Juega al misterio

Américo Gallego realizó este jueves la primera práctica de fútbol de la semana pensando en Boca a puertas cerradas e hizo varias modificaciones durante la misma, por lo que la formación aún es una incógnita.

Ante un combinado de juveniles, el “Tolo” hizo varias pruebas. A los que ya tiene fijos son Hilario Navarro, Julián Velázquez, Cristian Tula, Claudio Morel Rodríguez, Roberto Battión y Ernesto Farías. El resto, puede variar.

Como lateral derecho hoy nuevamente intentó con Leonel Galeano, quien reemplazaría a Gabriel Vallés, en tanto que en el medio Jonathan Santana acompañó a Battión un rato, aunque luego fue reemplazado por Hernán Fredes.

Víctor Zapata estuvo desde el arranque y luego Osmar Ferreyra lo reemplazó, mientras que Paulo Rosales hizo las veces de enlace hasta que Patricio Vidal entró por él y se sumó al ataque con Farías y Leguizamón.

Quien no participó de la práctica por precaución es el colombiano Fabián Vargas. Si bien está casi recuperado del desgarro que sufrió hace un par de semanas, la idea de Gallego sería que esté en el banco de los suplentes.

En definitiva, de arranque el DT probó con Navarro; Galeano, Velázquez, Tula, Morel Rodríguez; Santana, Battión, Zapata, Rosales; Leguizamón y Farías. ¿Serán los once que saldrán a la cancha en la Bombonera?

Visita y asado

En el entrenamiento de este jueves estuvo de visita Ricardo Enrique Bochini, ídolo y asesor futbolístico de la actual dirigencia. “Vine a ver un rato la práctica, el otro día también estuve”, le dijo el “Bocha” a Orgullo Rojo.

Vine a ver la práctica, el otro día también había estado con Gallego, Borrelli, los jugadores. Y acá estamos, esperando que se pueda solucionar esta situación de los promedios“, opinó Bochini.

Hay que ir a jugar de igual a igual, atacar, tener la pelota, ser profundod. Si no llegás al arco rival no ganás partidos“, analizó el astro sobre el choque del domingo ante Boca Juniors, en la Bombonera.

Tras la práctica, todos los jugadores se quedaron en el predio para compartir un asado con el cuerpo técnico.

Recuperando soldados

Tanto Fabián Vargas como Jonathan Santana se entrenaron este miércoles a la par de sus compañeros y tienen muchas chances de ser titulares el domingo ante Boca. El único que ya está descartado totalmente es Eduardo Tuzzio.

Por primera vez desde que está Américo Gallego, Independiente se entrenó hoy a puertas abiertas en Villa Domínico, donde la gran mayoría realizó ejercicios tácticos y fútbol en espacios reducidos.

En principio, Vargas tenía para una semana más de recuperación por la lesión que sufrió ante Boca por la Sudamericana, pero mejoró más rápido de lo esperado y es probable que el domingo esté desde el arranque.

A Santana sí se lo esperaba para este domingo y es el que está más adentro de los dos, aunque ayer por la tarde tanto él como el colombiano se realizaron estudios que arrojaron resultados positivos para ambos.

El único que seguirá siendo baja unos días más es Eduardo Tuzzio, quien sólo hizo kinesiología en el gimnasio por la distension de grado 2 en la rodilla derecha que sufrió ante Godoy Cruz.

Foto: Sitio oficial. 

Orgullo Rojo #010 11.9

Pasó un nuevo programa de Orgullo Rojo donde analizamos todo lo que dejó el empate contra Quilmes y en el que contamos con tres entrevistas más que interesantes: Claudio Arzeno, desde España, nos contó sus sensaciones del momento que atraviesa Independiente.

Nicolás Frutos, a 7 años de su tripleta a Racing, recordó esa mañana mágica y sus ocho meses vividos en el club, al cual recuerda con un amor increible. Y para finalizar, por el día del maestro, que mejor que Ricardo Bochini para que, con sus claros conceptos, podamos entender los problemas del Rojo y su confianza para poder salir adelante. Un programa completísimo que ningún fanático se puede perder!

