A la altura

Se empezaron a disputar esta tarde los cuartos de final del Torneo de Reservas, y el Rojo visitó al Millonario en el River Camp.

En un partidazo, Independiente cayó por cuatro a dos frente al local, luego de ir perdiendo de entrada y ganando dos a uno.

El equipo de Claudio González salió a la cancha con: Juré Marinovich; Federico Rotela, Mauro Zurita, Santiago Velázquez, Nehuén García; Juan Kulak, Fernando Chávez, Tomás Pozzo; Juan Da Rosa, Rodrigo Márquez y Juan Zarza. En el complemento entraron Sosa, Sayago, Moschen y Romero.

El primer tiempo tuvo un trámite parejo, con mucha intensidad. Al Rojo no le cobraron un claro penal a Zarza, en el que el arquero toca con el cuerpo al delantero Rojo. Enseguida lo tuvo Da Rosa sobre la derecha y en la contra River se puso en ventaja a través de Lucero.

Pero a los 36, tras un desborde por derecha de Zarza, le quedó a Márquez, quien puso el uno a uno tocando a la red de derecha. Independiente no merecía perder, y consiguió un empate con justicia.

Márquez, autor de los tantos Rojos, celebra con Zarza

El complemento arrancó con todo y ya a los dos minutos lo tuvo el Rojo, con una llegada al fondo de Da Rosa, que Zarza no pudo definir. Dos después, un córner del local derivó en una contra letal, que empezó muy bien Da Rosa y definió Márquez con una corrida desde mitad de cancha, tocando de zurda a un costado del arquero.

Pero la alegría duró poco, ya que en diez minutos el local lo dio vuelta. Primero con un bombazo de afuera del área y luego con una jugada por derecha, aprovechando una floja respuesta de la defensa Roja.

La última media hora se dividió entre los intentos de Independiente por empatar y los avances de River buscando liquidar el pleito, algo que estuvo cerca de pasar a los 83 con un tiro desde afuera que dio en el travesaño. El Rojo fue todo ímpetu, pero sin llegadas claras. En los segundos finales, con muchos espacios Lucero consiguió el cuarto y puso cifras definitivas al marcador.

Lamentablemente se terminó el certamen para los pibes, que dejaron todo y tuvieron un gran partido ante el único invicto, y hasta ahora mejor equipo del torneo.

Leyendas

El Día del Futbolista Argentino se celebró hasta el 2020 todos los 14 de mayo y tiene su origen en un gol que fuera convertido por la Selección argentina de fútbol al seleccionado inglés, durante un partido que jugaran ambas selecciones en la cancha de River Plate y cuyo resultado fue de 3 a 1 a favor del conjunto local.

El mencionado tanto fue marcado por el jugador Ernesto Grillo, quien, por dicha anotación, fuera proyectado en forma directa a la leyenda de figuras y hechos relevantes del fútbol argentino. Ese día, que se constituyó en la primera victoria de Argentina ante Inglaterra, el equipo nacional jugó con una delantera integra de Independiente, la famosa compuesta por Micheli, Cecconato, Lacasia, Grillo y Cruz.

La gloria Roja, que estuvo presente en los grandes hitos de la selección Argentina, no podía faltar.

En 2017 nos dimos el gustazo de entrevistar a Micheli, Cecconato y Cruz y dejaron un momento eterno para el recuerdo. Ellos mirando, por primera vez, el video de la goleada 6-0 al Real Madrid.

Revivilo acá y mirá las reacciones de los protagonistas:

Uno x uno vs. City Torque

Sebastián Sosa (6): Poco pero efectivo el trabajo hoy del uruguayo en su patria. Salió rápido y bien a los 20 para atajar un pelotazo y controló dos tiros fáciles en el complemento. Sobre el final saca muy bien al córner atorando al rival. Adivinó en el penal, pero fue muy arriba.

Fabricio Bustos (5.5): Alternó buenas y malas el Tractor, que es el que más está jugando. Ímpetu para tratar de avanzar, con varios problemas en el retroceso.

