Uno x Uno vs. Racing: No pusieron primera

Diego Rodríguez (3): Le tapó un mano a mano a Vietto saliendo rápido. No tiene culpa, pero si flojas reacciones en el primer y tercer gol. A mi entender, no es penal frente a Hauche, el delantero deja la pierna y se deja caer.

Gabriel Vallés (4): No tuvo un buen partido, pero fue lo mejor de la defensa. Sin errores en la marca y trató de proyectarse en el primer tiempo, aunque sin suerte.

Cristian Tula (3): No brindó la seguridad de siempre, pero al menos no mostró las falencias de su compañero de zaga.
Julián Velazquez (2): Si de verdad quiere quedarse en el Club, hoy no lo demostró. Grave error de cálculo en el primer gol (culpa de Alderete también). Perdió siempre la espalda y nunca se lo vio seguro.
Claudio Morel Rodríguez (1): Su temperamento le jugó una mala pasada y le hizo cometer una enorme irresponsabilidad que dejó expuesto a sus compañeros. La goleada comenzó con su patada y expulsión a los tres minutos.
Martín Zapata (2): Buscó por adentro y por abajo, pero perdió casi siempre. Salió en el entretiempo.
Reinaldo Alderete (2): Casi convierte de cabeza a los tres minutos. Deja pasar la pelota en el primero, pierde la marca en el tercero y mostró una vez más sus grandes limitaciones con la pelota. Otra pésima actuación.
Federico Mancuello (2): Tuvo que tirarse de tres luego de la roja a Morel, aunque solo en la teoría, ya que su punta fue una invitación para los rivales. Dos buenos centros en el primer tiempo fueron todo su aporte. Salió en el entretiempo.
Matías Pisano (5): Lo único positivo del equipo. Él solamente pudo tener la pelota y progresar en ataque ante los defensores rivales, buscando crear volumen de juego y habilitaciones a los delanteros. En el primer tiempo probó dos veces y ambas pasaron lejos, en el complemento Saja y el palo evitaron el gol del honor.
Daniel Montenegro (3): Mal partido del Rolfi. Jugó tirado a la izquierda para cubrir la zona de Macuello. No logró tener la pelota ni crear situaciones de riesgo.
Facundo Parra (2): No llegó a conectar un buen centro de Mancuello. Desde el arranque mostró una molestia en el aductor, pero recién salió promediando la segunda parte. Floja labor.
Lionel Miranda (3): Entró por Zapata y no mejoró su producción.
Lucas Villalba (2): Las pocas veces que intentó proyectarse pareció apichonarse ante los defensores rivales.
Adrián Fernandez (3): Difícil que un delantero logre destacarse entrando en un partido con tres goles de diferencia y un jugador menos. Le puso ganas. Sobre el final lo tuvo pero Saja le tapó el zurdazo.
Martín Benítez (4): Entró por el Rolfi faltando veinte y aprovechó el quedo de Racing. Mostró algunas gambetas y lo tuvo de zurda, pero Saja la sacó al córner.
Omar De Felippe: La positiva intención de atacar con la pelota al piso duró hasta que a Morel se le salió la cadena. Luego arriesgó para buscar un empate que nunca llegó. El partido terminó con el penal y el segundo tiempo estuvo de más. A pesar de ser un partido de verano, nunca es bueno perder un clásico. Fue un partido raro, pero preocupa que no haya habido equivalencia entre los equipos. Genera dudas de cara a lo que pueda hacer este equipo en primera de cumplir el objetivo a mitad de año.

Homenaje al Negro

El equipo salió a la cancha con una remera blanca con la cara de Tomás Rolan, recientemente fallecido. El gran defensor Uruguayo, que consiguió el título del 63 y fue bicampeón de América (64-65),  perdió la vida el pasado jueves en el Hospital Fiorito a los 77 años.

Con la leyenda Tomás Rolan 1936-2014, los jugadores le brindaron un merecido homenaje al Negro. Aunque luego no se plasmó en la cancha, vale la intención y el recuerdo de una gloria de la Institución.

