de autocrítica, muy poco para lo que una situación como la de él merecía: “Mi autocritica es no arreglar más rápido o no hacer una base antes de empezar. Nunca pude estar al 100%, y cuando me ponía bien, siempre me pasaba algo. Sin pretemporada soy otro jugador.  El que jugó en Independiente no fui yo.”

La frase final de Leguizamon suena tragicómica. Si el que jugó en Independiente no fue él, ¿El que cobró el sueldo tampoco?

Galmarini, el primer nombre

Al parecer, basándonos en las declaraciones de los protagonistas en diferentes medios, Martín Galmarini, actual volante de Tigre, podría ser el primer refuerzo para el “Rojo” de cara a la insólita temporada en la que buscará llegar a Primera.

Miguel Brindisi, DT de Independiente, dijo que era un jugador que le interesaba, aceptó que está en una lista que también integran Facundo Parra, Carlos Sánchez y el Chino Luna, en declaraciones al programa 90 minutos de fútbol en Fox.

Galmarini recogió el guante en Radio La Red: “Es un honor que un técnico como Brindisi me quiera para jugar en un grande como Independiente”, arrancó entusiasmado el ocho, pero luego puso mesura.

“Hoy soy jugador de Tigre. Si al club le sirve, por supuesto que no tendría inconvenientes de ir a Independiente, pero por ahora no me llamo nadie”, cerró el volante de Tigre, quien será el primero de muchos nombres que se mencionen en este mercado de pases. 

Nunca se borró

Durante todo el torneo se discutió lo mismo que se le achacó en todas sus etapas en el club, que el Rolfi Montenegro se escondía en los partidos, pero justamente pasó todo lo contrario, nunca se borró.

Nadie obligó a Montenegro a venir a Independiente, nadie le puso un arma en la cabeza para que firme el contrato. Es cierto, no vino gratis, pero fue el único que, al menos, desde las palabras siempre se mostró “muriéndose” de ganas de regresar. Sabiendo lo que podía pasar e inclusive ante la pasividad de la Comisión Directiva que no estaba muy segura de traerlo. Inclusive tenía ofrecimientos de Lanús o Estudiantes. Eligió a Independiente.

Sin embargo, ante la presión del Tolo Gallego vino y sí, no rindió como quizás se lo esperaba. Tuvo buenas actuaciones contra Tigre, Newell’s, Boca y River. Seguro va a quedar en el debe en tantísimos otros partidos, pero volvió. Puso la cara. Vino sin ni siquiera ser un jugador de las inferiores del club. Estuvo. No lo rodearon como en otras etapas -no es lo mismo jugar al lado de Insúa que de Caicedo o rodeado de pibes flacos y sin rodaje- y está grande, eso también es cierto.

¿Qué pensarán en estos momentos jugadores que le dieron la espalda a Independiente en el semestre más importante de la historia? Por caso Diego Forlán, que dijo que no quería volver a Sudamérica ante el pedido del Rojo y a los tres días terminó firmando con el Inter de Porto Alegre, que queda en Sudamérica claro está. Recordar que cuando era un ignoto joven, fue vendido en 10 millones de dólares al Manchester United, gracias a Independiente y por supuesto a sus goles. Parece que no se acordó de aquellos inicios de 2002.

El caso de Forlán es el más rutilante pero podemos mencionar a otros pseudoídolos que tampoco regresaron. Lo que está claro es que Montenegro volvió a poner la cara. Que jamás se borró. Vino a Independiente a intentar salvarlo del descenso en lo que parecía una quimera. Su nombre quedará marcado como el capitán del equipo que descendió, pero también como el que nunca se escondió.

Nos mataron a todos

Finalmente, y después de un año de eterna sensación, Independiente quedó a medio paso de irse a la B tras caer 2 a 1 contra River en el Monumental.

La derrota quedará en el anecdotario tras, al menos, 10 años de hacer las cosas de manera pésima. Un club que era ejemplo y que se llenó de ladrones y de incapaces que nos depositaron en esto, una mancha que no sale con nada. Unos hijos de puta que se tendrán que hacer cargo, los que robaron y los inoperantes.

Esto es Independiente y ustedes se encargaron de cagarse en Independiente. Si tienen dignidad, empezando por los dirigentes, pongan la renuncia a disposición.

