Goleada en Avellaneda

Independiente goleó 4-0 a San Martín de Tucumán, en el postergado de la primera fecha de la Superliga y se prendió al lote de los que pelean por los primeros puestos. Pablo Hernández, Fernando Gaibor, Braian Romero y Emmanuel Gigliotti fueron los artífices de la goleada.

El equipo del profesor llegaba a este partido con la necesidad de conseguir los tres puntos ante el recién ascendido conjunto tucumano. Por su parte los dirigidos por Walter Coyette pisaban el Libertadores de América, tras ganarle 2 a 0 a los Sanjuaninos y así sumar su segunda victoria del torneo local.

El Rojo apenas comenzó el cotejo se hizo protagonista y tomó las responsabilidades que le caían por ser el favorito. Con el correr de los minutos el visitante se acomodó e incomodó al Rey unos pocos minutos. Pasados los 25’ llegaría la ruptura del marcador, tras una buena triangulación, el Puma habilitó a Pablo Hernández y el chileno anotó su primer tanto con la camiseta del Rojo.

La más clara de la visita fue en los pies de Tino Costa, que hizo volar a Martín Campaña ejecutando un tiro libre con mucha precisión –había marcado en la anterior fecha desde una zona muy parecida-. Fernando Gaibor, la figura del partido, mediante un remate lejano, post una gran jugada colectiva que tocó hasta campaña, estuvo cerca de aumentar la diferencia, el uno tucumano evitó desviando el disparo. El “Puma” tuvo la suya en el final del primer acto, luego de una carambola en el área chica, llegó exigido con la punta de su botín y la mandó por encima del travesaño.

En la segunda etapa, los dirigidos por Ariel Holan dejaron de lado el buen juego y la presión constante, pero nunca perdieron los hilos del partido. Tras mas de media hora sin generar situaciones por ambos equipos, Facundo Tello, a instancias del línea, cobró un claro penal del arquero visitante que se llevó puesto a Nicolas Figal dentro del área. Fernando Gaibor, como en Tucumán, lo transformó por gol y liquidó el partido.

Con el tiempo cumplido Braian Romero, quien había ingresado por Silvio, aumentó la diferencia tras un pase exquisito del gran Nico Domingo. Esto no sería todo, ya que Gaibor forjó una jugada made in Kun Agüero para el delirio de la gente y el quie la terminó empujando fue el que buscó su gol durante toda la noche, el único jugador que juega desnudo en la superliga, Emmanuel Gigliotti.

El equipo del profesor tuvo mucha efectividad durante toda la noche, ya que capitalizó casi todas las situaciones que tuvo y también cabe destacar que se ubicó en la cuarta posición siendo el equipo mas goleador del torneo.

Lo pasó por arriba

Independiente goleó 3-0 a Colón de Santa Fe, en el Libertadores de América y consiguió su primera victoria en la actual Superliga. El “Puma” Gigliotti, por duplicado, y Silvio Romero fueron los artífices de la goleada.

Los dirigidos por Ariel Holan llegaban golpeados anímicamente tras la eliminación por Copa Argentina, sumado a que no conocían la victoria en el torneo local. Los de Eduardo Domínguez tampoco habían ganado, acumulando 3 empates y una derrota.

Independiente presentó una alineación alternativa, sabiendo que el miércoles tiene uno de los partidos mas importantes de las últimas dos décadas. Los primeros 15 minutos del cotejo pasaron sin sobresaltos para ambos equipos, hasta que Sánchez Miño ganó individualmente y centró para la llegada de Braian Romero que impactó su cabezazo en el travesaño.

El Rojo que ya había avisado pasada la media hora de juego, se iba a adelantar en el marcador. Gonzalo Asís cortó y trianguló en el sector derecho con Gonzalo Verón, este último la mandó al área y Gigliotti a la carrera, conectó el centro elevandose por delante de su marca y dejó sin opciones a Burián, un verdadero golazo de cabeza.

Pocos minutos después el pibe Asís volvió a llegar al borde del área y con mucha calidad le puso un centro perfecto en la cabeza de Braian Romero, la pelota salió por centímetros al lado del palo. Casi sin llegadas del visitante, salvo un remate lejano que encontró bien parado a Campaña, la primera etapa se esfumó, antes de su conclusión el mediocampista ofensivo Alan Ruiz vio la segunda amarilla y se fue expulsado.

En el complemento el Rojo arrancó mucho mas cómodo. Luego de un claro foul dentro del área a Verón, Gigliotti desde la pena máxima, antes de los 10 minutos, pudo aumentar la diferencia pero Burián esta vez respondió y le adivinó la intención al Puma y mandó el balón al córner. Algunos minutos después Leguizamón tuvo la más peligrosa del visitante, el delantero cabeceó, sólo a un metro del arco, pero el uruguayo siempre figura, puso las manos firmes y evitó el empate.

