Al palo

En el debut de Ariel Holan como entrenador de Independiente el equipo empató 0 a 0 siendo superior pero chocando dos veces contra los palos y en la última jugada del encuentro, Luis Ardente le saca un cabezazo increíble a Nico Tagliafico que se metía en el ángulo.

El Rojo arrancó presionando pero con una excesiva paciencia. En la primera parte tuvo una sola situación clara, tras un buen cabezazo de Lucas Albertengo que Ardente desvió al corner.

En el complemento, sobre todo tras los dos cambios tempraneros de Holan -Ezequiel Barco y Martín Benítez por Lucas Albertengo y Gastón Togni-, el Rojo doblegó a su rival y lo puso contra el arco. Aún sin ver un juego fluido llegaron situaciones clarísimas como el tiro de Emmanuel Gigliotti que se estrelló en el palo de un Ardente que nada podía hacer. El Puma tuvo otra muy clara en que erro una chilena a pocos metros del arco. También tuvo Benítez su chance sobre el final, pero otra vez el poste evitó que el Rojo abriera la cuenta.

Como si esto fuera poco, en el último centro de la noche, Tagliafico metió un cabezazo perfecto que el arquero de los sanjuaninos desvió al corner, que Silvio Trucco, riendo como nos tiene acostumbrados, no dejó ejecutar porque el tiempo ya estaba cumplido.

Holan deberá tomar nota sobre lo bueno que se vio sobre todo en el segundo tiempo y lo malo, que estuvo en gran parte de la etapa inicial. Con este empate Independiente queda lejos de la punta, pero si corrige un par de cosas y aceita su juego, con un poco de fortuna debería empezar a ganar los partidos.

Nueva derrota clásica

En el segundo clásico de este verano Independiente y Racing igualaron en tiempo regular 0-0. En los tiros desde los doce pasos La Academia se llevó la Copa Revancha en la Feliz

La actitud no se negocia. En la calurosa noche de Mar del Plata, Independiente mostró otra cara en referencia a la apática presentación en la provincia de Salta hace siete días atrás. Con cambio de nombres, sin Diego Rodríguez Berrini ni Victor Cuesta, lesionado y con un esquema que vislumbró un 3-4-3 con muchos juveniles, el Rojo exhibió dos rendimientos en el mismo cotejo

En la primera etapa Racing fue quien manejó los hilos del medio campo exponiendo su poder de tenencia y movilidad en sus jugadores, mientras que el equipo de Ariel Holan intentaba erróneamente saltear las línea de su poblado sector de volantes. Lo único de esa primera mitad del conjunto que hoy presento a Nery Domínguez como primer refuerzo, ingresó en la segunda etapa y erró el penal, fue un remate de Diego Vera simple para Agustín Orión y un disparo desviado de Maximiliano Meza. Por el lado de la Academia, un par de ocasiones de Lisandro López que sólo hizo agigantar la presencia de Martin Campaña, quien le tapó un mano a mano formidable al delantero y una pelota abajo a la derecha proveniente de un desvío.

En el complemento, el entrenador de Independiente movió el avispero con unas modificaciones y el equipo cambio el semblante. El ingreso de Domínguez le dio mas participación al centro del terreno, Fabricio Bustos siempre peligroso por la banda y las buenas intervenciones de Gastón Togni y Domingo Blanco le brindaron mas empuje y algo de juego a un equipo desvanecido en el inicio. Las más claras las tuvo el uruguayo Vera que está errático a la hora de la definición, tres ocasiones similares debajo del arco desperdiciadas, es cierto que, fue quien mas intentó en ataque pero la llave de la victoria se le perdió en el verde césped. Racing bajó la intensidad y se replegó para buscar un contrataque que nunca llegó. Sergio Vittor tuvo una oportunidad inmejorable tras un centro pero Campaña, figura del Rojo junto a Nicolás Tagliafico, le cerró la puerta para la ventaja.

