“Tenía muchas ganas de venir”

Luego de realizarse la revisión médica, Fernando Gaibor no pudo ocultar su felicidad por la inminente llegada a Independiente y reconoció que está “en perfecto estado físico” y “a disposición” de Ariel Holan para cuando el DT lo requiera.

Solucionada la polémica entre la CD de Independiente y la del Emelec de Ecuador por las negociaciones del habilidoso jugador en cuestión, Fernando Gaibor viajó a la Argentina y ya se realizó la revisión médica para jugar en el Rojo. “Estoy muy feliz de estar acá. Hace varios meses me contactó Ariel (Holan) y me manifestó sus ganas de tenerme en Independiente. Seguí al equipo durante toda la copa y me entusiasmaba a medida que iba pasando de instancia”, fueron las primeras palabras del volante luego de pasar efectivamente los estudios previos a la firma del contrato con la institución de Avellaneda.

De acuerdo a su adaptación al fútbol argentino, el ecuatoriano -que se desempeñó siempre en Emelec- indicó: “No creo que tenga problemas en adaptarme. Independiente tiene jugadores rápidos y mi forma de juego se acopla a eso. Por lo que vi del equipo, es muy intenso y muy profundo. Eso me atrae mucho”.

​​”Me siento muy cómodo por el medio, soy polifuncional en el mediocampo”, añadió luego, haciendo referencia a la posición que mejor le sienta en el campo de juego. Y aclaró: “Estoy perfecto físicamente y a disposición para cuando el DT me requiera”.

Por último, y tras ser consultado sobre lo complicada que estaba su llegada cuando la dirigencia de Independiente modificó su contrato de forma desafortunada, el mediocampista concluyó: “Pensé que el pase se caía, me sentí incómodo porque no sabía qué iba a pasar con mi futuro y tenía muchas ganas de venir a Independiente”.

“Le tengo fe para la Libertadores”

Tras su soñado debut en el Ajax, Nicolás Tagliafico volvió a dejar en claro que merece formar parte de la delegación argentina que viajará a Rusia en busca de la copa del mundo. “Sampaoli me dijo que voy a estar siendo observado”, sostuvo el ex defensor de Independiente, quien también se refirió al club de Avellaneda: “Hay un grupo de grandes personas y eso es un plus. Le tengo mucha fe”.

Luego de su partida al fútbol holandés, convirtiéndose en la tercera venta más cara en la historia de Independiente, Nicolás Tagliafico no tardó en extrañarse por Avellaneda. Es que el emblemático defensor que vistió la camiseta de Independiente entre 2014 y 2017, denotando un superlativo nivel para el fútbol argentino, tuvo su debut soñado ante el Feyenoord en el clásico más importante del país. Y fue glorioso: el Ajax ganó 2-0, él se retiró ovacionado y fue elegido como la indiscutida figura del encuentro. Por eso, la pregunta no tardó en llegar: ¿lo llevará Jorge Sampaoli al Mundial junto a la Selección? “Él me dijo que me va a estar observando”, sostuvo el zaguero en TyC Sports, refiriéndose al DT de Argentina mientras espera por su oportunidad.

En cuanto al Rojo, Taglia no ocultó sus deseos para Independiente en este 2018. “Es un club que está bien encaminado. Hay un grupo que ya se conoce y además son buenas personas, eso es un plus. Le tengo mucha fe para la Copa Libertadores”, concluyó. Un crack.

El año de Holan

Mirado de reojo, pero con una imborrable sonrisa en el rostro, Ariel Holan se paró al lado de Hugo Moyano, sostuvo la camiseta de Independiente y avisó: “No soy un mago ni un mesías”. La escena nos remonta hace 365 días exactos, cuando el Profesor asumía a su cargo como entrenador del plantel profesional, luego de la salida de Gabriel Milito.