Que se los corte…

Diego Maradona realizó a través de la web una nota para el programa de su hija Dalma (FansWorld.TV) en la que se dio una divertida charla que muestra la disputa entre padre y abuelo a la hora de inculcarle a Benjamín la pasión por los colores.

El hijo del Kun y Giannina, que es socio de Independiente desde el día en que nació (19/02/2009), se ve que con casi cinco años, ya muestra sus dotes como futbolista. “Nah, es increíble lo que juega” fue lo primero que dijo el Diez cuando le preguntaron como jugaba su nieto. Y ante el pedido “hay que llevarlo a Boca” respondió “no, eso es lo no quiero yo con mi nieto. Que decida él”. “Si si claro, te dice que va a jugar a Independiente y te morís” fue la sentencia de Dalma que disparó una nueva frase Maradoniana. “Me corto los chabones” se sinceró Diego.

El video y la imagen que siguen parecen ser pruebas de que hasta ahora la disputa la va ganando el padre. Y con los genes que tiene, todos los hinchas de Independiente esperamos que siga así. Va con onda Diego, pero ya te cortaron las piernas en el 94, ojalá en unos años Benja te haga cortar otra cosa.

El uno x uno del semestre

Lo siguiente es un análisis del rendimiento de nuestro plantel según el puntaje obtenido en Orgullo Rojo. Veintiséis son los jugadores que recibieron puntuación por haber sido utilizados por Miguel Brindisi y/u Omar De Felippe en al menos un partido, más de veinte minutos.

A la hora de precisar cuál de todos fue el mejor del semestre, el ganador puede variar según el parámetro que uno utilice, pero no sale de tres jugadores.

Marcelo Vidal es el que más promedio tiene, con 5.83 puntos por partido. Sin dudas el Negro es uno de los artífices de la levantada del equipo y le ha solucionado más de un problema a De Felippe en el mediocampo, donde no rindieron Razzotti ni Alderete, dos de los refuerzos traídos para afrontar el último semestre. Brindisi lo puso ante Aldosivi (su peor nota, 4) y después espero su oportunidad hasta la fecha 14, ante Sportivo Belgrano. De ahí en más, no salió del equipo. Sin brillar, pero consolidándose como el número cinco. Sus mejores puntuaciones fueron de visitante, en la mencionada fecha en Córdoba y en la última ante Patronato, donde si bien no tuvo un gran encuentro, definió el partido sobre el final con el golazo desde atrás de mitad de cancha, el mejor tanto del torneo. En ambos partidos cosechó siete puntos. La contra que tiene a la hora de considerarlo el mejor es la cantidad de encuentros disputados, solamente nueve.

Si tenemos en cuenta esto último son dos los jugadores que se disputan el liderazgo. Uno es Diego Rodríguez con 5.66 de promedio en 18 PJ, consiguiendo el récord de valla invicta (que aún sigue sumando minutos) para la categoría y para Independiente en el profesionalismo. El Ruso debutó frente a Atlético Tucumán (los primeros tres partidos atajó Assman) y la rompió. Fue su mejor puntuación (8) y no salió más del equipo. El peor puntaje (3.5) lo recibió ante Unión en la fecha once.

El otro jugador del podio, que también puede ser considerado el mejor del semestre es el Rolfi, ya que si bien tiene menor promedio que los dos ya mencionados, con 5.38, es el que más puntos cosechó (113, contra 102 y 52.5 de Rodríguez y Vidal respectivamente) y jugó todos los partidos. Sí, leyeron bien, el Rolfi dijo presente en los 21 partidos del semestre. Además es el único jugador en recibir en tres ocasiones un nueve (ante Talleres, Crucero del Norte y Ferro), máximo puntaje otorgado hasta el momento. Con altibajos (recibió un 2 en la fecha 5 ante los Mendocinos por ejemplo) el Capitán demostró que merece la cinta y que es el mejor jugador del equipo.

Luego, en la cuarta posición, está la mejor incorporación, Matías Pisano. El enano sumó puntos en 20 fechas (solamente no entró ante Aldosivi), con 5.15 de promedio. Su mejor nota fue 9, ante Crucero del Norte y la peor un dos, una fecha antes en Casanova. Entre tantos fracasos, es el principal acierto de los dirigentes en el rubro incorporaciones y uno de los jugadores con mayor proyección. Ojalá que con una pretemporada de primer nivel tenga el 2014 que promete.

