Renovación automática

Uno de los temas que quedaron pendientes en este parate que surgió por la pandemia del coronavirus es la renovación de los contratos que vencen a mitad de año.

Si bien es algo que debió solucionarse antes y estaba en negociación, algunos jugadores tienen en suspenso su vínculo con la institución. De todos ellos, uno es de los más queridos del plantel y dos son juveniles con una gran temporada en la Reserva.

Obviamente Leandro Fernández es el que más llama la atención y por el que hay mayores intenciones de renovar, pero hasta el momento no se llegó a un acuerdo. Del resto, solo Diego Mercado está en negociaciones, mientras que el futuro del otro Mercado (Emanuel), goleador de la Reserva del Negro Gómez, es una incógnita.

En este contexto, FIFA anunció que a raíz de la pandemia, los contratos que vencen en junio de este año, se renuevan automáticamente hasta que finalicen las respectivas temporadas. En el mismo anuncio, que tiene el carácter de recomendación, permite a las entidades de cada país modificar las fechas de inscripción de jugadores y le da prioridad en caso de profesionales que hayan sido vendidos, a los clubes en donde se encuentran actualmente para finalizar la temporada en los mismos.

Capitán Esperanza

En esta cuarentena, uno de los pasatiempos preferidos es disfrutar de memes y videos graciosos para levantar el ánimo. Algo que cuando viene de parte de un ser querido, tiene mucho más efecto.

Y una de las parejas que aprovecha al máximo este parate es la de Nicolás Tagliafico y su mujer, Carolina Calvagni. Ya postearon ejercicios que se convirtieron en desafíos y esta vez redoblaron la apuesta haciendo una parodia de una novela y causando las risas de todo aquel que los ve en Instagram.

Una pareja enamorada que enamora.

“Es único”

Ayer dialogó con los colegas de Rojos de Pasión Roberto Acuña, mediocampista que dio la primera vuelta en el Maracaná, cuando se consagró bicampeón de la Supercopa en 1995.

El Toro habló de su paso por el Rojo, su relación con el club y la incorporación de un excompañero suyo.

Acerca del título del 95 recordó: “Hacer dos goles en Avellaneda nos dio la tranquilidad para ir a Jugar la final contra un equipazo y la fe de que la serie era nuestra. Dar la vuelta en el Maracaná es único. No es nada fácil, y que el club lo haya logrado 2 veces hace que la institución sea una de las más respetadas”.

Al año siguiente le tocó jugar en otro equipazo y sobre eso dijo: “En el equipo del 96 nos entendíamos y jugábamos de memoria. Menotti fue uno de los mejores entrenadores que tuve. Es un tipo muy preparado y trabajador y su forma de llegarle al jugador es única”.

En esos años fue compañero del ahora manager del Rojo, sobre quién declaró: “Burruchaga es muy buena gente. Le va a ser bien a Independiente tener a alguien como él, que pasó por el club y lo conoce”.

También habló de los hinchas, que siempre lo respaldaron: “La gente de Independiente es muy exigente y está acostumbrada a que se juegue bien, si bajas un cambio ya se siente el murmullo. El paladar negro siempre existió, los grandes futbolistas que pasaron acostumbraron a la gente a esto”.

¿Estuvo cerca de volver? Sobre eso declaró: “Nunca se dio esa posibilidad. Se habló cuando Independiente descendió y yo ya tenía 39 años. Uno siempre quiere volver donde le fue bien y lo quieren pero no pudo ser”.

Falta poco

Una de las pocas cosas para las que sirve esta cuarentena, es hacer que Independiente deje de perder encuentros sin una de sus figuras.

Pablo Hernández sufrió en agosto del año pasado una grave lesión que hasta ahora lo mantiene alejado de las canchas, aunque cuando el plantel retorne a los entrenamientos, podrá hacerlo a la par de sus compañeros.

Mientras tanto, el Tucu fue recordado por la Liga de España, que lo homenajeó en sus redes sociales.

Ya falta poco para que lo volvamos a ver y por suerte es en Independiente.

“Fijate quiénes terminamos jugando”

Claudio Morel Rodríguez le dio una nota a los colegas de TNT y entre otras cosas, charló acerca de su paso por el Rojo, en el momento más difícil de la historia del club.

Acerca de eso el defensor declaró: “La presión que teníamos en Independiente para no descender era muy difícil, y a mi me tocó pasar por lo mismo en La Coruña, jugar afuera, disputar un Mundial, pero eso no lo había vivido nunca”.

En los últimos días, a raíz de varias notas en vivo realizadas en redes sociales, se volvió a hablar acerca de la respuesta y del compromiso de varios integrantes del plantel que descendió.

Sobre este tema el paraguayo recogió el guante y dijo: “A uno le da bronca porque había mucha gente de experiencia, pero vos fijate quienes terminamos jugando. Pocos grandes y el resto eran todos pibes”.