¿Qué se les puede decir a los jugadores? Si son horribles y ya lo sabíamos. Habrá que dejar pasar el tiempo, analizar quién tuvo cada gramo de culpa en este, el momento más doloroso de la historia, pero hay una clara realidad: nos mataron a todos.

Uno x Uno, no piratearon

Diego Rodríguez (6): Un partido correcto en el que no tuvo mucho trabajo pero que cuando se lo exigió con algún que otro centro respondió bien.

Gabriel Vallés (5): Le costó un poco en la marca y no se proyectó, pero eso no implica que haya tenido una mala actuación.

Cristian Tula (7): Sacó todo de arriba y ayudó bien a Morel las veces que el paraguayo perdió a Melano.

Claudio Morel Rodríguez (5): La pasó mal con la velocidad de Melano.

Lucas Villalba (6): Partido correcto del lateral izquierdo que se mandó al ataque un par de veces con criterio.

Daniel Montenegro (5): Participó poco del juego. En el complemento metió un par de cambios de frente interesantes pero eso es muy poco.

Fabián Vargas (5): Claro con la pelota en los pies pero a veces abusando del traslado de la misma. Estuvo algo lento.

Fernando Godoy (6): Metió como siempre. Contuvo bien la creación del Pirata.

Federico Mancuello (5): Participó mucho pero mal. Decidiendo siempre lo contrario a lo que pedía la jugada.

Adrián Fernandez (5): Exigió a los defensores rivales pero no participó mucho del juego. Tampoco los creadores lo dejaron solo ante Olave.

Juan Caicedo (5): Al igual que el paraguayo no gravitó pero corrió mucho, apurando las salidas de los laterales celestes.

Osmar Ferreyra (4): Tuvo tres centros y en dos ocasiones los ejecutó de manera paupérrima  Además, sigue chocándose contra los rivales. De lo peor de Independiente hoy.

Leonel Galeano (7): Entró muy bien, atento, despierto. Anticipando varias veces y aprendiendo del error en el Torneo Inicial, en la última jugada del partido le cometió infracción a Melano cuando este se le iba. Muy bien.

Eloy Rodríguez (S/C): Jugó pocos minutos pero tuvo la más clara del Rojo en toda la tarde sobre el final: su zurdazo se fue al lado del palo.

Uno x Uno, no fueron santos

Diego Rodríguez (7): Venía cumpliendo una tarea aceptable, manejando los tiempos del partido. Sobre el final tuvo una doble atajada maravillosa.

Gabriel Vallés (6): Siempre cumple. En el primer tiempo se proyectó más que en el complemento y no se complicó en ningún momento en la marca.

Leonel Galeano (7): Otro que tuvo un buen desempeño. Siempre atento, siempre primereando a los delanteros de San Martín.

Claudio Morel Rodríguez (6): Sobrio. Quizás se complicó en alguna que otra en el complemento pero por lo general resolvió bien. Mucha personalidad

Lucas Villalba (5): Correcto partido. Le faltó quizás ser un poco más directo, pero cumplió.

Fernando Godoy (8): El Perro fue fundamental por varios aspectos. Abrió el camino con el primer gol y en el complemento corrió por él y por todos.

Fabián Vargas (6): Tiene claridad, difícilmente se equivoque en los pases, pero a veces la lesión le impide demostrar su total magnitud. Hoy realizó varias faltas infantiles que pudieron costarle la quinta amarilla.

Osmar Ferreyra (5): Mejoró a lo que venía siendo. No fue decisivo en jugadas puntuales pero tampoco perdió pelotas por ser displicente. Al contrario, hasta se sacrificó.

Daniel Montenegro (7): Un primer tiempo sacrificado. Corriendo mucho y participando poco. Pero un complemento con todas sus luces. Recostado sobre la derecha se hizo un festival. Nadie tiene la claridad de él y cuando participa como hoy se nota y mucho.

Adrián Fernandez (5): Más sacrificio que juego. Sin embargo la peinó muy bien en el segundo tanto del Rojo. Impreciso en los pases.

Juan Caicedo (9): Un showman. Dio tranquilidad cuando puso el 2 a 0 parcial y luego, cuando parecía que se venía la noche, la oscuridad la puso él con un gol que sacó de la galera. Se hizo desear pero a falta de uno llegaron dos tantos. ¡Bien, Negro!

Francisco Pizzini (6): Entró dormido, pero en cuanto se acomodó al cotejo demostró que es picante. Realizaron una jugada memorable con el Negro que fallaron en el último pase. Promete.