Juan Di Lorenzo (5): No tuvo errores groseros, pero se lo notó nervioso, algo comprensible, siendo parte de una zaga que no brindó mayor seguridad.

Patricio Ostachuk (4): No fue para nada buena la noche de Pato, con varios errores con pelota y un penal totalmente infantil. A los 86 tuvo una chance pegándole de afuera, que el arquero sacó al córner con esfuerzo.

Ayrton Costa (5): Demostró que es el más “experimentado” de los tres centrales que jugaron hoy, pero no se lo vio firme como suele suceder. Llegó justo a los 72 para cortar antes de la definición.

Lucas Rodríguez (4.5): Flojo lo del lateral, que no se si salió por su rendimiento y amonestación, o por las molestias que viene arrastrando.

Juan Pacchini (4.5): Venía teniendo una tarea regular, hasta que fue expulsado exageradamente por el pésimo árbitro del partido.

Adrián Arregui (4.5): Tampoco fue bueno lo del exHuracán, sin mandar en el medio y con problemas para controlar y pasar el balón. Mostró experiencia en cuanto al comportamiento, en momentos en los que dominaban los nervios por la actuación del juez.

Alan Soñora (5): Manejó la pelota correctamente en algunas ocasiones, esperando la llegada de compañeros, pero no más que eso. Le juega en contra que disputó solo la primera parte, en la que Independiente se tiró muy atrás. Tiene una llegada peligrosa a los 21 por derecha, en la que Fucks lo confundió con Bustos.

Braian Martínez (6.5): Buen partido del Chaco, siendo el más movedizo con el equipo muy atrás y generando peligro en el complemento. Recupera y ve bien a Herrera en la del palo, llegó bien al fondo a los 45 y también a los 66, mandando el centro. La figura de Independiente esta noche.

Jonathan Herrera (6.5): Muy poca participación del Toro, pero trascendental. Buena diagonal a los 12 para luego disparar de zurda, pero el palo le negó el grito, que metió en el final de penal. Enorme promedio de gol en sus primeros partidos en el Rojo.

Alan Velasco (6): Jugó el complemento por Soñora y estuvo muy activo, tratando de lastimar al rival sobre todo por izquierda. Buen pase a Ortega recién ingresado, un par de gambetas y el toque para Blanco en el penal, para quedar con un saldo favorable.

Thomás Ortega (5): Reemplazó a Rodríguez en el entretiempo y fue regular su rendimiento, teniendo problemas por la banda.

Domingo Blanco (6): Entró por Di Lorenzo a los 65 para ser salida y tener la pelota, algo que consiguió a medias. Lo que si hizo y muy bien fue atacar para que le cometan el penal. A los 79 le quedó tras una salida mala del rival y se apuró, dándole al arco con Velasco solo por izquierda.

Sebastián Palacios: Saltó a la cancha a los 75 por el Chaco y fue importante su ingreso. Le dio frescura al ataque, aguantando la pelota y ganando en velocidad. Buena a los 84 pero al final rebotó en un rival y arranca la jugada del penal.

Julio Falcioni: Tras la clasificación a cuartos y los problemas en la visita a Brasil con los PCR, era claramente el partido como para hacer descansar a los titulares. El equipo volvió a jugar mal, respetando demasiado a un rival limitado, muy retrasado en todo el primer tiempo. Al igual que en Avellaneda, reaccionó después de estar en desventaja y esta vez alcanzó un empate importantísimo. Rompió la línea de cinco y con muchos problemas, además de la desventaja numérica, tuvo premio y consiguió lo que buscaba. Anímicamente el equipo sigue mostrando mejorías, a pesar de algunos errores como el de Silvio hoy. Claramente tenía razón, el árbitro es un desastre, como la mayoría de los que dirigen esta copa, exageró en la roja a Pacchini y omitió una clara expulsión para Rak. Pero eso no justifica una reacción que lo puede dejar afuera de la competencia, y que puso más nervioso aún a sus compañeros, muchos de ellos juveniles. Con todo a La Plata, vamos Rojo.

