Crá Crá…

Un día como hoy pero en 1929, nacía Ernesto Grillo, Orgullo Rojo y del seleccionado argentino. Figura de la delantera mítica de Independiente que integró completa la Selección Argentina en los años 50.

El Pelado Grillo llegó a Independiente en 1947 y después de jugar poco más de un año en inferiores logró debutar en Primera División, en un triunfo ante Boca Juniors por 2 a 0 en 1949. Se fue consolidando hasta que explotó a principios de la década del 50. Fue una especie de Maradona por esos años, un crack muy habilidoso.

La histórica delantera del Rojo y la selección

Junto a Micheli, Cecconato, Lacasia (luego Bonelli) y Cruz, formó parte de una delantera que entró en la historia Roja. Todos ellos jugaron juntos en la Selección Argentina, un caso único.

En 1953 consiguieron el primer triunfo argentino contra los ingleses. Grillo fue la gran figura con dos goles y el restante lo marcó Micheli. Fue tan importante la victoria que en Argentina cada 14 de mayo se celebra el Día del Futbolista, en honor también a un golazo suyo que empató el partido transitoriamente.

Grillo y su gol a los ingleses

Con la Selección Argentina disputó 21 encuentros y marcó 8 goles, entre ellos los dos recordados contra los ingleses, otros para ganarle a España y Uruguay, y un par en la Copa América de 1955 en la que se consagró campeón.

Intercambiando banderines en el histórico 6-0 al Real Madrid en España

Con el triunfo de Argentina frente a los ingleses, esa delantera de Independiente adquirió una fama mundial y los Rojos se fueron de gira por Europa unos meses después. Todos querían enfrentarlos. Si bien obtuvo grandes resultados, sería inolvidable la goleada al Real Madrid de Di
Stéfano y Gento (enormes ídolos merengues) por 6 a 0. El equipo más poderoso del mundo nunca más volvió a caer por semejante diferencia en su campo. Ese día Grillo estuvo imparable para la defensa local y recibió todo tipo de elogios de la prensa española.

Con Mario Rodríguez, Bochini, Sastre, Seoane y la legendaria N°10 que tan bien representaron

Su último partido en Independiente fue contra Huracán en 1957. Pasó al Milan de Italia por 3,3 millones y con ese dinero el club hizo la pileta del estadio. Luego finalizó su carrera jugando para Boca, también exitosamente.

Ernesto Grillo jugó 194 partidos con la camiseta roja y anotó 90 goles.

El lateral perfecto

Hace 58 años nacía en Santa Fe Néstor Clausen, el mejor número 4 de la historia Roja. Tuvo dos etapas en el club donde ganó todo tipo de títulos. También fue campeón del mundo con la Selección Argentina.

Tapa de una revista japonesa, con la Intercontinental 1984

Surgido de las inferiores, Clausen debutó en la Primera de Independiente en el Metropolitano de 1980 y en los primeros años ya mostraba sus cualidades de lateral completo: firme en la marca, técnico y con proyección. Ganó el Metropolitano 1983 integrando una defensa de lujo junto a Trossero, Villaverde y Enrique. Con ese gran equipo del Pato Pastoriza iba a ganar la Copa Libertadores y la Intercontinental de 1984 frente al Liverpool inglés. Después de una década en el club, en 1989 se fue a jugar al fútbol suizo.

Levantando la Copa Intercontinental con Enzo Trossero en Tokio

Con la Selección Argentina debutó en 1983 y en total jugó 26 partidos y convirtió un gol por eliminatorias. Participó en dos ediciones de la Copa América, en 1983 y 1989.

Pero lo máximo, sin dudas, fue ganar el Mundial de México 86. Formó parte del equipo campeón del mundo junto a sus compañeros Giusti y Bochini, y también el héroe Burruchaga que ya estaba en Francia.

ORGULLO ROJO. Junto a Burruchaga y Bochini, campeones del mundo en México 86

Su segundo paso por el club se daría en 1995, y no lo iba a desaprovechar. Ganó la Supercopa contra el Flamengo de Romario, siendo el capitán de la primera vuelta en el Maracaná.

La Supercopa fue su último título en Independiente

Este título sería el último en su carrera. En el Rey de Copas jugó 307 partidos y convirtió 9 goles.

