“Estamos esperando”

Marco Caicedo, presidente de Deportivo Cali, habló sobre la deuda que mantiene Independiente por Andrés Roa, a pocos días de que finalice el plazo del préstamo.

En diálogo con Muy Independiente, el dirigente declaró: “Hace un tiempo que tuvimos una comunicación oficial. Nosotros respondimos que no estábamos de acuerdo con las condiciones que planteaban. Estamos abiertos a escuchar algún tipo de propuesta formal”, y continuó: “El contrato fue por un préstamo con opción de compra y vence el 30 de junio. Por cuestiones legales, el pago que se haga debería entrar antes del vencimiento del contrato. Si no se hace de esa forma, entramos en una situación jurídica que no queremos. Respetamos mucho a Independiente, es un grande del continente, y no nos gustaría entrar en ese escenario”.

Además, deslizó: “Estamos esperando la comunicación de los dirigentes y hasta ahora no la he recibido. En la charla inicial, quedamos a la expectativa de una respuesta y no hemos tenido ningún tipo de aproximación”.

Si Independiente no abona la deuda o llega a un arreglo antes del 30 de junio, el futbolista debería regresar al conjunto colombiano. “El saldo de la deuda es de 900 mil dólares, es lo que se firmó en el contrato. Esperamos que nos paguen y nos interesa que el jugador siga en crecimiento en su carrera. Tiene unas condiciones impresionantes y está en un nivel de madurez interesante. Roa está contento en Argentina y en Independiente. Él está enterado de la situación. Vamos a ver cómo evoluciona el tema, sería bueno para las partes que se llegue a un acuerdo”, sostuvo Caicedo.

En el final, sobre la posibilidad de que se pacte un plan de pago, el mandamás dijo: “Nosotros habíamos pedido un pago total, pero estamos abiertos a recibir una garantía real y después ver las posibilidades de pago. No nos gustaría entrar en una situación de tener que estar exigiendo, no es nuestro estilo. Si Independiente paga una parte ahora, tenemos que analizarlo con el comité y tomar una decisión”.

“No pierdo las esperanzas de que se resuelva”

Lucas Pusineri habló del reclamo que hicieron los futbolistas, la decisión de Gastón Silva y las posibles salidas.

“El otro día tuve una charla con dirigentes. También estaba Yair que va a colaborar, junto a Pablo, Yoyo y Damiani. Puedo visualizar un Independiente unido y en la sintonía que necesitamos”, comenzó en Independiente de América.

En relación al reclamo salarial que hubo de parte de los jugadores y las salidas que podrían generarse por la situación económica del club, soltó: “Hoy la realidad es que muchos jugadores seguramente dejarán la institución. Son situaciones a resolver entre personas adultas, puertas adentro y con la mejor solución para ambas partes. Entiendo que los directivos quieran sanear la economía del club y también a los jugadores que quieran buscar una mejora económica”.

Además, sostuvo: “El tiempo cura todo. Entiendo a los directivos y a los jugadores. Son situaciones que se van a resolver puertas adentro. La parte comunicacional tiene que ser rigurosa para manejarnos con la realidad. Hay que mirar hacia adelante”, y reveló: “Mi charla del primer día con el futbolista fue sobre la felicidad. Uno tiene que encontrar el lugar donde es feliz. Uno tiene que estar armónicamente saludable para rendir en plenitud. El fútbol no empieza ni se termina en una institución”.

Luego, el técnico exclamó: “Independiente tiene hoy 50 profesionales, más chicos que puedan surgir. Ningún equipo de tiene tantos. Por lo tanto en la conformación del plantel queremos ser muy claritos. Se tocará caso por caso, también con los que vuelven”. Por otra parte, hizo referencia a los futbolistas que no rindieron al máximo y deslizó: “Los jugadores se pueden poner un piso o un techo. No solamente con Cecilio sino con otros jugadores que tenemos trataremos de que se pongan un techo alto. Es un aprendizaje que no se puede forzar, si no respaldar”.

En relación al tema de Gastón Silva, manifestó: “Es una lástima lo de Silva, yo no pierdo las esperanzas de que se resuelva. Por lo que sigo del tema la AFA le negó su petición, y por otro lado es un jugador importante y que ha rendido bien. Que se pueda fumar la pipa de la paz”.