Uno x uno vs. Huracán

Sebastián Sosa (6): Otro buen partido del uruguayo, esta vez sin grandes atajadas, pero dando seguridad. En los 45 iniciales le saca un cabezazo a Garro, mientras que en el complemento salió y cortó bien varias centros, aunque en uno no pudo rechazar.

Fabricio Bustos (6): Fue raro lo del Tractor, porque se lo vio como distraído en varias jugadas. Tuvo problemas en la marca, pero llegó al fondo a los 21 combinando con Velasco y a los 39 en la que casi termina en penal. Además, participa bien en la apertura del marcador.

Sergio Barreto (6): Firme Checho, un roble en el mano a mano y rechazando todo lo que se le cruzó.

Juan Insaurralde (6.5): Muy positiva su vuelta, no porque Costa haya jugado mal, sino por lo que representa el Chaco desde su llegada. Aporta experiencia, altura y salida, algo que no abunda.

Thomás Ortega (6): No tuvo fisuras el pibe, controlando bien su sector. Una de sus mejores actuaciones.

Lucas Romero (7): Nuevamente fue de los mejores del equipo, carácter y presencia en el medio para marcar y trasladar. Buena presión alta y pase en el tercer gol.

Lucas González (5.5): No se destacó, pero tampoco fue malo su partido. Buena aparición a los 55 en el área, estando muy cerca de que le cometan penal.

Domingo Blanco (7.5): Hace rato que vengo mencionando un cambio en su nivel, se lo ve más criterioso y maduro para jugar y tomar decisiones, aún con errores como el de hacerse amonestar hoy. Pero demostró esa modificación positiva en su juego, peleando y ganando muchas veces sin hacer faltas (como en el primero), eligiendo bien los pases y su posición. A la dinámica le agregó todo eso y lo coronó esta noche con un golazo que definió el partido y la clasificación, tomándose revancha de aquella chance en Liniers que dio en el travesaño.

Alan Velasco (5.5): Otra vez alternó buenas y malas esta Joya, que debemos saber pulir y madurar. Flojo tiro libre apenas iniciado el partido. No le pudo dar bien a los 21 en una buena que inició él. Gana sobre el final del primer tiempo, se mete al área y sirve bien para Silvio. Otra vez tuvo jugadas en las que le ganó la ansiedad, estando mano a mano con rivales lentos y enredándose con la pelota. Dale Alan, tranquilo.

Sebastián Palacios (6): Con más compañía, hoy logró tener un poco más el balón y generó un par de oportunidades. Dos buenas apariciones en el primer tiempo llegando al fondo, la segunda terminando en el gol en contra de Moya. A los 52 de derecha al medio buscó el arco y pasó cerca, mientras que encontró bien al Saltita en el área tres después.

Silvio Romero (6.5): Apareció el capitán, cuando más se lo necesitaba. En la primera etapa tiene un tiro libre que tras un desvío da en el travesaño y se lo pierde solo de zurda a los 45. Mete el segundo con mucha astucia, aprovechando el salto de la barrera y haciéndonos gritar un gol muy importante.

Adrián Arregui (5.5): Entró por el Salta a los 62, justo antes del segundo, para darle más altura y marca al medio. En ocasiones lo consiguió, en otras no.

Patricio Ostachuk: Reemplazó a Palacios faltando cinco y tuvo dos errores, primero en la marca del tiro libre apenas ingresado, y luego con un resbalón, algo que por suerte no pasó a mayores.

Jonathan Menéndez: Jugó los instantes finales por Velasco, para consumir tiempo.

Julio Falcioni: Independiente hoy estaba obligado a ganar y lo consiguió, sacando un resultado en un partido importante, algo que se debía el plantel. Y esa no es la única buena noticia, porque además lo fue a buscar y lo mereció. Con todas las falencias que tiene este equipo, la intención desde el arranque fue pensar en el arco rival y eso en parte es lo que posibilitó esta alegría, que ahora nos muestra en cuartos de final con un cuadro favorable. La ilusión está, son tres partidos, ojalá este envión anímico y la tranquilidad de haber pasado, posibiliten una mejora futbolística que le de fundamentos a esa ilusión. ¡Vamos Rojo carajo!

¿Cómo sigue?

