Primer Maracanazo Rojo

Un día como hoy, pero hace 55 años, Independiente vencía 3 a 2 al mejor Santos de la historia y lograba su primer Maracanazo. Fue en la ida de la semifinal de la Copa Libertadores, llamada en ese entonces Copa de Campeones de América.

Se trató de uno de los triunfos coperos más resonantes y también de una gran hazaña, porque el Rojo se enfrentaba en el mítico estadio Maracaná con el bicampeón del mundo y empezó perdiendo 2 a 0. La victoria llegó en el último minuto con un gol de Luis Suárez, que ese día cumplía 26 años.

En un amistoso de verano, en la Visera, se habían visto las caras y los Rojos golearon 5 a 1 en una excelente demostración de fútbol. Poco pudo hacer el equipo de Pelé ante una máquina roja.

La revancha sería por la semifinal de la copa, con la ida a jugar en Brasil y la vuelta en Argentina. Independiente llegaba a esta instancia después de ganar su grupo con Millonarios y Alianza Lima, y Santos ingresaba directo desde la segunda fase por ser el campeón vigente.

Para esta ocasión Pelé no iba a estar disponible por lesión, pero el conjunto brasileño seguía siendo temible. El Orgullo Nacional salió a la cancha con Toriani; Guzmán, Rolan; Ferreiro, Acevedo, Maldonado; Bernao, Mura, Suárez, M. Rodríguez y Savoy.

Apenas pasada la media hora, Santos ganaba 2 a 0, en un resultado que no reflejaba lo demostrado por los dos equipos, ya que Independiente había desperdiciado varias ocasiones y el juez no sancionó un evidente penal de Modesto a Mario Rodríguez. El Rey de Copas nunca se sintió herido ni derrotado, y no paró de atacar.

A los 38 minutos tuvo su primer premio, Rodríguez de cabeza puso el descuento. Siguió yendo al frente y en el último minuto del primer tiempo, consiguió el empate con un remate cruzado de Bernao. Justicia desde lo futbolístico y una fortaleza anímica para lo que restaba.

La segunda etapa se convirtió en un partido de ida y vuelta, pero dentro de todo bien controlado por Independiente. Sobre la hora, Súarez recibe de Savoy y marca el gol de la hazaña.

Los Rojos ganaban la ida, de visitante, frente al bicampeón del mundo y tras ir perdiendo 2 a 0, era la primera derrota que el famoso Santos sufría en el Maracaná enfrentando a equipos extranjeros.

La vuelta en Avellaneda sería otra victoria para Independiente, 2 a 1 para sellar el pase a la final de la primera Libertadores que ganaría. Este equipo le puso fin al imperio brasileño, porque empezaba la era de otro Rey, el Rey de Copas de Avellaneda…

Héroe en su día

Luis Suárez nació el 15 de julio de 1938 y fue delantero de Independiente en la primera mitad de la década del 60. Era el artillero de Banfield en el ascenso y pasó a Avellaneda en 1961.

Protagonista de este primer Maracanazo al convertir el agónico gol del triunfo contra el histórico Santos. Con los Rojos disputó 83 encuentros en los que marcó 36 goles. Ganó el campeonato de 1963 y las primeras dos copas Libertadores del club en 1964 y 1965.

El 15 de julio de 1964, Independiente tuvo una de sus mejores noches coperas gracias a un gol de Suárez que festejaba su cumpleaños. Y lo hizo nada menos que en el Maracaná en una semifinal de Libertadores.

Siempre hay algo para unir la gloriosa historia roja, ya que unos años más tarde, el Bochita lo emularía. El más grande de nuestra historia, le iba a dar el Nacional 77 al Rojo en la mayor epopeya del fútbol, ante Talleres con tres jugadores menos, también en el día de su cumpleaños.

¡Feliz cumple Capitán!

