Llega RedWin a OrgulloRojo

Llegó una novedad a Orgullo Rojo, un juego que buscará ver qué tanto saben de pronósticos los hinchas apostando exclusivamente por Independiente y todas las misceláneas que lo rodean, y con importantes premios: RedWin llega para quedarse.

RedWin es la nueva posibilidad que te da Orgullo Rojo para ganar premios mientras te divertís apostando por el Rojo y de manera sana ya que en este caso no se empleará dinero real sino puntos. Cada apuesta tiene una cuota diferente. Es decir que no siempre paga lo mismo.

Es importante aclarar que por registrarse obtendrán automáticamente 1000 puntos y cada día distinto que se logueen acumularán 100 puntos extras. Es decir, nunca se van a quedar sin la posibilidad de jugar. Cada semana se irán renovando las apuestas que no van a ser exclusivamente sobre el resultado del próximo cotejo.

No es lo mismo enfrentar a Velez, Boca o River que a Colegiales por la Copa Argentina. Obviamente en el caso de los jugadores también cambia. Un gol de Farias paga mucho menos que uno de Samuel Cáceres.

¡Pero basta de palabrerío y entrá a conocer RedWin, la primera casa de apuestas exclusivas de un equipo en el mundo entero! ¡Empezá a apostar!

[button color=’red’ url=’http://www.orgullorojo.com/redwin’ target=’_self’] INGRESAR A REDWIN [/button]

Uno x Uno: Sangre, sudor y tres puntos de oro

Diego Rodríguez (8): Seguro bajo los palos. Respondió cada vez que se lo exigió y manejo los tiempos del partido como si fuera un tipo experimentado.

Julián Velázquez (2): Un irresponsable. Juega a más revoluciones de las debidas.

Cristian Tula (9): Impasable en defensa. Firme en cada jugada aérea de la gente de Vélez y convirtió un golazo de antología cuando la victoria era una utopía. La figura del “Rojo”.

Leonel Galeano (7): Tuvo un primer tiempo flojo pero en el complemento fue un bastión de una defensa que hizo un cerrojo y tuvo en él a uno de sus principales referentes.

Claudio Morel Rodriguez (6): También flojo en la primera mitad pero mejor cuando se cerró a la cueva. El ingreso de Mancuello lo beneficio notoriamente. ¿Encontró su lugar?

Leonel Miranda (S/C): No jugó lo necesario para ser calificado

Hernán Fredes (6): Destellos de calidad. Siempre intentó, como pudo, jugar. A veces cometió los errores de siempre pero su actuación fue aceptable.

Fernando Godoy (6): Corrió un montón, sobre todo en el segundo tiempo. Con la pelota en los pies, dentro de sus limitaciones, hizo siempre la sencilla.

Osmar Ferreyra (5): Sigue en baja, sin embargo con un balazo suyo el “Rojo” casi abre la cuenta.  Le faltó en la marca y jugar un poco más.

Rolfi Montenegro (6): Siempre claro, siempre intentando jugar. Le faltó meterse más en el partido aunque cuando salió Miranda era algo previsible. Sigue siendo el distinto.

Ernesto Farias (4): Sin participación en el juego. Sigue bajo el Tecla.

Federico Mancuello (9): El gol que evitó al inicio del ST fue como un gol a favor. Increíble el sacrificio del pibe, muchas veces criticado por la falta de ello, en el tiempo que le tocó jugar.

Jonathan Santana (5): Entró a generar equilibrio en un mediocampo que la pasaba mal. Sin ser buenas sus intervenciones, Vélez no la tuvo tan fácil como al inicio del segundo tiempo.

Juan Caicedo (S/C): Pocos minutos. Pareció no entender el juego.

 

Uno x uno: No rugieron

Diego Rodríguez (5): Nada que hacer en el gol. En el resto del partido no tuvo mucho trabajo. Cortó bien un par de centros.

Gonzalo Contrera (6): Toda la garra del pibe en su debut oficial. Dejó todo e inclusive se mandó en ataque sorprendiendo. Bien.

