Los que se fueron

En este mercado de pases invernal fueron más de 20 los contratos de futbolistas que Independiente finiquitó por distintas cuestiones: fin de vínculo, préstamos, ventas… esa partida masiva fue la que les permitió a los dirigentes incorporar a los ocho refuerzos que llegaron.

Los que ya se sabía que no iban a seguir porque su contrato finalizaba en junio eran Carlos Matheu (partió al Atalanta italiano), Facundo Parra (mismo destino que el defensor), Cristian Pellerano (se fue al Tijuana de Antonio Mohamed), Adrián Argachá (volvió a Defensor Sporting luego del préstamo), Lucas Kruspzky (se fue a Arsenal) y el paraguayo Cristian Ledesma (estuvo a prueba en Sportivo Luqueño pero no quedó).

Además, Sergio Vittor retornó de su préstamo en Gimnasia La Plata y como no iba a ser tenido en cuenta rescindió su contrato (luego firmó para Gimnasia y Esgrima de Jujuy), misma situación que Nicolás Martínez, quien se desvinculó tras estar cedido en Chile y luego se incorporó como libre para el Real Murcia de España. Otro que se fue, aunque de manera intempestiva y por la vía judicial, es Leonel Núñez, nuevo refuerzo de Argentinos Juniors.

Hay varios juveniles (y no tan juveniles) que pasaron a préstamo a distintos clubes para ganar rodaje ya que no tenían lugar ni en reserva ni en Primera División: Javier Báez y Nicolás Delmonte a Instituto de Córdoba, Iván Pérez a Banfield, Brian Nieva a Los Andes, Ignacio Barcia a San Telmo, Alexis Blanco a Acasusso, Nicolás Cabrera a Gimnasia y Walter Busse a Huracán.

Otros que no continúan en el club del anterior plantel son Gabriel Milito, quien se retiró, Patricio Rodríguez (pasó al Santos a cambio de 1.1 millones de dólares por el 50 por ciento del pase) y Julián Velázquez al Genoa (3.5 millones de dólares por el 80 por ciento de su ficha). De más abajo, Lucas Ontivero se fue a México y está en conflicto con el club ya que lo hizo sin permiso, mientras que Fernando Elizari volvió a Quilmes luego de su paso por la reserva.

Buen mercado, ¿alcanzará?

Sin que la pelotita se haya puesto a rodar, a priori se puede decir que Independiente tuvo el mejor mercado de pases de los últimos diez años. Sólo en 2002, temporada de la última coronación a nivel local para el “Rojo”, el período de transferencias había sido tan fructífero. La meta ahora es que el final sea el mismo.

Para la que se avizora como una de las temporadas más importantes de la historia, ya que más que nunca el honor de haber pertenecido siempre a la máxima categoría del fútbol argentino está en riesgo, los dirigentes, con virtudes y errores, estuvieron a la altura y desde su lugar achicaron el margen de error.

Con una economía lastimada casi de muerte, Javier Cantero y compañía debieron apelar al ingenio para reforzar a un equipo perdedor que venía de fracaso en fracaso. El primer paso, fundamental, fue desprenderse de jugadores caros que no rindieron y así, con todo ese presupuesto a disposición, buscar menos pero mejores.

En el medio, quizás en la decisión más cuestionada el mundillo rojo, se bancó a un Cristian Díaz que terminó con una racha de siete partidos sin ganar. “Queremos darle la oportunidad de armar su plantel. Confiamos en él”, repetían y repiten una y otra vez los dirigentes ante los cuestionamientos de por qué no se buscó a un DT experimentado para este momento.

En los pocos partidos que lleva dirigiendo en Primera División, Díaz demostró algunas virtudes (principalmente en el arranque de su ciclo) y también varias falencias, pero según los dirigentes, quienes están más cerca del día a día que cualquier hincha o periodista, el ex lateral es el indicado para conducir el barco y ya es cosa juzgada. Ojalá no se equivoquen.

En cuanto a los refuerzos, llegaron jugadores experimentados, ganadores, de temperamento, capaces de bancarse la difícil parada que será Independiente en esta temporada. Ellos, sin duda, apuntalarán de gran manera a los jóvenes proyectos del club. ¿Que son grandes? En un fútbol argentino tan devaluado, a todos ellos les sobra.

Se prometió jerarquía y, teniendo en cuenta la economía del club y la realidad del fútbol de acá, la mayoría lo son. Ahora, ¿alcanzarán? A priori, faltaron variantes en defensa y un volante de creación, teniendo en cuenta que la posición de enlace para Hernán Fredes es nueva y habrá que ver si se acomoda. Ojalá que la no llegada de incorporaciones en ciertos puestos no se termine pagando caro.