Como entrenador también se inició en Independiente. Le tocó conducir un equipo que pasaba por un mal momento en la temporada 2001-2002. Desde allí estuvo dirigiendo casi siempre en el fútbol boliviano.

Felicidades Negro Clausen, el lateral perfecto. Otro Orgullo Rojo.

Boina Roja

El 25 de septiembre de 1905 nacía en España Fermín Lecea, un ídolo del primer gran Independiente del profesionalismo, capitán del equipo que ganó todo a fines de la década del 30. Fue un defensor impasable que jugó 265 partidos con los Rojos entre los años 1932 y 1940, siempre con su boina característica.

Fermín Lecea

El Vasco llegó a la Argentina, siendo joven, junto a su familia española. Se radicó en Córdoba pero vivió su adolescencia en Rosario donde se dedicó al boxeo, siendo en este deporte campeón santafesino en peso wélter y casi representa al país en los JJOO de 1928.

Sin embargo, su pasión lo inclinó por el fútbol y debutó como zaguero en la Liga Rosarina. Luego de jugar unas temporadas en Newell´s Old Boys, es fichado por Independiente en 1932.

Lecea integró dos grandes zagas junto al mariscal Luis Fazio y Sabino Coletta. Se convirtió en capitán del equipo animador de la primera década del profesionalismo. Los Diablos Rojos casi no bajaron del segundo puesto durante su estadía en el club y también ganaron todo tipo de copas.

El Vasco con la Copa Aldao de 1938, ganada a Peñarol en Montevideo

Entró en la historia con un equipo sensacional de Independiente, lleno de récords, que ganó todos los títulos que hubo en juego en las temporadas de 1938 y 1939: 2 campeonatos de Primera División, 2 copas Rioplatenses (contra el campeón uruguayo), 2 copas Ibarguren (contra el campeón de la Liga Rosarina y del Litoral) y una copa Adrián Escobar.

Fermín Lecea falleció en Mar del Plata hace ya 31 años, un Orgullo Rojo que hizo honor a la pierna fuerte y templada de Independiente.

Todo Rojas

Hoy cumple 71 años Percy Rojas, uno de los mejores jugadores que tuvo el fútbol peruano. Campeón con Independiente de la Copa Libertadores de 1975.

Percy con la Copa Libertadores de 1975

Llegó al Rojo como un ídolo del fútbol peruano, brillando en Universitario (siendo hincha de Alianza) y en su Selección. Y con el sueño de ganar la Libertadores que se le había negado en 1972 con el conjunto crema. En esa ocasión perdió la final contra Independiente a pesar de convertir un gol en la Visera. “Respetábamos mucho a Independiente” comentó años después, quien también sería goleador de esa copa.

Su revancha se dio en 1975. Después de superar una heroica Segunda Fase contra Rosario Central y Cruzeiro, el Rey de Copas debía enfrentar a Unión Española en la final. La ida fue derrota en Chile pero en Avellaneda empezó ganando desde el vestuario, un gol suyo a los 31 segundos se convirtió en el más rápido en la historia de las finales de América, en un partido que forzó el desempate. En Paraguay volvería a imponerse el Rojo que obtuvo la histórica cuarta copa consecutiva.

Al año siguiente ganaba la Copa Interamericana, la tercera consecutiva y también récord.

Percy Rojas tapa de una revista peruana mientras jugaba en Independiente

Rojas jugó 85 partidos en Independiente entre 1975 y 1976, convirtiendo 29 goles. El delantero peruano fue uno de los mejores extranjeros que pasaron por nuestro fútbol. El Trucha formó parte de la mejor generación de futbolistas peruanos en los 70 junto a Cubillas, Chumpitaz, Muñante, Cueto, Oblitas, Sotil y Challe, entre otros.

Con la Selección de Perú ganó la Copa América de 1975, en el mismo año que obtenía la Libertadores con el Rey de Copas. También participó de los mundiales de Argentina 1978 y España 1982.

Hace unos años celebró la conquista en la Copa Sudamericana y expresó que, con él, en Perú siempre hay un hincha más de Independiente.

