“Tengo varias ofertas”

Son varios los jugadores que Independiente está obligado a vender en este mercado de pases, que encima se encuentra en el medio de este contexto tan insólito.

Uno de esos profesionales es Silvio Romero, el goleador del equipo, quien llegó a un acuerdo de palabra con los dirigentes. El delantero se irá del Rojo y esa será la solución a los problemas económicos que su contrato y el mal manejo de los dirigentes trajeron.

El Chino habló con los colegas de “Línea de 4” de Córdoba, su provincia natal. Lo primero que le consultaron fue con que camiseta iba a comenzar la temporada, a lo que el delantero contestó: “No se, hoy estoy en Independiente y sigo perteneciendo al club. En el corto plazo no se que va a pasar, no me animaría a decir con que camiseta voy a arrancar”.

Acerca de la situación del club y su rol en este último tiempo dijo: “La pandemia agrandó la malaria que había y las deudas. Por mi trayectoria siempre había estado entre los cuatro o cinco encargados de hablar con la dirigencia, y en esta parte tan compleja me tocó ser el vocero del grupo. Ser el capitán no es un detalle menor, por suerte pude cumplir ese rol dentro del campo y fui goleador del torneo”.

¿Cómo es su trato con los máximos dirigentes? Sobre esto analizó: “Se dicen muchas cosas, pero se han portado bien conmigo. Los Moyano tienen otras funciones a nivel país y eso quizá hizo más difíciles las cosas, pero no tengo nada que objetar, siempre tuvieron un trato respetuoso”. Al ser consultado si el rol de capitán le trajo problemas o algún pase de facturas respondió: “Problemas no, pero creo que aceleró el proceso de salida. En un contexto normal no estaríamos hablando de eso, no hubiese pasado. Nose si eso es por un enojo o no, es simplemente lo que esta pasando”.

Yendo puntualmente a las ofertas que tiene declaró: “Tengo varias por suerte, nose cuantas. Hay tiempo para tomar una buena decisión con la familia”. Luego al ser indagado detalló: “Directamente no hablé ni con Gallardo ni con Riquelme. Boca hizo un acercamiento bastante formal, lo de River no han sido más que conversaciones”.

Lo siguiente que expresó deja en claro su preferencia: “El mercado local está difícil, va a demorar más, hay mucha incertidumbre por la moneda. Más allá de lo que uno desee, lo del extranjero es lo más concreto y está más avanzado”.

Sobre las ofertas del extranjero, dejó en claro de donde llegaron y cual es su prioridad: “Hay tres ofertas de Europa, está la de Brasil y también hay de México. Irse afuera depende de Mateo, y en que lugar puede estar mejor que acá y en cuales no. No hay preferencias, es mucho lo que tenemos que analizar, yo también tengo otro hijo en Córdoba”.

Por último, hacemos hincapié en una frase que demuestra la buena predisposición para con el club: “Pusimos un monto accesible de venta para solucionar todo esto. Renunciaría a una parte de la deuda de ser necesario, depende de la oferta y de que club sea”.

La delgada línea Roja

Como la famosa gota que rebalsa los vasos, en muchísimos acontecimientos hay hechos que nos hacen cruzar una línea para situarnos en otro lado, como cuando con el afán de reírnos un rato, damos saltitos en una frontera al lado del mojón que indica el límite entre dos países.

Con cada hecho que genera grieta, lo que conviene hacer es tomar los fundamentos de cada lado, buscar hechos irrefutables y realizar un análisis tratando de ser lo más objetivo posible. Siempre teniendo en cuenta que la objetividad total no existe, porque todos estamos influenciados por muchísimas variables a la hora de reflexionar. Y también que no somos dueños de ninguna verdad, de hecho gran parte de las cosas que analizamos tienen más de una.

En el conflicto de los jugadores con los dirigentes, a pesar de que nos falta información y detalles de como sucedieron algunas cosas, tenemos las versiones de ambos lados en la mayoría de los casos. Y con eso, más todos los hechos irrefutables con los que contamos, en mi opinión Gastón Silva cruzó una línea, o me la hizo cruzar a mi.