Eduardo Tuzzio (4): Flojo en el mano a mano, le costó controlar a los delanteros de Tigre.

Cristian Tula (4): Puso fibra pero es muy poco. Flojo también en la marca y, sorpresivamente, habilitaba a todo Tigre en cada tiro libre para el “Matador”.

Claudio Morel Rodríguez (3): Desconocidísimo. Su espalda fue una invitación para que un limitado como Martín Galmarini se hiciera un festival.

Jonathan Santana (4): Varias diagonales de las suyas pero improductivas. Terminó muy cansado, evidenciando un claro problema físico.

Fabián Vargas (6): El dueño del medio. Sin embargo le costó un poco en la marca. Más allá de esto la tarea fue buena. Contribuyó con un pase bárbaro al Rolfi en el tanto de Benítez.

Osmar Ferreyra (4): Se embarulló mucho con la pelota y no resolvió nunca. Tuvo una chance clara de gol pero le pifió.

Leonel Miranda (8): No paró de correr. El socio ideal de Montenegro, tomando casi siempre buenas decisiones y desbordando siempre. Gran partido del Lolo.

Daniel Montenegro (8): Junto a Miranda se pusieron el equipo al hombro. Tuvo un par de situaciones pero en una le pegó mal y en la otra, sobre el final, Javier García le privó el gol con una gran atajada. En el empate realizó una gran acción individual. Se lo vio comprometido con la causa.

Patricio Vidal (4): No sirve para centrodelantero. Le falta jugar mirando hacia adelante. Recibió mucho de espaldas y se preocupó más por poner el cuerpo que por otra cosa. Tuvo una chance clara y definió mal.

Martín Benítez (6): Entró con ganas y convirtió el gol del empate.

Hernán Fredes (5): Hizo fouls absurdos que pusieron en riesgo el resultado.

Federico Mancuello (s/c): tuvo un gran desborde pero el remate fue debil.

Américo Gallego: La lesión de Farías hizo que, ante la incapacidad dirigencial por traer un delantero hace un mes, tuviera que jugar Vidal. Su equipo, al margen, debió ganar. Acertó en mandar a Montenegro de 9 y en sacar a Santana que no daba más.

Las cuentas rojas

Se acerca el partido con Tigre y el hincha de Independiente vuelve a hacer esas fatídicas cuentas que no está acostumbrado a hacer. Se vienen los 20 partidos más difíciles de la historia del club, 20 partidos en donde los jugadores, cuerpo técnico e hinchada debemos tirar de la soga para el mismo lado. 20 partidos en los que vamos a estar atentos a las matemáticas.

Para tener un panorama de lo que puede pasar con Independiente en los próximos meses hicimos el informe de cuántos puntos tendría que sacar para salvarse del descenso. No es una suma fija porque depende de sus rivales, ya que estos dividen diferente en el maldito promedio del descenso. No hay exceptuar a San Lorenzo, Newells, Argentinos, Godoy Cruz, Tigre y All Boys. Pero la cuenta con ellos sí es lineal y fácil. Hoy por hoy los que están cerca y en la pelea son: Unión, San Martín de San Juan, Quilmes y Atlético Rafaela.

Con estos 4 equipos vamos a hacer el comparativo de cuantos puntos tendría que sacar Independiente para terminar arriba de cada uno de ellos. Cada caso es particular. Por ejemplo Rafaela, San Martín y Unión no dividen igual que Quilmes, pero los 4 dividen diferente al Rojo. La salvedad, no menor, es la siguiente: tanto a Independiente como a Quilmes le quedan 20 partidos –ambos deben recibir a Tigre como locales- mientras que a Unión, Rafaela y San Martín les faltan 19 –todo el Torneo Final-.

