Segunda al hilo

Independiente hacía su debut en este torneo en el Libertadores de América ante Godoy Cruz para buscar ratificar la victoria conseguida en Córdoba ante Belgrano y con la ausencia de Leandro Fernández luego de su grave lesión.

El partido comenzó con un ritmo frenético de ida y vuelta y los dos equipos buscando hacerse del balón para marcar la diferencia desde el comienzo del partido.

El “Rojo” trató de manejar durante mucho más tiempo la pelota y en los primeros 3 minutos propuso una marcada tenencia de balón. Desde un contraataque muy rápido lo tuvo Rigoni en la medialuna que se había desmarcado de buena manera del defensor y su remate pasó muy cerca del palo.

A los 5 minutos otra clara de Independiente. Vera se la bajo a Ortiz en el área, este no se pudo afirmar y se fue muy por arriba la pegada del ex Lanús. 9 minutos de juego y una para los mendocinos que se gestó con un excelente pase filtrado del “Morro” García y Sígales se lo perdió por muy poco, gran acción de Godoy Cruz.

Luego de un impasse de varios minutos en el partido llegaron algunas acciones rojas como el centro de Martin Benítez que no alcanzó conectar Diego Vera y un tiro libre desde la izquierda que terminó en la nada luego de que Ortiz disparó desde la medialuna.

Ya a los 30 minutos Cristian “Cebolla” Rodríguez rompió con la monotonía de llegar al arco mediante pases cortos y se animó a disparar desde afuera del área, el arquero logró tocarla para que la pelota impacte en el palo y después anularon mal la posición de “Viruta” que estaba atento al rebote.

A partir de los 30’ Independiente encontró las conexiones que tanto necesitaba para llegar al área rival y fue mejor, recuperando la pelota de manera rápida. En ese primer tiempo mereció irse con ventaja en el marcador.

En el complemento la primera de los dirigidos por el “Mariscal” llegó al minuto de juego luego de que Tagliafico capture un rebote de la defensa “Tomba” para asistir con un centro perfecto al uruguayo Vera y este con un cabezazo espectacular ponga el 1-0 a favor.

Tras el gol, Independiente comenzó a ceder algo de terreno y el equipo por momentos corrió mucho tiempo detrás del balón sin poder hacerse de él, por ese motivo es que Milito decidió sacar a Cristian Rodríguez por el juvenil Ezequiel Barco buscando cambio de aire y mayor creación de juego.

El partido continuaba sin encontrar rumbo hasta los 37 minutos en donde Juan Sánchez Miño buscó sorprender al arquero de Godoy Cruz con un muy buen disparo desde muy lejos para que el “1” responda con gran decisión mandando la pelota al córner.

El compromiso se terminaba en el LDA y en tiempo agregado Diego Rodríguez cortó el nacimiento de una jugada rival para combinar con Vera que devolvió la gentileza con un espectacular taco para que el toro le deje el gol a Ezequiel Barco que definió contra el palo y pueda debutar en las redes poniendo el 2-0 final.

Milito en su retorno a casa supo cómo manejar al rival y parece encontrarle en pocos partidos el rumbo ideal al equipo. De cara al futuro tendrá compromiso por la revancha de la Copa Sudamericana y por el campeonato ante Quilmes de visitante.

 

Estadísticas:
Posesión: Independiente 57% Godoy Cruz 43%
Tiros totales: Independiente 14 Godoy Cruz 8
Tiros al arco: Independiente 4 Godoy Cruz 1
Córners: Independiente 4 Godoy Cruz 1

Arranque celestial

Independiente derrotó 1-0 a Belgrano en Córdoba con gol de Rigoni y cortó una larga racha sin ganar en el Estadio Kempes. El Rojo volvió a dejar dudas en el juego pero se llevó una gran victoria. Siempre es más fácil corregir las cosas cuando se gana. La mala fue la lesión de Fernández.