Para finalizar, pensando en el regreso a las actividades, Pusi dijo: “Creo que en lo inmediato, hasta que la rueda vuelva a empezar, va a traer ciertas complicaciones. Esto nos pegó, desde lo emocional, económico y laboral nadie se lo lleva de arriba. Va a ser complicado cuando salgamos de esto. Hay que tener en cuenta que hay que hacer una buena preparación antes de volver a jugar. Se calculan más o menos 5 semanas de entrenamiento para volver a la competencia”.

“Independiente siempre me abrió las puertas”

Daniel Montenegro habló sobre el campeonato del 2002, las reuniones que tuvo con los dirigentes para sumarse como mánager y su relación con los hinchas de Independiente.

En el inicio de la charla con Infierno Rojo, soltó: “Este tiempo es atípico para los jugadores. Es preocupante para la salud de los futbolistas, porque después van a ser exigidos y los hinchas se van a olvidar del tiempo que estuvieron parados. Van a pedir buen nivel”, y sumó, pensando en un posible regreso: “Podría haber protocolos para Primera, porque los clubes pueden tener varias canchas y lo económico ayuda; pero me preocupan los equipos del ascenso que no tienen las mismas posibilidades, para entrenar o jugar”.

En el último tiempo, el Rolfi estuvo cerca de convertirse en mánager del club, pero luego llegó Jorge Burruchaga. En relación a esto, sostuvo: “La llegada de Burru confirma que lo que yo tenía en mente estaba bien. Yo lo propuse en su momento y creía que era importante para Independiente, quería ayudar. Tengo tranquilidad de que hay alguien en el rol”.

En cuanto al entrenador, señaló: “Lucas Pusineri está haciendo un gran trabajo y la gente valora que esté subiendo chicos de la Reserva que hicieron un buen complemento para el plantel, sin cargarlos de presión en un momento complicado”.

Justamente en cuanto a los juveniles, declaró: “Los chicos se fueron ganando la confianza de la gente y mostraron lo que se está haciendo en inferiores. Dieron el fruto de mucho trabajo en Reserva; entraron bien en el primer equipo, con muy buenos partidos”, y sumó: “Los pibes entraron y no les pesó jugar contra equipos grandes como si fueran de su categoría. Es bueno que los chicos puedan tener su oportunidad en el primer equipo”.

Por otro lado, recordando sus etapas en el club “Quizás mi anteúltima etapa fue la más difícil, pero el corazón me lo permitía, era algo personal que tenía que hacer sin saber el resultado. Más allá del sufrimiento tuvo sus frutos y fue por agradecimiento al club. Independiente siempre me abrió las puertas para mostrar lo que era como futbolista”.

Con respecto al lugar que ocupa en la historia del club, exclamó: “Me pone contento ser el goleador del Siglo 21 de Independiente. No fui 9 ni goleador, pero la sensación es linda, porque competí con grandes jugadores. Me gustaba patear, estar cerca del área, pero no conté los goles”.

Luego, acerca de la relación con los hinchas, expuso: “Más allá de los goles y el campeonato del 2002, la gente me reconoce la vuelta en 2013. Por dar lo mejor en una situación muy compleja y no muchos volvieron para poner la cara para bancarse la que venía. Ahora que me retiré me reconocen más, porque cuando uno juega tiene la vorágine de los partidos y es complicado que la gente te mime. Ya retirado quedan recuerdos y es muy lindo ser reconocido en un club tan grande”.

Sin embargo, hubo un tiempo en el que fue resistido y en alusión a esto explicó: “En 2003, cuando yo jugaba en River, estaba en el banco de suplentes y la gente del Rojo me puteaba… sentí impotencia, no había hecho nada malo. No hice nada malo, pertenecía a un grupo empresario que me mandó a ese club. Después con River me tocó ir nuevamente a la cancha de Independiente, salgo al costado y hasta me cantaban en contra. Me volvió a dar impotencia, sin saber qué le había hecho al hincha del Rojo”, y continuó: “Después de todo eso, me salió a mí gritar el gol, por la impotencia. Grité el gol, pero es mentira que me besé el escudo de River frente a la gente de Independiente. Reaccioné así, nada más. Me arrepiento de gritar ese gol, porque quizás la relación en ese momento hubiese quedado bien, no fue nada lindo. Luego se me volvió a reconocer”. Además, deslizó: “En Huracán me recriminaban que grité el gol de Independiente en el desempate en La Plata, pero yo lo hice por un desahogo personal tras un año complicado”.

Repasando los técnicos que tuvo, Montenegro manifestó: “Los dos mejores técnicos que tuve fueron el Tolo Gallego y Miguel Ángel Brindisi, siempre los valoro”.