Unión: Es el que más complicado la tiene. Si el Tatengue suma 30 puntos al Rojo le alcanza con 25 para pasarlo –recordar que Independiente tiene que disputar un partido más para llegar a esta suma-. En el caso de que los santafesinos sumen 31, Independiente con 27 terminaría arriba. También con 32 Unión al Rojo le alcanza con 4 menos (28). La diferencia cambia en el caso de que Unión haga 33 ó 34, ahí Independiente tendría que hacer 3 menos para salvarse.

San Martín de San Juan: Si Independiente realiza 4 puntos más que los sanjuaninos quedará arriba del verdinegro en el promedio siempre y cuando éste no llegue a 25. Si el Verdinegro finaliza con 25, Independiente con 29 lo iguala. Si San Martín hace 26, el Rojo con 31 lo supera, pero si el verdinegro hace 27, los 32 del Rojo lo empardarían con el conjunto de San Juan. La ecuación a medida que los sanjuaninos sumen más puntos se va alargando. Por caso, si el Santo hace 28, el Rojo tiene que hacer 34 para finalizar arriba. Vale la pena aclarar que Independiente tiene un partido más para sumar la cantidad de puntos que necesita. Es decir, si derrota a Tigre el próximo domingo necesitará tres puntos menos que lo que se lee en estas líneas.

Atlético Rafaela: Es el más difícil de alcanzar de los que dividen diferente pero también contamos con la ventaja de tener un partido más para sumar las unidades necesarias. Si la Crema hacen 18 ó 19 puntos Independiente lo superará en el promedio con nueve unidades más –es decir, 27 o 28-. Ya en 20 de Rafaela cambia, el Rojo lo iguala con 29. Los 21 del conjunto blanco obligan al Rojo a hacer 10 puntos más para concluir arriba. Si la Crema hace 22 ó 23, Independiente necesitará 11 de diferencia para superarlo. La cosa se pone difícil a medida de que los equipos que dividen diferente suman mucho. Si Atlético Rafaela logra llegar a 24 ó 25 puntos, el Rojo necesitará 36 y 37 unidades respectivamente para superarlo. También, en este caso, el Rojo tiene un partido más que su rival para sumar la cantidad de puntos que sea necesaria.

Quilmes: El Cervecero probablemente sea el gran rival en esta lucha. Sobre todo por cómo cambia el promedio según los puntos que haga. A ambos les quedan 20 partidos. Si tanto el Rojo como Quilmes realizan la misma cantidad de puntos y éstos no superan la barrera de los 25, Independiente queda arriba del club de Anibal Fernández. Con 26 unidades terminan empatados en el promedio. Si Quilmes llega a los 27, el Rojo necesita 29 para igualarlo. Si hace 28, Independiente necesitará 32 para empardarlo. En el caso de que la Cerveza sume 29, el Rojo precisa 35 para terminar igual y si Quilmes finaliza con 30, Independiente deberá hacer 38 para empatarlo.

Todas estas especulaciones se acaban el domingo cuando la pelota empiece a girar, esperando que Independiente pueda sacar provecho de ese partido de más que tiene. Es que como ya fue dicho, los tres puntos ante Tigre achicarían el margen ante San Martín, Rafaela y Unión. 20 partidos vitales. 20 partidos que nos van a volver locos. 20 partidos que tenemos que demostrar quienes somos. ¡Vamos Rojo todavía!

Todavía le duele

Ya pasaron más de 10 años de la historia del campeonato de 2002, cuando Independiente se consagró campeón postergando las aspiraciones de Boca con el famoso gol de Lucas Pusineri. Sin embargo, pareciera que el ex Presidente de Boca y actual Jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, todavía no lo puede olvidar.

“Independiente hace las cosas mal. En  2002 estaban en zona de descenso con una economía destruida y sin embargo armaron un equipo entero y no sólo nos ganaron el torneo con gol de Pusineri, sino que se salvaron del descenso”, arrancó un Mauricio algo enojado en Estudio Fútbol por TyC Sports.

Pero la cereza de la torta vendría al instante siguiente: “En aquel año me acuerdo de Atlético Rafaela, que hizo las cosas bien y se tuvo que ir al descenso porque Independiente, que las hizo mal y no le pagó a nadie, armó el equipo que armó”. Vale la pena destacar que Atlético Rafaela no estuvo en Primera división en la temporada que Macri “recuerda”.