La ventaja numérica no se trasladaba al resultado ya que Colón tenía sus líneas retrasadas y no le regalaban nada al local. El profesor movió las piezas y mandó a Silvio Romero al campo en el lugar de Gonzalo Verón, de gran partido. Faltando 5′ para el cierre, Silvio aprovechó que el Sabalero estaba mal parado y combinó con Gaibor, el ecuatoriano le cedió de taco y Romero con categoría se sacó a un hombre de encima y definió ante la salida del arquero, liquidando definitivamente el partido.

Tres minutos después Gigliotti entró sólo al área y abriendo su pie izquierdo, depositó la pelota bien lejos del alcance del arquero visitante, una delicia su definición. Ya concretada la goleada, el Rojo le permite ilusionar a su gente con obtener un buen resultado el miércoles e ir al Monumental con un resultado favorable para dar un pasito más en la copa que ilusiona a todos.

Afuera

Independiente cayó en los penales por 4 a 3, tras empatar 1-1 en el tiempo reglamentario ante Brown de Adrogué, en los 16vos de la Copa Argentina.

Los dirigidos por Ariel Holan llegaban luego de vencer rotundamente a Central Ballester por 8 a 0. Por su parte los de Vicó habían dejado en el camino a San Martín de San Juan, derrotandoló por penales.

El Rojo comenzó incómodo, lo que sería un indicio del gran desempeño defensivo que haría su rival. La premisa del Rey era cortar y atacar rápido, saltando pases o por bandas. Así fue como a los 24’ Nicolás Figal anticipó y superó en velocidad al mediocampista y con mucha precisión dejó mano a mano al Puma Gigliotti, quien ante la salida del arquero trató de superarlo pero este le cometió una clara falta, al límite del área. Silvio Romero lo transformó en gol, optando por el medio del arco.

Luego del gol Independiente tomó los tiempos del juego, tratando con mas paciencia sus ataques. Esto no duraría mucho ya que diez minutos después el tricolor se despertó comandado por su delantero Guille, quien fusiló al guardameta uruguayo, el cual respondió con eficacia. Llegando al final de la primera etapa, Guille volvió a desbaratar a la defensa del Rojo y Brítez de manera inentendible, lo derribó dentro del área. Olivares tomó la responsabilidad pero se topó con un tal Martín Campaña que le ahogó el grito sagrado.

En el complemento Holan no vio bien el funcionamiento de su mediocampo y mandó a Sanchez Miño en el lugar de Benavidez quien aparte de ser amonestado, nunca gravitó en el campo. A los 5’ Burdisso tuvo la suya de cabeza, esta vez el que respondió fue Martin Ríos, quien voló notablemente.

A los 15’ Cerutti ingresó en el lugar de Brian Romero, para tratar de dar verticalidad a los ataques, por la banda derecha. Tres minutos después de la modificación se quemarían todos los papeles del profesor. El uno de Brown la dividió desde su área y la defensa del Rojo calcularon mal, Olivares quedó sólo y se vengó ante Campaña que esta vez, nada pudo hacer.

Tras el empate el Rey perdió la brújula, buscando el segundo gol, sin muchas ideas, sufrió mas de lo que generó. Brown de Adrogué bien plantado defensivamente nunca corrió riesgos de perder el partido. Con un mediocampo totalmente roto, el cotejo se esfumó en la tanda de penales.

La cenicienta del cuento, el conjunto de la B Nacional, concretó sus penales y por parte del Rojo, convirtieron: S. Romero G. Silva, Domingo y erraron: Brítez y Figal.

Las alarmas se encienden en el laboratorio del profesor, hace un mes que Independiente no gana, la última vez fue en Japón. El Rey de copas no puede recuperar ese fútbol de alto vuelo que nos tiene acostumbrados. El próximo partido será el Sábado ante Colón, con probablemente un equipo alternativo ya que el Martes 19, deberá enfrentar a River, en el primer partido de Cuartos de final de nuestra Copa.

Se escapó sobre el final

Independiente empató 2 a 2 ante Gimnasia de la Plata, la visita con un hombre más, lo empató en la última jugada y dejó al Rojo en el quinto lugar de la Superliga. Martín Benítez y el “Puma” Gigliotti anotaron los tantos.

El Rey venía de hacer un gran papel en Brasil y llegaba a este partido con el objetivo de acomodarse en el cuarto puesto del campeonato en el último partido de local de la Superliga. El presente del Lobo era totalmente diferente, los platenses venían de perder 6 partidos consecutivos y así a su DT Facundo Sava.

El cotejo comenzó más que favorable para Independiente quien era dueño del balón y manejaba los tiempos a su merced, mientras que la visita se resguardaba en su campo cerrando los espacios.