En esta misma línea, dijo: “Desde lo futbolístico, la etapa de Jorge Almirón fue muy importante, nos cambió la forma de jugar y luego se respetó su idea en el tiempo. Trajeron técnicos similares a su forma de ver el fútbol”, y completó: “Con Almirón quizás tuvimos problemas extrafutbolísticos por cuestión de gustos y tratos, pero a la hora de formar un equipo y tener una idea de juego ha mostrado mucho compromiso y estuvo a la altura del club”.

Por último, destacó a su mejor compañero: “El Pocho Insúa es el jugador con el que más me entendí adentro de una cancha. Nos entendíamos, nos complementábamos bien y sacamos lo mejor de cada uno. Tuvimos un momento muy bueno, jugando juntos de 10. Lo sigo disfrutando como amigo hasta el día de hoy”

“Eramos la mística y llegar siempre a la final”

Cristian Domizzi habló de su paso por Independiente y la obtención de la Supercopa 95.

En diálogo con La Visera, sobre su arribo al club, expuso: “Al principio no me gustó la idea de venir a préstamo pero llegué, debuté en la cuarta fecha e intenté mantenerme en la titularidad siempre”.

Luego, señaló: “Me tocó un grupo humano muy importante, sabíamos la responsabilidad que teníamos. Cada uno con cualidades distintas pero este equipo era aguerrido, nunca bajaba los brazos, se hacía fuerte de local”.

En esta misma línea, sumó: “En el equipo había ejemplos a seguir, tuvimos contratiempos en los partidos pero fuimos capaces de aceptar esos cambios. Tuvimos muchísimos imprevistos, en una semifinal jugamos con una defensa totalmente distinta”, y añadió. “Independiente era la mística y llegar siempre a la final. Ese plantel lo conseguía”.

Por otro lado, el Pájaro expresó: “Le deseo lo mejor a la institución, a Jorge (Burruchaga) con su nuevo papel que cumple, creo que es la persona indicada porque sabe lo que es Independiente. Sé que lo va a manejar como fue como jugador: a la perfección”.

“Quiero devolverle todo lo que me dio con un título”

Alan Velasco habló en el Instagram oficial de Independiente y contó cuáles son sus sueños en el club. Además, se refirió a lo que les pide Lucas Pusineri.

En el comienzo, el juvenil expresó: “Quiero devolverle a Independiente todo lo que me dio con un título, ojalá se pueda dar pronto. Llegué a los nueve años, estoy en mi casa. También deseo consolidarme en Primera División y ganarme un lugar”.

Luego, en cuanto al entrenador, señaló: “Es exigente. Nos insiste a entrenar con todo para no estar achanchados cuando volvamos a los entrenamientos. Es un gran técnico, que dice las cosas de frente siempre. Recuerdo cuando bajé a Reserva, él fue el primero en venir y decírmelo, al igual que cuando me tocó volver a subir”.

Por otro lado, Velasco comentó: “Tuve la suerte de hablar con Bochini en varios entrenamientos. Es una leyenda del fútbol y sabe mucho”.

“Mi idea es construir propuestas”

Cristian Ritondo, actual Diputado Nacional, habló de la posibilidad de volver a meterse en la política de Independiente y el motivo por el que no aspira a la presidencia.

“Todavía falta mucho para las elecciones en Independiente, veremos si el año que viene conformamos un grupo”, soltó en Radio La Red.

Luego, expuso: “No puedo ser presidente del Club con el cargo político que tengo. Es una o la otra, pero las dos cosas no se pueden hacer”, y sumó: “Mi idea es construir propuestas y no estar al frente de la lista”.

“Hugo no va a quebrar al club ni mandarlo a la B”

Pablo Moyano habló de la relación con los jugadores y la actualidad de Independiente.

“Se viene haciendo mucho trabajo hace seis años y agarramos con un estadio en construcción, era una caja de cartón con un balde de baño y hoy podemos llegar a tener la final de la Copa Libertadores en nuestra cancha”, deslizó el Vicepresidente en diálogo con La Oral Deportiva, y sumó: “En seis años hemos cometidos aciertos y errores, pero ganamos dos títulos internacionales y tuvimos problemas económicos, que ya hemos solucionado pero el ataque es permanente, como si fuese el único club que los tuviese”.

Luego, sostuvo: “Lo más importante es que el tema económico se solucionó y hoy hablamos con Burruchaga, que presentará un proyecto muy importante para el fútbol juvenil y profesional, algo muy novedoso”.
En relación a la situación económica, señaló: “Independiente tiene deudas por cobrar, de Brasil, de México y de varios lugares. Hugo no va a quebrar al club y tampoco lo va a mandar a la B como ya lo hicieron otros dirigentes”.