Milito realizó dos variantes teniendo en cuenta el partido del jueves ante Lanús, ingresó Denis por Vera y Méndez por Ortiz. El partido comenzó con varias imprecisiones de los lados, Independiente intentó hacerse con el control del encuentro y pudo hacerlo durante los primeros minutos, pero luego Belgrano se adelantó en el campo, aunque sin generar riesgo. La primera intervención de Campaña fue por un pase atrás de Toledo que el arquero uruguayo pudo impedir que sea más grave. A los 23 minutos llegó la jugada de mayor riesgo hasta ese momento, Figal mandó un centro que Cuesta pudo anticipar ante Olave, pero sin suerte para acertar al arco, a la salida de un tiro libre.

Pocos minutos después fue el tiempo del local de inquietar al arquero, Saravia puso un buen pase para Velazquez que dejó la pelota en el techo del arco defendido por Campaña. A los 34 llegó el único gol de la tarde, Fernández mandó un cambio de frente perfecto para Rigoni que se avivó ante la duda de Olave y clavó un zurdazo que sorprendió a todos, gran gol del ex jugador Pirata. Antes del cierre del primer tiempo se dio la mala de la jornada, Fernández fue a presionar arriba y se dobló su rodilla, dejó la cancha con mucho dolor y entró Benítez en su lugar. A esperar los resultados.

El segundo tiempo inició con un Belgrano plantado decididamente en campo del Rojo presionando la salida pero sin llegar con claridad, a los 9, tras un error de Méndez (de partido flojo) Estevenaux hizo estirar a Campaña con un derechazo bajo. Tras esa jugada Barco reemplazó a Jesús. Con el ingreso del pibe Independiente pudo manejar la pelota por algunos minutos, apoyado también en buen partido del Cebolla. A los 24 el local se perdió un gol insólito, cortesía de Aveldaño que apuntó al piso un cabezazo que solo podía terminar en gol.

Sobre el final Belgrano continuó presionando pero solo tuvo una chance de Velazquez que dio en Obolo, el Rojo tuvo el segundo con Figal, pero su frentazo no fue preciso, buen partido del central, junto con el de Cuesta y el siempre rendidor Tagliafico. Además Vera (reemplazó a Denis) anotó el segundo pero fue anulado por offside.

Gran resultado para el Rojo en una cancha que no lo veía festejar desde el 2002 en un 4-1 pero ante Talleres, queda mucho para mejorar de cara al partido ante Godoy Cruz en Avellaneda y la vuelta de Copa ante Lanús.

Gran triunfo en el sur

Independiente debutó en Copa Sudamericana ante Lanús en la Fortaleza después de lo que fue la derrota contra Defensa y Justicia.

Ambos equipos salieron a la cancha con similar sistema de 4-1-2-3 que anticipaba una paridad muy marcada que se dio durante los 90’.

A los primeros minutos el “Rojo” cedió la posesión de balón esperando de mitad de cancha hacia atrás, por momentos de manera excedida dejando avanzar al local.

En 10 minutos el equipo había tenido un solo acercamiento desde un tiro de esquina ejecutado por Emiliano Rigoni que termino en la nada.

A los 11 minutos un disparo de Vera inofensivo que no desespero en lo más mínimo a Monetti.

El “Granate” era quien predominaba el ataque y tuvo varias jugadas. A los 16’ Sand tuvo un claro mano a mano pero no llego a tiempo y Campaña detuvo con seguridad el pobre remate.

La más clara del primer tiempo llego a los 31 minutos por parte del local desde una mala salida de Independiente, la defensa quedo mal parada y por poco no fue gol de Ciro Rius.

El 1er tiempo no tuvo mucha más acción y por momentos el partido careció buen juego e ideas.

El segundo tiempo comenzó con ambos equipos midiéndose hasta que Lanús dio el golpe con un remate desde mitad de la cancha de Herrera donde se vio una gran intervención de Campaña.