Y esto no significa que en el conflicto me estoy poniendo del lado de los dirigentes, lejos de eso. Como periodista, y como hincha, siempre me ubico donde me pone el lema que dice que el escudo está por encima de todo. La decisión que tomó el uruguayo, de declararse libre, lo enfrenta a Independiente, y no solamente a esta dirigencia. Porque es patrimonio de la institución, por más que nos guste o no como juegue y de cuanto nos preocupe su futuro profesional.

El defensor, como sus compañeros de plantel, tiene todo el derecho del mundo en reclamar los sueldos atrasados. Y estos dirigentes, que encima son los que los firmaron (porque a veces la excusa de heredar algunos contratos puede ser válida), tienen la obligación de cumplir lo pactado. Esto es irrefutable, aunque nos cueste al resto de los trabajadores entender que los futbolistas son laburantes como cualquier otro, por más que ganen muchísimo más o estén en un lugar soñado por los que somos hinchas.

Pero así como esto es cierto, también es verdad que a muchos jugadores les cuesta entender que están en una situación de privilegio con respecto al 95% del resto de los trabajadores. Y esto, siempre hablando de profesionales de un club grande, los obliga al menos moralmente a no tomar ciertas decisiones.

Y pedir la libertad de acción en un receso es tomar esa decisión, es cruzar una línea. Por más que la culpa de todo este conflicto es de la dirigencia y que encima cada vez que habla alguno de los tres que maneja el club, lo único que logra es generar más problemas. Sobre todo cuando se están realizando pagos para disminuir las deudas, encima en este contexto mundial, que si bien no sirve de excusa, claramente no es favorable para los clubes. Más cuando viene de parte de un jugador que siempre mostró fuera de la cancha un exagerado sentido de pertenencia, algo que se ve que ahora no le influye en absoluto.

Gran parte de los integrantes del plantel sabe que los dirigentes les mintieron, como hicieron con los hinchas. Reclamaron como corresponde que les cumplan lo que pactaron y también tienen claro que su futuro inmediato está lejos de Avellaneda. Pero optan por una salida más consensuada, que no perjudique el patrimonio de la institución, ni dañe el sentimiento de los hinchas.

Gastón Silva decidió otra cosa, generando una salida anormal, como la que alguna vez lo trajo al plantel de Holan. Y en su conflicto con los dirigentes, optó ponerse en contra de Independiente, cruzando esa línea. Que cada vez está más roja y delgada.

Comunicado de Silva

El conflicto entre los dirigentes y Gastón Silva ya pasó lamentablemente a ser entre Independiente y el uruguayo.

El defensor terminó sus justos reclamos salariales en un pedido de libertad de acción por falta de pago, lo que derivó en otro reclamo por parte de la institución.

En este contexto, el jugador emitió un comunicado en sus redes sociales para explicar su visión de los acontecimientos, titulado de la negación a la extorsión.

metro 1970

Segunda vuelta clásica

Se cumplen 50 años de la vuelta olímpica en cancha de Racing, cuando Independiente ganó el Metropolitano de 1970 luego de vencer 3 a 2 a su clásico rival en el Cilindro y tras ir perdiendo dos veces.

Arriba: Raimondo, Monges, Commiso, Semenewicz y Pavoni. Abajo: Santoro, Bernao, De la Mata (hijo), Yazalde, Adorno y Tarabini.

El Rojo había ganado el Nacional 67 con una formidable goleada 4 a 0 en la última fecha al Racing que venía de salir campeón del mundo, en lo que fue la primera vuelta enfrentando al clásico rival. Para el Metropolitano de 1970, el clásico de Avellaneda volvía a coincidir en la última fecha.

La campaña del Metropolitano 1970

El Metro 70 comenzó de la mejor manera para Independiente, con un par de goleadas y varios triunfos para llegar invicto a la fecha 8 en la que quedaría libre porque se trataba de un campeonato de 21 equipos a una sola rueda y jugando todos contra todos.

A partir de allí, el equipo dirigido por el histórico DT Manuel Giúdice, seguiría animando el torneo y recién caería en la fecha 10 contra Chacarita. Sin embargo siguió ganando muchos partidos, con una victoria clásica contra Boca en Avellaneda incluída. Hasta que decayó en el tramo final y puso en peligro un título que podía llegar antes de la última fecha. Dos derrotas en los últimos partidos como local, le dieron esperanzas a River, con quien peleaba palmo a palmo el campeonato y le había ganado en la fecha 17.