Luego agregó, quizá tratando de poner paños fríos: “Es muy difícil estar en un grande que está en la cuerda floja y la cabeza de cada uno juega de distintas formas”.

“Es un club gigante”

Leandro Stillitano charló anoche con los colegas de Rojos de Pasión y dejó varias declaraciones importantes acerca de su paso por el club.

El exayudante de Holan, quien se encuentra trabajando y realizando la cuarentena en México habló de lo que representa el Rey de Copas internacionalmente “por cuestiones de laburo viaje por México, Guatemala, EEUU y todos te hablan de Independiente y de Bochini, es un club gigante”.

También de lo que significa para él: “Me quedó una muy buena relación con la gente del club. En la sede, en el predio, en la cancha y en la escuela, dónde van mis 2 hijas, puedo entrar y saludar a todo el mundo. A Burruchaga y Pusineri les deseo lo mejor”.

El pico máximo de la era Holan fue en el Maracaná, final que revivió en esta cuarentena: “Después de dos años volví a ver esa final tranquilo, tomando mates, como entrenador. Y me genera una satisfacción enorme ver como se jugó. La previa fue durísima, nosotros tratamos de que los jugadores estén lo más tranquilos posibles y algunos durmieron 3 o 4 horas”.

Recordando aquella felicidad, halagó a los que considera responsables del grupo que se formó, importante para el logro: “Yo desde el comienzo de la era, viendo como se comportaba el plantel, intuía que algo bueno iba a suceder. Erviti, Tagliafico y varios líderes más fueron los que se cargaron el plantel al hombro, honraron la camiseta y trabajaron muchísimo para ser campeones. También quiero sacarme el sombrero por Damián Albil, un líder silencioso que fue muy importante para el grupo”.

También hubo elogios para Berón y dos próceres del Rojo: “Trabajar en el día a día con Pavoni y con Santoro fue un placer. Ellos transmiten el sentido de pertenencia, eso es 100 % verdad”.

Aunque claro que no todo fue bueno en su paso por Avellaneda. Y una de las cosas que le consultaron fue la pelea entre Holan y Kohan: “Yo estoy muy agradecido con los dos, que me conocieron cuando yo dirigía a San Martín de Burzaco en la D. Sus diferencias son cosas muy personales y no puedo decir nada acerca de eso”.

Acerca de la relación entre Hidalgo y el club y el fin del ciclo del Profesor dijo: “En la última parte del proceso estaba con las inferiores, yo me dedicaba a entrenar y me volvía a mi casa. El día que le comunicaron a Ariel que no iba a continuar, él nos llamó para informarnos y no supe nada más. No tengo nada malo que decir de la Comisión Directiva”.

Por último, consultado acerca de como quedó su relación con Holan dijo: “Tengo una relación normal, volví a hablar, la última vez fue a fin de año que me mandó un mensaje. ¿Si volvería a trabajar con él? Ni lo pensé, estoy enfocado en mis proyectos”.

“Nos duele el doble”

Francisco Pizzini, a préstamo en Defensa y Justicia, habló con los colegas del diario Olé acerca de su presente en Varela y su pasado en el Rojo como jugador surgido de las inferiores.

Una historia que tuvo momentos buenos y muchos malos, algunos por culpa del momento de la institución y otros por su nivel futbolístico. Así los recordó en la nota: “El Independiente de 2017 fue lo mejor que me tocó vivir. A veces engancho algún video de aquella temporada y la verdad que fue impresionante. La final con Flamengo, el partido que se nos escapa contra River por la Libertadores, fue increíble”. Y sobre los otros declaró: “Necesitaba un cambio de aire, ya llevaba mucho tiempo en Independiente y en los últimos meses no me encontraba a mí mismo. A los que somos hinchas y criados en el club nos duele el doble el maltrato del hincha. No podíamos demostrar lo que realmente queríamos dar. A veces las cosas no salen. Hay que adaptarse y saber decir basta”.

Igualmente no le cierra la puerta a un posible retorno: “Me encantaría volver y mostrar el nivel que estoy teniendo ahora acá, en Defensa. Se que la camiseta de Independiente es muy grande y que no cualquiera la puede llevar. Por eso hay que estar preparado futbolística y mentalmente. Ojalá pueda amigarme con el hincha”.

También trazó un paralelismo entre el Defensa de Crespo y el Independiente de Holan: “En primer lugar, desde lo físico, porque en el cuerpo técnico actual está Kohan, que fue parte de aquel Independiente. Después Hernán tiene ideas compartidas con Ariel, un juego ofensivo con mucha posesión. Por eso elegí Defensa, si llegaba a un club donde jugaban 4-4-2 ya me tenía que tirar por las bandas o amoldarme a un nuevo esquema”.

Palabra de Dios

Hoy se cumplen 105 años del nacimiento de Arsenio Erico, uno de los próceres de nuestra gigantesca historia.

