Buen mercado, ¿alcanzará?

Buen mercado, ¿alcanzará?

Sin que la pelotita se haya puesto a rodar, a priori se puede decir que Independiente tuvo el mejor mercado de pases de los últimos diez años. Sólo en 2002, temporada de la última coronación a nivel local para el “Rojo”, el período de transferencias había sido tan fructífero. La meta ahora es que el final sea el mismo.

Para la que se avizora como una de las temporadas más importantes de la historia, ya que más que nunca el honor de haber pertenecido siempre a la máxima categoría del fútbol argentino está en riesgo, los dirigentes, con virtudes y errores, estuvieron a la altura y desde su lugar achicaron el margen de error.

Con una economía lastimada casi de muerte, Javier Cantero y compañía debieron apelar al ingenio para reforzar a un equipo perdedor que venía de fracaso en fracaso. El primer paso, fundamental, fue desprenderse de jugadores caros que no rindieron y así, con todo ese presupuesto a disposición, buscar menos pero mejores.

En el medio, quizás en la decisión más cuestionada el mundillo rojo, se bancó a un Cristian Díaz que terminó con una racha de siete partidos sin ganar. “Queremos darle la oportunidad de armar su plantel. Confiamos en él”, repetían y repiten una y otra vez los dirigentes ante los cuestionamientos de por qué no se buscó a un DT experimentado para este momento.

En los pocos partidos que lleva dirigiendo en Primera División, Díaz demostró algunas virtudes (principalmente en el arranque de su ciclo) y también varias falencias, pero según los dirigentes, quienes están más cerca del día a día que cualquier hincha o periodista, el ex lateral es el indicado para conducir el barco y ya es cosa juzgada. Ojalá no se equivoquen.

En cuanto a los refuerzos, llegaron jugadores experimentados, ganadores, de temperamento, capaces de bancarse la difícil parada que será Independiente en esta temporada. Ellos, sin duda, apuntalarán de gran manera a los jóvenes proyectos del club. ¿Que son grandes? En un fútbol argentino tan devaluado, a todos ellos les sobra.

Se prometió jerarquía y, teniendo en cuenta la economía del club y la realidad del fútbol de acá, la mayoría lo son. Ahora, ¿alcanzarán? A priori, faltaron variantes en defensa y un volante de creación, teniendo en cuenta que la posición de enlace para Hernán Fredes es nueva y habrá que ver si se acomoda. Ojalá que la no llegada de incorporaciones en ciertos puestos no se termine pagando caro.

La ilusión de volver a ser y ni pensar en el descenso es grande y quedó reflejada en la compra masiva de packs visitantes y abonos a platea. La gente palpa que hubo una profunda renovación en el plantel y espera que los nombres se transformen en realidades pronto y que Independiente sólo piense en grande, como tiene que ser.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article

Últimas noticias

1
2
3
4
5

Send this to a friend