Caño roto

Independiente cometió muchos errores, en lo que respecta estrictamente al juego, en la eliminación ante Lanús, que terminó pagando carísimo porque terminaron en los tres tantos del Grana en el primer tiempo.

Sin embargo, el primer eslabón en la cadena de responsabilidades se lo lleva el de Pablo Hernández.

Nadie duda de que el Tucu tiene calidad, aunque no ha mostrado mucho de eso en su versión en Independiente desde que fuera traído por Ariel Holan en 2018. Pero el error cometido en a los 16 minutos del primer tiempo empezó a costarle la clasificación a Independiente, futbolística y mentalmente.

En un ataque de José Sand, Alexander Barboza recuperó desde el piso la pelota y se la dejó en la medialuna del área a Hernández, quién sobrando la situación salió con un innecesario caño. ¿Si pasaba lo aplaudíamos todos? Si, y si mi abuela tuviera rueditas sería bicicleta.

No solo no pasó, sino que la pelota le quedó a Alexandro Bernabei, quién se la dejó a Tomás Belmonte para que estampara el 1 a 0. Un resultado que significaba que el Rojo tendría que, al menos, convertir dos goles para clasificar.

Lo resto es historia conocida: un minuto más tarde, Sand convirtió el segundo tras un error de Alexander Barboza que se quedó en el piso vaya a saber pidiendo qué -en una jugada que empieza perdiendo el propio Hernández en ataque- y sobre el final del primer tiempo Nicolas Orsini sentenciaría, tras un grosero error de Alan Franco secundado por el mismísimo Barboza.

Independiente quedó afuera de la Copa Sudamericana y todo empezó a darse así por un caño roto. ¿Tendrá arreglo?

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Carlos Perez
Director del mejor sitio para los hinchas de Independiente! Vamos Rojo todavía!

Últimas noticias

1
5
6

Send this to a friend