"Lo vamos a dar vuelta"

En el “Día del Maestro”, Orgullo Rojo se comunicó con el más grande de ellos, Ricardo Enrique Bochini, quien reconoció que está preocupado por el momento que vive Independiente, pero aseguró que confía en que darán vuelta la historia.

Estoy preocupado como están todos los hinchas, todos sabemos del promedio bajo, pero confío en que lo vamos a dar vuelta. Me preocupa en el sentido que el equipo no apareció, pero estoy confiado porque Independiente es más que San Juan, Rafaela, All Boys, Argentinos, por ejemplo, los tiene que superar“, dijo el oriundo de Zárate.

Sobre el choque del domingo, analizó: “Pienso que hoy Boca en individualidades puede estar arriba, pero es un partido en el que puede pasar cualquier cosa, como fue el día del 5-4 ó del 3-3. Prefería jugar con un rival de menor fuste, Boca es muy difícil, pero si se le juega de igual a igual, se le puede ganar y sería muy importante“.

En cuanto al juego del conjunto de Gallego, expresó: “El equipo es un conjunto, no hay que echarles la culpa ni a Rosales ni a Fredes de la falta de juego, al equipo en las primeras fechas le faltó ritmo, continuidad en el juego, reacción, cosas que se necesitan para dominar y ser superiores”.

Por último, se animó a decir que, para él, el mediocampo debería formar con “Santana, Vargas, Fredes y Rosales” y opinó que “este equipo, con dos buenos refuerzos, tiene que andar. Hay que traer un delantero y un volante ofensivo, jugadores atrás hay de sobra“.

"Fue amor a primera vista"

A 7 años de sus tres goles a Racing en el 4-0 de la apilada monumental de Sergio Agüero, Nicolás Frutos dialogó con Orgullo Rojo y recordó no sólo aquel partido, sino que se refirió a su paso por Independiente con muchísimo afecto.

Es el día soñado por cualquier jugador. Es uno de los recuerdos más lindos que tengo en el fútbol. Gané seis títulos en Bélgica, pero los cambiaría por volver a hacerle tres goles a Racing“, dijo el ex delantero.

“Yo fui tan feliz esos 8 meses que estuve que me parecieron un abrir y cerrar de ojos y también muy largos, por todo lo intenso que viví. Yo soy hincha de Unión, pero lo de Independiente fue amor a primera vista, viví 8 meses en una isla, en un paraíso“, añadió “Garrocha”.

En relación a su partida de Independiente a mitad de campeonato, expresó: “Nunca lo dije esto, pero la verdad es que fue duro cuando me tuve que ir. No estaba bien, venía con una lesión complicada, durísima. Toda la segunda rueda la jugué infiltrado“.

Fue dificilísimo tomar la decisión, pero apareció la oferta y me parece que fue la decisión correcta, no hubiera podido jugar más ese campeonato. El último partido con Banfield ni iba a jugar y después estuve más de tres meses parado“, añadió Frutos.

Por último, bromeó acerca del “Kun”: Agüero es un desubicado. Se lo digo siempre, lo cargo siempre. Hubiese sido el clásico de los tres goles de Frutos. Voy a quemar todos los videos de su gol”.

En la Boca, Lunati

La AFA designó a Pablo Lunati para el choque del próximo domingo entre Independiente y Boca en la Bombonera. La última vez con el “Rojo” fue el día en que debió suspender el partido frente a Vélez.

Será el partido 22 de Lunati digiendo al “Rojo”, de los cuales 11 fueron triunfos de Independiente, 6 finalizaron en empate y 5 en derrotas, con 33 goles a favor y 24 en contra.

De esos 22 encuentros, dos fueron justamente ante Boca, el rival del domingo: el primero, fue 3-1 para el “xeneize” en el Apertura 2007 y la segunda empate 1-1 en el Apertura 2008.

Boca también tiene un historial favorable con Lunati: jugó 22 encuentros con él como arbitro, de los cuales ganó 15, empató 3 y perdió 4, con 39 goles a favor y 19 en contra.