Tras esa opción de gol del equipo local nuevamente el partido entró en una meseta futbolística hasta el minuto 55’ donde un buen desmarque de Rigoni determino en el centro que no pudo recibir Vera y tras una confusión con Monetti y la defensa de Lanús, Fernández se encontró con la pelota servida para el primer gol del partido.

Tras el gol el conjunto de Gabriel Milito comenzó a penetrar el mediocampo y la defensa de Lanús con una gran envión anímico.

El 1er cambio que dispuso el DT fue el de Ezequiel Barco por “Cebolla” Rodríguez buscando cambiar el aire del equipo y un poco más de dinamismo en el juego.

A los 87 minutos otra clarísima para Lanús de tiro libre con desvió de Lautaro Acosta que se fue por arriba del travesaño.

Ya en el final del partido con gran saque desde el arco de Martin Campaña Emiliano Rigoni por el extremo izquierdo corrió y espero el error del rival para hacerse del balón y de esta manera quedar mano a mano para definir de manera excelente con una vaselina digna de aplausos para confirmar su muy buena performance en el partido de hoy siendo el mejor jugador del partido.

Independiente obtuvo una gran victoria ante el mejor equipo de Argentina y último campeón pero por momentos demostrando muy poco fútbol lo que demuestra y deja claro que queda muchísimo trabajo para llegar al nivel que pretende el DT.

DATOS:

Posesión de balón: Lanús 61% Independiente 39%
Córners: Lanús 9 Independiente 1
Fueras de juego: Lanús 2 Independiente 2
Faltas concedidas: Lanús 14 Independiente 18
Tiros al arco: Lanús 2 Independiente 2
Precisión del pase: Lanús 82% Independiente 73%

Defensa y afuera

El partido comenzó con ambos equipos teniendo intenciones parecidas: salir jugando y presionar arriba. En los primeros minutos las cosas parecían salirle un poco mejor a Independiente, pero así y todo, el equipo de Holan se las arreglaba para, desde un córner, conseguir la primera jugada de peligro con un cabezazo de Cardona que controló Campaña. En los siguientes minutos se vio a Independiente ir a buscar el partido, la primera que tubo fue un buen pase profundo de Jesús Méndez para Denis, que el arquero Arias tuvo que salir a cortar lejos con el pie.

Luego vinieron varias jugadas del equipo del Mariscal en las que se pudo generar algo pero sin mucha profundidad, muchas provenientes de desbordes de Rigoni que a los 10 minutos tira un centro que corta bien el arquero y 2 minutos después un buen pase atrás que Sánchez Miño no puede acomodarse para rematar dentro del área y se termina diluyendo. Luego vendrían algunos pases equivocados en Independiente que no pudo aprovechar Kaprof en dos ocasiones para abrir el marcador.

Siguieron algunos minutos en los que se bajó la intensidad de juego y ya pasada la media hora del primer tiempo, Benítez presionó en mitad de cancha, ganó el rebote y encaró hasta el área donde le dio un pase a Rigoni que disparó muy mal por sobre el travesaño desperdiciando la más clara que tuvo el Rojo en el primer tiempo.

Un gol (bien) anulado por offside a Denis tras una muy buena jugada y las amarillas para Barbosa y Jerez Silva en Defensa y Justicia y el torito Rodríguez por parte de Independiente fue lo que quedó para los últimos minutos de la primera parte.

Con el ingreso de Vitale para jugar por Pellerano en la zaga central comenzó el segundo tiempo en el que casi enseguida avisó Defensa y Justicia con un remate desde afuera de Elizari. Ese aviso se concretó a los 10 minutos cuando una jugada que se fue armando desde la izquierda terminó en los pies de Ríos entrando por banda derecha y rematando solo ante Campaña y poniendo el 1-0 en favor de los de Florencio Varela.