El 8 de julio de 1943, nacía en Montevideo, Uruguay, Ricardo el Chivo Pavoni. Un emblema del Rey de Copas. El capitán de América, ganador de 5 Libertadores en Independiente, récord de Copas en un mismo club.

Es el segundo jugador más ganador en la historia roja, por detrás del Bocha, y el extranjero más ganador en nuestro fútbol.

Al Chivo no le alcanzan las manos para levantar las Libertadores que ganó

El Chivo fue incorporado para reemplazar a su compatriota Tomás Rolan, un histórico del club que no se pudo recuperar de una grave lesión. Debutó como lateral izquierdo el 24 de marzo de 1965, en un partido semifinal de la Copa Libertadores ante Boca Juniors, venciendo por 2 a 0. 

Después vendrían los títulos locales, el Nacional 67 y los Metro de 1970 y 1971. Y se cansaría de levantar copas, símbolo del tetracampeón de América y de los brazos en alto. Conquistó la recordada Intercontinental en Italia, cuando el Rojo venció a Juventus en su tierra.

En el Olímpico de Roma, besando la Intercontinental con Pepé Santoro

El mejor 3 que tuvo Independiente y la Copa Libertadores. Impasable, de cierres y salvadas fenomenales, muy buena pegada, goleador, infalible en los penales: “El mejor penal es el que va a la cabeza del arquero” es una de sus frases preferidas.

Convirtió 63 goles en 495 partidos, siendo el segundo jugador con más partidos en Independiente. En los años 70, llegó a ser el defensor más goleador del fútbol argentino en el profesionalismo.

Pavoni le convierte a San Pablo el gol de la quinta copa Libertadores del club

Fue un jugador de Selección, mundialista en 1974 convirtiendo el único gol de la Celeste en el Mundial de Alemania Federal. En su momento se había pensado en nacionalizarlo argentino, algo que nunca sucedió.

Pavoni y su mejor amiga, la Copa. Es difícil encontrar una foto suya sin alguna

Siempre ligado al Rojo, se dio el lujo de ser parte de la Sudamericana 2010. Junto a Pancho Sá dirigió al equipo justamente contra Defensor Sporting, club del que surgió, y en su país.

Nadie hubiera imaginado que el equipo de ese año ganaría la copa, pero todo era posible con el banco más ganador de la historia: Sá, 6 Libertadores (4 en Independiente) y Pavoni 5.

12 temporadas en el Rojo y 12 títulos, un palmarés envidiable:
 Libertadores 1965
 Nacional 1967
 Metropolitano 1970
 Metropolitano 1971
 Libertadores 1972
 Libertadores 1973
 Interamericana 1973
 Intercontinental 1973
 Libertadores 1974
 Interamericana 1974
 Libertadores 1975
 Interamericana 1976

¡Felicidades Chivo, un Orgullo Rojo!

A los 15, hace 16

Los que fuimos a la Doble Visera el 5 de julio del 2003 sabíamos que aquel partido ante San Lorenzo de la última fecha era especial. No por las mismas razones que el anterior clásico ante el cuervo, que terminó en goleada y consagración del equipo del Tolo, pero teníamos claro que no era uno más.

Fue la primera despedida del Gaby Milito y como si fuera poco, vaya guiño del destino, Oscar Ruggeri en el acto más trascendental de su estadía como DT Rojo ponía en cancha al pibito de 15 años recién cumplidos que todos sabíamos la rompía en inferiores pero nadie había visto jugar aún. Entraba faltando poco más de veinte minutos con la 34, reemplazando a Emanuel Rivas.

Sergio Agüero era su nombre y con edad de octava se transformaba en el jugador más joven en debutar en primera división. De ahí en más sería para todos nosotros el Kun, uno de los mejores salido de nuestras inferiores, producto genuino de los potreros de la zona sur. El que se transformó en la venta más importante de la historia y debió posibilitar el completo cambio de estadio bajo una conducción honesta. Ese que aún esperamos que cumpla su promesa y vuelva para hacer justicia y dar vueltas olímpicas con la camiseta que ama y amamos. Ojalá sea pronto.