Llegada la última fecha, Independiente y River igualaban en la primera posición en un torneo que en caso de igualdad se definía por diferencia de gol y luego por mayor cantidad de goles a favor. El Rojo contaba con esa ventaja, tenía mejor diferencia y más goles (40-23 a 36-24, +5 de DG). River jugaba antes que Independiente, debía enfrentar a Unión el viernes 24 de julio, mientras el Rojo jugaba el clásico de Avellaneda el día domingo 26 en El Cilindro. El panorama no era sencillo, River tuvo mejor sprint final que Independiente y un triunfo lo obligaba a ganar el clásico contra Racing.

Pero el principal problema llegó con la goleada de River por 6 a 0. Con ese resultado ya era River el equipo con mejor diferencia de gol y con mayor cantidad de tantos a favor.

El Rojo necesitaba ganar por una diferencia de más de un gol, o sino marcando por lo menos 3 veces. Enfrente su clásico rival haría lo imposible para evitarlo. Para mayor ansiedad, debido a las fuertes lluvias, el clásico del domingo fue postergado al día lunes 27.

El equipo Rojo formó con Santoro; Commisso, Monges, Garisto y Pavoni; Pastoriza, Raimondo y De la Mata (h); Maglioni, Yazalde y Tarabini.

El primer tiempo fue de lo más emotivo, el Chino Benítez puso en ventaja a Racing en los primeros minutos y enseguida Tarabini empató de penal, siendo el mismo ejecutado tres veces porque en los dos primeros existió un adelantamiento del arquero Cejas (en El Gráfico se mostraron las fotos donde se puede observar claramente que el arquero actuó antirreglamentariamente). Dos minutos más tarde, Racing vuelve a ponerse en ventaja con un gol de Perfumo. Antes de finalizar el primer tiempo, Maglioni de zurda vuelve a igualar el clásico.

Maglioni empata el clásico en 2, Independiente quedaba a un gol del título

El Rojo tenía toda la parte complementaria para buscar el gol del título pero pasaba el tiempo y el partido seguía igualado en dos. Recién a los 36 minutos, Yazalde recibe de Pastoriza y luego de bajarla de pecho, remata cruzado al primer palo para convertir el gol del Metro. Independiente volvía a salir campeón a lo Independiente.

Yazalde, autor del gol del triunfo y el campeonato

Esta sería la segunda vuelta olímpica de Independiente enfrentando a Racing, y la primera en la cancha de ellos. La tercera, en 1983, seguiría sumando condimentos.

Maglioni y el Pato festejan de cara a la multitud roja que cubrió el anillo superior del Cilindro
El partido de la consagración

El Rojo se consagró enfrentando a su clásico: ganándole 4 a 0 al campeón del mundo, 3 a 2 en su cancha cuando necesitaba ese mismo resultado después de ir perdiendo dos veces, y ganándole 2 a 0 en la Visera cuando se iban al descenso.

Las vueltas clásicas son otro Orgullo Rojo.

¿Qué te parecen siete?

El 27 de julio de 1984, hace ya 36 años, todos los hinchas de Independiente y varios amantes del fútbol argentino se levantaban sabiendo que iba a ser un día especial. Muchos, seguramente, ni siquiera necesitaron despertarse. Independiente estaba a tan sólo un paso de conseguir un nuevo título. Pero no se trataba de cualquier copa, era su tan amada Libertadores de América.

El Independiente del Pato Pastoriza había conseguido un valiosísimo triunfo en Porto Alegre y para consagrarse le alcanzaba con no perder en Avellaneda. Pero no nos adelantemos y repasemos lo que fue aquella Copa, la séptima del Rey.

Después de cinco años, Independiente volvía a la competición máxima de Sudamérica. Venía de obtener el campeonato ganándole en la última fecha a Racing, en un clásico histórico ya que mientras salía campeón, su rival se iba al descenso.


No le tocó un grupo fácil, compartió zona con los mejores equipos paraguayos y con su mayor rival por esos años, Estudiantes de La Plata, que lo había dejado segundo del campeonato de 1982 y del Nacional de 1983. Debutó en la copa consiguiendo un buen punto en La Plata, siendo Barberón el encargado de poner el 1-1 en un partido parejo.