Luego de quedar en desventaja se vieron algunos minutos de muchísima confusión en los jugadores de Independiente que no podían hacer otra cosa que despejar la pelota para que una y otra vez los jugadores de Defensa la tomaran e intentaran ampliar el marcador. Como las cosas no cambiaban Milito hizo los dos cambios que le quedaban jugándosela. Primero saltó a la cancha el pibe Barco para debutar oficialmente y a los 23 minutos entró Vera por Martínez.

Esta apuesta ofensiva y la expulsión de Ríos, autor del único gol, por una fuerte patada al debutante a los 25 minutos hizo que lo que quedaba de partido se jugara casi totalmente en el campo del Halcón. Independiente atacaba con casi todos los jugadores, amontonó gente en el área y Defensa aguantó y aguantó. Vera tuvo la más clara a los 33 quedando mano a mano con el arquero y definiendo a las manos de éste.

Sin poder doblegar la resistencia del equipo de Holan durante todo ese lapso final, Independiente arrancó el semestre quedando afuera de la primera de las tres competencias que debe afrontar. La imagen dejada, sobre todo en el primer tiempo, no es mala, pero sigue faltando contundencia en el ataque para que la idea de juego (que se ve) empiece a dar sus frutos.

Empate con buen fútbol

En el amistoso disputado en el Estadio Único, Indepediente igualó 1 a 1 ante Gimnasia y Esgrima de La Plata. El equipo de Gabriel Milito jugó un interesante partido, sobre todo en los primeros 45 minutos, donde mostró que idea de juego pretende el entrenador de cara a lo que viene.

34 segundos fueron los que tardó el Rojo en crear su primera aproximación al arco rival. Luego de una salida prolija por parte de la defensa, Nicolás Tagliafico lanzó un pase largo que Denis pivoteó de gran manera para luego asistir a Rigoni, quién tiró un centro que fue controlado sin problemas por el arquero Martín Arias.

El Lobo, que apostó al error rival y salir rápido de contraataque, tuvo la chance de abrir el marcador a los 10 minutos. Luego de un centro de Lucas Licht, Vegetti acomodó un buen cabezazo que fue controlado por el uruguayo Campaña, de aceptable partido.

Fue Independiente el encargado de marcar el primer gol de partido tras una muy buena presión en el medio por parte de Jorge Ortíz; Denis se hizo con la pelota, abrió el juego para el Marciano, quién habilitó a Fernandez y este dio el pase atrás para que el Tanque fusile al arquero de Gimansia y estampar el 1 a 0.

A partir del gol, se vio la mejor versión del conjunto de Milito que con los dos laterales bien abiertos y adelantados, buscó en todo momento ahogar la salida del equipo de Gustavo Alfaro.

Damián Martinez, de buen debut, tuvo en sus pies el 2 a 0 luego de un remate que Martín Arías envió al córner. La iniciativa era de Independiente mientras que Gimnasia esperaba atrás para luego buscar salir de contragolpe. A los 24 minutos, el palo salvo al Rojo de lo que hubiera sido el empate, ya que el disparo de Meza se estrelló contra el poste defendido por Campaña.

Sobre el final del primer tiempo hubo una chance para cada equipo. Primero lo tuvo Denis que, tras encontrarse con un rebote en la puerta del área, no pudo definir de manera exitosa ante el despeje de uno de los centrales del local. Mientras que para el Tripero, Licht desbordó por izquierda y tiró un buscapie que Niell ni Vegetti pudieron conectar.

El segundo tiempo no tuvo la intensidad del primero. Gimnasia comenzó siendo un poco más agresivo que Independiente y a los 3 minutos luego de una buena jugada individual, Meza tiró un centro rasante el cual obligó a Campaña a responder rápidamente.

Sin cambiar el esquema del 4-4-3, Gabriel Milito realizó los primeros cambios en el equipo. Mandó a la cancha al juvenil Barco y Vitale, quienes ingresaron por Leandro Fernandez y Diego Rodríguez.
El pibe de 17 años se ubicó como volante derecho, mientras que Julian Vitale ocupó el centro de la mitad de cancha.

