Se le escapó al final

Independiente no pudo contener a Unión y se llevó un empate de visitante que no suma.

El encuentro comenzó parejo para ambos lados. El conjunto de Berón supo atacar con más claridad al comienzo pero con menos tenencia del balón. El primer gol del encuentro llegó en el minuto 25 luego de un gran centro de Pablo Pérez que finalizó Silvio Romero con un gran cabezazo que terminó dentro del arco.

Independiente luego del primer tanto supo neutralizar a Unión, pero todo no fue tranquilidad. En el minuto 34, luego de una segunda amarilla, se retiraba de la cancha Fabricio Bustos y de esta manera Independiente tuvo que replegarse atras con diez jugadores.

Para reordenar la defensa se produjo el ingreso de Sanchez Miño quien reemplazó a Domingo Blanco.


De todas maneras, Independiente buscó ampliar la ventaja y en el minuto 42, Silvio Romero quedó mano a mano con el arquero, pero el defensor Yeimar Gómez Andrade le cometió penal. El “Chino” se hizo cargo de la ejecución y anotó el segundo tanto para cerrar un primer tiempo aceptable.

El Rojo, debido a la expulsión de Bustos en el primer tiempo, salió a jugar el complemento más ordenado en el fondo, esperando el error del rival en el último cuarto de cancha pero con poca profundidad y espacios en ataque.

El Tatengue intentó por el costado izquierdo y fue por donde más daño pudo generar. Una gran atajada de Martín Campaña ante el remate de Juan Ignacio Cavallaro evitó lo que podía ser el desempate del conjunto de Leonardo Madelón.

En busca de dominar el mediocampo ingresó Nicolás Domingo y se retiró Cecilio Dominguez.

A los 20 minutos, Domingo recibió un codazo de expulsión por parte de Jonathan Bottinelli y el árbitro del encuentro, Pablo Echavarría, ni siquiera amonestó al central de Unión

Unión siguió en busqueda de descontar. En el minuto 34 un remate de Gabriel Carabajal se estrelló en el palo derecho de Campaña y la pelota se fue desviada.

En el minuto 41, Echavarría cobró un penal insolito. Carabajal cayo solo dentro del área sin ningún tipo de contacto y Walter Bou descontó para el local.

El árbitro, de pésimo arbitraje, adicionó 5 minutos más e Independiente no supo como aguantar el resultado. En el último minuto un cabezazo de Nicolás Mazzola terminó adentro del arco del uruguayo y el encuentro finalizó 2 a 2.

Independiente dejó escapar una nueva chance aunque nuevamente se vio claramente perjudicado por los fallos arbitrales. El domingo 3 de noviembre recibe a San Lorenzo en Avellaneda por la fecha 12 de la Superliga.

Afuera

Independiente enfrentaba a Lanús por los Cuartos de Final de la Copa Argentina en el Marcelo Bielsa de Rosario. El equipo de Beccacece salió a la cancha con: Campaña; Bustos, Franco, Figal, Silva; Romero, Perez, Roa; Togni, Blanco y Silvio Romero.

En los primeros minutos el Grana lanzó peligrosos centros al área del Rojo y manejaba el partido. A los 12, Figal sorprendió desde lejos y la pelota se fue cerca del palo izquierdo de Rossi. Instantes después, Franco despejo mal y Sand remató fuerte, pero encontró la resistencia de Campaña. Los de Zulbeldía llegaban fácil, aunque no lograban acertar el puntazo final. Blanco era de lo mejor de Independiente con sus desbordes por derecha.

En los últimos diez minutos estuvo lo más interesante de la primera parte. Silvio Romero tuvo la suya a los 37, pero su remate se fue cerca. El otro Romero también puedo abrir el tanteador desde afuera del área, luego de una gran jugada colectiva, pero el disparo salió lejos. Y en la última del primer tiempo y cuando los de Beccacece controlaban el cotejo, Franco se la dejo servida, luego de un pelotazo, a Sand que marcó el primer gol del partido. El delantero de Lanús partió adelantado por más de un metro. Otro error arbitral que perjudica a Independiente. Luego de eso Pitana marcó el final y de manera increíble el Rojo se iba al descanso en desventaja.