Grande Burru

Un día como hoy pero hace 22 años, Jorge Burruchaga, se retiraba de la actividad profesional luego de jugar en Independiente.

Siempre va a ser recordado con cariño por los hinchas gracias a la Copa Libertadores de 1984, y también por ser el jugador que marcó el gol de la final del mundo frente a Alemania en México ’86.

Debutó en Arsenal de Sarandí pero donde la rompió fue en el Rojo. Burru era un jugador polifacético, podía pararse de 5, de 8, de 11 y hasta de 10. Giusti, Bochini y Marangoni fueron sus grandes socios. En su primera etapa en el club jugó un total de 146 partidos y marcó 53 goles. Fue campeón del torneo metropolitano del 83, de la Copa Libertadores del año siguiente y la Copa Intercontinental también del 84.

La vitrina de Copas le sirvió para arribar al Nantes francés, donde también fue ídolo (obtuvo el trofeo al mejor jugador extranjero de la liga 1985-1986) jugó 140 partidos y marcó 27 goles para luego pasar a jugar al Valenciennes donde disputó 32 encuentros y anotó 10 tantos.

En 1995 pegó la vuelta al país y jugando nuevamente para Independiente completó su carrera ganando la Supercopa y la Recopa de 1995. Se retiró en 1998 habiendo jugado en esta segunda etapa 89 partidos y marcado 19 goles.

Fue técnico hace más de una década y hoy es el manager de la institución.

¡Grande Burru!

Fiesta de 15

En el día del maestro, además de agradecerle al Bochita todo lo que nos dio, hay que recordar que en un día como hoy, pero 15 años atrás, se disputó uno de los partidos más recordados ante Racing.

El 11 de septiembre de 2005, Independiente debía recibir a su máximo rival, en la Doble Visera, por la 6ta fecha del Torneo Apertura. El equipo de Julio Falcioni formó con Bernardo Leyenda; Martín Pautasso, Marcelo Méndez, Fernando Cáceres, Eduardo Domínguez; Lucas Pusineri, Mariano Hérron, Lucas Biglia, Esteban Buján; Sergio Agüero, Nicolás Frutos. Por otro lado, Gustavo Campagnuolo; Martín Vitali, Gustavo Cabral, Diego Crosa, Jorge Núñez; Milovan Mirosevic, Diego Simeone, Juan Manuel Torres, Sebastián Romero; Rubén Capria y Raúl Estévez fueron los once de Racing, dirigidos por Guillermo Rivarola.

Desde el principio, el local mostraba mejor nivel. Antes de los 11, Frutos y Domínguez intentaron marcar de cabeza, pero el arquero desvió ambas pelotas. Sin embargo, el marcador no quedaría en cero por mucho tiempo. A los 34, tras un córner desde la derecha, el peligro vino nuevamente desde un cabezazo. Esta vez, el encargado fue Méndez, aunque su pelota fue atajada por Torres. Fue expulsión para el jugador y penal para el Rojo. Un minuto más tarde, el 19 convirtió desde los doce pasos y ponía la ventaja.

Ese resultado no era suficiente e Independiente quería más. A los 11 del segundo tiempo, Biglia ejecutó un tiro de esquina y Frutos llegó en soledad para marcar, esta vez de cabeza. El delantero se puso una máscara de diablo para festejar y el hincha no paraba de alentar. Se le estaba ganando al club vecino, con gran autoridad. Cerca de la media hora, Agüero desbordó por la derecha y cuando llegó al área, Cabral le cometió falta. Nuevo penal, que definió el santafesino y consiguió su triplete. El público había ansiado tanto ese momento y nada podía ser mejor. ¿O sí?

Cuando parecía que todo estaba definido, el Kun tomó la pelota en el mediocampo y comenzó a encarar hacia el área rival. En el Día del Maestro, su alumno fue Diego Crosa, a quien le gambeteó tres veces en una misma jugada, para enseñarle cómo se juega a este deporte. A los 37’, Agüero terminó definiendo de zurda al palo derecho y la pelota ingresó en la esquina del arco, defendido por Campagnuolo. De esta forma, el “Rojo” se impuso por 4-0 ante Racing.