A los 17 minutos llegó el empate del Lobo luego de un centro de Sebastían Romero, que Figal no pudo despejar, Carrera agarró el rebote y con un contundente derechazo abajo firmó el empate 1 a 1.

Minutos más tarde, el entrenador de Independiente siguió con la modificaciones y optó por los ingresos de Jesús Méndez, Juan Sanchez Miño y Gustavo Toledo en reemplazo de Damián Martínez, Jorge Ortíz y Martín Benítez. Nombres por nombres.

Con el ingreso de Méndez, el equipo volvió a reecontrarse con la pelota y pudo realizar parte de lo bueno que había mostrado en los primer tiempo.

A los 31 minutos, luego de una buena jugada elaborada que comenzó de izquierda a derecha, Rigoni metió un centro punzante al corazón del área que Lucas Albertengo, quién reemplazo a Germán Denis, no llegó a empujar.

Sobre el final de partido pudo ganarlo Independiente. Méndez homenajeó a Iniesta y metió un hermoso pase filtrado para Albertengo, quién controló de buena manera quedando mano a mano frente al arco, pero su remate fue desactivado sin problemas por el guardameta de Gimnasia.

El Rojo, en líneas generales, disputó un buen partido donde se pudieron observar algunas de las premisas que intenta imponer Gabriel Milito como la presión alta, recuperación rápida de la pelota y transiciones ordenadas de defensa a ataque.

Fútbol, birra y goles

Independiente, aunque tarde, mostró muy buen nivel de juego, se impuso 3-0 ante Quilmes en el Estadio Centenario por la última fecha del torneo y dominó a su rival de principio a fin.

El encuentro comenzó con el conjunto de Avellaneda como claro dominante. A los 3′ tuvo la primera ocasión clara de gol tras un cabezazo de Víctor Cuesta que encontró al arquero rival bien parado. Dos minutos más tarde,
Independiente pudo plasmar en el resultado la superioridad que demostraba en el juego mediante una buena jugada colectiva entre Martín Benítez, Diego Vera y Emiliano Rigoni, que el ex Belgrano cambió por gol con un remate cruzado. A los 12′, Independiente amplió esa diferencia con un tanto de Vera en el que previamente habían construido la jugada Benítez y Rigoni nuevamente.

El partido perdió la intensidad que tenía hasta el momento, y fue recién en el 32′ cuando se vio una nueva chance de gol, la cual fue otra vez de Independiente, con un tiro a colocar de larga distancia de Benítez que Alan Alegre despejó para evitarle el grito al misionero. Ya cerca del final del primer tiempo, Leandro Fernández robó la posesión en ataque y definió cruzado, muy cerca del palo izquierdo. Dos minutos más tarde, Independiente logró sellar el partido para irse al descanso 3-0 producto de un centro de Rigoni que derivó en un muy buen cabezazo de Cuesta.

El complemento arrancó con una llegada tempranera de Quilmes que Campaña supo contener sin problemas. De ahí en más, no hubo mucho para destacar por un tiempo. A los 14′ salió Domingo Blanco y entró en su lugar Rodrigo Gómez, quien a dos minutos de su ingreso al campo de juego, combinó un ataque con Rigoni al que Silvio Dulcich respondió bien. Los otros dos cambios fueron el ingreso de Gastón Del Castillo y Germán Denis, por Martín Benítez y Leandro Fernández.

Ya finalizando el partido, el Rojo pudo haber ampliado el resultado con una doble atajada del arquero Cervecero ante un remate de Denis desde afuera del área y un cabezazo de Vera. Más tarde, la última clara la tuvo Del Castillo, quién después de una jugada individual, definió un mano a mano en el que, nuevamente, Dulcich respondió bien y evitó el gol.

Independiente ganó, gustó y goleó para despedirse con un triunfo del campeonato en lo que fue el último partido de Independiente antes de la asunción de Gabriel Milito como DT.

