BomVARdeados

Quédese tranquilo, la Real Academia Española no modificó la palabra: “Bombardear”. Por eso, sepan disculpar no haber escrito el título de forma correcta. Seguro que muchos entenderán mi intención con ese juego de palabras, ya que la terna arbitral y el VAR fueron determinantes para complicar a Independiente durante los 90 minutos, e incluso, de cara al partido de vuelta en Porto Alegre.

Nadie discute que el codazo del “Puma” Giglitotti no haya existido, pero sí lo que fue sucediendo con el correr de los minutos, luego de la expulsión del número nueve del conjunto de Avellaneda. Incluso, pudo haber sido expulsado Nicolás Domingo, que le cometió un planchazo muy fuerte contra Moura, que por suerte terminó en amarilla.

El conjunto dirigido por Ariel Holan ya había demostrado que, a pesar de cualquier obstáculo que se le presentase -sea legítimo o no-, siempre juega con el mismo compromiso, actitud e intensidad. Hoy no fue la excepción puesto que, se bancó jugar con diez jugadores, además de haber tenido muchas chances de ganar el partido, que tuvo a un rival muy flojo a pesar de tener un jugador más.

No es tan imparcial la implementación de este tipo de tecnología ya que, como dice el reglamento, sólo se puede retrotraer jugadas por fundamentales que sean, ya sea por gol, jugadas en el área y tarjetas, dejando de lado el tema de equivocación al pitar un tiro libre -tal y como ocurrió en el primer tiempo cuando Maximiliano Meza le quita limpiamente la pelota al oponente-. Ya se ha aclarado el año pasado: el juez no pudo haber vuelto atrás la gran equivocación de su parte al amonestar al vascovenezolano, Fernando Amorebieta, en una jugada muy parecida -salvando las diferencias de tiempo, jugador y posición- a la del día de hoy.

Entonces, es muy fino el tema de cuándo hacer uso o no del sistema de apoyo en vivo para el árbitro. Muchos, como yo, se preguntaran por qué no recurrió al mismo en la jugada en la que debió ser expulsado Geromel tras una patada de doble amarilla a Leandro Fernández, cuando se debe según lo pautado. Bochornoso lo que pasaba después: tras la queja del once, veía la tarjeta amarilla, como también lo fue el penal no cobrado a Benítez, en el complemento.

Después de toda esta polémica en la final de ida que culminó en igualdad en uno, en el Libertadores de América, sólo queda dar vuelta la página para salir a ganar en Porto Alegre y estampar la estrella número dieciocho a nivel internacional.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Juan Patricio Perimbelli
Estudiante de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación en UADE. Dios es Fiel. Que Deus nos abençoe e nos proteja. Hincha de Independiente. Redactor en @OrgulloRojoWeb

Últimas noticias

1
2
3
4
5
6

Send this to a friend