En el complemento fue (casi) todo del Rey de Copas. Fue a buscar el empate como sea. A los 11 Silva desperdició un buen centro y su cabezazo se fue lejos. Instantes después, buena jugada colectiva que termino en un fuerte centro de Benitez, pero nadie llego para empujarla. Cuando se jugaban 27 minutos, Rossi le atajo una tremenda pelota a Roa y salvó la caída de su arco. Cecilio Dominguez entró al área a los 30 minutos y cayó, pero Pitana y el juez de línea que no marcó offside en la primera parte, dijeron siga siga. Cuando faltaban diez y luego de un centro, Campaña reacciono y voló a su derecha para despejar la pelota. El partido se moría y luego de un error en la mitad de la cancha, Abecasis liquidó la serie. Independiente siguió yendo, pero no consiguió marcar. Los de Beccacece cosecharon su tercera derrota consecutiva y desaprovecho la última chance de entrar a la Libertadores 2019.

Horrible semestre de Independiente. Insostenible lo de este técnico, jugadores y dirigencia. No se puede seguir así. Lo mejor que le puede pasar a este club es terminar el año cuanto antes. El próximo partido será el miércoles cuando visite a Unión, desde las 19:10, por la décimo primera fecha de la Superliga.

Volver a empezar

Independiente perdió 2 a 0 ante Vélez en Liniers y nuevamente dejó escapar la posibilidad de acercarse al pelotón de arriba. El conjunto de Sebastián Becaccece no encontró el rumbo del partido y fue superado ampliamente por el local. 

El primer tiempo comenzó impreciso para ambos equipos. Los dirigidos por Gabriel Heinze controlaron la pelota los primeros 10 minutos del encuentro, pero sin tener profundidad en el último cuarto de cancha. Luego, la intensidad de los jugadores del fortín disminuyó e Independiente, que sin crear situaciones riesgosas dominó el balón hasta que en el minuto 27, luego de un remate que se desvía en Alan Franco, el delantero Maximiliano Romero empujó la pelota adentro para abrir el marcador.

Independiente comenzó a arriesgar un poco más, pero con pocas ideas claras a la hora de llegar al área. 

Al comienzo del segundo tiempo, el Rojo se mostró desatento en varias jugadas y fuera de tiempo. El mediocampo era todo de Vélez y por eso llegó el primer cambio a los 10 minutos. Ingresó Andrés Roa por Cecilio Domínguez, de muy mala actuación. 

Con Roa adentro, Independiente buscó más profundidad, pero se encontró solo con confusiones. Tanto el colombiano como Juan Sánchez Miño no se entendieron ni se supieron ubicar dentro de la cancha.

Ante varias desatenciones y falta de idea, en el minuto 75 llegó el segundo tanto del fortín. Un gran desborde de Thiago Almada por la izquierda que remató al segundo palo de Campaña y clavó un muy buen gol para cerrar la historia.

Independiente volvió a mostrar una actuación floja que preocupa al hincha. El próximo encuentro será el lunes 21 en el Libertadores de América ante Argentinos Juniors por la décima fecha de la Superliga.

Locura Roja

Independiente recibía a Talleres de Córdoba por la octava fecha de la Superliga. Los de Beccacece estaban obligados a ganar y cambiar la cara del jueves pasado. El equipo formó con: Campaña; Bustos, Franco, Figal, Silva; Lucas Romero, Pablo Pérez, Sánchez Miño; Blanco, Silvio Romero y Cecilio Domínguez.

El Rojo salió con una intensidad terrible y a los cuatro tuvo la primera en los pies de Silvio, que le pegó fuerte y su remate se fue cerca del travesaño. Minutos después, Miño tuvo la suya con derecha pero no agarró bien la pelota y Herrera controló fácil. El local se acercaba y el gol parecía estar cerca. Los visitantes no llevan peligro al arco de Campaña. Cecilio hizo una buena jugada y ganó un tiro libre cerca del área rival. El paraguayo se hizo cargo y casi vence al arquero cordobés. Cuando la “T” aguantaba el partido, casi abre el marcador luego de una contra. De tanto ir, el Rojo tuvo su recompensa. PP8, que volvió a la titularidad, guapeó y tiro un centro atrás para que Cecilio la empuje a la red. Independiente se ponía uno a cero y demostraba una actitud diferente al partido de Copa Argentina. Silvio Romero tuvo que salir por lesión e ingresó Palacios en su lugar. Cuando se moría la primera mitad, Herrera salió lejos y junto a un compañero perdieron la pelota. Sánchez Miño la capturó y definió con el arco libre para estirar la ventaja. El conjunto de Beccacece se fue al entretiempo ganando dos a cero y el público lo reconoció con aplausos. 