Con respecto a las situaciones de Campaña y Silva, quienes no firmaron el acuerdo propuesto por los dirigentes, declaró: “Campaña sigue siendo jugador de Independiente, al igual que todos los demás, más allá de todo lo que se dijo. Es un gran arquero, que siempre rindió en los partidos mas difíciles”, y continuó: “No se como se filtró la carta de Campaña pero nosotros no somos vigilantes, a mi me molestó porque no me gusta que se filtren las cifras de los sueldos de los trabajadores, porque yo los defiendo”.

En esta misma línea, expuso: “Lo de Silva está en la justicia, el error fue que se declare libre pero estamos teniendo charlas para recuperar la situación, sigue siendo jugador de Independiente porque hubo una diferencia en los montos pero estamos trabajando en eso”.

Por otro lado, Moyano habló del posible regreso del fútbol en un mediano plazo: “Todos somos futboleros y queremos que vuelva el fútbol pero es preferible esperar dos o tres meses más y volver con mucha seguridad. Todos los clubes económicamente han sido perjudicados por todo esto pero no nos queda otra que esperar, es preferible volver con mucha seguridad”.

Acerca de la renegociación de contratos y las demás cuestiones a resolver con el plantel, comentó: “La semana que viene seguramente hablaré con el Chino Romero por Zoom y trataremos de ir limando algunos temas que nos quedaron pendientes pero lo principal era saldar la deuda para arrancar de nuevo en lo que se viene”.

Repasando los últimos años y los entrenadores que pasaron por el Rojo, Pablo soltó: “Con los DT siempre seguimos la linea que ha caracterizado a Independiente: Almirón, Pellegrino, Milito que lo pedíamos todos, Holan como una apuesta importante y potenció muchos jugadores y después Beccacece, que lo pedían todos”.

Justamente en referencia al último entrenador que tuvo el club, manifestó: “Beccacece falló en algunos partidos que teníamos que ganar y se fue porque no aguantó la presión de la gente. Ahora vino Pusineri que tiene mucho sentido de pertenencia”, y lanzó: “No me dolió que se vaya a Racing, ojalá que le vaya como le fue en Independiente”.

“Fue uno de los mejores entrenadores que tuve”

Nicolás Domingo habló de su paso por Independiente y el deseo de finalizar su carrera en el conjunto de Avellaneda.

“El cariño que sentí de la gente del Rojo es algo que no había sentido en mi carrera. Hay cosas en el fútbol que son difíciles de explicar porque si pensaba con el corazón yo hoy estaba en Avellaneda. Hay desafíos y trenes que pasan una vez. Además viví cosas muy lindas en el club y sentí que era la forma de cuidarlas para quizás tener la puerta abierta después. Me gustaría retirarme en Independiente”, expresó en diálogo con 90 Minutos de Fútbol.

Luego, señaló: “Holan fue uno de los mejores entrenadores que tuve. No nos perjudicó que se haya distanciado de Kohan. Entrena muy bien en la semana, con mucha intensidad. Está encima, obviamente que es muy detallista, lee bien los partidos, lo que te dice, pasa”, y sumó: “A ese Independiente le gustaba mucho el duelo mano a mano. Él trataba de poner uno de Independiente que esté mejor físicamente que el del rival y por ahí modificábamos algunas posiciones. Pero la verdad es que lo hacíamos bien”.

Con respecto a la competencia por el puesto, sostuvo: “Creo que es normal la competencia en un club grande como Independiente. Lo tomé así. Por ahí querían traer otro volante para cambiar el juego del equipo. No descorchaba champagne, pero es parte del juego y tenia el amor propio de decir: ‘me traes otro 5 pero voy jugar yo'”.

En el cierre, contó: “Me estoy preparando para ser DT. Si bien esta lejos todavía me gustaría y sin dudas me gustaría dirigir Independiente. Sería de los que van siempre para adelante”.

“Tenemos tres arqueros de gran nivel”

Leo Díaz habló del trabajo que hacen con los futbolistas a través de Zoom y la situación de Bacchia y Álvarez, en el caso que se vaya Martín Campaña.

En diálogo con Muy Independiente, el ex arquero exclamó: “Estamos en una situación difícil. Estar tanto tiempo sin entrenar ni jugar no es fácil. Para un arquero es más difícil entrenar por zoom porque no tiene a nadie que le patee, que le tire centros, pegarle abajo, arriba, a los costados. Al arquero siempre lo ejercita un jugador. Es todo más difícil”, y sumó:  “La cabeza del jugador en este tipo de situaciones es difícil de manejar. Veo al grupo muy bien y predispuesto, eso es lo importante”.