Cuestionado desde el vamos por su amplio cuerpo técnico -14 colaboradores a su lado-, el polémico audio filtrado donde juraba tener la receta para curar tantos años de desmanes y el excesivo uso de la tecnología en su primera práctica, Holan logró comenzar a ganarse el apoyo de los hinchas a medida que su equipo lograba descubrir el significado de la palabra fútbol, habiendo prescindido de jugadores como Ortíz, Denis y Vera que se fueron criticándolo y gestando más polémica.

Haciendo oídos sordos, insistiendo con la prueba y error de la tecnología en los entrenamientos y sosteniendo una idea futbolística que iba asomando, su equipo cosechó racha de 14 juegos sin perder, con algunas remontadas memorables y puntos muy altos en jugadores que estaban condenados por el hincha. Logró volver a meter a Independiente en la pelea por el torneo y la clasificación a la Copa Libertadores, dos objetivos que seis meses atrás parecían imposibles y que mantuvieron ilusionada a la gente hasta el último minuto del campeonato. Si bien el Rojo no lo logró en esa instancia, ni tampoco en la Copa Argentina, el desenlace de la historia terminó siendo feliz unos meses más tarde.

La segunda mitad del 2017 encontró a los hombres de Holan con un sólo objetivo en la cabeza: la Copa Sudamericana. Y así fue que el DT se jugó el todo por el todo en ese certamen, con juegos de excelso nivel, goleadas inolvidables y algunas remontadas históricas que hicieron que el entrenador se remonte años atrás. “Esto es para mi viejo, que me trajo tantas noches como ésta para disfrutar”, fue lo primero que tiró el Profe luego de revertir el resultado adverso con Libertad y pasar a la final del torneo. Antes, claro, volvió a imponerse en el clásico barrial ante Racing (ya lo había festejado entre lágrimas en el campeonato anterior y ahora lo lograba en condición de visitante y con un equipo alternativo), y se había bancado el duro apriete de Bebote Álvarez a la salida de un entrenamiento.

Desde el comienzo del segundo ciclo de Américo Gallego al frente del equipo -en el tercero no sucedió ni por asomo- que la gente no coreaba el nombre de un entrenador con tanta fuerza. Los cuatro costados del Libertadores de América se venían abajo rezando: “De la mano de Holan la vuelta vamo’ a dar”. El DT lloraba mientras alzaba sus puños para intentar tocar el cielo. Había que ir al Maracaná a repetir la historia de 1995 para lograr el objetivo trazado unos meses antes. Y en otra fase épica que quedará grabada en las páginas más doradas del club, Holan, como un hincha más, logró su sueño: Independiente alzó su 17º título en un terreno totalmente adverso, con más fútbol que sacrificio, con más coraje que huevos, pero con tantas sonrisas como lágrimas por el significado que traía.

Fue tal el sentimiento de empatía logrado con el hincha que al anunciar los motivos por los que decidía no continuar en el cargo que se generó una revolución inmediata que rogaba que Holan siga siendo el DT de Independiente en 2018, con tanta posibilidad de devolverle el protagonismo perdido en las competencias que se le vienen. Parecía que no había vuelta atrás, que entre las diferencias con Alejandro Kohan (preparador físico del Rojo) y la eterna custodia luego de las amenazas de la barra brava no había manera de continuar, pero unos días después todo cambió. Holan dio el sí (se casó, pero también le dijo que si a su querido club) y, como hace un año atrás cuando se filtró un audio, apareció un video cantando muy sentimentalmente la marcha de Independiente que fue furor en redes sociales. ¿Recuerdan? “No soy un mago ni un mesías”, dijo hace un año. No lo será, pero en el Rojo logró fusionar las cualidades de ambos dos. Esta historia continuará…

Día y horario para enfrentar al Pincha

Independiente tendrá un enero con muchísima actividad en materia deportiva: además de enfrentar a Gimnasia de La Plata y a Racing por el torneo de verano en Mar del Plata, y de recibir a Rosario Central por el encuentro postergado de la Fecha 11, se confirmó que recibirá a Estudiantes de La Plata el lunes 29 a las 21:15, por la 13° jornada de la Superliga Argentina.