Volvió la alegría

Luego de una semana agitada para Independiente con la salida de Mauricio Pellegrino, la confirmación de Gabriel Milito como nuevo Dt y con Fernando Berón como interino el rojo recibía al conjunto de Arsenal que logró tener muy buen rendimiento durante todo el campeonato.

El inicio de partido fue bastante dinámico con ambos equipos proponiendo el ataque y la búsqueda constante del gol lo que llevo a que se juegue de manera muy vertical y con un entretenido ida y vuelta.

Fernández tuvo la primera de gol luego de una gran escapada y un remate que detuvo muy bien Pellegrino.

Los 11 que dispuso Berón comenzaron a ceder terreno para esperar y lograr la salida rápida desde atrás, a partir de ahí se generaron varias ocasiones como la de Benítez remato desde afuera sin demasiado peligro.

A los 14’ otro nuevo intento de Fernández que por un paso de más no logró rematar con la efectividad necesaria.
La intensidad de llegadas claras bajo pero el dinamismo de juego se mantuvo hasta el final de esa primera etapa.
Benítez iba a contar con 2 llegadas más para abrir el marcador pero los flojos remates seguían negándole la apertura del marcador al “Rojo”.

Llegando al final casi a los 44 minutos Barbieri iba a contar con un clarísimo mano a mano ante Campaña que no termino en el gol del conjunto visitante de milagro.

En el complemento la dosis de ansiedad en búsqueda del gol aumento e Independiente salió más decidido, antes de los 10 minutos de juego ya había sondeado el área rival en 2 oportunidades pero con malas resoluciones, faltaba el toque final.

A los 9 minutos Ramiro Carrera fue expulsado luego de una fuerte infracción a Emiliano Rigoni. La tercera fue la vencida ya que a los 11 minutos llego el gol de Leandro Fernández con un potente remate desde la derecha que no pudo detener el arquero rival, luego del error defensivo de Botinelli.

Luego el encuentro sumó cinco oportunidades para Independiente que no logró la precisión necesaria para terminarlas de buena manera.

Tras varias opciones del Arse a los 41 minutos Droopy Gómez quien ingreso por Rigoni de tiro libre iba a poner el 2-0 final con un espectacular remate desde la medialuna.

El equipo se fue aprobado por la gente en lo que fue el último partido del campeonato en el Libertadores de América.

Se mataron a goles

Independiente empató 3 a 3 ante Gimnasia en el Bosque en lo que fue un partidazo. El Rojo jugó un primer tiempo nefasto en el que se fue al vestuario dos goles abajo. En menos de 10 minutos Benítez y Vera igualaron el marcador, pero Oreja puso el tercero para el local y Fernández en el final decretó el resultado final.

Pellegrino paró en cancha un esquema insólito con tres volantes centrales, teóricamente para no sufrir en defensa, sin embargo a los cuatro Meza de tiro libre marcó el primer gol de la noche, dejando a Independiente en desventaja y con gente de sobra en la mitad de la cancha. A los nueve minutos Oreja lo bajó a Benítez en el área pero Pompei no cobró el clarísimo penal. Luego de eso tuvo que pasar poco menos de un cuarto de hora para que el Rojo se acercara al arco de Bologna, Ortiz manejó bien la contra y el remate de Benítez fue bien controlado por el arquero del Lobo. Un minuto más tarde el asistente anuló mal un gol de Gimansia, que era convertido nuevamente por Meza.

El local dominó sin problemas el primer tiempo y el último avance del Rojo en los 45 iniciales fue un remate de Toledo que tapó bien Bologna. A los 42 Licht mandó un centro al área que Rasic bajó muy bien para Meza, que definió solo ante un Campaña que nada pudo hacer.

