“Es una situación lamentable”

Maximiliano Meza dialogó en Sportia, programa de TyC Sports e hizo hincapié en el presente de Independiente, definió como “lamentable” la situación que el club está viviendo.

Actualmente en el Rayados de Monterrey, Meza contó cómo está viviendo la cuarentena en México: “Por el momento tenemos una rutina diaria hasta el 15 de mayo, sinceramente no sabemos qué pasará, donde estamos nosotros hay varios casos de coronavirus, estamos muy cerca de la frontera con Estados Unidos y nos preocupa por la cantidad de contagios que hay ahí y al estar tan cerca se nos complica entrenar”.

Además, habló sobre sus objetivos personales de cara al futuro: “Me gustaría tratar de conseguir logros en equipo y personales, estoy feliz en México y sé que me va a volver a tocar la posibilidad de estar en la Selección si hago las cosas bien. Acá en el club tenemos un plantel increíble, hay jugadores que tienen nivel europeo. Lo ideal sería que esto termine rápido y no quede nadie libre”.

Para terminar, el ex jugador del Rojo dejó una frase contundente sobre la problemática en la que se ve envuelto Independiente y algunos futbolistas: “Hablo con la mayoría de mis ex compañeros, es una situación difícil y lamentable. Ojalá se solucione pronto para que estén tranquilos. Los jugadores están reclamando las cosas que les pertenecen y yo apoyo lo que están haciendo”.

“Le deben desde noviembre”

Patricia Perdomo, madre y representante de Gastón Silva, dialogó en el programa radial Rojos de Pasión, donde se refirió al presente económico de Independiente y las deudas que el club tiene con el defensor uruguayo.

Aproximadamente 10 jugadores todavía no fueron notificados respecto a la deuda que el club tiene con ellos en cuanto a lo salarial. En el caso de Gastón Silva “le deben desde noviembre a la fecha incluido su sueldo, todo. Hablé con él hace 15 minutos y no le ha ingresado ni un solo peso. A esta altura yo no sé si Independiente quiere o no quiere al jugador”, comenzó la representante.

Los jugadores jamás pidieron libertad de acción, ellos pidieron que se les pague el contrato como a cualquier otro jugador”, continuó, y agregó: “yo como representante no recibí ningún llamado de la Comisión Directiva para saber cómo van a proceder. Estamos viviendo este momento con mucha tristeza. Si me centro en la situación de Gastón, realmente no le encuentro explicación”.

Tras los dichos de Yoyo Maldonado dijo: “estaría bueno que diga quienes son los jugadores que en los últimos dos años no han evolucionado. Dentro del caos que fue y es Independiente, Silva siempre dio lo mejor de él. No estoy de acuerdo con lo que dijo, venimos arrastrando promesas incumplidas que él mismo le hizo a los jugadores”.

“Cuando Maldonado dice que ‘la relación con el plantel no va a volver a ser la misma’, ¿es una amenaza? Hay que cuidar el perfil de la institución y no la imagen personal”, agregó. Luego dijo: “Si los jugadores se cansaron de sentarse con vos a buscar una solución común, no podés salir a decir en los medios que el plantel está incentivado por alguien para mandar las cartas documento. Eso es mandar fruta”.

Desde Independiente les pidieron a los jugadores que le den un lapso de 30 días para pagar las deudas, es por esto que Perdomo dijo: “hay un artículo de FIFA que dice que ‘si en 48/72 hs. el jugador no cobra, tiene derecho a pedir la libertad de acción’. Eso de esperar un cobro para los próximos 30 días no tiene validez, no corre”.

En cuanto al futuro de Gastón Silva, dijo: “tiene contrato hasta junio de 2021. Desde nuestro lado, si se soluciona esta deuda, estamos dispuestos a negociar. Él está muy cómodo y quiere mucho a Independiente. Pero no creo que me llamen para una renovación de contrato cuando no me llamaron para arreglar lo de los salarios anteriores”. Para cerrar, dijo: “Es grave lo que está sucediendo, hay que tomar conciencia. No hubo un solo jugador que haya atacado a la Comisión Directiva ni a la institución. Y en las últimas 48hs escuché decir muchas barbaridades hacia el plantel”.