De esta manera y con la igualdad en 0 llegaron los penales que fueron beneficiosos para el conjunto de Diego Cocca, en una larga serie (8-7). La victoria fue nuevamente para Racing pero esta vez diferente. Independiente mostró otra cara en el segundo tiempo y eso puede ser un indicio de mejora en un futuro cercano. Mas allá de eso, los futbolistas deberán entender que una posible llegada de Walter Erviti puede dar mas dinamismo al plantel, lo que no quita que de una vez por todas sepan que la actitud no se negocia.

Derrota dura

Independiente cayó sin atenuantes en Salta ante Racing por 3 a 0 en el final de su participación en la copa Provincia de Salta.

Los autores de los goles fueron de Gastón Díaz, el Pulpo González y Brian Fernández. Independiente tuvo un buen arranque como ante Atlético Tucumán, y al igual que ante el Decano, sólo le duró diez minutos. Después, a partir del golazo de Díaz, Racing dominó a piacere, al punto que en otra gran jugada, González puso el segundo y el Rojo se perdió en la mediocridad.

Ni Martín Benítez, ni Maxi Meza podían manejar los hilos de un equipo que no podía poner ni a Germán Denis ni a Diego Vera mano a mano contra Agustín Orión. El doble 5 que conformaron el Torito Rodríguez y Julián Vitale hacía agua por donde se lo mirara.

En el complemento, y sobre todo, con el ingreso de Gastón Togni, el Rojo tuvo la pelota y dispuso de algunas chances, más por inercia que por buen juego. Los últimos minutos sirvieron sólo para que Racing se floreara y para que Fernández convirtiera un gol similar al de una despedida del fútbol, con Victor Cuesta pasando de largo como un tren -primero- y quedándose parado tras la pared, que derivó en el tercero y definitivo de la Academia.

Mal paso en Salta, sin funcionamiento, aunque claro está, esto recién empieza y son solo partidos de preparación. Lo importante está en Córdoba, cuando se reanude el torneo ante Talleres.

Nos durmieron

Independiente empató ante Atlético Tucumán 0 a 0 en el inicio del triangular que conforma la Copa Provincia de Salta, en un típico partido de inicio de pretemporada, aburridísimo y casi sin llegadas a los arcos.

En los primeros diez minutos del partido, se vio a un Independiente, que si bien jugó con mayoría de juveniles, intentando tomar las riendas del partido, con una linea de tres adelantada y presionando en todos los sectores del campo. Sin embargo duró eso, diez minutos.

Los tucumanos tuvieron algunas aproximaciones pero nada preocupantes para el arco defendido por Gonzalo Rehak. El Rojo tuvo dos chances claras (Vera y Togni), pero ambas estaban anuladas por fuera de juego. La única válida y concreta que tuvo en todo el partido fue un centro de vera que no pudo impulsar Blanco casi abajo del arco porque Guillermo Acosta se la sacó del buche.

En el complemento, no hay mucho por contar, los cambios que hicieron los técnicos no rindieron sus frutos y hasta jugaron peor (incluso algunos “titulares” como Maxi Meza o Emiliano Rigoni) que los jugadores que reemplazaron.

Para destacar, buena presentación de Leonel Alvarez jugando como volante central e interesantes aportes de Domingo Blanco y Gastón Togni en el medio, poco para lo que se espera, pero entendible por ser el primer partido. La placa quedó con un 0 gigante para ambos lados y nadie podrá discutir este resultado. Y, aunque no de la misma forma que con el cupo de la Libertadores, nos volvieron a dormir, pero esta vez, se durmieron todos.