Con el empate sin goles ante Huracán como visitante, finalizó el certamen de Reserva para el Rojo en la fase regular.

El equipo de Claudio González terminó en la cuarta posición y avanzó a cuartos por diferencia de goles, ya que tiene los mismos puntos que Defensa y Justicia.

La tabla quedó con Boca primero, con 30 puntos, seguido por un Newell’s de gran segunda parte de torneo, con 23 unidades. La Lepra estaba mitad de tabla para abajo y tuvo un espectacular sprint final, venciendo hoy por goleada a Sarmiento, que terminó tercero por diferencia de gol.

El Rojo finalizó con 22, producto de 6 triunfos, 4 empates y tres derrotas. En el torneo fue de mayor a menor, algo que se entiende por varias razones. Los contagios en Primera y en su división, más algunas lesiones, diezmaron por completo al equipo titular que venía teniendo buen nivel. De hecho durante varios encuentros jugaron tan solo dos o tres habituales titulares.

Igualmente esa no es la única razón, ya que algunas de las figuras, como Zarza y Márquez, siguieron jugando, pero bajaron su nivel.

La mala noticia es que en cuartos de final enfrentaremos a un River que se muestra como el mejor del torneo, manteniéndose invicto y ganando con comodidad su grupo, obteniendo 33 puntos, ganando diez partidos y empatando tan solo tres.

Habrá que ver si el cuerpo técnico de Falcioni permite que algunos chicos que hoy integran su plantel, vuelvan a Reserva para disputar los encuentros finales, o siguen dándole prioridad a la Primera (algo totalmente lógico).

Los cuartos de final ya confirmados son River frente a Independiente y Argentinos versus Sarmiento.

Resta saber si Boca y Newell’s, primero y segundo del grupo B, juegan con Estudiantes o Godoy Cruz, clasificados por el grupo A. El Tomba, que está jugando en este momento, si gana pasa al Pincha en la tabla y enfrentará a Newell’s, mientras que si empata o pierde con Banfield, seguirá cuarto y jugará contra Boca.

Pasó en Globo

Se disputó esta mañana la última jornada del torneo de Reserva, en la que Independiente visitó a Huracán en La Quemita.

El partido finalizó cero a cero y con el empate el Rojo logró el objetivo de clasificar a los cuartos de final.

El equipo de Claudio González salió a la cancha con: Juré Marinovich; Ezequiel Moschen, Mauro Zurita, Santiago Velázquez, Nehuén García; Juan Kulak, Fernando Da Rosa, Juan Zarza; Juan Da Rosa, Rodrigo Márquez y Luciano Villalba.

En el complemento entraron Chávez, Lezcano, Ibarra y Rotela por F. Da Rosa, Márquez, J. Da Rosa y Moschen respectivamente.

El primer tiempo tuvo un desarrollo parejo, en el que ambos dominaron de a ratos, siendo el visitante el que consiguió más profundidad. La primera chance fue del Globo, pero Marinovich sacó el cabezazo por arriba del travesaño. Después el Rojo estuvo cerca con Da Rosa, que la colgó solo desde el punto del penal. Y más tarde hubo dos aproximaciones con llegadas al fondo de Márquez por izquierda y de cabeza en un córner sobre el final.

En el segundo Huracán salió más decidido y aunque no tuvo llegadas claras, logró arrinconar a un visitante al que le quedó muy lejos el arco rival. A los 66 encima Villalba recibió la segunda amarilla y el Rojo se quedó con uno menos.

Y cuando parecía que se venía la noche, pasó lo contrario. El local no pudo profundizar el dominio y el Rojo tuvo una chance inmejorable en los pies de Moschen, que se lo perdió dos veces.

Sin mayores atractivos, con Huracán acumulando gente arriba sin que les llegue la pelota y el visitante tratando de sacar alguna contra, finalizó un encuentro que deja con sabor amargo a los dos.

A Independiente porque, si bien clasificó a cuartos, cayó a la cuarta posición y enfrentará al invicto River, sabiendo que necesita recuperar bastante del fútbol que tuvo durante la primera parte del certamen si es que aspira a ganarle al Millonario.