El ritmo no perdona al equipo de Ariel Holan, que tendrá un 2018 cargado de compromisos. Como no podía ser de otra forma, el primer mes del año encontrará al Rojo con cuatro partidos en 16 días. Es que viajará a Mar del Plata a medirse con Gimnasia de La Plata el 13 de enero, luego jugará con Racing el viernes 19 (ambos amistosos de verano), regresará a Avellaneda para recibir a Rosario Central el miércoles 24 -partido postergado de la Fecha 11- y luego volverá a jugar en el Libertadores de América ante Estudiantes de La Plata el lunes 29, desde las 21:15 hs.

Para el duelo ante el Pincha, que corresponde a la jornada 13 de la Superliga Argentina, todavía resta definirse el árbitro que impartirá justicia entre ambas instituciones.

TODO EL CRONOGRAMA HASTA EL FINAL DEL TORNEO

Fecha 13: vs. Estudiantes – lunes 29/1 – 21:15hs. (L)
Fecha 14: vs. Colón – sábado 3/2 – 21:30hs. (V)
Fecha 15: vs. San Lorenzo – sábado 10/2 – 21:30hs. (L)
Fecha 16: vs Temperley – sábado 17/2 – 21:30hs. (V)
Fecha 17: vs Banfield – domingo 25/2 – 17hs. (L)
Fecha 18: vs. San Martín (SJ) – lunes 5/2 – 19hs. (V)
Fecha 19: vs. Argentinos Juniors – domingo 11/3 – 21:30hs (L)
Fecha 20: vs. Tigre – lunes 19/3 – 21:15hs. (V)
Fecha 21: vs. Atlético Tucumán – sábado 31/3 – 20hs. (L)
Fecha 22: vs. Talleres – domingo 8/4 – 17:45hs. (V)
Fecha 23: vs. Boca – domingo 15/4 – 20hs. (L)
Fecha 24: vs. Defensa y Justicia – lunes 23/4 – 21:15hs. (L)
Fecha 25: vs. Newell’s – sábado 28/4 – 15:30hs. (V)
Fecha 26: vs. Gimnasia – domingo 6/5 – 13:15hs. (L)
Fecha 27: vs. Unión – fecha y horario a definir (V)

¿Sabés cuánto, Rojo?

Siete años y tres días después de aquel inolvidable partido ante Liga de Quito, estamos acá, sin poder dormir. Sin pegar un ojo desde hace varios días, cuando el partido de ida ante Libertad quedó concluido. No es culpa nuestra, nos tocó ser así. Nos tocó vivirlo así. Nos pasaron muchas cosas en estos 2558 días; muchas de verdad. Y algunas fueron irreversibles. Atravesamos cosas que ni el más pesimista imaginó. Y estamos acá, otra vez acá. Muchas cosas cambiaron desde entonces. Tal vez haya otros nombres y otra mentalidad -bendito sea Ariel Holan y su afán por recuperar la identidad perdida de este club-, o el estadio tenga más capacidad que hace unos años atrás (aunque nos parezca extraño, algunas cosas cambiaron para mejor). Pasaron por nuestras narices miles de actos impuros: promesas incumplidas y engaños a escondidas, momentos de desolación, derrotas sin consuelo. Catástrofes irremediables, por más exagerado que suene. Pasó de todo.

Pero en estos siete años hubo algo que, internamente, nos hacía creer que todo algún día volvería a ser cómo antes. Que alguna vez lo bueno nos tocaría a nosotros. O para los más pequeños, que solo conocen de la grandeza de este club por videos, fotos, anécdotas o históricos papiros, que alguna vez les tocaría vivir en carne propia aquella rimbombante mística que se forjó en los años 60. En cada momento adverso, un soplido me decía que algún día íbamos a estar acá otra vez. Y acá estamos.