En Paraguay derrotó con lo justo a Sportivo Luqueño con gol de Burruchaga, que después de una pared con Bochini, pudo vencer a Chilavert.

Gol del Burru ante Chilavert

Sería derrota 1 a 0 en el segundo encuentro en Paraguay ante Olimpia, el campeón guaraní. Si bien el Rojo mereció un poco más, no pudo llegar al empate.

Bandera de Sp. Luqueño dedicada a Independiente, en homenaje al ídolo paraguayo Erico

En Avellaneda venció a Sportivo Luqueño con goles de Marangoni y Merlini en el segundo tiempo. El equipo paraguayo venía de dar la sorpresa consiguiendo un empate en La Plata. Igualado en la tabla con Olimpia, pero con un partido más, el Rojo debía enfrentar a Estudiantes en la Doble Visera. Se fue al entretiempo cayendo por la miníma por un gol de penal y en un complemento demoledor terminaría goleando 4-1 al conjunto platense, quedando en el recuerdo el último gol mágico de Bochini. Víctor Hugo Morales relataba que no tenía más interés de ver fútbol, después de lo que había hecho el Bocha.

La goleada ante el Pincha

Llegaba el partido más importante del grupo. Con mejor diferencia de gol, Independiente estaba obligado de vencer a Olimpia para prácticamente abrochar el pase a la siguiente ronda. Sino ganaba quedaba eliminado y avanzaba el duro equipo paraguayo. El Rey de Copas salió con todo y antes de los cinco minutos abrió el marcador con un gol de Marangoni, sin embargo Olimpia reaccionaría y lograría el empate.

En el segundo tiempo se complicó más la situación cuando llegó el segundo gol paraguayo, de penal. Al Rojo le quedaba poco más de media hora para ir por la hazaña del triunfo. A 15 minutos del final, Burruchaga también desde los doce pasos consigue igualar. Mientras que el gol de la clasificación llegaría en el último minuto, con una corrida impresionante de Barberón, quien atravesó toda la cancha y luego de un pase bochinesco magnífico del 10, asistió a Bufarini para que abajo del arco marcara el resultado final.

El inolvidable 3 a 2 a Olimpia

En la Segunda Fase, los Rojos tenían que enfrentarse con Nacional y Universidad Católica, los campeones de Uruguay y de la copa de Chile. El primer juego fue un empate en Montevideo, Nacional comenzó arriba pero Barberón marcó el 1 a 1 definitivo.

En Chile no salió un buen partido, igualmente el 0-0 dejaba bien perfilado a Independiente que tenía que definir el grupo en Avellaneda.

Por las fuertes lluvias, la revancha se disputó en una Visera embarrada, siendo victoria 2 a 1 con goles de Bufarini y Burruchaga. El equipo chileno había alcanzado el empate pero otra asistencia de Bochini le dio el triunfo a los Rojos.

El 2 a 1 frente a la Católica en una Doble Visera embarrada

En el último partido con Nacional, una victoria ponía a Independiente en la final, mientras que un empate beneficiaba a los uruguayos que estaban a un punto pero con un partido menos. Finalmente sería triunfo con un tanto de Burruchaga, la figura del partido.

La victoria que aseguró el pase a la final

Con este triunfo esperaba en la final al último campeón de América y del mundo: Gremio de Porto Alegre.

La prensa brasileña confiada, hablando de la final que se venía

La ida en Porto Alegre sería catalogada como el Partido perfecto, con un Independiente haciendo un encuentro ideal en la cancha de un campeón del mundo que contaba con grandísimos jugadores. El 1 a 0 final fue poco para lo producido por el Rojo, que tuvo demasiadas jugadas de gol y pasó por arriba a los brasileños, con un fútbol que era impensado de ver en un equipo visitante por Copa Libertadores. El gol del triunfo lo marcó Burruchaga, con asistencia una vez más de Bochini. Burru conseguía anotarle a todos los equipos que enfrentó en la copa.

El gol del Burru, que le marcó a todos los rivales de la Copa

Todo el estadio reconoció al equipo visitante y cayeron elogios por todos lados. Con ver los puntajes otorgados a los jugadores del Rojo por los distintos medios argentinos y brasileños, alcanza para entender la exhibición: casi medio equipo con un puntaje perfecto de 10, y nadie bajó de los 7 puntos. La figura fue todo el equipo del Pato Pastoriza.