Triunfazo de Independiente

Triunfazo de Independiente, derrotó 2-0 a Colón en Santa Fe y sumó su segunda derrota en fila. Maxi Meza en el primer tiempo y Germán Denis cerca del final, fueron los autores de los goles. 
Un solo minuto tardó Independiente en hacer trabajar a Broun, arquero local. Tras un tiro libre rechazado por la defensa, Rodríguez metió la pelota nuevamente al área y Vera fusiló a Fatura, aunque su remate fue al medio del arco. El Rojo se mostró cómodo en los primeros minutos, con un rival que no pudo lastimarlo, aunque sin llegar con mayor claridad. Rigoni, con un remate débil tras una buena jugada de Meza, y luego entre Ortiz y  Vera después de un tiro de esquina pudieron abrir el marcador.
Colón avisó con una corrida de Blanco que Cuesta cruzó con mucha categoría. El primer gol de la jornada partió de los pies de Tagliafico que buscó a Vera con un pase largo, el uruguayo pivoteo de forma perfecta para que Meza quede posición de rematar, el ex GELP abrió colocó la bola en el segundo palo dejando sin chances al arquero. Antes que se vaya el primer tiempo el juez de línea anuló de forma equivocada un gol de Figal, que hubiera sido el 0-2, jugada muy fina pero el defensor estaba habilitado.
Al igual que pasó en el inicio del juego, Independiente llegó al arco local antes del minuto de juego, una recuperación alta de Rigoni, derivó en un pase genial de Meza para Bustos (nuevamente jugó un gran partido) que abrió mucho el pie y la pelota salió besando el palo. Colón le robó la pelota al Rojo pero no pudo llegar con claridad al arco de Campaña, mayormente por el gran partido que hizo el equipo en la faceta defensiva, con un partidazo tanto de Figal como de quien fue la figura del encuentro, el capitán Cuesta.
Cuando promediaba el segundo tiempo el juego se detuvo por un choque de cabezas entre Figal y Sandoval, juvenil del local que debió ser retirado en ambulancia. Luego del párate, Colón tuvo la chance más clara de igualar el resultado, un tiro libre de Torres generó un tapadón de Campaña, probablemente el jugador más regular del equipo en el torneo. A los 37 minutos Denis reemplazó a Vera y pocos minutos después liquidó el juego. Un pelotazo de Figal encontró solo a Taglia quien de primera envió un centro perfecto para el Tanque que mató la bola con el pecho y de zurda cruzó su remate. Milito también mandó a la cancha a Barco y a Sánchez Miño en lugar de Meza y Rigoni.
Gran partido de los dirigidos por Milito que recibirán a un entonado Banfield en LDA para cerrar la primera parte del torneo. A ganar y no perder pisada.

Y un día volvió a ganar

Independiente vendió a River 1 a 0 y logro sumar de a tres después de 5 fechas. El gol de la victoria lo convirtió el uruguayo Diego Vera a los 26 minutos del complemento.

El clima en el Libertadores de América no era lo mejor para el equipo, que desde entrada comenzó a recibir silbidos, menos para Martín Campaña y Gabriel Milito.

En el primer tiempo el Rojo tuvo muy pocas llegadas al arco de River, casi no le llevo peligro a Batalla. Al conjunto de Milito se lo vio muy nervioso en los primeros minutos debido a la presión del hincha.

El conjunto Millonario tuvo la más peligrosa a los 7 minutos, tras un corner ejecutado por Rodrigo Mora que Martínez peinó en el primer palo, la pelota se estrelló en el poste salvando a Campaña que nada podía hacer.

La primera de Independiente llego a la media hora de juego, Toledo lanzo un centro que el Tanque Denis cabeceó por encima del travesaño. Y nada más, ninguno de los dos equipos logro generar peligro y se fueron a los vestuarios con el empate en cero.

En el arranque del complemento los equipos se disputaron la pelota en la mitad del campo de juego y todo indicaba que iba a ser igual que el primer tiempo. A los 58 minutos el Viruta Vera tuvo una chance clara para abrir el marcador, tras bajar la pelota logro sacar un disparo fuerte y rasante pero fue hacia las manos del portero del millo.

Esta vez los cambios que hizo el Mariscal, fueron lo mejor para el equipo. Los ingresos de Rigoni, Meza y Barco le dieron otro ritmo y el Rojo comenzó a llevar más peligro al área de River.

A los 71 llegaría el único gol del cotejo, Rigoni envió un centro y tras un desvió en un jugador del millonario la pelota le quedo servida a Vera, que definió con una palomita pegada al palo y genero el desahogo de los hinchas y todo el cuerpo técnico y jugadores.