¿Sabrán esos que te dicen: “che, es un partido de fútbol nada más”, todo lo que nos aguantamos en estos siete años de interminable espera? ¿Sabrán lo que significa para nosotros jugar una copa internacional? ¿Sabés vos cuántas lágrimas dejaste en el camino esperando por este momento, por estar frente a la puerta de volver a quedar en la historia? ¿Sabés vos, Rojo, cuánto esperamos por este partido todos los hinchas?

Huevo, Independiente: hoy no podés perder.

Remontadas para la historia

Tal como sucedió hace siete años, Independiente debe remontar lo hecho en la ida de la semifinal para clasificarse a la instancia más importante de la Copa Sudamericana. El equipo de Avellaneda, que ya sabe de hazañas coperas, deberá convertir al menos dos goles -y esperar que no le marquen- para acceder a la final del certamen. En Orgullo Rojo te invitamos a repasar algunas remontadas históricas que resultaron clave para que Independiente adquiera el intachable mote de Rey de Copas.

 

La noche que nació la mística:

​La Copa de Campeones de América (hoy llamada Copa Libertadores de América​) llegaba a su quinta edición en 1964. Hasta allí, Peñarol había obtenido las primeras dos y el poderoso Santos de Pelé las últimas dos ediciones. En aquel entonces, el certamen era disputado por los campeones domésticos de cada país -Independiente venía de ser el campeón de Primera División en 1963- y, luego de superar a Millonarios (Col) y Alianza Lima (Per), el Rojo se enfrentaría al Santos en semifinales en el mismísimo Maracaná de Río de Janeiro.

A pesar de haberlo vencido en un amistoso en Avellaneda por 5-1 unos meses antes, el equipo de Manuel Giudice no la tendría tan fácil: Santos comenzó dominando el partido y tenía las mejores chances, aunque Independiente trataba de revertir el dominio. Sin embargo, Pepe logró abrir el marcador de tiro libre a los 25′ y Rossi pondría el 2-0 nueve minutos más tarde.

​Pero lejos de bajar los brazos ante tamaño mazazo, Independiente se reinventó. Llegó al descuento con un cabezazo de Mario Rodríguez tras un centro de Savoy en 43′, y un zapatazo de Bernao casi en tiempo cumplido puso las cosas 2-2 al irse al vestuario. En la segunda mitad, la visita se fue haciendo con las acciones y el control del partido, pero el conjunto brasilero tuvo las mejores oportunidades. A pesar de ello, a los 44′ ST, Savoy volvió a centrar para que Suárez marque el tercero e Independiente se convierta en el primer equipo extranjero en ganar en el Maracaná, nada menos que ante el bicampeón de América​ y con una remontada soñada. Luego ganaría 2-1 en la revancha en Avellaneda y accedería a la final, donde se impondría también ante Nacional de Uruguay y se convertiría en el primer equipo argentino en ser campeón de América.

 

“El Clásico y la Copa”

Al llegar a Independiente, Antonio Mohamed se encontró realmente frente a un fierro caliente. El equipo jugaba mal y prácticamente perdía todo lo que jugaba. Para colmo, el DT debutaría en el Clásico de Avellaneda ante Racing y debía tratar de revertir el 0-1 en la ida de los octavos de final de la Sudamericana 2010 ante Defensor Sproting, algo que parecía una utopía por el altísimo nivel que había denotado el conjunto uruguayo.

Al dirigirse a su auto luego del primer entrenamiento, el Turco encontró una servilleta en el parabrisas de su auto con una leyenda: “El Clásico y la Copa”. El Rojo le ganó a Racing 1-0 ese mismo fin de semana y, días más tarde, jugó el encuentro con Defensor en Avellaneda. A los pocos minutos Rodrigo Mora puso el 1-0 que enmudeció a todo el Libertadores de América. Pero en una rápida y ¿mística? reacción de los locales -en lo que iba de la temporada no habían podido marcar más de un gol en un mismo partido-, Independiente se puso 3-1 en ocho minutos y pasaba a la próxima fase. En el ST, Diego Rodríguez -sí, el Torito- volvió a enmudecer a todo el LDA con un tremendo golazo que clasificaba al equipo uruguayo. Pero a falta de 15 minutos para que termine el encuentro, Nicolás Martínez se olvidó de su 1,67m y se elevó en el aire para poner el 4-2 de cabeza y hacer de esa noche, la primera noche inolvidable de aquella Copa que luego obtendría el club.