LA HISTORIA DE AGÜERO EN INDEPENDIENTE >


Video PRENSA CAI

Cuatro al hilo

El 29 de junio de 1975, Independiente obtenía su sexta Copa Libertadores de América. El Rey de Copas venció en la final a Unión Española de Chile al desempatar en un tercer partido en Asunción, Paraguay.

De esta manera lograba su cuarta copa consecutiva, récord hasta el día de hoy.

Cuarta copa consecutiva y los jugadores la miran como si fuera la primera vez

Al ganar la Libertadores de 1974, Independiente clasificó a la Segunda Fase de la Libertadores de 1975. Como siempre por esos años, en la copa había grandes equipos y el Rojo tuvo que ganar un grupo que parecía perdido. Sus rivales fueron Rosario Central y Cruzeiro, de los mejores del continente.

Central, que animaba todos los torneos argentinos, tenía figuras como Kempes, Aimar, Solari y Killer. Cruzeiro a Raúl, Nelinho, Palinha, Piazza, Dirceu Lopes, Joaozinho, Roberto Batata… varios de ellos ídolos del club.

La copa empezó mal para los Rojos, primero fue derrota en Rosario por 2 a 0 y dos semanas más tarde cayó en Brasil por el mismo resultado. El panorama pasaba a ser muy difícil y ni siquiera dependía de sí mismo, Cruzeiro ya había ganado los dos juegos de local y con un empate en cualquiera de sus dos partidos en Argentina, se garantizaba la final.

Independiente estaba último, sin puntos, sin goles a favor y con cuatro en contra. Para revertir la situación tenía que ganar los dos partidos de local y por muchos goles. En un partido difícil pudo vencer a Rosario Central con goles de Pascutini en contra y otro que fue una maravilla de Bochini, gambeteando a cuatro jugadores y definiendo de puntín ante la salida del arquero, al que le pasó de caño. Buen resultado para cumplir y seguir vivo, se igualaba el resultado del primer partido en Rosario. Igualmente seguía siendo muy adverso ganar el grupo.

La magia del Bocha y un gol que valdría oro

Para seguir la tendencia localista del grupo, Rosario Central derrotó a Cruzeiro por 3 a 1 y así le daba una vida más al Rey de Copas. A falta de un partido, Cruzeiro y Rosario Central lideraban la tabla con cuatro puntos, pero los brasileños superaban al conjunto argentino por dos goles de diferencia. Independiente seguía en el fondo con dos puntos y una diferencia negativa de dos goles.

El último partido para definir uno de los finalistas de la copa se jugaba en Avellaneda. Independiente recibía al conjunto brasileño en la Doble Visera, necesitado no solo de ganar sino de golear y evitar recibir goles.

Así lo recuerda un gran rival de esos equipos coperos de Independiente, el Mariscal Perfumo: “Una semifinal contra Cruzeiro fue uno de los partidos más vibrantes que vi. En Brasil perdió el Rojo 2 a 0. En la vuelta, clima infernal en Avellaneda; jugadores e hinchas eran un solo equipo. Ocasiones en que el estadio reventaba. Y por un acuerdo, la mitad de la recaudación era para el plantel… Decir que Cruzeiro fue aplastado es poco. Una aplanadora corriendo y jugando, el Rojo hizo los tres goles que necesitaba”

3 a 0 al Cruzeiro, una de las hazañas coperas más grandes

El primer tiempo finalizó 1 a 0 con un gol de penal de Pavoni. Promediando el complemento, Bertoni hace un gol olímpico y a falta de quince minutos llegó el gol del milagro, Ruíz Moreno de cabeza tras un córner de Pavoni. El 3 a 0 ponía al Rojo en la final, algo que parecía imposible unos días antes. No había con que darle al Independiente multicampeón de América y su mística copera.