Después siguen Julián Velázquez, con una gran levantada y Morel Rodríguez, ambos con 4.92, aunque el Avispa jugó un partido más (14 vs. 13)

Los peores, siempre según Orgullo Rojo han sido Christian Nuñez (2.87 en 4 PJ), Reinaldo Alderete (2.83/6), Fabián Monserrat (2/2) y Juan Manuel Trejo (2/4).

Los jugadores con más partidos jugados (como titular o entrando más de veinte minutos) son Montenegro (21), Pisano (20), Vallés y Zapata con 19, Mancuello y Diego Rodriguez con 18 y Parra con 16.

La tabla completa, con más de cinco partidos disputados es la siguiente:

 

JUGADOR PROMEDIO PJ
M. Vidal

5.83

9

D. Rodríguez

5.66

18

D. Montenegro

5.38

21

M. Pisano

5.15

20

J. Velázquez

4.92

14

C. Morel R.

4.92

13

M. Zapata

4.65

19

C. Tula

4.6

10

L. Miranda

4.54

11

F. Parra

4.5

16

C. Vallés

4.44

19

S. Cáceres

4.27

9

F. Mancuello

4.22

18

C. Menéndez

4

11

F. Razzotti

3.85

10

L. Villalba

3.7

12

R. Alderete

2.83

6

 

Los jugadores que disputaron menos de cinco encuentros son los siguientes:

S. Ojeda

4.5

1

F. Pizzini

4.25

4

A. Fernández

4.25

2

M. Benítez

4

2

F. Assman

3.66

3

S. Penco

3

4

C. Nuñez

2.87

4

F. Monserrat

2

2

J. Trejo

2

4

 

El promedio de puntos que sacaron los jugadores de Independiente con Miguel Brindisi como Dt es de 3.79 en cuatro fechas, promedio que obviamente subió mucho con De Felippe. Con Omar los jugadores tienen 4.73 en 17 encuentros. Solamente en dos ocasiones (ante Unión y Almirante) obtuvieron un menor puntaje que el promedio con Brindisi. Los mejores rendimientos, siempre según nuestra calificación fueron ante Douglas Haig (6.36), Instituto (6), Ferro (5.61), Gimnasia de Jujuy y Crucero del Norte (ambos con 5.58), lo que demuestra la enorme diferencia jugando como local y visitante. En el Libertadores el promedio es de 4.88, mientras que de visitante baja a 4.19. Esta brecha se acrecienta en los últimos partidos, ya que el promedio en los cinco encuentros finales como local asciende a 5.82 y como visitante es de 4.33.

Sin dudas uno de los puntos a mejorar para Omar De Felippe, técnico que enderezó el barco y sin brillar, nos devolvió la esperanza de conseguir el objetivo en junio del año que viene, con una valla casi inexpugnable y el Rolfi como abanderado.

Uno x Uno: Los invitados

Leonardo Díaz: Aún en buena forma, tuvo varias salidas rápidas ante Forlán y el Milito que no queremos. Con lo de anoche mostró más que Hilario en el semestre.

Juan José Serrizuela: A pesar de que parecía más un campeón del 84 que del 2002 se bancó todo el primer tiempo y mostró que su pegada sigue intacta. Eso sí, cada vez que iba miraba con ganas el carrito de los suplentes para volver.

Hernán Franco: Al contrario de JJ, el Pichi mostró que la última década la pasó en formol. Aprovechó una vez más hacer dupla con el Mariscal y así parecer un gran número dos.

Federico Domínguez: Siempre dejando surcos a pura potencia en la franja izquierda, antes por velocidad, ahora  más por peso. Sigue llegando al fondo, el problema es que después de semejante esfuerzo hay que tirar el centro…

Diego Castagno Suarez: El Negro era uno de los pocos (o el único) que tenía una pulserita, señal inequívoca de que está irreconocible. Dejó todo como siempre de cinco; de cinco a diez minutos, luego salió reemplazado con una ovación y vivió la fiesta como pocos, hasta filmaba. Un genio.