“Tiene un plantel bárbaro”

Omar De Felippe habló en Muy Independiente Radio sobre el presente del club y además repasó su paso como director técnico.

Para comenzar, De Felippe comentó cómo está viviendo la situación actual del país en cuarentena: “Estoy en mi casa tratando de cumplir al pie de la letra todo lo que nos sugieren. Tengamos fe de que esto pasará. No se puede comparar con una guerra. Algunos para que la gente se dé cuenta de lo grave que es lo que se está viviendo, pero no se parece a una guerra”.

Por su presente dijo: “Mi último equipo fue Newell’s. Nos han llamado varios equipos pero quise parar seis meses. Cuando esto se levante, estoy con ganas de volver a trabajar”.

El último campeón de la Superliga fue Boca con Miguel Ángel Russo a la cabeza, siendo éste un dt de una generación anterior, De Felippe dijo: “Russo en Boca realiza un trabajo muy bueno. Los dirigentes buscan el perfil de entrenador de acuerdo a los planteles que tienen. Algunos técnicos venden más humo que otros”, luego agregó: “Que yo diga que mi equipo juega bien o mal por usar un dron, no está bien. Yo estoy a favor de la tecnología, pero algunos analistas de video no tienen vestuario y eso pasa a ser un problema”.

“El manejo de un grupo es importantísimo, después los entrenamientos son todos más o menos parecidos. Lo lindo de mi carrera es que muchos jugadores me llaman años después de haberlos dirigido. Siempre me valoraron las formas y el ir de frente. A mí me gusta decirle lo que siento al futbolista pero siempre con perfil bajo. Nunca lo hice público”, sostuvo.

Con respecto a su paso como entrenador de Independiente dijo: “el grupo que tuve fue muy bueno. No nos olvidemos que muchos de esos pibes descendieron con el club y se quedaron para ascenderlo. Los chicos tenían una carga emocional altísima, se les notaba en la cara. Todos los rivales nos jugaban a morir porque era ir a ganarle al más grande. Los futbolistas tenían una presión enorme, había que ganar todos los fines de semana y la verdad es que no siempre se gana”, además agregó: “nosotros estábamos convencidos de que íbamos a ascender porque siempre que te quede vida, vos la tenés que pelear. Por suerte nos fuimos con Independiente en primera”.

Además analizó el presente del club y la llegada de Burruchaga: “es alguien del fútbol y puede marcar el camino. Hay que saber no perder los valores de los jugadores, saber cuándo prestarlos, cuándo venderlos y cuándo usarlos”. Para cerrar, agregó: “para mi gusto, Independiente tiene un plantel bárbaro, sólo hay que conseguir tranquilidad para trabajar. El club te exige ganar pero no hay que volverse loco. Lo ideal es tener proyectos a largo plazo y fijarse dónde se necesitan jugadores y dónde no”.

“Las dirigencias del pasado sabían de fútbol”

Guillermo Ríos, ex jugador de Independiente, pasó por los micrófonos de Amplitud Independiente y habló sobre el presente del club y el rol de Burruchaga como manager.

Para comenzar, el Luli mostró su preocupación por el presente económico del club pero manifestó: “me parece raro que sea del único club que se hable. Nunca tuve problemas a la hora de arreglar el contrato, así era en mi época. Muchos conocidos me decían que ahora era igual, por eso me sorprende lo que se estuvo hablando”.

Con respecto a lo futbolístico, dijo: “en el último tiempo venían levantando los pibes. Fue una pena que por todo esto de la cuarentena se haya cortado”. Luego se refirió a la dirigencia actual: “la gran diferencia con las dirigencias del pasado es que esas sabían de fútbol. Siempre traían jugadores desconocidos que rendían y los de la actualidad no lo están logrando. Esa mística que pasaba de generación en generación en el club se fue perdiendo. Falta gente que le haga saber a los más jóvenes lo que es Independiente”.

El ex defensor del Rojo fue consultado por la posibilidad de trabajar dentro del club: “Me cuesta decir que estoy prohibido en Independiente. Antes lo decía en broma pero cada día lo creo más. Desde 2006 siempre me dicen que me van a llamar para trabajar en el club y nunca nadie lo hizo. Me duele que durante estos años que no me llamaron, le dieron lugar a gente que no es de Independiente”.