El triunfo en Porto Alegre con relatos brasileños

El Rojo salió a la cancha en Avellaneda con Goyén; Clausen, Villaverde, Trossero y Enrique; Giusti, Marangoni, Bochini y Burruchaga; Bufarini y Barberón. Luego ingresaría Zimmermann.

Pasó poco y nada en el encuentro, Independiente buscaba asegurarse la copa y Gremio prefirió evitar otro baile como el que había sufrido en su cancha. Resultó un partido peleado que terminó igualado 0-0 y alcanzó para que el Rey de Copas diera su séptima vuelta olímpica por Libertadores.

La vuelta de la final y de la Copa en la Doble Visera

Séptima final jugada, séptima final ganada. No existe otro equipo en América que se acerque. Ningún equipo que haya jugado más de una final se mantiene invicto en el encuentro definitivo. El Rey de Copas metió 7 de 7.

El recorrido del Rey en la Libertadores 1984
Trossero levanta la Copa en una Doble Visera que explotaba

No cuelga el Guante

Uno de los jugadores que vuelve a Independiente luego de su préstamo es Fernando Gaibor, quien llegó de la mano de Holan en enero del 2018, siendo en ese momento la compra más cara de la historia del club.

Luego de un paso que sin ser tan malo no cumplió con las expectativas, el año pasado se fue a préstamo al Al Wasl de Emiratos Árabes, club que no hizo uso de la opción de compra por el volante.

Cerrado el libro de pases en Ecuador, donde era pretendido por el Emelec, el Guante habló con los colegas de Sportia (TyC) acerca de su futuro.

“Estoy pensando en mi presente. Hasta que no me notifiquen nada, tendré que volver y honrar el contrato con la institución. Estamos entrenando por Zoom hasta que esta situación vaya mejorando y nos permita entender el panorama”, arrancó.

Al ser consultado sobre si charló con Pusineri declaró: “Habló con todos los que salimos a préstamo y nos manifestó su postura, está muy bien”. El entrenador le comunicó que Andrés Roa y Alan Soñora corren con ventaja en esa posición.

Ya puntualmente pensando en su futuro dijo: “Siento que puedo volver a tener una chance, arrancar de vuelta. No tengo ningún tipo de problema en volver y pelear un lugar en el equipo”.

Sobre el final, y sin ser consultado sobre si aceptaría una reducción en su salario, dato clave si los hay, habló de su relación económica con el club: “Hay una deuda, si. Hoy por hoy, el club tiene este tipo de situaciones y como jugadores tratamos de entenderlo. Más que un deporte, también es nuestro trabajo”. Luego agregó: “Se viene hablando hace unos meses, para ver que es lo mejor para las dos partes. Hasta ahora, voy a respetar el contrato. Si me toca volver, me voy a presentar, lo tengo que hacer. Esa situación la va manejando mi representante”.

La perfección

Hace 36 años se disputaba el partido correspondiente a la ida de la final de la Copa Libertadores de América, que tres días después se convertiría en la séptima del Rey.

El Independiente de Pastoriza se enfrentó a Gremio en Porto Alegre y ganó uno a cero con gol de Burruchaga, dando una lección de fútbol.

Tan así fue, que las 80.000 personas terminaron aplaudiendo al Rey de Copas. “Independiente nos pasó por arriba”, declaró el zaguero Hugo de León, algo en lo que coincidió el Bocha, quién dijo que el partido “Fue un baile, tendríamos que haber ganado por goleada”. El técnico del equipo, el enorme Pato, por su parte dejó una frase para la historia: “Jugamos el partido perfecto”. “Tengo años en el fútbol, pero pocas veces vi una superioridad tan notoria como esa en una final”, fue la observación de Eduardo Rafael, el periodista que cubrió el partido para la revista El Gráfico. Desde todos los medios, tanto argentinos como brasileños, llovieron elogios para los jugadores de Independiente, quienes fueron calificados con excelentes puntajes.

Esa noche el Pato decidió formar al Rojo de la siguiente forma: Goyén; Clausen, Villaverde, Trossero, Enrique; Giusti, Marangoni, Bochini, Burruchaga; Bufarini y Barberón. Luego la vieja Reinoso entraría por Bufarini.