Pablo Guiñazú: El Cholo está con el ida y vuelta de siempre, más con ese peinado aerodinámico onda Baracus que tiene.

Federico Insúa: Dicen que el tiempo todo lo puede, donde hubo fuego cenizas quedan, podría seguir así todo el día. Lo cierto es que la gente entendió que entre Comparada y él no había mucho que pensar. Te perdonamos Pocho. ¿Te perdonamos? Yo no lo sé, pero más allá de eso, menos pelo, misma zurda. ¿A quién no se le cayó un poquito de baba cuando se juntó con el Rolfi y clavó ese golazo? ¿Vieron cómo agitó el Mariscal cuando la gente lo ovacionó? ¿Sabrá algo que nosotros no? ¿Volvés Fede?

Daniel Montenegro: Gracias por volver Rolfi, gracias por hacer lo que muchos no hicieron. Llevás con dignidad la cinta de Milito.

Facundo Parra: Por momentos estuvo más solo que en los partidos por los puntos. Se le animó a Masche varias veces (no es lo mismo que con los defensores de Villa San Carlos) y se comió un gol insólito solito de cabeza. También a vos, gracias por volver Parrita.

Hernán Fredes: No fue campeón en el 2002, debió jugar de blanco… Es una joda Papi, nos alegramos que estés recuperado y que te quedes seis meses más.  ¿O no?

Daniel Garnero: El mejor diez DB (después del Bocha) está intacto, hasta que le toca definir. Un placer verlo vestirse de Rojo otra vez, al menos de la línea para dentro…

Damián Albil: El único que se alegró del faltazo de Messi. Si no, fija que le hacía otro de pecho.

Christian Gómez: En Mataderos se consigue la mejor carne. Y el Gomito es la prueba viviente de eso. Otra vez el Tolo lo puso de Suplente.

Esteban Cambiasso: El exitoso de la familia perdió la batalla contra el pelo hace rato, pero la del fútbol la sigue ganando. Sería hermoso verlo jugar al Cuchu otra vez para el Rojo.

Diego Forlán: Según los dirigentes lo fueron a buscar y se excusó diciendo que prefería seguir jugando en Europa. Unas semanas después firmaba para el Inter, a 1200 kms de Avellaneda. Teniendo en cuenta el poder de gestión de esta dirigencia es probable que le hayan mandado un whatsapp a Gabriel Furlán. Quizá nunca sepamos la verdad, lo cierto es que no dejó en banda a Zaira solamente. Debió volver al Club que lo formó como jugador, que le dio la posibilidad de ser millonario, al Club que lo necesitaba. Lamentablemente él no lo entiende así, es una pena, ya que es un gran jugador.

Javier Zanetti: Que me perdone el Conito, que levantó el nivel, pero que lindo hubiera sido tenerlo alguna vez de cuatro. Si sos hincha, si anoche le cantaste al Bocha, ¿Por qué nunca se dio Pupi?

Mariano Pernía: Pensar que en su momento lo tratábamos de tronco. Hoy sería Roberto Carlos. Perdón Tano.

Matías Villavicencio y Raúl Damiani: Van juntos. Ambos disfrutaron una vez más de haber vestido la camiseta del Rojo en el momento justo.

Cristian Tula: Al igual que Fredes y Parra no se sabe bien en calidad de qué estaba. Vende humo o no, es un gesto más de Tulita que la gente se lo reconoció.

Juan Eluchans: Elu es uno de los que más ganas le puso, picó más que Nuñez en un tenedor libre. Hizo un gol, se lo anularon, se lo volvieron a cobrar y por último se lo anularon por segunda vez. Creo que debe protestar en AFA.

Lucas Pusineri: San Lucas se preparaba para los últimos quince y los hijos del Gaby me parece que lo garcaron.

Américo Rubén Gallego: Arrancó tímido, como tanteando las reacciones de la gente, que lo ovacionó. Para el segundo tiempo le trajeron los refuerzos que pidió y el equipo funcionó. Terminó sonriendo y haciendo sus clásicos gestitos vende humo con las manos.