El relato de los goles por el recordado José María Muñoz

En la final lo esperaba Unión Española, que había sido el mejor en los grupos y venció en la Segunda Fase a Universitario y Liga de Quito. El partido de ida se disputó en el Estadio Nacional de Chile y lo ganó el local con un gol sobre el final.

El Rey de Copas salió con todo para la revancha en Avellaneda, Percy Rojas (había sido subcampeón en 1972 en manos de Independiente) convirtió el gol más rápido en la historia de las finales de Copa Libertadores. Luego empataría Unión Española de penal. En el segundo tiempo el árbitro sanciona penal cuando la jugada terminaba en gol, y Pavoni pone el 2 a 1 para los Rojos. En el tramo final, Bertoni convierte el 3 a 1 definitivo que, por la diferencia de gol en el global, le daba ventaja al Rey de Copas en caso de igualar el partido de desempate.

Final de América en una jornada de tres partidos, los primeros dos por la Liga Paraguaya

El partido definitivo se jugó a cancha llena en el Defensores del Chaco de Paraguay. Los Diablos Rojos salieron con Pérez; Comisso, López, Sá, Pavoni; Semenewicz, Galván, Bochini; Balbuena, Ruiz Moreno y Bertoni.

El Capitán de América con los brazos en alto

Con Arsenio Erico presente en las tribunas, el Rojo fue superior y ganó 2 a 0 con tantos de Ruiz Moreno y de Bertoni de tiro libre.

Mirá la nota donde el Chivo recuerda la entrega de la Copa por Erico

En esta oportunidad no se disputó la Intercontinental que le correspondía a Independiente, ya que Bayern Munich no quiso jugar.

Video con imágenes de la Copa del 75

El cuento del Tipito

Hoy, como prácticamente todos los días del año, los hinchas de Independiente tenemos un motivo especial para sentir Orgullo Rojo. Hace 44 años el Rey obtenía su sexta Copa Libertadores, la cuarta consecutiva.

Y este logro del que festejamos un nuevo aniversario, es el que inspiró al gran escritor Eduardo Sacheri para hacer una de sus obras más conmovedoras para la gente del Rojo y los amantes del fútbol en general.

Independiente, mi viejo y yo, cuento que vale la pena volver a disfrutar, esta vez con la voz de Alejandro Apo.

El debut de Dios

Estamos en el año 47 DB. Porque un día como hoy en 1972 debutaba en Independiente el maestro Ricardo Bochini, el mejor jugador en la gloriosa historia del club.

Dios del Diablo

Difícil encontrar un ídolo más grande que alguien que debutó en el mismo equipo donde jugaría toda su carrera y ganándolo todo. Ya deslumbraba en reserva y empezaba a enamorar a los hinchas de paladar negro.

Tuvo la oportunidad de jugar por primera vez en Primera enfrentando a River Plate en el Estadio Monumental: el Bocha ingresó en el segundo tiempo por Saggioratto. Fue derrota 1 a 0 pero se venía algo muy grande.

El primer gol se lo marcaría nada menos que a Racing por el Nacional 72. No iba a demorar ni un año en ganar la Libertadores y darle a Independiente su primera Intercontinental frente a Juventus.

Fue figura en la seguidilla copera y en los campeonatos argentinos posteriores, imparable en Japón para llevar al equipo a otro título mundial, un genio en las 20 temporadas que vistió la camiseta roja.

El Bocha disputó 714 partidos con el Rey de Copas (récord en un club argentino), dio incontables asistencias (patentó el Pase Bochinesco) y convirtió 108 goles (entre ellos el de la Intercontinental 1973, el de la final del Nacional 77 ante Talleres con 7 compañeros en cancha, los de la final del Nacional 78 a Fillol, en final de Libertadores a San Pablo, uno gambeteando a todo Peñarol por la copa y muchísimos más).