Para jugar el segundo tiempo el entrenador reemplazó a Rigoni por Aquino, que tuvo un gran partido. A los cinco minutos, el recién ingresado se sacó de encima la marca y le sirvió el gol a Benítez que remató seco ante la salida del arquero. Con el descuento consumado fue tiempo de Fernández que tomó el lugar de Ortiz. A los nueve llegó el empate, una avivada de Aquino en un córner para que Fernández mande un centro-arco que Vera empujó en el segundo palo. Gimnasia sintió el golpe de perder la ventaja de dos goles pero Independiente tampoco pudo llegar con claridad al arco de Bologna. Cuando el Rojo estaba mejor y podía ir en busca del partido Pellegrino sacó a Vitale, sigue sin demostrar nada, y le dio lugar al Torito Rodríguez, sin desarmar el doble cinco compartido con Méndez que tuvo una noche nefasta.

Gimnasia empujó en el cierre y logró el tercero, otra vez un centro de Licht, encontró a más jugadores del local en el área que a defensores de Independiente, Campaña primero salvó el remate pero el rebote le quedó a Oreja que no perdonó y le devolvió la sonrisa a la gente del Bosque. Sonrisa que se borró a los 47 cuando Fernández ganó en el primer palo tras un córner y de cabeza estampó el empate. Casi se lleva la victoria el Rojo, Cuesta, volvió a jugar un PARTIDAZO, en posición adelantada anotó el 4-3 pero el tanto fue bien anulado.

Independiente jugó otro partido a lo Jekyll y Hyde, como el sábado ante San Lorenzo, en esta oportunidad al revés, un primer tiempo nefasto y un segundo tiempo en el que se vio otra cara, con los ingresos de Aquino y Fernández.

Misión cumplida

Independiente derrotó a San Telmo 2-1 en Formosa y avanzó a los 16vos de la Copa Argentina. El Rojo no superó ampliamente a un rival de la tercera categoría y sigue dejando muchas dudas en su funcionamiento. Los goles fueron anotados primero por Fernández y luego por Aquino, el gol del rival llegó desde un error increíble de Campaña.

En el comienzo del juego el Rojo se hizo cargo de la pelota y el equipo de la Isla Maciel se replegó intentando sacar alguna contra. Las primeras aproximaciones de Independiente llegaron con tiros desde afuera, primero Aquino y luego Ortiz. El arquero Anchoverri, gran figura de la noche, comenzó a destacarse a los 18 cuando tapó un buen cabezazo de Denis y a los 24 respondió bien ante un remate de Toledo. Con los laterales bien plantados en campo rival, el equipo intentó abrir la cancha y así llegó otra clara oportunidad, Toledo envió un buen centro que el Tanque pudo cabecear pero sin darle dirección a la bola.

La apertura del marcador se dio a los 36 minutos y el tanto fue anotado por Fernández, el 11 peleó la pelota en el área y definió bien ante el achique del arquero que poco pudo hacer. El equipo se acomodó mejor después del gol y tuvo otra muy clara antes del cierre de primer tiempo, Benítez recibió (levemente adelantado) e intentó picarla ante la salida del arquero que le negó el segundo.

A los tres minutos de comenzado el complemento el Rojo estiró la ventaja, otra vez Toledo apareció libre por derecha mandó un centro pasado que Fernández metió nuevamente al área y fue Aquino quien aprovechó el error del defensor para poner el 2-0, que parecía liquidar la cosa. Sin embargo, a dos minutos después el recién ingresado Oviedo no se durmió ante el insólito error de Campaña, que dejó un rebote muy corto que el delantero capitalizó muy bien.

El Rojo no estuvo cómodo en lo que quedó del partido ante un rival partido, que iba con lo que podía y sufría en cada contra de Independiente, el equipo de la B Metro tuvo el empate con Martínez pero su remate salió alto. Los dirigidos por Pellegrino tuvieron varias chances en el cierre del juego aunque sin poder liquidar el partido. Vera, Rigoni y Gómez ingresaron por Aquino, Benítez (de flojísimo partido) y Denis respectivamente. Justamente estos tres jugadores fueron participes de una chance inmejorable que no pudieron concretar, en la que Droopy reventó el travesaño.