 

Y una noche, ligó

Tras haber vencido al campeón del fútbol argentino en la primera fase, al campeón uruguayo en octavos de final y al campeón de Colombia en cuartos, el Independiente de Antonio Mohamed debería verse cara a cara contra Liga de Quito, el temido equipo de Egardo Bauza que no solo sería campeón en el fútbol ecuatoriano, sino que venía de obtener la Copa Libertadores en 2008, la Sudamericana en 2009 y las dos Recopas (2009 y 2010) a las que accedió por haber ganado dichas competiciones. Sin dudas, el Cuco del certamen.

El Rojo fue a Ecuador y jugó un gran primer tiempo, sobreponiéndose a las dificultades que presenta un partido a más de 2.850 metros de altura sobre el nivel del mar. Parecía que el primer tiempo finalizaría 0-0, pero Salgueiro metió un bombazo que venció a Hilario y puso el 1-0 antes de terminar la primera mitad. En el complemento, Bolaños y Reasco parecían liquidar la serie con un doloroso 3-0 en apenas 10′, pero Silvera logró un rápido descuento y Mareque metió un gol de antología para volverse 2-3 a Avellaneda.

Allí, Independiente jugó un partido de ensueño para revertir la serie y clasificarse por primera vez a la final de la Copa Sudamericana: Parra convirtió de cabeza el 1-0 que hacía pasar al Rojo, pero otra vez Salgueiro antes de que termine la primera mitad parecía ahogar las esperanzas. Por obra de la concentración, o de la mística -vaya uno a saber-, el local salió muy atento a jugar la segunda mitad y Fredes recuperó una pelota en una mala salida del rival y anotó el 2-1 que no se movió más gracias a una actuación de antología de Hilario Navarro. El conjunto de Mohamed luego sería campeón.

 

La noche que valió una copa

La final de la Sudamericana del 2010 enfrentó al equipo de Antonio Mohamed con el Goiás de Brasil, que había perdido la categoría unas semanas antes de clasificarse a la serie final del certamen. El primer partido fue muy desfavorable para el Rojo, que no solo perdió 2-0 jugando mal, sino que también sufrió la expulsión de Andrés Silvera. El Cuqui era una de las principales esperanzas para revertir la serie y no podría estar en el partido revancha.

Pese al panorama adverso, la gente de Independiente agotó las entradas y organizó banderazos en los días previos al partido para denotar toda la confianza que buscaban transmitirle al equipo. Y, tal como en las mejores películas, el final fue feliz: Julián Velázquez capturó un rebote en una jugada preparada y puso el 1-0 parcial en 19′, aunque Rafael Mouras -la figura del rival en todo el torneo- enmudeció al estadio con un cabezazo que terminó significando el 1-1 parcial. Sin embargo, y de forma insólita, Facundo Parra estuvo en el lugar justo para que un rechazo le rebote y vaya a parar al fondo de la red para el 2-1 momentáneo, que 7′ minutos más tarde sería 3-1 con una definición exquisita del mismo autor desde el suelo. En apenas 34′, Independiente igualaría la serie y le devolvería a la gente toda la confianza que le dio durante la semana; pero a pesar de ello, el 3-1 persistió y la final se definiría por penales (en la prórroga, Goiás erró un gol insólito). Desde los 12 pasos, el Rojo convirtió todos sus tiros (Felipe fue el único que falló en la visita) y terminó quedándose con la gloria.