Los logros de Bochini:
 4 Copas Libertadores
 2 Copas Intercontinentales
 4 Campeonatos Locales
 3 Copas Interamericanas
 1 Mundial

El debut del Bochita

Esta fecha es muy especial para Bochini, ya que además un 25 de junio también ingresó en el Mundial de México 86 contra Bélgica. Esa vez Maradona, quien lo tiene de ídolo, le dijo “Pase maestro, lo estábamos
esperando”.

Aquel día de 1972, fue la pelota que lo estaba esperando para darle lo más lindo al fútbol y a nuestra historia.

El Gran Faryd

El 21 de junio de 1971 nacía en Cali, Colombia, Faryd Camilo Mondragón. El arquero dejó un gran recuerdo en Independiente, y fue una de las figuras del campeón de la Supercopa del 95.

El dueño del arco Rojo a fines del siglo 20

Tuvo dos etapas en el club, atajando desde 1995 a 1998 y en la temporada 1999/2000. Disputó 119 partidos y hasta se dio el lujo de convertir un gol de penal, a Chilavert que es el segundo arquero más goleador en la historia del fútbol y con quien mantuvo un interesante duelo.

Al Rey de Copas llegó en 1995 para ganar enseguida su primer título como profesional, la Supercopa Sudamericana, en la que fue clave con sus atajadas en las definiciones ante Santos y River.

Faryd besando la Copa que logró en el Maracaná

Por sus buenas actuaciones en Independiente, era una constante en la selección colombiana. Tuvo un breve paso por el Zaragoza de España en 1999 y regresó al Rojo para atajar hasta el 2000. Después se fue a Francia y gran parte de su carrera la haría en el Galatasaray turco.

Mondragón fue un jugador de extensa trayectoria que representó a su país en 3 mundiales. En Brasil 2014 llegó a tener un récord de longevidad, cuando ocupó el arco cafetero con 43 años de edad.

Además de haber sido uno de los mejores arqueros de los últimos tiempos, el colombiano es adorado por todos los hinchas de Independiente por haber mostrado respeto y mucho cariño a la institución. Defendiendo los colores dentro del campo y mostrándose cerca desde su retiro.

¡Felicidades Faryd!

El colombiano homenajeado en el Libertadores

Los 60 de La Porota

Hoy 20 de junio está cumpliendo 60 años La Porota Barberón, un veloz wing izquierdo que fue de los mejores que tuvo Independiente. Tuvo dos etapas en el club, en las que ganó el Nacional 78 y las copas del 84.

Es el máximo goleador de Independiente en competencias internacionales junto al Bocha, pero una asistencia suya quedó para la historia en una de las hazañas coperas.

Luego de iniciarse en Huracán de Tres Arroyos, La Porota debuta con los Rojos en 1978 y junto a Bochini, Alzamendi y Outes, conforma un ataque de alto vuelo que ganaría el Nacional de esa misma temporada.

En 1982 deja Independiente para ir a jugar a Millonarios de Colombia, club al que le había convertido por Copa Libertadores. Después de un buen paso por el fútbol colombiano, regresa al Rey de Copas en 1984 siendo una pieza clave para ganar la Libertadores y la Copa Intercontinental en Japón.

La Porota en Japón ante el Liverpool

Ese glorioso año, uno de los goles rojos coperos más recordados fue enfrentando a Olimpia por la Libertadores. Con el empate en dos en la Doble Visera, Independiente estaba quedando eliminado. Hasta que en el último minuto, Barberón toma la pelota en posición de 4, se la entrega a Bochini y corre una diagonal espectacular para esperar el pase milimétrico del maestro, y luego asiste a Bufarini que convierte un tanto exquisito para pasar de ronda en la última Libertadores que ganaría el Rojo.

Por jugadas como esas, corriendo la vida a los 89 minutos de un partido de copa durísimo, la gente cantaba:
“Ponga huevo Independiente, ponga huevo y corazón, ponga huevo, como pone, La Porota Barberón”.