En el complemento Independiente seguía manejando el encuentro pero Talleres empezó a acercarse de a poco. A los 13, Figal salvo la caída de su arco cuando sacó con el pecho un remate en la línea. Cuando se jugaban 25 minutos, Silva hizo una gran jugada por izquierda, sacó un centro rasante y Palacios estrelló la pelota en el travesaño. Beccacece sacó a Pablo Pérez y metió a Benavídez. Desde allí, el Rojo perdió la pelota y la “T” empezó a jugar. Cuando el partido estaba controlado, el local se durmió en un córner y los de Córdoba descontaron. Seis minutos después, Talleres siguió yendo y encontró el empate luego de un centro que atravesó toda el área chica. Otra vez le levantaban un 2-0 a Independiente. Increíble lapsus del equipo que estaba jugando el mejor partido del último semestre. Cuando se terminaba, Palacios tiro un centro y Figal metió la cabeza para volver a poner en ventaja a su equipo. Se grito con el alma porque a pesar de dormirse, el Rojo no merecía empatar. Abal marcó el final del encuentro e Independiente volvió a ganar.

El Rojo trepó a la décima posiciones de la Superliga y se encuentra a cinco puntos del líder, con un partido menos por jugar. Por suerte esta vez la reacción fue a tiempo y no se perdieron puntos que después se lamentan. Gran partido otra vez de Silva. Excelente actuación de Perez y Romero en la mitad de la cancha. El próximo compromiso del Rey de Copas será la novena fecha del campeonato, cuando visite en el Amalfitani a Vélez el próximo domingo desde las once de la mañana. 

A cuartos

Independiente enfrentó a Defensa y Justicia por los Octavos de Final de la Copa Argentina. El equipo dirigido por Sebastián Beccacece salió a la cancha con: Campaña; Bustos, Figal, Franco, Silva; Romero, Benavídez, Sanchez Miño; Blanco, Silvio Romero y Palacios.


En los primeros minutos el “Halcón” trató de adueñarse del balón y el Rojo no podía recuperar la posesión. Apenas comenzado el cotejo, Franco sufrió un golpe por parte de Lucero y no pudo seguir. Velasco entró en su lugar. El partido era feo, ninguno de los dos generaba peligro. Los de Varela estaban más cerca de anotar y de a poco se acercaban al arco de Campaña.

Independiente no lograba armar juego asociado y cuando tenía la pelota se quedaba sin ideas. A los 46, Campaña salió mal pero segundos después le sacó el mano a mano a Fernandez. Cuando se moría la primera mitad, Blanco se hizo cargo de un tiro libre y luego de un buen centro, Silva logró peinarla y de esta manera se abría el marcador. Gol más que merecido para el defensor que viene en levantada y es de lo mejor del semestre. Los equipos se fueron al entretiempo con la obligación de levantar el nivel. 

La segunda mitad fue peor. Independiente no hizo cuatro pases seguidos. Todo fue de Defensa y Justicia, que tampoco deslumbró. Velasco era lo mejor del Rojo con sus apiladas y logró rescatar alguna infracción. Ningún arco sufría peligro. A los 31 minutos, Fernández se fue expulsado por segunda amarilla y así y todo, los de Varela seguían manejando el partido.

Los de Beccacece parecían ser los que tenían un jugador menos. Cuando se moría el partido Aliseda lo pudo empatar luego de un fuerte remate desde afuera del área, pero la pelota se fue por arriba del travesaño. Echenique marcó el final e Independiente avanzó a los Cuartos de Final.

Imposible seguir jugando de esta manera. Es necesario reaccionar urgente. Cada partido, el equipo juega peor y no muestra signos de mejoría. El grupo dice estar unido y bancar al cuerpo técnico, pero hay que demostrar en la cancha. En la próxima fase el rival será Lanús. El próximo compromiso es Talleres de Córdoba el domingo, desde las 20hs en el Libertadores de América, por la octava fecha de la Superliga. A despertar. 

Triunfo chico

Independiente visitaba a Atlético de Tucumán con la necesidad de ganar para levantar la cabeza y empezar a trepar posiciones en el torneo. El equipo salió a la cancha con: Campaña; Bustos, Franco, Figal, Silva; Lucas Romero, Benavidez, Sanchez Miño; Blanco, Silvio Romero y Palacios.