A los 24 minutos, tras un buen anticipo de Marangoni, el Bochita controló una pelota difícil y luego de una pausa de las suyas habilita magistralmente al Burru, quién con una corrida y definición similar a la que dos años más tarde le dará un título mundial a la Selección, metió el gol del triunfo Rojo.

Tres días después, con un empate en la Doble Visera, se aseguraba la séptima y hasta ahora última de nuestras Libertadores.

Pídeme la luna

Se cumplen 51 años de la llegada del hombre a la Luna, un hito que marcó a la humanidad y que involucra a Independiente. El histórico Rey de Copas del fútbol mundial es experto en hazañas continentales y hasta intercontinentales, pero en 1969 fue más allá, siendo parte de una proeza espacial.

Conocé la historia sobre el único club del mundo que llegó a la Luna a través de N. Armstrong, E. Aldrin y M. Collins, los tres astronautas que fueron socios de la institución más laureada de América.

En 1969, el Rojo ya tenía el orgullo de ser bicampeón de América (primer equipo argentino en conseguirlo); campeón del fútbol argentino, en reiteradas oportunidades; de tener el máximo goleador del fútbol argentino; el equipo más goleador; el primer estadio de cemento del país; y ser un club modelo.

Héctor Rodríguez era el Secretario de Cultura y Relaciones Públicas del club y al enterarse sobre la misión del Apolo 11, cuyo objetivo era que el ser humano caminara por primera vez en la superficie lunar, pensó en hacer una muestra espacial en la sede y que “los héroes más grande del siglo, tenían que ser socios de Independiente”. Así fue como propuso hacer socios honorarios a los tres astronautas que serían los primeros en llegar al satélite de la Tierra: Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins.

Los carnets de socios de los astronautas

Los dirigentes Arias (presidente), Iso, Lisnovsky y Rodríguez fueron personalmente a la Embajada de EEUU para hacer entrega de los presentes.
En el mes de mayo llegaron a la NASA los carnets de los tres astronautas (en las fotos aparecían con sus escafandras) junto a unos regalos: tres banderines y tres conjuntos de indumentaria del club.

Lejos de ser ignorados los regalos, el mismo Neil Armstrong agradeció la cortesía del club con una carta: “En nombre de los miembros de Apolo XI, quiero agradecerle por la muy linda carta y por su consideración en enviarnos los tres banderines. Espero poder visitar Buenos Aires pronto y que las circunstancias me permitan aceptar su invitación para visitar su Club”.

Aparentemente les generó alguna sonrisa debido al color, rojo como los soviéticos (enfrentados a EEUU en plena Guerra Fría y en la carrera espacial), pero les cayó simpático y decidieron llevar un banderín a la misión, a modo de cábala.

El 16 de julio fue el día del lanzamiento al espacio, con el mundo pendiente de un acontecimiento para el que trabajaron 400.000 técnicos y costó miles de millones de dólares. El histórico alunizaje se dio cuatro días más tarde, inspirando a celebrar el Día del Amigo cada 20 de julio. Excusa ideal para alzar nuestras copas.

A fines de 1969, Armstrong y Collins vinieron de visita a la Argentina y Héctor Rodríguez fue invitado al agasajo que se les hizo en la Embajada de Estados Unidos.

Allí, Neil Armstrong le confesó a Rodríguez que llevó en la nave el banderín de Independiente como cábala.

Al día de hoy mucha gente sigue dudando sobre la veracidad de tal suceso, pero a la vez los científicos encuentran múltiples evidencias empíricas de la llegada del hombre a la luna y refutan cualquier teoría conspirativa.

Un pequeño paso para el Rojo, un gran paso para la humanidad.

Read more

El deseo

Hace ocho años, al cumplirse una década del gol más importante de su vida, en Orgullo Rojo tuvimos el honor de recrearlo junto a él. Luego de varios intentos fallidos y ante la atenta mirada de los que intentábamos emular a Rivas y el Pato Abbondanzieri, se elevó y cabeceó de la misma manera que ese día, pero la pelota dio en el palo y salió. Mientras todos los testigos nos quejábamos de la burla que nos había hecho el balón, él sonrió y mirando a la cámara dijo: “Las cosas se dan solo una vez en la vida”.