Luego apuntó hacia el rol que le dieron a Burruchaga como manager del club: “Burruchaga sabe, pero creo que hace falta uno que conozca más de juveniles. No hay que dejarlo solo. Tiene que haber alguien que haya estado en Independiente y que haya dirigido en inferiores. Garnero y Cagna saben pero están acostumbrados a los mayores, se necesita otra cabeza en esas áreas”.

Independiente tiene que hacerse fuerte a nivel local. Después de eso recién se puede pensar en volver a ganar un título internacional”, concluyó.

“Me valoraron”

Nicolás Domingo dialogó en el programa radial Un Buen Momento, donde contó una particular situación sucedida en el último entrenamiento previo a la final en el Maracaná.

Para comenzar, Domingo se refirió al equipo del 2017: “Ese equipo jugaba lindo y era muy vistoso, pero lo que más destaco era la intensidad. El insistir era lo mejor que tenía. En las semifinales con Libertad también fue un quiebre, hubo varios partidos que terminamos dando vuelta. Al rival lo terminábamos demoliendo”.

Actualmente en Olimpia de Paraguay, Domingo contó: “Los días que entreno a la tarde duermo un poco más. Hoy miré el primer partido que jugué en Independiente, le ganamos 3-1 a Huracán en la primera fecha de la Superliga 2017. El del Maracaná lo habré visto 10 veces”.

Fue uno de los referentes del equipo campeón en Brasil y recordó el entrenamiento previo a jugar la final: “A Holan le quisieron dar con su medicina. Le pusieron unos drones. En la última práctica no me puso entre los titulares porque nos estaban espiando, incluso me puso en ataque. Al otro día, previo a la charla del partido, me dijo que yo jugaba, que eso
jamás estuvo en duda”.

Las horas previas al partido entre Independiente y Flamengo fueron muy duras para los hinchas del Rojo tras recibir distintos ataques por parte de los brasileros, es por esto que Domingo dijo: “Venían policías al lado nuestro e iban tirando balas de goma a la gente. Vi a mi familia corriendo, fue una
locura”.

Para cerrar, se refirió a un partido importante para él mientras estuvo en Independiente: “El partido que me marcó fue mi primera ovación, fue contra Banfield, después de la Recopa. Me valoraron el profesionalismo, el compromiso y las ganas”.

“Trajimos a Burruchaga que no quería ser mánager”

Norberto “Ruso” Verea habló en el programa radial Campanas Del Infierno sobre la actualidad del fútbol argentino y los poderes que rodean al mismo, además se refirió a la actualidad de Independiente.

En los últimos días trascendió que entre Marcelo Tinelli y Claudio Tapia planean volver a organizar un torneo con 30 equipos, como sucedió en el mandato de Julio Grondona, es por esto que El Ruso dijo: “Los mismos dirigentes que especulan y ven cómo se sacan ventaja, que se cagan entre ellos en un 38 a 38 o que le ponen ‘súper’ a una liga que de súper no tiene nada, jamás pueden sacar adelante el fútbol. Ahora te van a meter otra vez 30 equipos para, supuestamente, federalizar”.

Además, sostuvo que: “El fútbol es del poder, no es de la gente. ¿Cómo hacemos para pensar en un fútbol distinto si el presidente de Boca va con Riquelme en la lista por pedido del gobierno? El presidente de San Lorenzo es aplaudidor de los que hoy gobiernan”, luego agregó: “Hay que someterse a lo que decidan los canales de televisión o el poder. Hay que tener mucho cuidado y en eso está nuestro club. Hoy la pelea está por el tercer lugar de prestigio. Vos en el pecho llevas una firma que se dice ser de los Moyano. Boca y River llevan las dos aerolíneas más poderosas del mundo”.

Respecto al presente de Independiente, dijo: “¿Cuántos 9 fuimos a buscar? ¿cuántos 5 trajimos? Trajimos a Burruchaga que hace cinco meses atrás declaró que no quería ser mánager y quería seguir dirigiendo”, concluyó.

“Todo lo que soy se lo debo a Independiente”

Gustavo López, ex jugador del Rojo, habló en Muy Independiente Radio sobre su paso en el club y contó cómo está viviendo la cuarentena en España junto a su familia.