Los locales salieron rapidamente a atacar al visitante y a los cinco minutos Toledo cabeceó y Campaña respondió bien. Independiente recurrió todo el partido a los pelotazos, que nunca resultaron una buena alternativa. A los trece minutos, Silva pateó un tiro libre y luego de un desvió en la barrera, Figal no llegó a empujarla. El Decano cortaba con falta y no dejaba generar juego al equipo de Becacecce. Cuando el partido era aburrido, Bustos pudo abrir el marcador, pero definió mal. Silvio Romero tuvo la suya luego de una buena jugada personal cuando se moría el primer tiempo, pero su remate se fue lejos. Los de Avellaneda se fueron al descanso en deuda con el gol.

Ya en el segundo tiempo, la defensa del Rojo se durmió y Campaña le sacó el gol a Toledo. Instantes después, el capitán le atajo un buen remate a Carrera. Independiente seguía con los tiros largos y no podía crear ocasiones de gol. Cuando se jugaban 17 minutos, Figal salió jugando del fondo y eludió a todos los jugadores que se le pusieron en frente. Una vez en el área rival, la pico sobre el arquero y Palacios solo tuvo que empujarla para anotar el primer y único gol de la noche. Enorme jugada del central que sorprendió a propios y extraños. El Rojo estaba arriba en el marcador e insolitamente Becacecce decidió sacar al 9 para poner a Barboza. Un cambio que tiro al equipo atrás y lo paró de contra. Atlético de Tucumán avanzó en el campo y llevaba peligro al arco del uruguayo. Cuando se moría el encuentro, Blanco se metió en el área y lo derribaron. Pitana, de manera increíble, no cobró penal. Los de Ricardo Zielinski buscaron el empate pero no lo lograron. El árbitro dio por finalizado el partido e Independiente se llevó unos valiosos tres puntos y respira, sobre todo, su DT.

El Rojo llegó a las 10 unidades y se estacionó a siete puntos del lider de la Superliga. Flojo partido de los de Becacecce que consiguió la victoria gracias a una gran acción individual. En la próxima fecha enfrentara a Talleres de Córdoba, el domingo 29 desde las 20:00hs, en el Estadio Libertadores de América.

Sabor a nada

Independiente recibía a Lanús en el estadio Libertadores de America por la sexta fecha de la Superliga. El conjunto dirigido por Sebastián Beccacece estaba obligado a ganar para cambiar la imagen de los partidos pasados y de esta manera acercarse a los lideres del torneo. El local salió a la cancha con: Campaña; Bustos, Figal, Barboza, Silva; Lucas Romero, Pablo Perez, Sánchez Miño, Blanco; Palacios y Silvio Romero. 

En los primeros minutos, el Grana salió a presionar la salida del Rojo y buscaba recuperar bien arriba para lastimar. A los 11, Lucas Romero metió un buen pelotazo y Palacios le erró al balón mano a mano contra Rossi, fue clara para el tucumano. El partido era feo y ninguno estaba cerca de anotar, pero el visitante tenía mayor protagonismo. Cuando se jugaban 23, Silva desbordó por izquierda y luego de sacarse un rival de encima, metió un excelente buscapié que encontró a Silvio Romero. El delantero con un toque sutil la mando a guardar y estampó el uno a cero para Independiente. Luego de la diferencia en el marcador no pasó mucho, solo un mal remate de Bustos que se fue lejos a los 39 minutos. Ambos equipos se fueron al descanso con la sensación de que no estaban encontrando su mejor fútbol. 

El Rojo volvió a la cancha con todo. Al minuto, Pablo Pérez dejó de cara al gol al Chino Romero y el 9 la picó para decretar el 2 a 0. Doblete para Silvio que viene en alza. Cuando parecía que Independiente iba a estar tranquilo, segundos después vino el descuento de Lanús. Luego de un tiro libre, la pelota se desvió en Valentí y el visitante se ponía a tiro. Instantes después y luego de un córner, Sand empató el encuentro. La gente no podía creer lo que estaba pasando y se empezó a impacientar. Domingo Blanco comenzó a encarar y fue de lo mejor de la segunda parte. Barboza demostró, una vez más, que no está preparando para jugar en la primera de Independiente. Fuera de tiempo y perdiendo todas la pelotas en los mano a mano. El visitante pudo llevarse los tres puntos cuando a los 32, Acosta hizo una gran jugada y Sánchez Miño despejó en la línea. Para colmo, Marcelino Moreno pegó una pelota en el palo. Cuando se moría el encuentro Cecilio Domínguez, que entró por Palacios, tuvo la suya luego de un tiro libre que se fue cerca. Mauro Vigliano, de pésimo arbitraje, marcó el final y el público reprobó otra mala actuación de Independiente. 