"Sé que voy a volver"

Desde España, donde dirige al Puertollano, Claudio David Arzeno confesó en diálogo con Orgullo Rojo que su máximo sueño es volver a cruzar su camino con el Independiente. “No se cuándo, pero sé que voy a volver”, dijo el ex defensor.

Hoy me toca estar por estos lados y ya tengo mi experiencia en estos años. Mi sueño es estar ligado a otra vez a Independiente, no se cuándo, pero sé que voy a volver. Uno siempre se lo imagina, piensa lo que pueda llegar a pasar“, confesó Arzeno.

En relación al presente del “Rojo”, expresó: Lo anímico es fundamental, hay que tratar de ayudar al futbolista a solucionar esta situación que es muy difícil. Es importante que el equipo sepa a lo que juega”.

Además, elogió a Américo Gallego (“Hay un gran entrenador que sabe cómo llevar esto y buenos jugadores”) y lamentó la partida de Cristian Díaz: “Lamentablemente no se le dieron los resultados, y eso en el fútbol es lo que vale”.

La pizarra: el ocho es el espacio

Entre tanto interna de barras, conmoción política, insultos a los destinatarios equivocados y arbitrajes bochornosos, es bueno hablar un poco de fútbol. Porque al fin y al cabo, Independiente se irá o se quedará en Primera por lo que realice adentro del campo de juego.

En la vuelta de Gallego al Libertadores de América, el “Rojo” estuvo lejos de ser “el equipo del Tolo” por lesiones, vueltas sobre la hora y niveles muy por debajo de la media. Sí tuvo algo más de agresividad y ambición en el complemento que llevaron a estar cerca de la victoria.

Por las lesiones de Santana y Vargas, el bajo rendimiento de Monserrat (¿dónde quedó la promesa del torneo pasado?) y la decisión de utilizarlo a Fredes más adelantado, no hubo un volante por derecho neto. Paró un mediocampo con un doble cinco Battión-Zapata, un carrilero por izquierda como el “Malevo” Ferreyra y Paulo Rosales más suelto.

Es raro ver en un equipo en formación con un movimiento táctico como ese. De todas maneras, resultó y la zona fue cubierta por diferentes jugadores. Por momentos fue Battión, corrido unos metros hacia la derecha y cediéndole el medio a Zapata en su totalidad. El exBanfield levantó en el segundo tiempo. En otras oportunidades, Vallés su sumó a la línea de volantes, Rosales comenzó los ataques por ese sector y hasta Leguizamón se retrasó unos metros. El Tolo bajó la persiana cuando con un jugador menos, clausuró la zona con la inclusión de Godoy.

El problema fue que al tener un espacio, no había circulación a lo ancho con comodidad. La ofensiva por ese sector se convirtió sólo para contraataques o apariciones. El juego se volvía naturalmente para la izquierda donde Ferreyra llegaba al fondo, Morel se sumaba y Zapata entregaba la bola limpia. Incluso, cuando ingresó Fredes, lo hizo más adelantado y por el medio, para no condicionarlo pegado a la banda.

En cuanto a la marca, no hubo complicaciones, en gran parte por el planteo rival. Las pocas veces que tuvo que retroceder lo hizo Paulo Rosales y la aparición libre de Mansilla en el gol es responsabilidad de una defensa desordenada y malparada, es decir, nada que reprocharle al volante por derecha fantasma.

La medida de Gallego, probablemente sea provisoria. Por lo general, sus equipos son más posicionales y este tipo de movimientos no se acostumbran. Sin embargo, en búsqueda del que mejor se sitúe en ese sector, prueba con rotación y la división de las tareas. Gana en sorpresa, pero perdió en circulación y llevó demasiado al mano a mano a quien atacaba por ese sector. Tal vez le falta acompañarlo mejor, pero puede resultar una buena alternativa. En medio del pánico generalizado, la lupa debería estar más en lo que ocurre en la cancha. Y detalles como estos, denotan trabajo y progreso.

Últimas noticias

1
2
5

Send this to a friend