Más allá de las humoradas, gracias a todos, a los que jugaron de Rojo y al resto, al pese a quién le pese enorme Bruja Verón (los que lo silbaron no entienden nada de fútbol), a Maxi Rodríguez, Andrés D’alessandro, Gabriel Heinze, Javier Mascherano, Leonardo Ponzio, al hermano del Cuchu Cambiasso, Germán Denis (dale Tanque, porfa), Ariel Rocha, Nicolás Burdisso, José Pekerman, entre otros. Gracias a todos por haber participado del evento y hacernos terminar este año nefasto con una sonrisa.

 

 

 

 

 

Uno x Uno: Los Milito

 

Diego: ¿Fue en calidad de hermano o de hijo? Entre tanto silbido un aplauso para él por bancarse estoicamente la enorme patada del Gaby y haber sido humillado (ya debe estar acostumbrado) otra vez en el Libertadores. Pensar que si el abuelo le sacaba la mufa y lo llevaba también a la Doble Visera hubiéramos disfrutado del otro Milito, un gran delantero.

Luca: Lo prendieron fuego. Tenía todo a favor, el Gaby lo dejó solo ante el arquero y sin embargo la tiró afuera. Así no nene, ¡Solísimo estabas! Igual definió mejor que Caicedo. Después le metió una buena habilitación al hermano, solo por eso todavía tiene el crédito abierto…

Santi: Una pelota tocó, una sola y con eso le bastó para hacer más que Penco en Independiente. Pura efectividad, sin dudas una gran promesa.

Gabriel: En tiempos en que casi todos los pibes que debutan en primera piensan en que gato se van a comer, en que auto van a pasear y en el lugar del planeta en donde van a tratar de ganar la mayor cantidad de plata posible, tuvimos un señor jugador. En épocas en que los jugadores quedan enceguecidos y con el corazón blindado por los billetes, Independiente tuvo un gran líder. Mientras todos parecen creer que el profesionalismo y/o negocio le ganan al sentimiento, cuando en realidad lo primero existe gracias a lo segundo, pudimos ver jugar a Gabriel Milito. Un enorme defensor que teniendo ofertas de Europa se quedó en Club hasta salir campeón, que pudiendo quedar libre, adueñándose de millones de dólares jugó sin contrato y firmó antes de irse. Que donó lo que le debían a las inferiores. Que a los treinta años volvió del mejor equipo de la historia del fútbol para cumplir su promesa de terminar la carrera en el Club de sus amores. Que a pesar de no tener ninguna obligación y pidiendo nada a cambio puso el pecho en el peor momento.  Que dona las ganancias de su partido despedida para su proyecto en Domínico.

Tuvimos un gran jugador, pero seguimos teniendo al Mariscal, al líder y estamos alineados detrás suyo. Anoche el Gaby se retiró oficialmente como jugador profesional, pero no del Club.

Gracias Capitán, gracias por sentirlo, por respetarnos, por, como cantaba anoche Patricia Sosa, honrar la vida. La tuya, la de tu abuelo, la de todos nosotros. Gracias por honrar a Independiente.

Tiro al Pichón

Terminó el triste paso de Christian Nuñez en Independiente, al menos en el más grande, ya que se fue al homónimo del Valle, Ecuador. Un semestre y apenas cuatro partidos duró el defensor Charrúa, proveniente de Nacional de Montevideo.

Debutó en la tercera fecha ante Aldosivi en Avellaneda, entrando para jugar el segundo tiempo y Orgullo Rojo lo calificó con un dos. “Inseguro, pasado de revoluciones, mal debut del uruguayo” fue el fundamento.

Luego volvió a jugar en Córdoba, en otro dos a dos, esta vez ante Talleres, como titular y por la izquierda. En aquella ocasión, su puntaje fue 3.5 “que mejoró la imagen dejada en el debut ante Aldosivi no es mucho decir. Le costó mucho jugar de tres, ya que carece de zurda. Se complicó con el Ruso en el segundo tiempo y sobre el final entrega infantilmente una pelota que Sánchez Sotelo tira afuera”.