Y por supuesto llovieron los elogios y homenajes de todo el mundo del fútbol para el astro paraguayo, goleador histórico de Independiente y el fútbol argentino.

Y uno de los que se hizo eco es el Bocha, máximo ídolo de la institución. El 10 eterno Rojo realizó un posteo en sus redes recordando al delantero que deslumbró a fines de la década del 30.

“Hace 17 días estamos en Madrid”

Nadie está ajeno a la situación que vive el mundo por la pandemia del coronavirus. Y más allá de las indicaciones de la OMS y de cada gobierno, lo mejor que nos puede pasar es poder permanecer en nuestros hogares junto a los seres queridos.

Pero a muchos este contexto los encuentra en situaciones diferentes y/o difíciles de manejar. Un ejemplo es el de Miguel Ángel Santoro, quien está realizando la cuarentena en España, uno de los países más afectado por el virus.

El prócer Rojo se encuentra en Europa y él mismo explicó los motivos en un diálogo con los colegas de Fútbol al Rojo Vivo: “Vine a España a ver a mi nieto y a una ceremonia que me invitaron del Hércules, donde recordamos muchos momentos lindos. Hace 17 días estamos en Madrid, en un departamento tomando todos los recaudos que nos indican”.

Luego agregó, para llevar tranquilidad a la gente: “La estoy pasando muy bien con mi esposa Carmen. Hacemos gimnasia, nos reímos, tratamos de sobrellevarlo como se puede siempre adentro del departamento. Para hacer las compras van los más jóvenes y con todas las medidas de precaución”.

Acerca de como está la situación en el país Ibérico declaró: “En cuánto salís a la calle, la policía te pregunta por qué estás afuera. Ojalá se salga pronto de esto y se revierta porque se va a hacer todo complicado. Creo que se va a extender un poco más la vigencia de la cuarentena. Todavía hay muchos contagiados en España, y en Argentina no llegó el frío”.

Por supuesto que esto también complica al fútbol mundial, y sobre eso dijo: “Sería una locura que con esta pandemia se jueguen los partidos. Jugar a puertas cerradas no te asegura que nadie se contagie porque hay contacto”. Sobre alguna solución o paliativo para este problema sostuvo: “Acá se comenta que los clubes quieren achicarle el sueldo a los jugadores. Era inimaginable esta situación y para los clubes se hace muy difícil, se tendría que hacer una reunión a nivel general para combatir esto. No se tiene que aprovechar la situación para sacar un beneficio propio”.

El enorme Pepé aprovechó por último para saludar a la gente del Rojo: “Le quiero mandar un cariño muy grande a todos los hinchas de Independiente. Es un placer estar cerca de la familia Roja”.

105 años del primer grito

Hace hoy 105 años, nacía uno de los máximos ídolos de la enorme historia de Independiente. Arsenio Pastor Erico salía del vientre de Doña Margarita y hacía por primera vez lo que lo hizo famoso, aquello por lo que lo recordamos y le estaremos agradecidos de por vida los que amamos estos colores. En Asunción, exactamente un siglo y un lusto atrás, el 30 de marzo de 1915, gritaba por primera vez el máximo goleador en la historia del fútbol Argentino.

El que encandiló a los dirigentes jugando para un combinado de la Cruz Roja, recaudando fondos para la guerra.

El que eligió jugar en Independiente cuando dirigentes de River lo esperaban en el puerto de Buenos Aires para contratarlo y se bajó en Rosario para venir por tierra hasta Avellaneda.

El que debuto el 6/5/34 ante Boca con 19 años y convirtió por primera vez una semana después.

El que hizo seis goles en un partido ante Quilmes de 1937, algo inédito hasta ese momento en la era profesional.

El jugador que por su elegancia y elasticidad era apodado el Bailarín del gol, el Saltarín Rojo o el Hombre de mimbre, siendo para muchos el mejor de todos los tiempos.

El Paraguayo de Oro, que declinó una millonaria oferta para jugar el mundial de 1938 con la Selección Argentina, honrando su país natal.

El que junto con Vicente De La Mata y Antonio Sastre conformó una delantera inigualable, que marcó 558 goles y coronó al Club como el primer Bicampeón con los títulos del 38 y 39.

El Rey del gol, máximo artillero de la historia del fútbol Argentino con 295 conquistas.

El creador del Escorpión, ese que hacía que brillen los ojos de nuestros abuelos cuando hablaban de él y contaban por ejemplo como quedaba suspendido en el aire o dejó de hacer goles luego de llegar a la marca de 43 en el 8 a 2 a Lanus de 1938 para ganarse un premio de una marca de cigarrillos.

El que está inmortalizado en una de las tribunas de casa y en nuestros corazones.

Él, simplemente, Arsenio Pastor Erico, puro Orgullo Rojo.

Por 105, por 295, por siempre.

Últimas noticias

2
3

Send this to a friend