Así quedamos

Si bien quedó postergado el encuentro entre Arsenal y Colón, por la final de Copa Sudamericana que disputó el Sabalero, con los partidos de ayer finalizó la fecha 13 de la Superliga.

Y con el triunfo del Rojo en Mendoza, más las derrotas o empates de la mayoría de los equipos que ocupan las primeras plazas, Independiente se acomodó, al menos en cuanto a puntos, ya que hablando de posiciones apenas subimos de la mitad de tabla.

Desde la partida de Beccacece y la llegada de Berón como interino se consiguieron siete de los últimos nueve puntos y ahora el Rojo marcha décimo con 20 unidades. La buena noticia es que estamos a cinco de los punteros, que son Boca, Lanús y Argentinos. Todo esto con un partido menos, lo que significa que podríamos aspirar a acortar la distancia a 2 puntos, esos que por ejemplo perdimos en la última jugada ante Unión.

Entre las once fechas que nos quedan, tres son clásicos y rivales directos en la lucha por el título o los puestos de Copas y se jugarán a comienzos del año próximo. En enero recibiremos a River en Avellaneda y en febrero visitaremos la Bombonera y el Cilindro.

Si bien para ilusionarnos de verdad hace falta mejorar y mucho en lo futbolístico, la tabla de posiciones nos muestra una Superliga pareja para abajo, en la que matemáticamente las chances están. Y eso siempre es importante.

Imagen de Google

Las rachas están para romperse

En su visita a Mendoza, Independiente logró traerse tres puntos importantes y cortó una racha muy negativa.

Cada vez que Independiente viaja a Mendoza lo sufre. Hace 50 años que el Rojo no podía ganar en esa provincia y está noche, gracias a los goles de Jacquet – en contra- y Silvio Romero -de penal – el elenco conducido por Fernando Beron pudo cortar con la sequía.

Y curiosamente está no es la única racha que logró doblegar Fernando Beron desde que está al mando del equipo. La semana pasada pudo vencer a San Lorenzo en el Libertadores de América algo que no sucedía desde la inauguración del Estadio.

El uno x uno de la Superliga

Ya analizamos las presencias Ver nota el rendimiento de los juveniles, los que ya no están Ver nota y el de los refuerzos Ver nota.

Ahora le toca el turno a los jugadores que estuvieron durante toda la Superliga y que son en consecuencia los que más partidos disputaron y la base del equipo de Ariel Holan. Se hizo la suma de los puntajes obtenidos por cada uno y se sacó el promedio según la cantidad de participaciones.

Y el mismo indica que el mejor jugador del equipo en la Superliga es Martín Campaña, con 6.39 de promedio. Lo del uruguayo no sorprende en absoluto, de hecho hace rato que es de lo mejor del fútbol argentino. Sus números en Independiente son brillantes y es una de las razones por las que ahora está en Rusia con la Celeste. En la Superliga tuvo extraordinarios partidos ante Talleres (9), Argentinos (8.5), Boca (7.5) y San Lorenzo (7). Además estuvo en el podio de las calificaciones en más de la mitad de sus 23 presentaciones.

Sin contar a Tagliafico (6.27) que ya no está y le cedió la capitanía, el segundo es Alan Franco con 6.21. El central pasó de ser una linda sorpresa de las inferiores para convertirse en una realidad en la zaga de la defensa Roja, mostrando una seguridad y personalidad que tarde o temprano lo llevarán a Europa y la Selección.

El podio lo cierra Nicolás Domingo, con 6.1 de promedio. El cinco que llegó silbando bajito libre de River y terminó siendo un león en el medio, es uno de los mayores aciertos de Holan con las incorporaciones. Y hablando de logros del técnico, llegan los siguientes jugadores, con un promedio casi idéntico. Martín Benítez (5.97) y Maximiliano Meza (5.94) siempre mostraron cosas positivas en su juego, pero no hay dudas del crecimiento futbolístico que lograron a partir de la llegada de Holan. El Misio hoy disfruta de un idilio con el hincha, algo impensado hasta hace poco, mientras que Maxi se perfila para ser titular el sábado en el mundial.

Jonás Gutiérrez y Sánchez Miño están debajo y también entran en los contextos mencionados. El exVélez en el de Domingo, llegando libre y mirado de reojo para terminar rindiendo. Y el zurdo en el de Benítez y Meza, ya que luego de iniciar con mala suerte su periplo en el Rojo con Milito, convenció a la gente y hoy el hincha espera que siga mucho tiempo más en Avellaneda.