“Hoy hicieron lo mismo, deben 300 millones de pesos y armaron un equipazo de nuevo, el equipo que debe se tiene que ir al descenso”, cerró Macri, a quien los periodistas no se atrevieron a preguntarle a qué refuerzos se refería por miedo a que contestara una barbaridad como la de Rafaela.

"Voy a negociar yo"

Javier Cantero, el Presidente de Independiente, pasó por Estudio Fútbol presentando el novedoso Diablo Bus pero también habló de otros temas: “Vamos a negociar por un delantero, pero lo voy a hacer yo. Prefiero pedir un préstamo e ir a buscarlo. En este caso no haremos uso de grupos inversores, y lo voy a manejar en silencio”.

Los casos Dorlan Pabón y Martín Cauteruccio fueron parte de la entrevista realizada en TYC. “Con Dorlan me comuniqué durante todo el día del partido con Racing y hasta le buscamos casa, podía ser en un country o en Puerto Madero, hablamos de todo eso, y bueno, después el chico prefirió no venir y está en todo su derecho”, arrancó Cantero.

“Cauteruccio nos gusta, pero nosotros no negociamos. Sí lo hizo el grupo inversor, ellos defienden sus intereses y no se llegó a un acuerdo, pero Quilmes lo vendía eh, nadie entró a su sede social con armas a robar jugadores, fue una negociación que no tuvo un desenlace positivo y nada más”, aclaró sobre el delantero de Quilmes que en varios momentos del mercado de pases estuvo cerca de arribar a Independiente.

Para finalizar, aclaró que le gusta tener un DT como el Tolo Gallego que le exige “buenos refuerzos y no cualquier cosita”, en una declaración similar a la que realizó un año antes cuando Ramón Díaz era el entrenador.

Arrancó el Diablo Bus

En estos momentos se está llevando a cabo el lanzamiento del Diablo Bus en el popular Balneario 12 de Punta Mogotes, en la ciudad de Mar del Plata.

La idea es recorrer todas las ciudades del país y acercar el club, mediante este micro, a los hinchas para que puedan asociarse, comprar productos oficiales y hasta poder conocer a glorias de Independiente que se irán sumando ante cada viaje.

Por el momento y por razones de seguridad sólo se aceptan tarjetas de crédito o de débito para que cada socio que se encuentre en el lugar mas recóndito de la Argentina tenga la posibilidad de asociarse.

Esta iniciativa viene desde hace mucho tiempo pero recién ahora se pudo llegar a un acuerdo con la empresa Plusmar y llevarlo a cabo a la altura de lo que Independiente merece.

Uno x Uno: A los tiros

Diego Rodríguez (6): Respondió en todas las que lo exigieron, aunque en un par de pelotas aéreas su proceder fue poco ortodoxo.

Sergio Ojeda (7): “Patota” fue impasable durante todo el partido. El pibe jugó en una posición que no es la suya y no desentonó.

Cristian Tula (6): Fue la voz de la defensa. No resaltó pero tampoco desentonó.

Leonel Galeano (6): Mejor que en sus últimas apariciones. La reventó cuando tenía que hacerlo. Sobrio.

Julián Velázquez (5): Al que más le costó por el cambio posicional, al margen no desentonó y puso fibra.

Jonathan Santana (5): Otra vez una lesión vuelve a complicarlo. Se retiró en la mitad del primer tiempo.

Fabián Vargas (6): El colombiano fue el rey de la distribución. Contó con un buen ladero -Miranda- y armó un lindo circuito de fútbol y presión con el Rolfi. Bien.

Osmar Ferreyra (5): Se mostró siempre, aunque le falta en lo físico y en lo futbolístico.

Leonel Miranda (7): El “Lolo” sorprendió y metió un par de gambetas y remates interesantes. Además colaboró y mucho con la recuperación. Gran partido.