Becacecce está en la cuerda floja y si en los próximos partidos no revierta este presente habrá que empezar a buscar otro DT. Los jugadores no responden y la gente no soporta ver un equipo sin alma. El próximo sábado enfrentará desde las 20 a Atlético Tucumán en condición de visitante.

A Octavos

Independiente enfrentaba a Patronato de Paraná en San Luis por los 16avos de final de la Copa Argentina. El conjunto de Avellaneda salió a la cancha con: Campaña; Bustos, Figal, Barboza, Silva; Domingo, Pablo Pérez, Sánchez Miño; Blanco, Romero y Palacios.


En los primeros minutos los equipos se medían. Ambos conjuntos llegaban a tres cuartos de cancha y allí morían las ideas. A los 10 minutos el Rojo se adueñó de la pelota, pero no llevaba peligro al arco rival. La primera fue para Blanco, de tiro libre, pero se fue lejos. Segundos después, Figal pudo abrir el marcador con la cabeza luego de un centro, pero su remate se fue desviado. Palacios era el más trascendente de los dirigidos por Beccacece y rápidamente logró que su marcador se gane la tarjeta amarilla. Cuando se jugaban 27 minutos, Independiente tuvo un tiro libre indirecto dentro del área del “Patrón”, pero Pablo Pérez no pudo vencer la barrera rojinegra. La última de la primera parte fue también para el mediocampista ex Boca. Luego de un córner el 8 cabeceó solo y el balón se fue cerca del palo. Independiente se fue al descanso con la obligación de generar más chances para llegar al gol y avanzar de ronda.  

En la segunda parte el trámite del juego no cambio. El Rojo agarró la pelota y avanzó en el campo. Apenas comenzado el complemento Benítez, que ingresó por Silva, remato de afuera y se fue cerca. El tan ansiado gol llegó a los 12 minutos. Sánchez Miño, que pasó a jugar de 3, agarro la pelota y puso un lindo pase para que “Mingo” Blanco defina de derecha. Los de Beccacece se ponían en ventaja y se tranquilizaban. Luego del tanto, el partido seguía siendo el mismo, aunque Independiente cedió un poco la posesión y el terreno en busca de la contra que liquide el encuentro. Pizzini ingresó por Silvio Romero y a los 34 minutos puso un buen centro para Palacios. El “Tucu” erro un gol casi hecho de manera increíble debajo del arco. Sobre el final el “Patrón” agarro el balón y empezó a acercarse al área de Campaña.

A los 38 y luego de un tiro de esquina, Urribarri no logró empujarla para empatar. Benítez casi estira la ventaja a los 42 del complemento, pero su remate rebotó en un defensor y se fue al córner. Bustos, de lo mejor del partido, tuvo la suya luego de una buena jugada personal, pero no pudo definir bien. Palacios, en una jugada calcada a la que desperdicio minutos antes, se perdió otro gol insólito debajo del arco luego de una perfecta asistencia de Benítez. Lamolina marcó el final del partido e Independiente avanzó por primera vez en su historia a los Octavos de Final de la Copa Argentina. 

Mucho por mejorar pensando en que se jugó contra un equipo inferior y encima contra los suplentes. Esta copa es el objetivo del semestre y se debe trabajar para levantar el nivel. Ahora será el momento de enfrentar a Defensa y Justicia en la próxima fase. El sábado, desde las 17:45hs, el Rojo visitará nuevamente a Patronato en Entre Ríos por la quinta fecha de la Superliga.

Volvió a sonreír

Independiente recibía a Colón de Santa Fe en el Libertadores de América por la cuarta fecha de la Superliga. El local salió a la cancha con: Campaña; Bustos, Figal, Barboza, Silva; Lucas Romero, Pablo Pérez, Sánchez Miño; Blanco, Silvio Romero y Palacios.