Foto: Prensa oficial

Ericazo

El 6 de mayo del año 1934 hizo su debut en Independiente el paraguayo Arsenio Pastor Erico, quien se convertiría en el máximo artillero del fútbol argentino.

El “Saltarín Rojo” vistió la casaca del conjunto de Avellaneda a lo largo de doce años, durante los cuales disputó 325 encuentro y anotó 295 goles. Además, dentro de su extenso ciclo en el “Diablo” consiguió los campeonatos de Primera División de 1938 y 1939, la Copa Ibarguen de los mismos años y la Copa Escobar del ’39. En lo que respecta al plano internacional, Erico se consagró, también con Independiente, en la Copa Aldao de 1038 y 1939, que se disputaron en Argentina/Uruguay.

Luego de partir de Independiente, a raíz de las diferencias que mantuvo con los dirigentes, regresó a su país natal para vestir la camiseta de Nacional y cumplir su deseo personal de sacarlo campeón, para después volver a Argentina a defender la casaca de Huracán, donde no convirtió goles.

Fue uno de los jugadores más destacados de su época y se lo consideró el octavo mejor jugador Sudamericano del Siglo XX. En nuestro país su nombre es sinónimo de gol y nadie ha alcanzado su récord de 295 tantos hasta el momento.

Una de las tribunas del Libertadores inmortalizó su nombre en casa, él ya lo había hecho en la historia del Rey de Copas y el fútbol argentino.

Uno x uno vs. Bahía

Sebastián Sosa (8): Extraordinario partido del uruguayo. Arrancó el encuentro sacando al costado un cabezazo y salvó dos veces el arco en la primera parte. De manera espectacular a los 33 con una mano y tres minutos más tarde controló un tiro cruzado. En el complemento tapó un cabezazo fácil de Conti, había sacado un tiro tremendo en el descuento y como si fuera poco volvió a atajar un penal sobre el final, salvándonos de una derrota. Además salió a cortar perfectamente varios centros, algo por lo que se lo suele hostigar. La mala, no menor, es el penal totalmente indiscutible que hace.

Fabricio Bustos (6): Correcto partido del Tractor, con mucho sacrificio. Llegó al fondo a los 37 y remató fuerte al primer palo en una de las pocas apariciones ofensivas que tuvo.

Sergio Barreto (4): No tuvo esta noche la solidez que viene mostrando, con cinco minutos fatales en los que pierde de arriba en el empate y comete un error grave en el penal de Sosa. A los 54 tuvo una chance de cabeza pero se fue por arriba.

Patricio Ostachuk (5): Mucha voluntad para defender, como todo el equipo, pero sin demostrar mayor seguridad.

Ayrton Costa (6): También tuvo algunas falencias, pero redondeó una aceptable tarea. Se mandó al frente con mucho coraje a los 16 y llegó al fondo. Dejó huecos por presionar alto, que fueron aprovechados por el rival generando las dos claras del primer tiempo. Se cansó de rechazar de puntín, teniendo en cuenta el estado del campo.

Gastón Togni (4.5): No fue bueno su trabajo, sin poder aprovechar espacios en su banda. Tuvo una chance a los 6, que remató de derecha y atajó el arquero. Al menos posicionalmente se lo vio más arriba que en otros encuentros.

Juan Pacchini (3): Volvió a ser malo lo del juvenil, sin participar prácticamente del desarrollo, con una actividad meramente posicional. Estuvo a punto de cometer un penal por tardar en un rechazo.

Lucas Romero (6.5): El mejor después del arquero, sabiendo como jugar, ganando de a ratos el medio y manejando los tiempos tomándose un segundo más con el balón para buscar pase. Muy buena pelota para Togni a los 6. Probó de lejos a los 27 y colgó la pelota en el techo del arco.

Alan Soñora (5): No fue destacable su partido, pero si interesante teniendo en cuenta que cumplió una buena labor haciendo algo para lo que no está, como defender la banda ante la salida de Togni. De hecho tiene un gran rechazo en el segundo palo. En los 45 iniciales, que los jugó más suelto, tuvo apariciones positivas.