 

​Más acá en el tiempo​

​Si bien la instancia y el rival hacen que la historia se nuble un poco, el pasaje de Independiente a los cuartos de final de la Sudamericana 2017 fue otra remontada que quedó para el recuerdo: Atlético de Tucumán había derrotado al equipo de Ariel Holan en la ida por 1-0. En la revancha, jugada en Avellaneda, el Rojo debía imponerse ante los tucumanos por más de un gol para clasificar directamente a la próxima serie. Con el golazo de Leandro Fernández en apenas 15′ el pase no parecía tan complejo, pero la expulsión de Tagliafico en el inicio del complemento fue el primer dolor de cabeza para los locales. El primero, claro, porque tras una toreada del pibe Bustos, Fernández tuvo la oportunidad de hacer el segundo desde los 12 pasos, aunque falló tanto el penal como el rebote que le quedó debajo del arco. La gota que derramó el vaso fue un penal inexistente que cobró el árbitro en favor de los tucumanos a falta de 15 minutos para que termine el partido. La Pulga Rodríguez convirtió, pero el tiro se repitió por invasión y allí fue cuando Campaña se lució con una tapada para el recuerdo, ya que un gol de la visita hubiese significado prácticamente imposible de revertir.

​Con uno menos, y faltando ocho minutos para que termine el partido, Martín Benitez sacó un disparo de media distancia que venció a Luchetti y metió al Rojo en cuartos de final en una noche soñada, con una definición de aquellas que contaban los abuelos.

​Hubo​ otras remontadas que quedarán de por vida en el recuerdo, como la histórica definición del Nacional 1977 ante Talleres y con ocho hombres, o partidos que no valieron un título -de hecho, valieron mucho menos- pero que no se borrarán jamás (como el 5-4 a Boca en La Bombonera). Lo cierto es que, para seguir en la Sudamericana 2017, el Rojo necesita hacer valer toda esa chapa copera que lo hizo conocido a nivel internacional.

La Reserva no aguantó

El equipo dirigido por Fernando Berón ganaba 2-0 en la mañana de Villa Domínico, pero se terminó durmiendo en el complemento y River acabó igualándolo. Ezequiel Denis anotó los dos tantos del Rey de Copas.

Este sábado por la mañana, las Reservas de Independiente y River se vieron las caras en Villa Domínico. La cita comenzó a las 9:00 y encontró a un equipo local que salió decidido a ganar el encuentro. De hecho no tardó mucho en ponerse en ventaja, ya que en menos de 10 minutos Ezequiel Denis puso arriba a los de Berón ante una floja salida de Augusto Batalla. El delantero, que realizó la pretemporada este año junto al plantel profesional dirigido Ariel Holan, volvió a estirar el marcador antes de que finalice la primera mitad ante otra dudosa reacción del arquero visitante.

Pero en la segunda mitad, y con goles de Matías Moya y Julián Álvarez, River logró igualar el marcador y llevarse un punto poco merecido a Núñez, ya que el partido se le había puesto muy cuesta arriba e Independiente lo superaba no solo en el resultado, sino también en el rendimiento.

Con el empate, el Rojo y River alcanzaron los 14 puntos en la tabla de posiciones y se encuentran a 7 unidades del líder Tigre.

Independiente: Bruera; Asís, Barreto S. Díaz, D. Martínez; Del Priore, Mercado, F. Arce, Contreras; Molina, Denis.
DT: Fernando Berón

River Plate: Batalla; Camargo, Sibille, Martínez, Gallardo; Sosa, Morán Correa; Marcel Picazzo, Rodríguez, Moya; Álvarez.
​DT: Facundo Villalba​

Borrar con el codo lo que se escribió con la mano

Aunque el esfuerzo psicológico de creer que los árbitros no obran de mala fe y son seres humanos que pueden equivocarse de diversas y reiteradas formas, lo sucedido el sábado con el penal en contra de Independiente hizo a varios (DT, dirigentes y, sobre todo, a la gente) poner el grito en el cielo. Y no está mal, porque el hincha sospecha que a su club se lo perjudica si se presta atención en las jugadas polémicas de los últimos encuentros (por citar algún ejemplo más, el gol anulado a Olimpo o el penal de Atlético Tucumán).