El periodismo lo ensucia pero él responde con goles, otra vez Martín Benítez. Indiscutido hoy por hoy en el once inicial, volvió a marcar con la camiseta del Rojo, luego de que Silvio Romero haga la pausa necesaria y lo deje de frente al arco para que a los 10’ abra el marcador.

Solamente diez minutos pasaron para que todo lo bueno que había hecho el equipo de Ariel Holan se viniera abajo. Producto de una mala salida, a Nicolas Figal no le quedó otra que derribar al delantero que se iba sólo cometiéndole un claro penal. Trucco sin respetar la nueva regla del doble castigo, lo expulsó. Alemán lo pateó a la perfección dejando sin oportunidades a Campaña.

Tras la expulsión, Brian Romero dejó la cancha y Gastón Silva ingreso en su lugar para completar la zaga central. Con uno menos, la producción del Rojo fue nula dejando de lado el juego y comprometido más con la marca, el primer tiempo se agotó sin ningún acercamiento.

En el complemento la visita se animó aún más y el Rojo no hacía pie, Martín Campaña como nos tiene acostumbrados, volvió a ser clave en un mano a mano. Pasados los quince minutos Ariel Holan comenzó a mover las piezas del tablero, el Puma Gigliotti entró por Silvio Romero y cinco después Gonzalo Verón lo hizo por el Torito Rodríguez. Este último cambio le cambió la cara al equipo.

Independiente buscaba los tres puntos y los caminos eran los correctos, tenía aproximaciones y remates que pasaban cerca del arco de Arias pero ninguno iban al destino buscado. Hasta que Bustos pasó al ataque, filtró para Meza y el ExGimnasia habilitó al Puma que sólo le bastó con empujarla.

Luego del tanto, parecía que el Lobo había bajado los brazos ya que el Rey de Copas había metido el partido en un congelador. Una desconcentración, con el tiempo cumplido hizo que el gran desgaste demostrado, se eche a perder. Bonifacio aprovechó la libertad y empató el partido pasado los 90 reglamentarios.

Los dirigidos por el profesor no tuvieron respuesta a esto y se le escaparon dos puntos clave en la clasificación a la próxima Copa Libertadores. Ahora el Rojo quedó quinto, la última plaza que da la Superliga a la Copa, pero jugando el repechaje. Si se consumaba la victoria era diferente ya que dos puntos más lo dejaban en clasificación directa.

Contra todo y contra todos

Independiente ganó en Brasil, 2 a 1 ante Corinthians y volvió a ponerse cómodo en la copa que más veces ganó. Benítez y Oscár Romero, en contra, marcaron los goles.

El Rojo llegaba a Brasil con la ilusión de conseguir un buen resultado que lo deje con chances de clasificar a la siguiente ronda de la Copa Libertadores. Los pronósticos no eran los mejores ya que los dirigidos por Ariel Holan habían perdido de local y lograr la victoria en tierra ajena, parecía una epopeya.

El comienzo del cotejo no podía ser más favorable para Independiente. Maxi Meza, trianguló con Silvio Romero y el delantero fue quien definió ante Cassio, que eficazmente tapó su disparo, pero Martín Benítez capturó el rebote y abrió el marcador, al minuto de juego. El Rojo ya estaba ganando 1 a 0 y en los minutos siguientes pudo aumentar el resultado. Primero Meza y después un defensor del Timao casi la mete en contra.

Con presión alta, los hombres del profesor, buscaban el merecido segundo tanto. Este llegó gracias a un centro venenoso de quien era la figura hasta por ese entonces del partido, Maximiliano Meza. El exGimniasia tiró un córner venenoso y Oscar Romero la mandó para adentro.

Antes de los 25’ El Rey estaba ganando por dos tantos y estaba cómodo en el duelo, sin embargo, Jadson achicó distancia, dejando sin opción a Martín Campaña, faltando quince para el entretiempo. El tercero llegó, pero esta vez el árbitro inventó una falta para evitarlo. Alan Franco con su cabeza venció a Cassio y el encargado de impartir justicia volvió a perjudicar a Independiente invalidándole el gol.

La segunda parte fue más pareja, el Timao se hizo dueño del balón pero nunca puso en jaque al Rey, que sacó la mística de adentro y con un gran rendimiento de sus jugadores que dejaron todo en cada dividida y nunca le posibilitaron al local empatar el juego.

Los cambios entraron bien y Nicolas Domingo se hizo eje del medio y fue la figura de la noche con su intensidad en la marca, no dio ninguna por perdida. La mala noticia es que Meza no estará en el próximo partido ya que llegó al límite de amarillas permitidas en el ámbito internacional.