Alan Velasco (6): Alternó buenas y malas, con la curiosidad de que fueron muy buenas y muy malas. A los 6 buscó abajo al arquero, para luego hacer todo mal por un rato largo. Incluso errando pases fáciles como el de los 33 estando tres contra dos, o sin poder ganarle con espacios a defensores mucho más lentos que él. Positiva la individual que hace en el penal, algo que arranca una seguidilla virtuosa. En la misma, convierte el segundo, le mete un buen centro a Barreto de zurda, tiene varias corridas lindas y entendió el estado del campo, sin trasladar y explotando su velocidad.

Jonathan Herrera (4): Patea muy bien el primer penal. Luego fue pura lucha y primera marca, sin lograr acciones destacadas en la ofensiva del equipo.

Braian Martínez (6): Entró en el entretiempo por Togni. Después de mucho tiempo fue positiva su presencia, siendo un acierto del entrenador su ingreso. Fresco, fue una molestia para los locales, que le cometieron el segundo penal.

Sebastián Palacios: Reemplazó a Soñora a los 86, para hacer algo de tiempo.

Domingo Blanco: Saltó a la cancha sobre el final por Velasco y tuvo una buena acción, manteniendo la pelota contra la línea de fondo rival.

Julio Falcioni: Yo entiendo que el resultado es positivo, porque nos permite seguir liderando el grupo a falta de tres partidos, de los que dos se juegan en Avellaneda. Porque además el equipo mostró mucha voluntad y ante muchísimas adversidades respondió con sacrificio 48 horas después de otro encuentro. Realmente lo entiendo, pero de ahí a comprar un lado épico en este empate… Veo muy errado darle ese tinte a este dos a dos porque el plantel durmió incómodo una noche, o estuvo sin tomar agua unas horas. Sobre todo porque volvió a jugar mal, ante un equipo limitado que también estaba diezmado, al que le iba ganando dos a cero sin crear situaciones (dos penales producto de errores defensivos) y que no se lo dieron vuelta de casualidad, por una notable actuación de Sosa. No hay un paso adelante en este encuentro, ojalá lo haya el domingo en Parque Patricios.

Uno x uno vs. Atlético Tuc.

Sebastián Sosa (5): Venía bien pero falló en la más importante. En el primer tiempo ataja dos tiros de Carrera, el primero dando un rebote largo. A los 41 encuentra de casualidad la pelota casi sobre la línea, por impericia de Lagos al definir. Uno después sale lejos y mal en el gol de Atlético. En el complemento casi no participa, salvo tratando de sacar rápido para intentar contraatacar.

Fabricio Bustos (4): Flojo lo del Tractor, que perdió varias veces la espalda y no generó nada en la ofensiva. Al minuto estuvo cerca de meterlo en contra rechazando un centro rival. A los 50 llegó bien al fondo, pero no centró correctamente.

Sergio Barreto (6.5): Volvió a ser solvente lo suyo, algo a lo que por suerte nos acostumbró. Gran duelo con Toledo, en el que salió victorioso. Tiene un error en salida que subsana Costa. A los 30 gana de arriba en un córner, pero no pudo bajarla. Varias veces quedó mano a mano y las ganó todas.

Ayrton Costa (6): También fue correcto lo suyo, aunque sin destacarse. Falló en salida, pero lo remendó ganándole al delantero instantes después. Sigue mostrando que puede ser una alternativa confiable.

Lucas Rodríguez (4): Malo lo suyo, al igual que Bustos, le costó el partido en la marca y no aportó nada arriba. Buen pase a Roa a los 42 y a Palacios un rato antes, las únicas más o menos positivas. A los 50 remató de afuera pero dio en un defensor.

Lucas Romero (2): De los peores partidos del Perro en el Rojo, totalmente desconocido. Fuera de lugar y tiempo, sin acertar siquiera pases fáciles y perdiendo totalmente el medio, la clave por la que el rival fue siempre superior. A los 62 quedó bien posicionado en una contra, pero la hizo mal, sin ver que le pasaban por atrás.