En cuanto a los primeros meses del cuerpo técnico de Pusineri al mando del primer equipo del Rojo, señaló: “Es un momento muy difícil lo que vivimos en el club. Arrancamos con mucha ilusión y con ganas de hacer las cosas bien, le ponemos mucho empeño. Tuvimos partidos buenos, otros no tanto. Creo que es aceptable lo que hicimos por ahora. Pusineri puso jugadores de inferiores y eso a los clubes les viene muy bien, los juveniles son el futuro”.

Además, soltó: “No es difícil llegar a primera, lo difícil es mantenerse. Es una frase hecha, pero es cierta. Los juveniles tienen un futuro bárbaro y les ha ido muy bien los minutos que jugaron. Tienen que seguir por ese camino”.

En relación a la posibilidad de que Campaña emigre y las alternativas que dispone el plantel, exclamó: “Independiente tiene tres arqueros de gran nivel. Milton y Renzo tienen muchas condiciones, los veo muy bien. Álvarez tiene mucha experiencia y Bacchia está dando sus primeros pasos pero con un futuro enorme. Hay que ir día a día”.

En esta misma línea, declaró: “Mi obligación y responsabilidad es que cualquiera de los tres arqueros esten capacitados para atajar y que esten a la altura. Tengo que preparar a los tres por igual. Todos tienen que entrenar y estar óptimos para cuando les toque. Después decide Pusineri”, y completó: “El arquero tiene que achicar el margen de error. Si se equivoca, que pase desapercibido en lo posible. Es un puesto muy ingrato, que está totalmente expuesto. Sos figura 90 minutos y en la última cometes un error y es tu culpa. Es difícil”.

Por otro lado, Leo analizó: “Independiente siempre ha tenido buenos equipos. Lo importante es seguir insistiendo hasta que se te dé el título. Es un trabajo en conjunto. Independiente siempre fue protagonista, no se ganó un torneo local pero ganaron 3 copas internacionales en ese lapso. Es muy valorable”, y añadió: “El Tolo en 2002 armó un gran equipo, jugaba bien al fútbol, tenía mucha mentalidad, había buen grupo y por suerte nos quedamos con el título”.

Para cerrar, el entrenador de arqueros dijo: “Fue un alivio que el presidente de la CONMEBOL haya dicho que la Sudamericana continúa. Estamos esperanzados que cuando esto se normalice podamos hacer un buen torneo en todo sentido. Queremos pelear todo lo que juguemos. Somos optimistas y creemos”.

“Nos dijeron que estaban conformes…”

Marcelo Gómez habló de la finalización de su contrato y la idea que tiene a futuro.

“Hable con Maldonado hace unos días. Nos dijeron que estaban conformes, primero querían arreglar el tema de los jugadores y después que nos juntaramos para definir mi continuidad”, comentó en Amplitud Independiente, y sumó: “La idea es poder seguir acompañando a este grupo, sumar jugadores de otras categorías y ampliar la base que tenemos”.

Luego, reconoció: “Intentamos mantener la profesionalidad en este periodo por los jugadores. Pero es lógico que cuando se acerca la fecha del final de nuestro contrato uno empieza a preocuparse. No solo por mi, si no por mi cuerpo técnico”.

Con respecto a lo que busca en su equipo, expuso: “Lo que tiene que tener un jugador para llegar a la Primera de Independiente es saber entender el juego. Nosotros tratamos de enseñarle a tomar las mejores decisiones a la hora de tener que dar ese paso. Confío en estos jóvenes que han demostrado personalidad en un contexto complicado como vive el club”.

En cuanto al vínculo con el DT de Primera y el coordinador de inferiores, soltó: “Pusineri todavía no me dijo si quería subir algún otro jugador nuestro a Primera. Con Berón tengo gran relación. Siempre está atento a lo que necesitamos, a que jugadores podemos ir sumando a Reserva. Trabajamos juntos por el bien del club”.

Por otro lado, en relación a la situación actual y el posible retorno en el mediano plazo, señaló: “No manejo ninguna fecha posible para el regreso de los entrenamientos. Posiblemente se aplique el protocolo a Primera, veo difícil que el fútbol juvenil vuelva por este año”.

Últimas noticias

1
2
3
4
5
6

Send this to a friend