Juan Manuel Trejo (6): Interesantes movimientos con la pelota.

Fredes (S/C): No jugó lo suficiente para ser calificado.

Uno x Uno: ¿Punto positivo?

Rodríguez (4): Cometió errores conceptuales. Demoró una eternidad en salir en pelotas a las cuales llegaba él primero claramente. En una de esas situaciones se produjo la infantil expulsión de Tula.

Vallés (6): Buen primer tiempo donde estuvo despierto, cortó y hasta intentó proyectarse. Le puso un centro bárbaro a Mancuello que luego desperdició.

Tula (5): Venía cumpliendo una buena actuación pero en 10 minutos tiró todo por la borda. Se hizo amonestar y expulsar tontamente y sin sentido.

Galeano (6): Estuvo firme y cometió muy pocos errores. Controló bien a Romero.

Morel (4): Tiró al menos seis centros muy malos y se lo veía demasiado lento. En el complemento levantó un poco pero no le alcanzó para redondear una buena tarea.

Fredes (7): Se hizo cargo del equipo en el primer tiempo. A su estilo las pidió siempre y salvo en una situación aislada decidió de manera correcta. De ocho rindió menos y terminó siendo sustituido.

Godoy (6): El Perro hizo lo que sabe, morder en todo el mediocampo. No tuvo mucho juego pero cuando la pelota pasó por sus pies la entregó bien.

Mancuello (4): Participó mucho y generalmente mal. Perdió, sobre todo en el primer tiempo, varias contras por malas decisiones.

Montenegro (5): No participó tanto en el primer tiempo pero si pasaron por él muchas pelotas en el complemento. También desaprovechó alguna contra pero generalmente los pases se los dio siempre a sus compañeros.

Caicedo (5): Exigió mucho pero con la pelota en los pies no gravitó.

Fernández (6): El jugador más peligroso de Independiente. Tuvo los tres puntos pero Marchesin le tapó un balazo sobre el final. Mucha actitud del paraguayo.

Miranda (5): Siempre pareció como que le faltaban cinco para el peso. Las pidió todas.

Ferreyra (4): Hibrido al por mayor.

 

El Avión de Orgullo Rojo

El sábado en Fútbol Vieytes comenzó un nuevo torneo de fútbol 5 para hinchas de Independiente. El certamen, que esta edición se llama “Torneo Avión Ramírez”, se viene disputando desde hace tres años donde el objetivo principal es confraternizar entre hinchas de Independiente, sin embargo, este fin de semana contamos con una grata sorpresa: la presencia del mismísimo Avión Ramírez en un equipo que lleva su nombre “Las Turbinas del Avión” y en el que juega con sus dos hijos.

Lo que empezó siendo una sorpresa para nosotros también lo fue para cada uno de los hinchas que se acercaron al complejo porque jugaban a la misma hora y vieron como un querido ex jugador de Independiente se divertía en este gran torneo de fútbol 5 para hinchas del Rojo.

El avión cambió el puesto, sigue volando pero porque ahora es arquero. Sin dudas su fuerte es el remate de media y larga distancia, con los cuales arrinconó a “Los de Sastre” venciéndolo 7 a 6 sobre el final. A pesar de la bronca, los chicos que perdieron ante Las turbinas del Avión destacaron el honor de haber jugado ante un jugador que supo vestir la gloriosa camiseta de Independiente y que le dio el nombre a este certamen.

 

Podés disfrutar de la entrevista realizada previa al partido al Avión en el siguiente enlace:

¿Todavía no conoces el torneo? Entrá a www.facebook.com/TorneoCAI

Uno x Uno, más fácil de lo pensado

Diego Rodríguez (6): Sereno y seguro. No pasó sobresaltos ante un equipo que inquietó un poco en el primer tiempo pero que en el complemento se quedó sin piernas. Bien el uno.

Julián Velázquez (6): Mejoró bastante con relación a los últimos partidos. Estuvo atento siempre y clausuró su sector. No pasó al ataque.

Cristian Tula (7): El mejor de la defensa. Tiempista absoluto. Ganó todo de arriba contra jugadores bajos, medianos o altos.

Leonel Galeano (5): No jugó un mal partido pero en algunas ocasiones estuvo algo “dormido”.