Siguió como titular el siguiente partido, pasando al lateral derecho, con otra flojísima actuación en Casanova, el día que De Felippe perdió el invicto. Otro dos como nota con la siguiente explicación “Los primeros minutos fueron de terror, se complicó y perdió una pelota que derivó en un tiro libre peligroso, mereció tarjeta amarilla y fue desbordado por un Almirante que siempre buscó atacar por su sector. Luego pareció asentarse e intentó avanzar, buscando ser opción de pase, pero solamente logró conectar dos centros interesantes en el complemento. Por ahora, solo justifica su titularidad el flojo rendimiento de Vallés”.

El Uruguayo cerró su horrible paso por el Club en Florencio Varela, ante Defensa, entrando desde el banco. “Entró por Vallés para jugar de cuatro, pero enseguida pasó a la izquierda con la entrada de Ojeda. Si bien pasó menos sobresaltos que Mancuello, volvió a mostrar muchísimas limitaciones” fue el argumento para su “mejor” nota como jugador de Independiente.

Se fue Christian Nuñez, con cuatro partidos jugados y 2.87 puntos como promedio (según Orgullo Rojo). Otra muestra (y no gratis) del fracaso en cuanto a incorporaciones de la gestión Cantero.

Uno x uno vs. Patronato

Diego Rodríguez (6): Sigue sumando minutos a su enorme récord. Gran atajada a los tres minutos en un mano a mano, abajo, difícil. Minutos después sacó un cabezazo y luego buenas salidas y pelotazos a Miranda y a Pisano. Su nota sería mayor de no ser por un minuto casi fatal que tuvo en el complemento, en donde salió mal dos veces. Una no fue gol por impericia del delantero y la otra pudo haber sido considerada penal.

Gabriel Vallés (5): Sigue en buen nivel. Una vez más cerró su sector, aunque su aporte ofensivo fue nulo.

Cristian Tula (5): Firme como siempre, bien cerrando. Sin complicaciones.

Julián Velázquez (5): Salió y perdió muy adelante en la jugada que tapa el Ruso a los tres minutos. Después tuvo un partido bastante tranquilo, salvo por un encontronazo con Machín.

Claudio Morel Rodríguez (5): Sufrió en los primeros minutos la velocidad de Comas, luego mostró su eterno oficio, aunque casi sin pasar al ataque.

Martín Zapata (5): Bien en la marca, con el sacrificio de siempre, aunque sin entrar en el circuito ofensivo.

Marcelo Vidal (7): Casi convierte a los 20 de cabeza, en la jugada más clara del partido. Se hizo conocido entre los hinchas por un gol desde lejos en la reserva, hoy confirmó su gran pegada convirtiendo el mejor gol del torneo, que como si fuera poco nos pone por primera vez en zona de ascenso.

Leonel Miranda (4): Flojo partido del Lolo, a pesar de haber sido el jugador que más tuvo contacto con la pelota. El equipo siempre buscó por su lado y no lo aprovechó. Fue más punzante Pizzini cuando ocupó su posición y él pasó a la derecha.

Matias Pisano (3): Algún que otro chiche y un buen pase a Parra, nada más. Otra floja producción que lo convierte como decía la semana pasada en el primer cambio a consideración del técnico. Debe hacer una pretemporada de primera división y demostrar el año que viene que está para cumplir lo que promete.

Daniel Montenegro (4): Sin espacio en la mayor parte del partido, hoy no marcó diferencia, no tuvo claridad. Solamente dos tiros libres que no llevaron peligro, muy poco para el mejor jugador del equipo.

Facundo Parra (3): Estuvo cerca dos veces, de cabeza en el primer tiempo (en realidad no llegó a tocarla) y punteando apenas en el complemento. Después casi no participó del juego. Muy solo arriba cuando se juega de visitante.

Francisco Pizzini (4): Entró por Pisano promediando el segundo tiempo, como delantero por izquierda. Dos buenas jugadas con mala terminación.

Martín Benítez: Jugó sólo diez minutos.

Cristian Menéndez: Entró sobre el final.