La gente acababa de ver la perfección ante sus ojos. Un partido ideal ante el eterno rival, una goleada que serviría para incrementar las bromas y un gol que será uno de los más memorables. Sí, justo el 11 de septiembre, la “Academia” no pudo dar cátedra e Independiente le demostró quien era el verdadero maestro.

LOS GOLES DE LA VICTORIA

EL POEMA DEL KUN

Cumple Mariscal

El 7 de septiembre de 1980, nacía en Bernal el Gaby Milito, uno de los más queridos por el pueblo Rojo en este siglo.

El Mariscal fue campeón del Apertura 2002, siendo el capitán del gran equipo que dirigió el Tolo Gallego. Tuvo una trayectoria brillante, jugó en uno de los mejores equipos de la historia y se retiró con la camiseta del Rojo. Siguió estando vinculado y aportó una gran obra para la institución. Hoy es DT.

Gaby Milito jugaba en las infantiles del vecino del barrio y a fines de 1993 decidió pasar a Independiente, donde desde un comienzo se llevaron la mejor impresión. Estuvo en las inferiores hasta 1997 y ya tenía pasta de líder.

La nota de Néstor Rambert solicitando que lo fichen en el club

En 1997, con solo 17 años, haría su debut en el primer equipo del Orgullo Nacional, ingresando por el Luli Ríos en un triunfo frente a Ferro Carril Oeste en la Doble Visera por la última fecha del Torneo Apertura. A los 20 años ya era capitán, un caudillo que cada vez jugaba mejor. Lamentablemente tuvo una grave lesión al romperse los ligamentos cruzados de la rodilla derecha y retornó en 2001 pero volvió a lesionarse nuevamente. Durante ese tiempo de larga recuperación, fue una pérdida muy importante para el equipo.

Los hinchas le deseaban fuerzas al Mariscal por su lesión

Pero lo mejor estaba por venir, Independiente había cerrado una pésima temporada pero se estaba armando muy bien para el Torneo Apertura 2002. Con el símbolo del equipo completamente recuperado, y buen plantel, tenía con qué dar pelea. Ese campeonato lo iba a ganar de principio a fin y con un fútbol de alto vuelo. El Mariscal sería la gran figura de un torneo en el que sobresalieron varios jugadores Rojos, también el encargado de levantar al equipo a pura garra en los partidos más chivos. Además, casi le convierte un gol maradoneano a Estudiantes en una arremetida impresionante que le sacaron en la línea.

Su seguridad desde el fondo fue clave, como en toda su carrera. Tiempista como pocos, voz de mando y un señor capitán. Si alguien merecía ese título era él.

Milito celebra el campeonato Apertura 2002

A fin de año fue elegido el mejor futbolista argentino del 2002. Los mejores equipos del mundo querían contarlo para el próximo semestre, y ya lo había anunciado Real Madrid, que era el mejor.

Gaby ganó el Olimpia de Plata al mejor futbolista argentino de 2002

Pero no salió bien su revisión médica y finalmente continuó su carrera en el Zaragoza de España, donde se dio el lujo de festejarle en la cara una final de Copa del Rey al conjunto Merengue que no confió en él. Contra los Galácticos de Real Madrid se motivaba más y era un muro para Ronaldo, Zidane, Raúl y compañía. También ganó la Supercopa de España, siendo estos dos los últimos títulos del equipo aragonés.

Su gran etapa en Zaragoza

En el 98 y 99 ya había disputado torneos juveniles con Argentina (Mundial Sub 20, Sudamericano y Esperanzas de Toulon). Su alto nivel en Independiente, y luego en España, lo llevó a vestir la camiseta nacional con la mayor. Con la Selección Argentina jugó el Mundial de Alemania 2006 y las Copas América de 2007 y 2011. Jugó 32 partidos y marcó un gol, a Venezuela.

En 2007 lo fichó Barcelona donde formó parte de uno de los mejores equipos, tuvo una mala racha de lesiones que no le impidió ser multicampeón y era uno de los más queridos y escuchados tanto por sus compañeros (gran amigo de Messi), como por el mejor DT de la actualidad y probablemente de todos los tiempos, Guardiola. Por su liderazgo y visión de fútbol, no iba a tardar en convertirse en director técnico.