La ilusión de volver a ser y ni pensar en el descenso es grande y quedó reflejada en la compra masiva de packs visitantes y abonos a platea. La gente palpa que hubo una profunda renovación en el plantel y espera que los nombres se transformen en realidades pronto y que Independiente sólo piense en grande, como tiene que ser.

Un Maxi rival

Newell’s llega renovado a esta nueva temporada que lo tendrá junto a Independiente, entre otros, peleando por escaparle al descenso. Con el cimbronazo que significó el retorno de uno de sus últimos ídolos, Maximiliano Rodríguez, el equipo de Gerardo Martino será un duro escollo para el “Rojo”.

Del equipo que en el último campeonato fue animador pero se cayó sobre el final no hubo salidas resonantes para el “Tata”, salvo el retorno de Hernán Pellerano al Almería español. Después, el paraguayo Víctor Aquino pasó a préstamo a Belgrano, Roberto Noir volvió a Boca, Juan Domínguez fue a Colo Colo y Federico Falcone a La Serena de Chile.

El gran refuerzo, sin ninguna duda, es el retorno de Maximiliano Rodríguez, quien a los 31 años decidió abandonar el Liverpool inglés y sus dólares para volver al club que lo lanzó a la fama. Pero no fue el único que pegó la vuelta: Ignacio Scocco, campeón del Apertura 2004, se fue del Al Ain árabe y retornó al Marcelo Bielsa.

Además, también se incorporaron el defensor paraguayo Marcos Cáceres, a quien Martino reclutó luego de quedar libre de Racing debido a que ya lo conoce de su paso por la selección paraguaya. Otros dos que llegaron, aunque de un perfil más bajo, son el lateral derecho Milton Casco (ex Gimnasia) y el volante Horacio Orzán (libre de Sarmiento de Chaco).

El DT rojinegro dispuso varios amistosos durante la época de pretemporada, aunque dos de ellos fueron más “formales”: uno ante Aragua (fue 3-0, con goles de Maxi, Pablo Pérez y Víctor Figueroa) y otro ante Liga Alajuelense, al que le ganó 2-0 en el Marcelo Bielsa con tantos de Rodríguez y Leonel Vangioni.

El equipo base que utilizó Martino, y que podría ser el que esté desde el inicio ante Independiente en el debut, fue: Nahuel Guzmán (le ganaría la pulseada a Sebastián Peratta); Marcos Cáceres, Santiago Vergini, Víctor López y Leonel Vangioni; Pablo Pérez, Hernán Villalba y Lucas Bernardi; Maximiliano Rodríguez; Mauricio Sperduti y Víctor Figueroa.

Tres campeones

Pese a que la idea inicial cuando se reformularon los torneos del fútbol argentino era que hubiera un solo campeón por temporada, finalmente se dio marcha atrás y habrá tres ganadores en el mismo curso. Insólito.

Después de estudiar varios modelos de disputa, el Comité Ejecutivo de la AFA había decidido que en Primera División hubiera un solo campeón por temporada: quien ganara la final entre el ganador de la ronda Inicial y la Final.

Sin embargo, en la última reunión del comité en la AFA antes del inicio de la competencia oficial, Enrique Lombardi, presidente de Estudiantes, propuso un cambio que la gran mayoría de sus pares aceptó y apoyó.

La idea del pope platense fue que el ganador del “Inicial” y del “Final” sean también campeones y, además, que en junio de 2013 disputen una “súper final” entre ambos. Y finalmente así será…

Espaldarazo al Rojo

El equipo de Independiente se mostró en la previa del clásico con una bandera en apoyo al Plan Espaldarazo que promueve la colaboración de los socios, hinchas y las Peñas del Club para colocar sus nombres en las camisetas en los diferentes partidos que se jugarán en el próximo torneo Inicial.

Los jugadores se sumaron a la iniciativa de parte del Club y salieron a la cancha con cinco nombres de familiares o amigos en sus camisetas.

Para más información del Espaldarazo a Independiente en el próximo campeonato pueden realizar sus consultas en la web del club www.clubaindependiente.com o en las Sedes de Avellaneda y Boyacá. Pueden adquirir las últimas camisetas disponibles para el primer partido de local ante Vélez por la segunda fecha o participar en los siguientes encuentros.

Fuente: Prensa CAI

Últimas noticias

Send this to a friend