El Rojo ganó en el Arena do Corinthians y se acomodó en los puestos de clasificación. El 17 de mayo tendrá que viajar a Bogotá, con mejores aires ya que estos 3 puntos logrados en tierras brasileñas le dan una gran ilusión al pueblo rojo.

Otro golpe

Independiente cayó 1 a 0 ante Defensa y Justicia y volvió a demostrar un pésimo rendimiento en el Libertadores de América. Bareiro, capitalizó un error de Campaña, para anotar el único gol de la noche.

El equipo de Ariel Holan venía de caer por Copa Libertadores, en su cancha, ante Corinthians, en dónde no jugó un buen partido. Muy diferente era el presente del visitante que llegaba tras ganarle a Boca y a los vecinos, de forma consecutiva.

El cotejo comenzó intenso, y el Rojo mediante la circulación manejaba los tiempos, pero sin lastimar, en el lugar donde es necesario hacerlo para ganar. La primera llegada y la que sería la única que, quizás puso en peligro a Unsain, fue un remate lejano de Sanchez Miño, finalizando un buen ataque.

Entre ambos equipos se repartieron el protagonismo de la primera etapa y con pocas llegadas conformaron un aburrido primer tiempo. Independiente tuvo, quizás un poco más la posesión, que no le sirvió de mucho.

La segunda parte, se podría decir que fueron los peores 45’ minutos de la era Holan. El equipo estuvo muy flojo, nunca pudo conectar sus líneas y la falta de Nicolás Domingo, se hizo notar. Sanchez Miño fue el único que intentó, y rompió con pases verticales.

Pasados los 10’ llegó un baldazo de agua fría, Bareiro aprovechó que Campaña le sacó de vista al balón, en la salida de un tiro libre y ejecutó al arquero uruguayo. La pelota le jugó, una mala pasada a Campi, quien por un segundo la perdió de vista, y ese segundo fue fatal.

Tras el gol visitante, el equipo de Holan, perdió las pocas fuerzas que había mostrado y nunca pudo hacer pie en el partido. Ni las modificaciones pudieron salvar al equipo y otros 3 puntos clave se fugaron del Libertadores de América, junto con las chances matemáticas de pelear el campeonato.

Alarmas se encienden en las oficinas del DT, que hace rato que no encuentra el equipo. Las últimas dos victorias por la Superliga ilusionaban con que el Rojo había vuelto a su buen andar, pero la durísima derrota ante el Halcón, dice todo lo contrario.

Lastimao

Independiente perdió de local 1-0 ante Corinthians, en la tercera fecha de la Copa Libertadores, Jadson marcó el único tanto de la noche.

El Rojo llegaba a este duelo con la obligación de ganar para ubicarse en los puestos de clasificación a octavos de final. En cambio el conjunto brasilero, venía con un poco más de margen ya que había empatado su partido de visitante.

Los primeros 15’ tuvieron a un Independiente agresivo, en la gestación pero sin claridad en el área. Campaña sólo tuvo que intervenir una vez, en un remate bajo y cruzado. Silvio Romero tuvo la suya de zurda, pero la pelota se fue a milímetros del palo.

Los dirigidos por Ariel Holan, obligados a ganar, llegaban con mucha gente y en la contra quedaban muy expuestos. El Timao pudo haber concretado en dos contragolpes, que por suerte fueron desactivados por los defensores, que retrocedieron eficazmente. Sin demasiadas chances se agotó el tiempo de la primera parte.

En el segundo acto, Holan movió las piezas y cambió 2 jugadores. Gigliotti y Meza ingresaron por Menéndez y Benítez. Por su parte el conjunto brasilero, cerró bien sus espacios y nunca dejó que Independiente lo lastime.

Por pasajes el Rojo mostró un buen fútbol, pero no fueron suficientes para poner en jaque al experimentado Cassio, que fue inquebrantable. Los visitantes demostraron una faceta muy fuerte en lo defensivo, un empate no les venía nada mal y con el correr de los minutos se notaba.

Faltando 10 para el cierre, en la salida de un lateral el Timao, encontró romper el 0. Jadson le ganó en el aire a Amorebieta y con su cabeza, venció las manos de Campaña que esta vez no pudo contener el balón.

Cuando se agotaban las chances Silvio Romero, habilitado, marcó lo que era el empate pero el juez de línea falto de vista, lo vio en offside y le quitó el merecido gol al delantero. Otra vez la terna arbitral perjudicó al Rey de copas, ya que tampoco le concedieron un penal en la salida de un tiro libre.

Corinthians, se llevó los tres puntos para Brasil y dejó con la obligación a Independiente de conseguir dos buenos resultados en las próximas presentaciones, ambas de visitante. Esta camiseta conoce de historia y el sueño todavía está latente.

Últimas noticias

Send this to a friend