En 2011 regresó a Independiente, pero sin encajar con un buen momento del equipo de Mohamed y se retiró del fútbol al año siguiente.

Gaby se retira en el Libertadores de América en 2012


En sus dos etapas en el Rojo disputó 210 partidos y convirtió 3 goles. Fue director técnico en 2016, luego de un paso por Estudiantes, donde después volvió tras un paso por Chile. A pesar de los elogios de parte de los planteles dirigidos, los resultados aún no lo acompañaron en su era como técnico.

Hace unos años encabezó una obra estupenda para el club junto al Kun Agüero: el Centro de Alto Rendimiento de Villa Domínico. Así cumplió su sueño de construir algo para el bien de las inferiores… porque “Cuando empuja Milito, Independiente quiere”.

Con el Kun en el Centro de Alto Rendimiento, compromiso con el club que los formó

Si sos hincha del Rojo tenés que gritar, feliz cumple, feliz cumple Mariscal.

Festeja el Mencho

El 1° de septiembre de 1945, nacía en Santa Fe el Mencho Balbuena. Un puntero derecho que reemplazó al legendario Bernao y se cansó de ganar copas. Fue parte del tetracampeón de América y campeón del mundo en Roma.

Jugó 213 partidos entre 1971 y 1975 en Independiente, convirtió 51 goles y con sus desbordes cedió varios más.

Golazo olímpico de Balbuena a San Pablo en 1972 para meter al Rojo en la final de América

Siendo un pibe humilde, el Mencho debutó en Colón, donde permaneció 5 años. Luego pasó por Rosario Central y en 1971 fue transferido a Independiente.

Con el Rojo se transformaría en uno de los mejores wines y sumaría títulos en todos los años, en su primera temporada ya estaba ganando el Metro 71. Después vendría la seguidilla de copas internacionales con las 4 Libertadores consecutivas, siempre como titular al igual que en la Intercontinental ganada a la poderosa Juventus en Italia.

Gol de Balbuena en la final de la Libertadores 1974 contra San Pablo

Con la Selección Argentina disputó el Mundial de 1974. Luego de su gran paso por el Orgullo Nacional, jugó unos partidos en Racing y cerró su carrera como jugador en el fútbol colombiano y salvadoreño.

Después siguió vinculado al club, trabajando con las juveniles durante muchos años.

El Mencho supera a Tarantini en un clásico contra Boca en la Visera

Sus logros en el Rey de Copas:

 4 Libertadores: 1972, 1973, 1974 y 1975
 1 Intercontinental: 1973
 1 campeonato: Metropolitano 1971
 2 Interamericanas: 1973, 1974

¡Feliz cumpleaños Mencho!

Taglia cumple

Hoy cumple 28 años Nico Tagliafico, el querido capitán que levantó la Copa Sudamericana 2017 en el mítico Maracaná. Emblema del compromiso – actitud – intensidad del último gran Independiente, hoy afirmado en la Selección Argentina y Europa.

El saludo histórico volvió al club con Tagliafico de capitán

Surgido de Banfield, integró los seleccionados argentinos Sub 15, 17 y 20. Estuvo una temporada en el Murcia de España y retornó al Taladro en 2013.
Después de una larga novela llegó al Rojo a principios del 2015 y siempre fue una fija en el lateral izquierdo.

La entrega de Tagliafico, triple trabada en un clásico

Un jugador con la personalidad para jugar en Independiente, que se ganó la cinta de capitán a pura entrega y en el momento ideal que el club buscaba retomar su estirpe. Transmitió seguridad en la defensa durante sus tres temporadas en el club, cuando lo requirieron de central jugó tan bien como por la banda. De buen juego aéreo, a pesar de no ser alto. Siempre al límite y dejando todo, pero buen tiempista.

A cada rato terminaba con la cabeza vendada, y así levantó una copa
para el Rey.

Taglia a punto de levantar la copa en el Maracaná, su cinta rememora la historia

Su primera etapa en el club merecía culminar con un trofeo en sus manos. Taglia fue el capitán del equipo de Holan que ganó la Sudamericana 2017 y llenó al continente de fútbol. Imposible olvidar sus salvadas, como en la ida de la final, aún poniendo en riesgo su físico. O verlo saltar más alto que un jugador que le sacaba una cabeza, como en la vuelta con Flamengo… de la misma forma que lo haría en el Mundial con Mandžukić o en Ajax con Sergio Ramos.