Omar De Felippe: El partido era flojo, al igual que los últimos como visitante. Un primer tiempo parado muy atrás y algo más adelante en el segundo tiempo, aunque sin asumir riesgos. Al estilo bandera Brasileña, orden y progreso. 36 puntos de 51 posibles, una gran campaña que de seguir así se convertira a mitad del año que viene en un ascenso. Por ahora no hay más que decir muchas gracias Omar.

Uno x uno: Siempre que llovió paro

Diego Rodríguez (6): Sin errores, otro partido tranquilo para el Ruso, que suma siete encuentros sin recibir tantos.

Gabriel Vallés (7): Otro muy buen partido del lateral, de lo mejor del equipo. Bien en la marca y proyectándose en el primer tiempo. En el segundo se dedicó más a cerrar su sector.

Cristian Tula (6): No tuvo problemas con los delanteros rivales, cumplió como siempre, cortando y ganando de arriba.

Julián Velázquez (6): Cometió dos errores en pases que por suerte no hubo que lamentar, pero lo suplió con una salvada enorme cuando un rival se disponía a definir. Gana la pelota que derivó en el primer gol. El Avispa sigue en buen nivel.

Claudio Morel Rodríguez (6): Saludable regreso del “Paragüa”, para que el técnico tenga la defensa ideal. Quizás se excedió un poco en algunas jugadas teniendo la pelota de más, pero mostró su oficio. Bien en la marca, sin proyectarse tanto.

Martín Zapata (6): Flojo primer tiempo, levantó en el segundo con el plus del gol que abrió el marcador y el partido. Se ve que lo necesitaba para volver a ganar confianza, ya que después del tanto volvió a su mejor versión.

Marcelo Vidal (6): Tuvo un gran quite que casi termina en gol del Rolfi. El Negro sigue mostrando presencia como el cinco titular del equipo. En el segundo tiempo no participó tanto del circuito de juego ya que jugó más pegado a los centrales.

Federico Mancuello (5): Tuvo tres chances claras en el primer tiempo y en ninguna, ya sea por falta derecha o por no parar la pelota, definió bien. Tuvo un flojo partido, pero en el debe le metió un gran pase al Rolfi en la jugada del segundo gol. Recibió una infantil amarilla que le impide jugar la próxima fecha.

Matías Pisano (5): Flojo partido, a pesar de un exquisito taco y un caño sobre la línea en el primer tiempo. Después sólo buenas intenciones. Repasando el once titular, que según el Dt es o debería ser el ideal, por el nivel de los últimos partidos parece ser el primer cambio.

Daniel Montenegro (7): En los primeros 45 no fue el Rolfi de las últimas fechas, a pesar de tener tres chances con disparos (dos de afuera y una dentro del área). En el complemento mejoró su nivel y volvió a hacer jugar al equipo. Varias asistencias a Parra (una fue gol) y una hermosa bomba que terminó en el ángulo, le alcanzaron para ser el mejor una vez más.

Facundo Parra (6): Muy lejos del área la mayor parte del partido, a veces porque no le llega y otras porque quiere tener más tenencia del balón que la que debería. Estuvo dos veces cerca de meterla otra vez de taco. Cumplió con la cuota goleadora para definir el encuentro y con una asistencia a Miranda.

Leonel Miranda (6): Las últimas veces que entró jugó bien, haciendo uso de su velocidad yendo hacia adelante. Le está metiendo una linda presión a Mancuello y/o a Pisano. Tuvo una muy clara y se la tapó el arquero.

Sebastián Penco: Entró por Parra faltando menos de diez minutos.
Reinaldo Alderete: Reemplazó al Rolfi sobre el final.
Omar De Felippe: Después de un flojo y accidentado primer tiempo, el equipo volvió a demostrar superioridad y a ganar con comodidad. Aprovechó la intención de salir jugando y la táctica ofensiva del rival. Estamos muy cerca de terminar el año en posiciones de ascenso y todo es gracias a él.

Uno x Uno vs Defensa y Justicia

Diego Rodríguez (5): Seis partidos con la valla invicta. Hoy le llegaron más que en los cinco anteriores y en las mismas, no tuvo ni grandes atajadas ni errores. Se lo vio seguro. Le puso una gran pelota a Pisano que por poco no fue gol.