El Diablo pudo haberlo liquidado pero se equivocó en los últimos pases y casi sufre el empate, pero gracias a Campaña que le tapo un gran remate a Mayada, el equipo se pudo quedar con la victoria.

Esto le trae una semana con más tranquilidad a los jugadores y a Gaby para pensar en Colon, que será el último encuentro, en condición de visitante, del año.

Imperdonable

Independiente fue bailado por Racing en el Cilindro y perdió por 3-0. El Rojo jugó el  peor clásico en mucho tiempo, y de no ser por su arquero, hubiese  sufrido un peor resultado.
 
Desde el comienzo del partido se vio claro quien iba a ser el ganador, un Racing que salió a llevarse puesto a Independiente y en menos de dos minutos hizo volar a Campaña con un tiro libre de Bou. Los dirigidos por Milito tardaron 15  minutos en tomar contacto con la pelota y frenar el asedio del local, aunque sin llegar con riesgo para el arco de Orión.
 
El primer gol de la noche llegó a los 23 minutos, cuando el partido se estaba emparejando un poco, Lisandro López se hizo con la pelota cerca del área y ante la pasividad defensiva sacó un remate fuerte el primer palo que Campaña tardó en ver y cuando se tiró ya era tarde. Racing continuó manejando el partido a gusto y el arquero de Independiente siguió tapando pelotas, como un cabezazo de López que apareció sólo por el segundo palo. La única jugada de riesgo que generó el Rojo fue un centro de Sánchez Miño que Denis conectó muy bien, pero Orión mandó al córner. Nada más, en 90 minutos de juego. Tristísimo,
 
El nefasto primer tiempo del equipo hacía creer que el entretiempo iba a traer cambios, pero el DT no lo vio así y le dio más minutos a Benítez, por ejemplo, que se las ingenió para hacer todo mal durante su estadía en cancha. Tres minutos tardó Racing en terminar de liquidar el encuentro, Ortiz se hizo un nudo insólito en la salida, la perdió con Aued que habilitó a Bou que hizo lo que quiso en el área hasta que decidió rematar fuerte para dejar sin chances al arquero, ahí murió el partido.
 
A los pocos minutos llegaron los tardíos cambios de Milito, Pellerano y Benítez abandonaron la cancha para dar ingreso a Rigoni y Vera, que no pudieron hacer absolutamente nada. El tercer y último gol (gracias a Campaña) llegó desde los 12 pasos, Tagliafico le cometió falta a López y el propio delantero lo convirtió.
 
Nada más por destacar, solo decir que los jugadores nos volvieron a fallar en un partido importante, pareció que se jugó sin ganas y el partido lo ganó el equipo que se llevó al rival por delante y disputó un clásico como se debe. Como antes no tenía acostumbrados a jugarlos Independiente, lamentablemente hoy fueron ellos los que lo jugaron así. Por supuesto que hay ciclos cumplidos desde hace tiempo y el partido de hoy traerá cambios en el plantel de Independiente. La dirigencia tampoco se salva de esto, armaron un equipo que no está a la altura del club, obviamente Milito también tiene culpa de este presente, pero no es el mayor ni único responsable.

No levanta

Independiente cayó en casa 2 a 1 frente a San Lorenzo, el equipo de Gaby Milito dominó el partido de punta a punta, pero dos desconciertos de la defensa costaron el partido, tuvo más chances que su rival pero no supo concretarlas. Ahora, vienen Racing y River.

Sin haber tenido la posesión de la pelota ni un segundo el Rojo ya perdía 1 a 0, a los 33 segundos del partido Bergessio controló un gran pase de Montoya, eludió al arquero Campaña y de zurda puso arriba al Ciclón.

Minutos más tarde el Rojo tuvo la suya de parte de Ezequiel Barco, recibió la pelota de Martín Benítez y quiso colocarla en el lado izquierdo del arco, Navarro contuvo, en el rebote bombazo abajo que también tapó el arquero, luego un buscapié para Vera que se fue muy cerca del palo.