Claudio Morel Rodríguez (6): El “paragua” raspa siempre pero tiene personalidad y agarra la pelota cuando quema. Buen partido.

Fernando Godoy (8): Un gran partido del Perro que nuevamente estuvo de 10 en la marca y hasta tuvo mucho criterio para, o bien tenerla o dar el pase en el momento justo. Merecía el gol en la última.

Fabián Vargas (6): Mediante su presión Tigre cometió un error en la salida y Fernández metió un gol de otro partido. Bien en el primer tiempo pero se quedó sin nafta en el complemento. Salió lesionado.

Federico Mancuello (5): Alternó buenas con malas pero a medida que avanzaba el partido eran más las erróneas. Le da vértigo al equipo, aunque a veces por demás.

Daniel Montenegro (5): El Rolfi es otro de los que le está costando físicamente. Debe participar más, sin embargo no tuvo problemas en jugar de 8 cuando el equipo lo requirió.

Juan Fernando Caicedo (5): Muchísimas ganas y pocas ideas. Pero el Negro es eso y motiva a todos. Se retiró lesionado por una molestia muscular.

Adrián Fernández (8): Un gol de otro partido, de delantero que tiene el arco entre ceja y ceja y otro de vivo, de saber leer bien la jugada. Independiente hoy derrotó a Tigre porque Fernández inventó un gol y metió la otra que tuvo. ¡Grande, paragua!

Osmar Ferreyra (5): No desentonó pero tampoco hizo nada descomunal. Hizo la banda ayudando a Morel ya que no lo dejaba tan expuesto como Mancuello.

Hernán Fredes (4): Hoy le salieron todas mal en el poco tiempo que jugó.

Santana (S/C): Lento.

Uno x Uno, los fumigamos

Diego Rodríguez (5): En el primer tiempo respondió rápido ante un taco de Caruso. En el gol queda la duda si podría haber hecho algo más.

Julián Velázquez (5): El correntino no tuvo un buen partido pero tampoco desentonó. En el ST nos hizo acordar al Avispa de antes con un cruce impresionante.

Cristian Tula (6): En lo futbolístico es el líder de la defensa. El que agarra la lanza y va al frente. Jugó un buen partido. Sin embargo, la experiencia que tiene debe plasmarse, no puede cometer la irresponsabilidad en la jugada con Villalba. El árbitro no lo vio. Ya había hecho algo similar contra All Boys.

Claudio Morel Rodríguez (6): Firme al igual que Tula. Terminó jugando como lateral izquierdo y no desentonó, al contrario, su nivel fue superior al de Galeano en esa posición.

Leonel Galeano (6): No tuvo una buena tarde como lateral, en la cueva rindió más. Marcó el tanto que inició el sueño de la victoria.

Fernando Godoy (7): El Perro mordió absolutamente todo en el mediocampo. Corrió como pocos y hasta se animó a terminar las jugadas. Fue uno de los mejores.

Fabián Vargas (5): En el primer tiempo, cuando las papas quemaban, él era el encargado de llevarla siempre, aunque no tenía con quién descargar.

Leonel Miranda (4): Impreciso durante la mayor parte del partido. Arrancó bien pero duró 5 minutos.

Daniel Montenegro (6): Sin hacer nada descollante siempre la entregó redonda y se hizo cargo del penal. Sería algo menor si no fuera que Independiente malogró los últimos dos, incluyéndolo a él ante Boca. Con espacios su nivel creció.

Adrián Fernández (7): Muy sacrificado en el primer tiempo en un puesto que quizás no siente tanto, pero con un segundo tiempo en el que, gracias al ingreso de Caicedo, pudo mostrar su esplendor definiendo el partido con un remate de goleador. Bien por el pibe.

Ernesto Farías (2): Un desastre. Realmente sin movilidad, siempre en offside. Con el Tecla, hoy, es uno menos.

Juan Fernando Caicedo (8): El Negro exigió a todos y le armó un lío bárbaro a la defensa de Argentinos. Es voluntad y sacrificio. Nada del otro mundo, muchísimo para este Independiente. Fue el mejor.

Hernán Fredes (7): Entró en un momento caliente del partido y por su siempre criticada -con mucho de justicia- frialdad le hicieron un penalazo a 15 del final.

Osmar Ferrerya (S/C): Poco tiempo para ser calificado.

Últimas noticias

1
3
4
5
6

Send this to a friend