Ahora bien, ¿es internet el lugar propicio para que la institución manifieste su descontento con la situación? ¿Es un artículo en el sitio oficial la manera correcta de hacerlo? ¿No creen que esto sólo opaca un poco más la imagen externa del club? (porque la interna, lamentablemente, parece estar incinerada). Lo lógico sería hablarlo puertas adentro. En todo caso, en la casa madre del fútbol argentino o en el Tribunal de Disciplina y ante quien corresponda.

Un comunicado subjetivo no retrocederá el tiempo y hará que los arbitrajes recapaciten. Aún peor, borrar con el codo lo escrito con el puño es más humillante todavía. Piensen, luego comuniquen. Revisen antes de publicar. Analicen que están poniendo en juego algo muy importante a la hora de utilizar el nombre del club. Y si no tienen la capacidad para poder hacerlo, pidan ayuda. Hay muchos afuera que pueden acercarse a dar una mano de manera desinteresada. La imagen del club también representa la grandeza del mismo.

Ojalá lo puedan tener en cuenta para la próxima.

"Ojalá pueda dirigir a Independiente en algún momento"

Lucas Pusineri se refirió a su presente y analizó también el de Independiente, destacando algunos jugadores del plantel y elogiando el trabajo de Ariel Holan al frente del equipo: “Me genera mucho optimismo”.

“Me tocó tener grandes entrenadores, pero el Ingeniero Pellegrini me marcó mucho. De hecho viaje para hablar con él”, manifestó el ídolo del Rojo en diálogo con el programa “Salimos jugando”. Y añadió: “Estoy esperando una oportunidad para empezar a dirigir”

Sobre gustos futbolísticos, Pusi comentó: “Me gustan el Atlético de Madrid y River, son equipos que se reinventan, que nunca caen en crisis y siempre mejoran”. Y agregó: “Si estuviera al frente de un equipo y tuviera que elegir tres jugadores iría por Martín Campaña, Lucas Alario y Wilmar Barrios”.

En tanto, analizando el presente del equipo con el que obtuvo el Apertura 2002 y se metió de lleno en el corazón de la gente tras el agónico empate ante Boca Juniors, Pusineri mencionó: “El Independiente de Holan me genera mucho optimismo. Ojalá el destino me vuelva a cruzar con el club y en algún momento lo pueda dirigir”.

Lo que quiere el DT

La flamante Comisión Directiva se reunió con Omar De Felippe para planificar la temporada que se viene. En ese cónclave, el entrenador del Rojo, que está a horas de renovar su contrato con la institución -sería esta semana-, marcó las posiciones que quiere reforzar para la reaparición de Independiente a primera.

“Hablamos con De Felippe y nos juntaremos otra vez para renovar su contrato, seguramente el jueves o el viernes. Creemos que se merece dirigir el equipo en primera y sin sufrir los problemas de pago que pasó desde que llegó al club”, explicó Héctor Maldonado, nuevo Secretario General del club, en Campanas del Infierno.

Continuando con la charla, “Yoyo” confesó que el DT “pidió dos delanteros -uno con gol-, un enganche, dos defensores centrales y un volante por derecha”, aunque no dio a conocer los nombres que se barajan. Si descartó que se hayan iniciado negociaciones por Andrés Chávez y Gonzalo “Pity” Martínez. De igual forma, desde el entorno del delantero de Banfield le confirmaron a “Orgullo Rojo” que sí se han producido llamados por el goleador.

Este martes, en horas de la tarde, se producirá el cambio de mando en el gimnasio Carlos Radrizzani de la Sede Social ubicada en Mitre 470. Una vez que asuma la nueva CD, volverán las reuniones con Omar De Felippe para continuar con el armado del equipo. A esperar…

Últimas noticias

2
3
4
5

Send this to a friend