En los primeros instantes los conjuntos se medían y se prestaban la pelota. Ninguno se hacía cargo del juego y el partido era feo. Apenas comenzado el cotejo, Bernardí le pegó un patadón en la cara a Bustos y se ganó la amarilla. El lateral quedó con el rostro hinchado. Pablo Pérez era el mejor de la cancha, siempre la pelota a un compañero. Cuando se jugaban 12 minutos, Silva pateo un tiro de esquina, Barboza cabeceó y Acevedo se la llevó por delante marcando gol en contra. El Rojo se ponía uno a cero arriba en el marcador. Los de Beccacece se adueñaron del juego y Pablo Pérez apiló a tres ganando un tiro libre en la puerta del área, pero Silva la tiro por arriba. Los de Avellaneda presionaban la salida del Sabalero y recuperaba rápido la posesión. A los 23, Barboza entró por el centro del área y casi marca el segundo de cabeza. Abal, todas las divididas, cobraba en contra de Independiente. A los 38 minutos, Wilson Moreno pudo empatar el partido luego de un centro de Bernardi, pero el delantero no cabeceó bien. El Rojo se fue al complemento ganando por la mínima con la obligación de marcar de nuevo para liquidar el partido.

Ya en el complemento, Silva pateo un buen tiro libre y luego del rebote del arquero, Palacios se pierde la oportunidad. El Tucu tuvo otra minutos después, pero tapó Burián. Independiente llegaba al área de Colón con más gente que defensores pero no terminaba bien las jugadas y perdía muchas chances. Cuando todo era del local, Barboza y Campaña no se pusieron de acuerdo y los santafesinos casi empatan. Una duda que podría haber sido mortal. Domingo Blanco levantó mucho su nivel en el segundo tiempo y con sus desequilibrios por derecha llevaba mucho peligro al área visitante. A los 27 minutos Bustos, de gran partido, encaró a toda velocidad y su remate fue tapado por un defensor. Los de Beccacece no podían liquidar el encuentro y esto dejaba cierta incertidumbre sobre el final. El tan ansiado segundo gol llego en la última, luego de un centro de Bustos entro Silvio Romero para estampar el dos a cero final. Buen partido del Rojo que levantó en el complemento. Pablo Pérez fue la gran figura del partido, dejando en claro que no puede salir del primer equipo.

Independiente suma 6 puntos en 3 partidos disputadas en esta Superliga. Todavía debe el partido con Newbell’s de la segunda fecha. El próximo compromiso será el miércoles desde las 17hs en San Luis, cuando enfrente a Patronato de Paraná por los 16avos de final de la Copa Argentina. En la 5ta fecha del torneo visitará al mismo rival el sábado desde las 17:45hs.

Papelón

Independiente cayó derrotado 3 a 0 en La Plata ante Estudiantes por la tercera jornada de la Superliga.

El equipo de Sebastián Beccacece tuvo una noche para el olvido. Desde lo defensivo con errores infantiles como los que derivaron en los tres tanto y desde lo ofensivo en la nula creación de situaciones de gol.

El Rojo fue un equipo lento, previsible y aburrido. Desde el minuto 0 era pase de Alexander Barboza a Sánchez Miño, del lateral a Martín Campaña, del arquero a Miño de nuevo y este buscando a Silvio Romero y encontrando siempre la cabeza de Jonathan Schunke. Es una jugada que se repitió infinidad de veces, sobre todo durante la primera mitad.

En el complemento todo fue peor. Porque además de aburrido, el Rojo empezó a cometer errores y ante cada uno de ellos Estudiantes lo cambio por gol.

Primero fue el Perro Romero que no pudo parar una pelota fácil y Ángel González anotó el primero tras una floja respuesta de Campaña. El segundo vino después de una serie de rebotes en el que Figal, teniendo controlada la pelota, se tiró antes vaya a saber para que, y llegó el segundo tanto. El tercero vino después de una escaramuza en el área donde tras una chilena de Kalinski, el arquero uruguayo volvió a responder mal.

La derrota no quiere decir que Estudiantes haya jugado bien pero eso es problema de Gabriel Milito. El Pincha aprovechó los tres regalos del Rojo y se llevó la victoria merecidamente. Es que Independiente nunca en la noche inquietó a Andujar. El primer remate fue un derechazo de Sanchez Miño después de 70 minutos de juego.

Deberá trabajar mucho Beccacece si quiere que el Rojo sea ese equipo insoportable para los rivales, pero que hoy lo es para sus propios hinchas.

Últimas noticias

Send this to a friend