Para comenzar, Gustavito contó cómo se vive actualmente con la pandemia en el país donde reside: “La situación está complicada en España, pero parece que la curva se está estabilizando. No es fácil. Estamos intentando hacer caso a todo lo que dicen. Salimos sólo para hacer las compras y yo trabajo desde casa. En lo social creo que va a haber un gran cambio. Acá te das cuenta que somos muy vulnerables”.

Además, ayer fue su cumpleaños y desde la página oficial tuvo un reconocimiento especial, por eso dijo: “Para mí es importante que Independiente me haya saludado por mi cumpleaños porque significa que dejaste un buen recuerdo”, y agregó: “Todo lo que soy ahora se lo debo a Independiente y a mi familia. El club me formó en lo deportivo y como persona. Me quedo con muchas personas que conocí en Independiente, tanto en inferiores como en Reserva y Primera”.

Por otro lado, habló sobre las glorias del club y eligió a uno de ellos: “He tenido muy buenos maestros en Independiente. Si tengo que elegir, me quedo con el Chivo Pavoni, que me sacó el máximo, y el Bocha, que me dio muchos consejos para aplicar en la cancha”.

Luego habló sobre lo que significó el equipo del 94 y todo lo que se consiguió: “Ese equipo para mí fue lo máximo. Con Marchetta el equipo peleó el torneo hasta el final y después se mantuvo la base cuando vino Brindisi. Miguel es un técnico extraordinario. En el equipo del 94 nos conocíamos de memoria y había muchos jugadores que veníamos de las inferiores”. “Todos los campeonatos que uno gana son lindos. El año 94 para mí fue brillante, primero por salir campeón, después por ganarle a Racing en su cancha y después por la Supercopa. El equipo del 95 era una incógnita y se hizo un torneo para tener en cuenta también. Me quedo con todo lo que gané”, agregó.

Si tuviera que elegir un gol, a nivel de espectáculo, me quedo con el gol a Gremio porque Dani –Garnero- me pone un pase directamente para patear, yo la cruzo y va directo al ángulo. A nivel importancia, me quedo con los dos penales que le hicimos a Atlético Nacional porque en el arco estaba Higuita y el arco se hacía chiquito como uno de Hockey”, sostuvo.

Contó que en un futuro quiere ser director técnico y detalló cómo le gustaría trabajar: “En el club que me brinde la oportunidad de arrancar como entrenador, con un proyecto deportivo interesante, es donde me sentiré cómodo, sea el equipo que sea. Un proyecto tiene que ser longevo, no se hace en dos meses”.

Además fue consultado sobre una supuesta vuelta del Kun Agüero y sostuvo que en cualquier caso, sea el Kun o no: “El futbolista que quiere volver al fútbol argentino sabe que se tiene que adaptar a los cambios, esas cosas ya las tiene analizadas. La familia sabe que va a andar viajando de un lado para el otro y se adapta”. Y sobre el jugador agregó: “Es muy difícil encontrar un delantero como el Kun, es un genio”. Para cerrar, se refirió a Burruchaga: “Le deseo lo mejor porque lo mejor para él, es lo mejor para Independiente. Es alguien muy capaz. Es importante tomar buenas decisiones, que a veces no es fácil, pero ahí está el bien de la institución”.“Ojalá que en algún momento nos podamos volver a cruzar todos los que fuimos parte de la historia de Independiente y podamos aportar”, concluyó.

“Creo que me apuré en irme”

Ezequiel Barco habló este martes en el programa De Fútbol Se Habla Así y reconoció que fue apresurada la decisión de irse de Independiente hacia el Atlanta United, además contó que habla con Agüero y confirmó su presencia en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Barco emigró al fútbol de Estados Unidos con tan sólo 18 años luego de la magnífica consagración en el Maracaná, donde él fue protagonista aquella noche del 13 de diciembre tras haber pateado el penal que le dio la victoria global a Independiente, es por esto que reconoció haberse ido temprano del club: “El Rojo me dio mucho, desde la pensión. Creo que me apuré en irme. Me hubiera gustado jugar la Libertadores. En ese momento quería seguir progresando,  Atlanta mostró mucho interés y aproveché. Me gustaría volver a Independiente”, luego contó que la MLS es divertida y está a la altura, y agregó: “El día de mañana quiero jugar en Europa. Este es un trampolín para cumplir el sueño”.