Rolfi Montenegro (8): El Rolfi es distinto. El toque que le faltaba a Independiente. Inquietó a Saja con un tiro libre y un remate de media distancia. No se equivocó en casi ningún pase. Gracias por venir a ponerle el pecho a la situación.

Martín Benítez (6): Le faltó punch arriba pero estuvo participativo y se movió por todo el frente de ataque.

Fabián Monserrat (4): Se limitó a hacer pases correctos pero le faltó todo lo otro. Híbrido.

Patricio Vidal (4): No participó del juego.

Roberto Battión (5): Le faltó presencia pero tampoco desentonó.

Lucas Villafañez (S/C): Pocos minutos para ser considerado.

 

Acuerdo por Pabón

Dice un viejo refrán que no hay que contar los muertos hasta que no estén fríos o bien, no sumar pollitos antes de que nazcan. Lo cierto es que Independiente está cerca de abrochar la segunda -y tan ansiada- incorporación de cara al torneo más complicado de su historia y sería nada menos que Dorlan Pabón, por el cual el Parma ya aceptó la oferta de cederlo a préstamo.

Después de muchos días de negociaciones en las cuales parecía que el colombiano se iba para Espanyol de Barcelona o inclusive Racing, el equipo italiano aceptó la oferta de Independiente y sólo faltan detalles mínimos para confirmar la llegada de Pabón al Rojo.

En declaraciones radiales Javier Cantero, presidente de Independiente, confirmó: “El apretón de manos con el Parma está dado. Falta formalizarlo con las firmas”.

2013, la historia de todos nosotros

Se va uno complicadísimo, se viene uno más difícil aún. 2012 termina con un saldo más que negativo. Si bien se le ganó un partido histórico a Boca 5 a 4 que será recordado por años, el resto fue nefasto. 36 puntos en 37 partidos hablan de uno de los peores años de toda nuestra existencia.

Pero, y a pesar de empezar en zona de descenso el Torneo Inicial, si Independiente gana el partido pendiente que se disputará el 3 de febrero ante Tigre en el Libertadores de América, saldrá de esa posición angustiante. Al margen de lo que pase con ese partido y si termina firmando Martín Cauteruccio, el Burrito Martínez o Carlos Bueno, sean conscientes de que los próximos seis meses van a jugar mucho más que un campeonato de fútbol.

Van a jugarse la historia del equipo más grande del fútbol argentino. Del equipo que siempre fue Independiente al resto, del club al que nunca le regalaron nada, de la institución que siempre fue el grano en el culo de River y Boca. Ese famoso “tercero en discordia” que en, casi toda la historia, estuvo por sobre encima de los clubes a los que la prensa los puso como los más grandes.

Tienen que ser conscientes de que un descenso con Independiente sería inaguantable para nosotros. De que no sería algo natural. Y estamos convencidos de que no va a suceder pero para eso necesitamos de todos. Que por seis meses todos agarremos esa soga y la tiremos para el mismo lado, porque del otro, hay muchos que nos quieren hacer caer. Y esto va más allá de camisetas o gustos políticos. La camiseta nos necesita a todos. Desde Javier Cantero hasta el último opositor. Desde el Rolfi Montenegro hasta el último suplente. Desde el primer hincha hasta el último.

Independiente es inmenso y esta es una prueba -consecuencia de al menos 15 años de malas gestiones- que tenemos que superar, seguramente la más complicada de la historia, pero la camiseta, esa camiseta que ganó un título en Córdoba con 3 jugadores menos, esa que dio la vuelta en el Maracaná, esa misma que ganó 4 libertadores seguidas, esa que con uno de los peores equipos de la historia dio la vuelta en el 2010, ya sabe de pruebas y seguramente esta también la pasaremos.

Vamos a sufrir, si. Pero nunca, nos den por muertos, somos Independiente. Ahora a afrontar el 2013, levantar la copa en alto y pedir porque la historia siga estando en su lugar. Vamos Rojo todavía.

Últimas noticias

Send this to a friend