Domingo Blanco (2): Obviamente es el otro responsable de que el mediocampo de Independiente no haya existido en el partido. Entre los dos cinco no hicieron uno.

Andrés Roa (3): Flojísimo como casi siempre, alguna jugada positiva y diez errores. Le sale una difícil cada tanto, y eso entusiasma, pero pierde todas las fáciles. A los 17 sobre la derecha enganchó y buscó de zurda el segundo palo, pero se fue apenas afuera. Probó a los 42 de afuera y pasó cerca tras rozar en un contrario. Una falta de compromiso irritante en el gol; cuando comienza la contra es uno de los pocos que queda retrasado y vuelve al trote, dejando a sus compañeros en inferioridad de condiciones ante el ataque rival, sin reaparecer nunca más en la jugada.

Sebastián Palacios (3): Tampoco fue el partido del Tucu, que a veces hace lo que puede ante la falta de fútbol y movimiento de sus compañeros, pero que tampoco aporta en las demás, sin generar casi nada hoy. Buen pase a Bustos a los 50 y probó de afuera a los 74 tras pase de Herrera pero sin hacerlo bien.

Jonathan Herrera (3): No pudo pesar hoy en la ofensiva, haciendo que el doble nueve que podía insinuar una intención más ofensiva, quede tan solo en eso.

Silvio Romero (4): Aceptable primer tiempo, beneficiado y más suelto por la compañía de otro nueve, pero perdiéndose luego en la mediocridad generalizada. Buen rechazo defensivo al minuto en un córner peligroso. A los 11 casi deja solo a Herrera, pero el arquero se avivó y salió rápido. A los 29 frena de gran manera un remate de Rodríguez, pero su media vuelta se desvía en un defensor. Solo un correcto pase a Roa a los 51 se le cuenta a favor en el complemento, ya que el resto las perdió.

Alan Velasco (3): Cuesta a veces entender como no juega más, hasta que entra y no le sale una como hoy. Saltó a la cancha a los 59 por Roa y no realizó nada positivo.

Lucas González: Reemplazó a Blanco a los 77 y no tuvo acciones positivas.

Gastón Togni: Jugó los últimos minutos por Rodríguez.

Julio Falcioni: Un abrazo para él y su familia en este momento, eso por encima del resto. Horrible por donde se lo mire el partido de Independiente, superado tranquilamente por un rival disminuido por lesiones y contagios, sin siquiera patearle al arco. El cambio de sistema no aportó nada, porque el problema que tiene este equipo es que juega mal, no el dibujo. Lejísimo quedó ese pasaje que ilusionó, ante Newell’s y Sarmiento, y los ratos positivos ante rivales superiores de plantel como Vélez y Boca. Hoy el Rojo es incapaz de elaborar situaciones y depende de pelotas paradas, segundas jugadas o recuperaciones, algo válido pero que hoy tampoco tuvo. Inexistente el medio, sin peso arriba y con poca movilidad y precisión hasta en los jugadores confiables, un combo letal que nos deja con un pie afuera de los cuartos. Hay chances ganando en el Ducó, pero jugando así…

El primer vuelo

Un día como hoy, pero hace 27 años, un jugador empezaba a escribir la historia grande en aquel Independiente que estaba formándose para terminar ganando ese mismísimo Clausura 94.

Se trata de Albeiro Usuriaga, quién anotó su primer tanto con la camiseta del Rojo en la victoria ante Ferro -una de sus víctimas preferidas- por 2 a 0 en una fría noche de viernes en la Doble Visera.

El Negro recibió un pase de Diego Cagna y después de enganchar dos veces definió con un zurdazo seco al primer palo, liquidando un cerrado partido que había abierto el Dany Garnero, tras un error del Mono Burgos en el primer tiempo.

Usuriaga ganaría tres títulos en su primera etapa en el Rojo: el clausura y la Supercopa del 94, más la Recopa Sudamericana del 95. Luego tuvo otra etapa en el club de la mano de Cesar Menotti en la que se llegaron a ver destellos de su juego con varios golazos.

Últimas noticias

1
2
5
6

Send this to a friend