A los 58 minutos, penal para San Lorenzo, infantil falta de Pellerano tras una gran pausa de Belluschi quien además se encargó de patear el disparo desde los 12 pasos, fuerte a la derecha de Campaña quien contuvo el disparo y mantenía con vida al Rojo.

En 68, tras un centro de Ortiz, gran cabezazo de Denis desde la media luna del área que impactó en el travesaño. A falta de 13 minutos para el final llegó el segundo de San Lorenzo que ponía contra las cuerdas al equipo de Avellaneda, Ávila por la izquierda remató fuerte abajo, atajó Campaña y en el rebote quedó solo Belluschi, quien había errado el penal, para poner el 2 a 0.

Faltando 1 minuto para el final llegó el gol de Denis que puso cifras definitivas al encuentro, gran centro de Sánchez Miño que fue justo a la cabeza del Tanque que cabeceó al segundo palo para descontar, no fue suficiente y San Lorenzo se quedó con los 3 puntos en el Libertadores de América.

Con este partido perdido, la próxima fecha tendremos que visitar a Racing en el Cilindro el domingo 27 a las 20 hs con arbitraje a confirmar, la Academia viene de igualar 1 a 1 con Huracán el el Tomás Adolfo Ducó. Ambos equipos buscarán el envión anímico que significa ganar el clásico de Avellaneda. El Rojo quedó en el décimo lugar de la tabla con 16 unidades y se aleja cada vez más de la punta, está a 10 puntos del único líder, Estudiantes.

No la pudo meter

Independiente volvió a igualar sin goles, esta vez fue en Rosario y ante Central. El equipo dirigido por Milito jugó un buen primer tiempo y contó con las mejores situaciones de gol, y si bien el complemento fue más parejo, debió llevarse un triunfo de Arroyito.
La calurosa tarde rosarina no empezó nada bien para el Rojo, antes de los cinco minutos Maxi Meza sufrió una lesión en su rodilla que lo obligó a abandonar el campo, en su lugar ingresó Barco. Fue justamente el chico de 17 años quien se hizo cargo del equipo y de sus pies nacieron las mejores jugadas ofensivas del equipo. Primero el propio Barco rompió lineas, se metió al área y sacó un remate centrado que tapó bien Sosa, figura del encuentro. Luego un centro del número 27 encontró a bien posicionado a Diego Vera pero el cabezazo del uruguayo dio en un defensor, aunque el árbitro no cobró córner.
El Rojo borró de la cancha a Central en el primer tiempo pero no pudo plasmarlo en el marcador, Vera tuvo otra chance tras un excelente pase de Barco pero tardó una eternidad en definir y le robaron la pelota. Antes del cierre de los 45 iniciales Figal y Rigoni probaron de afuera aunque sin puntería.
Para el complemento Central pudo tapar mejor a Barco y rendimiento de Independiente fue mermando, aunque siguió inquetando a Sosa.  A los 12 Tagliafico llegó a posición de 9 pero no pudo evitar al arquero uruguayo del Canalla. Central se animó un poco más con remates de Herrera y Teo Gutiérrez pero sin mayores problemas para Campaña.
Milito mandó a Denis y a Benítez a la cancha por Vera y Ortiz pero no pudieron hacer la diferencia. El juez expulsó a Salazar en Central a los 36 y luego a Cuesta en Independiente, ambos por doble amarilla. Antes del final otra vez Sosa fue protagonista, esta vez ante Benítez que tomó un rebote en la puerta del área luego de un tiro de esquina de Sánchez Miño, que completó una aceptable tarde.
Independiente volvió a igualar sin goles y esa es justamente su mayor complicación, la falta de gol, ahora se viene una racha de tres clásicos en fila, San Lorenzo en el Libertadores, Racing en el Cilindro y River en Avellaneda, hay que empezar a ganar porque Estudiantes queda cada vez más lejos.

Últimas noticias

1
3
4
5

Send this to a friend