Tagliafico presente en el Mundial de Rusia

Con él de capitán, retomó el saludo con los brazos en alto, el de Maldonado y Chivo Pavoni. No se puede describir la emoción de los hinchas Rojos al volver a ver a su capitán dando el paso al frente y saludando a los cuatro costados con el resto del equipo atrás, sea la cancha que sea.

Los festejos en el Libertadores luego del Maracana 17

Jugó 112 partidos en Independiente, convirtiendo dos goles: un fierrazo contra su ex club y uno de cabeza para abrir una goleada en una paliza al River de Gallardo.

Se fue como un emblema del equipo, siendo muy difícil reemplazarlo pero dejando casi 5 millones de dólares al club.

El Capitán y su medalla

Luego de ganar la Sudamericana partió a Europa para romperla en el Ajax. Allí estuvo muy cerca de ganar la Champions con un equipo de muchos jóvenes.

Su gran nivel en Independiente y Ajax le valió la citación a la Selección Argentina. Disputó el Mundial de Rusia 2018 y la Copa América de Brasil 2019. Sin Leo Messi por un tiempo, hasta se dio el lujo de portar la cita de capitán del seleccionado.

¡Feliz cumple Animal!

Muy copado

El 29 de agosto de 1976, el Rey de Copas se consagraba tricampeón de la Copa Interamericana, luego de vencer a Atlético Español de México por penales.

Otra copa que tiene a Independiente como su máximo ganador.

El diario El Mundo de Venezuela resalta la tercera Interamericana del Rey de Copas

La Interamericana era una copa disputada entre el campeón de la Copa Libertadores y el de la Copa de Campeones de la Concacaf, los trofeos más importantes de Sudamérica y de Norte/Centroamérica.

El tetracampeón de la Libertadores volvía a jugarla después de una edición vacante en la que debió enfrentarse con el Transvaal de Surinam. El Rojo la había ganado en sus dos participaciones anteriores, en 1973 y 1974, en ambas cediendo la localía y jugando tanto ida como vuelta en condición de visitante.

El rival sería Atlético Español de México, un club que no existe más pero le dio paso al conocido Necaxa. En esta oportunidad se eligió una sede neutral para los dos encuentros y el Rey de Copas tuvo que viajar a Venezuela.

Programa que promocionaba la Copa Interamericana 1976

El 26 de agosto, en el Estadio Olímpico de Caracas empataron 2 a 2 en la ida. Las dos veces se puso al frente el conjunto mexicano pero enseguida lograron igualar los Rojos con goles de Bochini y Arroyo (algunas fuentes indican que el segundo gol lo convirtió Villaverde, siendo de ser así el único gol en su carrera).

El 29 se jugó el partido decisivo. Los 11 de Independiente en el Olímpico de Caracas fueron: Carlos Gay; Eleazar Soria, Hugo Villaverde, Enzo Trossero y Ricardo Pavoni; Alejandro Semenewicz, Ruben Galván y Ricardo Bochini; Víctor Arroyo, Percy Rojas y Daniel Bertoni.

Volvieron a igualar, esta vez 0 a 0. En los penales lo ganó el Rojo 4 a 2. Convirtieron Pavoni, Bertoni, Soria y Arroyo.

Traigan vino…

El Rey de Copas ganaba así la tercera Interamericana seguida y por los mismos años que acumuló 4 Libertadores al hilo, grandes récords en el fútbol de nuestro continente.

Pocos equipos en el mundo ganaron varios títulos continentales consecutivos

Después de 60 años de las copas en la Era Conmebol… Independiente es el máximo ganador de la más importante del continente (Libertadores), de la que disputaban todos los campeones de la Libertadores (Supercopa), de la secundaria actual (Sudamericana) y de la que unía al fútbol de toda América (Interamericana).

Dueño de América con todas las letras. Puro Orgullo Rojo.

Algunas jugadas y penales de aquel partido

Últimas noticias

1
2
3
4
5
6

Send this to a friend