Esa famosa frase que reza que una crisis es una oportunidad, por más que suene conformista, naif, o hasta boba, no deja de ser cierta. Así como hay gente que absorbe las presiones con más facilidad que otras, también las adversidades generan diferentes reacciones, según quien las reciba.

En ese momento algunos maldicen su suerte y no pueden salir de la negatividad, y otros que por el contrario, tiran para adelante con optimismo y se mueven buscando una salida. Algo que muchas veces encuentran, incluso hasta mejorando lo que había al momento de iniciarse la crisis, dándole fundamento a la famosa frase.

Lucas Pusineri demostró durante toda su carrera ser de estos últimos, los hinchas de Independiente lo sabemos muy bien.

Esta nota no busca amenizar el desastre económico con tintes de mamarracho que hizo esta gestión desde enero del 2018 a esta parte, tampoco trata de inyectar vanas esperanzas en medio del enojo que tenemos los hinchas. Simplemente expresa un deseo, el del técnico que hoy cumple años, que es el mismo de todos los que amamos a esta institución, a estos colores.

Independiente tambalea, con un plantel que hace rato olvidó lo que es jugar bien y obtener resultados positivos. La relación de la mayoría de los jugadores titulares con los dirigentes está rota y no dejan de llover las malas noticias. Gran parte de los profesionales tienen un pie afuera del club, otros los dos. Y varios de los que aún tienen ambos en Avellaneda, no esperan otra cosa que irse.

El entrenador Rojo, lejos de maldecir haber firmado meses antes de todo esto, ve en el actual contexto una oportunidad, su oportunidad. Una chance que colegas suyos tuvieron en contadas ocasiones, con mucho para ganar y poco para perder.

Tiene tiempo de armar un equipo con aquellos que se queden, los pibes del club y algún que otro refuerzo, de esos que les tienta más la gloria que el dinero. Sabe que nadie lo culpará si no se dan los resultados, porque entre su espalda y todos los problemas que hereda sería ridículo hacerlo. ¿Cuántos entrenadores tienen esta oportunidad?

¿Y si este parate empareja a todos? ¿Y si encuentra un equipo y saca una positiva cosecha de puntos sin la presión del promedio? ¿Y si mantiene su cargo de cara a los próximos mercados de pases cercanos a las elecciones?

Sabe que si varias de estas preguntas se le dan a favor y logra refundar futbolísticamente a este club gigante, quedará como un héroe. Como Holan en el 2017, aunque luego insólitamente tiró todo por la borda. Y como él en el 2002, que cuando las papas quemaban, con la ayuda de un referente que ama al club y fue al frente, sumado a un pibe que le mandó un centro, se elevó más que todos y nos devolvió la vida.

Feliz cumpleaños Lucas, que se te cumpla el deseo. Porque queremos verte nuevamente gritando un gol hasta el calambre, mientras lloramos de felicidad. Porque, quien te dice, quizá en tu vida las cosas se den más de una vez.

¿Darán pelota?

Si bien aún no está oficializado, de no agravarse demasiado la situación, la semana se viene se anunciará el retorno a los entrenamientos en primera y segunda división del fútbol argentino.

La fecha estipulada es el tres de agosto, pensando en la vuelta a los partidos oficiales a fines de septiembre, plazo acorde para que los profesionales tengan un estado físico adecuado para realizar la actividad.

En medio de las turbulencias entre muchos de los jugadores y dirigentes, los integrantes del plantel fueron notificados de esta novedad. Por lo tanto habrá que ver primero como se resuelven o no los distintos conflictos, y luego de que manera volverán al país aquellos que estén en su nación de origen.

Son varios los que ya saben y anunciaron que no seguirán, pero deben volver a entrenar, algo que puede ser contraproducente para el cuerpo técnico. A favor pensando en esto es que en los primeros días tendrán prácticas más individuales o en grupos reducidos, lo que puede dar tiempo a que se finalicen los problemas antes de entrar en la etapa siguiente.

En la misma, los planteles harán una cuarentena en conjunto para minimizar el margen de error pensando en posibles contagios y administrar mejor los recursos.

La fecha tentativa es el 3 de agosto, los jugadores ya están avisados.

Últimas noticias

1
2
3
4
5
6

Send this to a friend