Alejandro Barberón jugó un total de 240 partidos en Los Diablos Rojos, convirtiendo 47 goles. En 1988 pasó a Boca Juniors, en un momento que el club de La Ribera se llevaba todo lo que podía del Orgullo Nacional y en la temporada 1988/89 igualmente sería segundo suyo.

Máximos goleadores de Independiente en competencias internacionales:

 Ricardo Bochini 11
Alejandro Barberón 11
 Agustín Balbuena 10
 José Omar Pastoriza 9
 Jorge Burruchaga 8
 Luis Artime 8
 Mario Rodríguez 8
 Raúl Savoy 8

Metió quinta

“Será siempre Independiente, el Orgullo Nacional”… también el 20 de junio de 1973, que ganaba su primera Copa Interamericana tras vencer en Honduras al local Olimpia.

En el Día de la Bandera, el Rey de Copas ponía bien en alto la insignia argentina, como a lo largo de su gloriosa historia.

Otra copa que tiene a Independiente como su máximo ganador y en la que tampoco perdió finales, aun cediendo la localía en todas sus participaciones. Por esto el Rojo siempre fue dueño del continente en su totalidad, desde el Estrecho de Bering hasta Tierra del Fuego.

El continente del Rey

Al obtener la Libertadores de 1972, Independiente clasificó a la Intercontinental y por primera vez a la Interamericana. Esta Copa fue una competición que enfrentaba al ganador de la Libertadores de América con el Campeón de la Concacaf, la máxima competición de clubes de América del Norte, Centroamérica y Caribe.

El campeón de la Copa de Campeones de la Concacaf de 1972, resultó ser Olimpia, el equipo más grande de Honduras que contaba con varias figuras de su fútbol. Ambos encuentros se disputaron en suelo hondureño por pedido de Olimpia y con el consentimiento de Independiente, otorgando una doble ventaja.

Luego de un viaje agotador de 30 horas producto de muchas demoras, el plantel arribó prácticamente sobre la hora del partido a la ciudad de San Pedro Sula. Pero los Rojos igualmente salieron victoriosos por 2 a 1 con goles de Semenewicz y Maglioni, en un encuentro en el que no tuvo sobresaltos pero tampoco brillo.

La vuelta sería en la capital hondureña, en el Estadio Nacional de Tegucigalpa. En esta oportunidad, los dirigidos por Humberto Maschio, dominaron el partido y se impusieron por 2 a 0 con tantos de Maglioni (goleador de la copa) y Balbuena. De esta manera, dos semanas después de alzar otra Libertadores, el Rey sumaba una nueva copa a su numerosa vitrina.

En la revancha Independiente formó con: Miguel Angel Santoro; Eduardo Comisso, Miguel Angel López (Luis Garisto), Francisco Sá y Ricardo Pavoni; Héctor Martínez, Miguel Raimondo, Alejandro Semenewicz; Agustín Balbuena, Eduardo Maglioni y Mario Mendoza.

Pavoni, Santoro y Comisso levantan la Triple Corona de 1973: Libertadores, Intercontinental e Interamericana

La fama del Rojo era mundial, para confirmarlo alcanza con ver la decepción que sintió el pueblo costarricense al no poder disfrutar del Rey de Copas en su país. Aprovechando la excursión por Centroamérica, Independiente tenía todo arreglado para jugar un amistoso con Herediano y la AFA se lo prohibió. ¡Esta medida llegó a la Asamblea Legislativa Tica! Ahí los diputados criticaron fuertemente la determinación de la AFA. Poco tiempo después, Independiente jugaría en San José con la mismísima Selección de Costa Rica.

Independiente ganó todas las copas en juego de 1973 y 1974, impresionante
La quinta Copa del Rey

Últimas noticias

1
2
3
4
5
6

Send this to a friend