Gabriel Vallés (5): Fue el defensor que menos sufrió a los delanteros rivales. Las pocas veces que el equipo intentó avanzar en el primer tiempo fueron por su sector. Salvó cerca de la línea una jugada muy peligrosa, tirándola por arriba del travesaño. Se retiró lesionado.
Samuel Cáceres (2): Muy mal primer tiempo, perdió siempre con Lucero. Volvió a ser el defensor acelerado que va innecesariamente a buscar muy adelante. Si eso ya es un error, lo peor es encima perder casi siempre. En el segundo tiempo mejoró, pero nunca brindó seguridad.
Julián Velázquez (4): No bajó el nivel. Tuvo complicaciones, también con Lucero, pero más por mérito del rival que por errores propios. Lo amonestaron injustamente (recibió un manotazo en la cara que el árbitro no vio antes de foul) a los seis minutos y anduvo por la cornisa en varias ocasiones.
Federico Mancuello (2): Flojísimo partido del zurdo. Cometió un grosero error dando mal un pase que por poco no termina en gol. Camacho lo volvió loco, nunca pudo controlarlo. Y pasar al ataque menos. Para completarla mereció ser amonestado.
Martín Zapata (2): Al igual que frente a Douglas mal partido del petiso. Preocupa su nivel, el medio lo necesita, más en estos partidos de visitante. Cumple en cuanto a lo posicional, haciendo relevos, pero no está dando un pase bien ni tampoco es el nexo entre el medio y los jugadores ofensivos. En muchos partidos fue el motor del equipo, hace algunos parece fundido.
Marcelo Vidal (5.5): El único volante que hizo pie en el medio. Empezó con dudas (participa en el error de Macuello complicándolo con un pase atrás) y mereció la amarilla apenas comenzado el partido, pero después fue mejorando con el correr de los minutos hasta ser de lo mejor del equipo. Metió una bomba que pegó en el travesaño y otro disparo suyo, que parecía ser centro, casi termina en gol. Su titularidad ya es indiscutible.
Leonel Miranda (4): De visitante es cuando más le cuesta la posición. Que Mancuello la haya pasado tan mal también es culpa de él. No estuvo bien en la marca y fue improductivo a la hora de atacar. Lo tuvo después del palo del Rolfi y la tiró por arriba intentando colocarla en el segundo palo.
Daniel Montenegro (6.5): Otra vez lo mejor del equipo, el más claro, el que hace jugar al resto. Cuando la tuvo en el primer tiempo el equipo respiró, cuando la tuvo en el segundo estuvimos cerca de ganarlo. Casi marca de afuera, pero el palo se lo impidió. Pareció cansado sobre el final.
Matías Pisano (4): Un error del línea le impidió terminar una jugada clara de gol después de una gran habilitación del Rolfi. Probó de afuera una vez. Prácticamente nada más. Hoy volvió a ser Pisanito.
Facundo Parra (4): Muy solo, debió bajar casi hasta la mitad de cancha para hacerse del balón. La única vez que le llegó clara la hizo bien, eludiendo al arquero, pero la despejaron sobre la línea.
Christian Nuñez (4): Entró por Vallés para jugar de cuatro, pero enseguida pasó a la izquierda con la entrada de Ojeda. Si bien pasó menos sobresaltos que Mancuello, el Uruguayo volvió a mostrar muchísimas limitaciones.
Sergio Ojeda (4.5): Entró a jugar de lateral por derecha y no tuvo inconvenientes. Roba la pelota que después le queda al Rolfi para disparar.
Francisco Pizzini: Solamente diez minutos en cancha. Eso además de ser la explicación por la falta de puntaje es también una queja. Debió haber entrado antes ante el flojo rendimiento de Miranda..
Omar De Felippe: Su equipo volvió a ser inferior a un rival después de mucho tiempo. Parado muy atrás, debió haberse ido al descanso en desventaja. En el segundo mejoró y pudo haberlo ganado, pero no se jugó bien. Se logró mantener el arco en cero por sexto partido consecutivo, aunque esta vez de casualidad. Un empate que sirve para seguir sumando, pero al igual que el conseguido en San Juan deja muchas dudas.

Últimas noticias

Send this to a friend