Sobre el presente del Rojo, el volante del Atlanta United dijo: “Miro todos los partidos de Independiente, el clásico con Racing fue feo pero por suerte el equipo se recuperó rápido”. Además sostuvo que mantiene conversaciones con Sergio Agüero: “con el Kun hablo por Instagram, pero no sobre el retorno a Independiente”. Por último, contó que Fernando Batista, entrenador del Seleccionado Sub 23 de Argentina, le confirmó que iba a tenerlo en cuenta para los Juegos Olímpicos de Tokio: “Espero que todo se mantenga par el año que viene”, concluyó.

“Me saco el sombrero con…”

Diego Rodríguez, ex arquero de Independiente, se refirió a lo vivido en el 2013 en el club,  cómo fueron los días previos al descenso y expresó sus ganas de volver a estar bajo los 3 palos del Rey de Copas.

La semana pasada en un vivo de Instagram, Hernán Fredes y Facundo Parra protagonizaron una escena donde dijeron que en 2013 hubo jugadores que no estaban comprometidos con el duro momento que estaba viviendo Independiente, es por esto que Diego Rodríguez, quien fue el arquero titular en dicho año, se sumó para hablar de los hechos: “con respecto a todas las cosas que se dijeron esta semana, fue muy fuerte. Se habían incorporado jugadores de más de 30 años en ese mercado y en el partido ante San Lorenzo éramos 8 pibes del club”, dijo Diego en el programa radial Independiente de América, “ese partido fue el más triste, no sabíamos por qué no querían jugar. Yo empecé a jugar en el inicio de ese torneo. Ese semestre para no descender fue muy duro”, continuó.

El ruso sostuvo que las cosas en el club se empezaron a hacer mal “luego de la Copa Sudamericana 2010, respecto a lo deportivo. Fueron muchos años. El club estaba muy mal”, “la gente del club es la que nos conoce y estaba en el día a día. El hincha sigue agradecido, me pasa en la calle. El reconocimiento es por haber estado y poner la cara en el peor momento”, agregó. Además, se mostró agradecido con algunos compañeros como Ernesto Farías, Cristian Tula, Morel Rodríguez y Fabián Vargas, ya que “siempre querían estar, mientras que hubo algunos que no tenían compromiso. Al Tecla lo vi sacarse agua de las rodillas. Me saco el sombrero”.

Siempre le dejo la puerta abierta al club. Ojalá pueda volver algún día”, concluyó Diego Rodríguez.

“Esta pandemia se va a profundizar”

Pablo Moyano, vicepresidente de Independiente, pasó por los micrófonos de radio Club 947 esta tarde y se mostró a favor de la suspensión del fútbol argentino tras el brote mundial de Coronavirus, pero no garantizó que la pelota vuelva a rodar el 31 de marzo.

El virus que se expandió por el mundo hizo que el fútbol argentino, al igual que el de otras ligas internacionales, se vea afectado y se lleve a cabo su suspensión. La idea de los máximos dirigentes es que esta medida corra hasta el 31 de marzo, pero Pablo Moyano sostuvo: “Veo muy difícil que el fútbol vuelva en la fecha pactada porque esta pandemia se va a profundizar. Ojalá vuelva el 31 de marzo porque será que el virus no afectó tanto”.

Además, Moyano mostró su postura respecto a lo sucedido entre los capitanes de los distintos equipos: “Si el capitán de River llamó a los demás y no los apoyaron, es un tema de los jugadores. La decisión que se ha tomado de suspender el fútbol fue lo más lógico, se tendría que haber parado antes. Los dirigentes tendremos reuniones en AFA para intensificar medidas”. De acuerdo a cómo deberá trabajar el plantel de Independiente durante los días de cuarentena, comentó: “Toda la logística se irá viendo día a día. Los médicos de Independiente tienen un plan de trabajo que se puede modificar. Hablaré con Lucas Pusineri para repensar el modo de trabajo del plantel” y agregó: “Poner fecha el 1° de abril para jugar ante Villa Mitre es muy aventurado”, concluyó.

Últimas noticias

1
2
3
4
5
6

Send this to a friend