Lo único destacable de la noche para Independiente fue la clasificación, ya que si bien superó a su rival lejos estuvo de tener un buen funcionamiento, sin chances en el torneo local la Copa Argentina parece ser un camino hacia la Libertadores 2017, el que el Rojo debe estar.

Pasó el último tren

En Avellaneda y ante su gente Independiente perdió por la mínima con San Lorenzo y se despidió de manera definitiva de un torneo que lo tenía como principal candidato ya que era su única competencia en esta primera mitad del año.
En el Libertadores de América el partido arrancó con todo siendo de ida y vuelta constante. Las situaciones de peligro no se hicieron esperar y, en los primeros minutos, las combinaciones de Vera y Fernández generaron un remate cruzado de este último que se fue muy cerca y un centro peligroso del uruguayo que Rigoni no llegó a cabecear. Si bien los dos equipos jugaban con mucha intensidad, el Rojo era el que lograba aproximarse con más peligro al arco del visitante.

A los 12 minutos Tagliafico salvó una pelota que se iba al lateral y terminó generando una jugada en la que Aquino remató muy desviado. En seguida Matías Caruzzo le dio un pase muy comprometido a Torrico obligándolo a una salida forzada y defectuosa que le quedó al Viruta. El 9 se tomó el tiempo necesario y habilitó muy bien al Marciano Ortiz que no convirtió el primero porque el arquero se reivindicó de su error atajando muy bien el remate y enviándolo al córner.
Independiente siguió atacando y generando más que San Lorenzo pero a los 24 se dio la polémica del primer tiempo cuando dentro del área la pelota pegó en la mano de Toledo. Loustau no cobró nada pero pareció penal por lo lejos que estaba el brazo del cuerpo. En los últimos 15 minutos de la primera parte el Rojo pudo haber convertido por medio de dos cabezazos peligrosos, uno de Rigoni muy bien atajado por Torrico y otro de Ortiz tras un córner que se fue muy cerca.

El complemento arrancó con un remate desviado de Fernández y enseguida la buena imagen del primer tiempo se vino abajo. A los 2 minutos, una jugada pacientemente armada por San Lorenzo con Ortigoza como estandarte, derivó en Blanco que puso la pelota en el área. Belluschi apenas desvió la trayectoria del pase para habilitar excelentemente a Blandi que ante la salida de Campaña clavó la pelota en un ángulo y el partido se ponía 0-1. A partir de ese momento cambió todo. San Lorenzo se dedicó a achicar espacios atrás y esperar alguna contra. Independiente empezó a impacientarse y no conseguía generar ninguna situación de gol mientras que cada vez que el visitante salía, lo hacía rápido, por lo general con superioridad numérica pero no pudo convertir en ninguna de esas réplicas.

Primero Benítez por Aquino (muy insultado) y luego Denis por Méndez (otro mal partido de Jesús) fueron los primeros cambios con los que Pellegrino trató de recuperar el protagonismo perdido. El misionero trató como siempre de encarar pero sin éxito. Por su parte el Tanque recibió dos habilitaciones en el área, una da la sensación que domina para el lado equivocado y la pierde y otra en la que, aunque muy abierto, parece que puede rematar pero termina cayendo al piso y pidiendo penal.

Para los últimos minutos sólo queda destacar el debut de Gastón Del Castillo que ingresó por Fernández y a los 34 minutos una pelota que baja Denis para que remate Rigoni, pero tras un desvío en un defensor Torrico no tuvo inconvenientes para controlar. Con Independiente buscando sin ideas y San Lorenzo sin ser efectivo para capitalizar alguna contra se consumieron los últimos minutos, se terminó el partido y se extinguió la última chance de pelear el torneo.

Últimas noticias

1
3
4
5

Send this to a friend