Rodríguez y Fernández tienen el mismo promedio, aunque el mediocampista jugó un partido más. Con algunos altibajos, ambos son queridos por los hinchas y se lo ganaron. El Toro debería quedarse a seguir luchando un puesto en el medio Rojo y Lean recuperarse de su lesión y volver a bailar frente a la tribuna.

El resto de los jugadores mantienen un nivel similar de promedio, con algunos partidos en mal nivel como varios de los defensores, o penando por la merma en el poder de fuego del equipo, como es el caso del Puma, que figura último en esta tabla con 5.21.

Superliga Roja: Los refuerzos

Seguimos analizando los números que dejó la Superliga en Independiente. Y luego de las presencias Ver nota juveniles y los jugadores que dejaron el club luego de la primera parte del torneo Ver nota ahora le toca el turno a aquellos que llegaron para completar el plantel de Ariel Holan de cara al primer semestre del corriente año.

De los seis refuerzos que vinieron, dos de ellos son las inversiones más costosas en la historia del club y otro está a la altura de las compras más caras (Rolfi, Denis, Nuñez, Taglia por ej) hasta el año pasado. Ninguno estuvo a la altura de lo esperado, aunque mantienen el crédito abierto. Primero porque se incorporaron tarde y no tuvieron el tiempo necesario para adaptarse física y futbolísticamente, y además porque han demostrado algunos una evolución en el rendimiento sobre el final del semestre. Pequeña, es cierto, pero evolución al fin.

Siempre según los puntajes de Orgullo Rojo, teniendo en cuenta que son calificados cuando juegan más de 20 minutos en un partido, el que más promedio obtuvo es el jugador del que quizá menos se esperaba. Emanuel Brítez llegó desde Santa Fé en una operación sorpresiva y en sus seis partidos jugados siempre cumplió. Debutó con Central y el único encuentro en el que su rendimiento fue flojo fue ante Tigre, al igual que el resto del equipo.

Detrás viene Gonzalo Verón, de irregular semestre. Tuvo partidos muy malos, como su debut ante Temperley y frente a los tucumanos. Pero fue de lo mejor del equipo en los partidos más difícles; con San Lorenzo, Talleres y Boca.

Jonathan Menéndez arrancó con todo, teniendo un debut promisorio siendo figura ante Colón, pero después no volvió a mostrar la misma performance y jugó muy poco.

Braian Romero es uno de los que participó en más partidos (siete), pero solo en tres de ellos obtuvo calificación, ya que en cuatro lo hizo tan solo unos minutos. Al contrario de Menéndez, lo mejor lo mostró sobre el final del semestre. Vale aclarar que su partido más destacado fue en Colombia ante Millonarios, encuentro que no se tiene en cuenta en la tabla al ser de copa.

Tanto Silvio Romero como Fernando Gaibor tienen un análisis similar y en ellos se sintetiza lo que mencionaba al comienzo de la nota. Ninguno estuvo a la altura de lo que se esperaba, pero ambos tienen el crédito abierto. Se nota que saben, que pueden aportar y luego de la pretemporada, el semestre que viene esperamos que empiecen a devolver lo que se pagó por tenerlos. El ecuatoriano, con la diez del Bocha, debutó ante Colón y sus rendimientos fueron de regular para abajo, salvo ante Boca y en San Juan. Mientras que el delantero empezó a jugar frente a Temperley y también fue flojo lo suyo salvo ante Talleres.

Independiente logró con ellos completar un plantel y hacerlo más competitivo, con menos diferencias entre titulares y suplentes. De hecho Holan no debió recurrir a los juveniles en este año. Pero al no haberse destacado, y teniendo en cuenta las partidas de Tagliafico y Barco, no consiguió formar un once titular superador al del semestre anterior. Y a eso tienen que apuntar ahora los dirigentes. Más si se va Meza, el mejor o uno de los más destacados del plantel.

Superliga Roja: Juveniles y los que ya no están

Seguimos repasando las estadísticas que dejó la Superliga de Independiente, que nos ayudan a analizar y entender qué y como pasó. Ya fue el turno de las presencias Ver nota y ahora le toca a los juveniles y los jugadores que solamente disputaron la primera parte del torneo, jugada en el segundo semestre de 2017. Varios de estos últimos claves para el plantel que dio la vuelta en el Maracaná y que aún se extrañan.

Los juveniles son el ejemplo de la falta de plantel que tenía Holan el año pasado, ya que si bien lo evitó y trató de mantenerse siempre en una cantidad de jugadores lo más corta posible, en las instancias finales de la Sudamericana decidió (con buen tino), recurrir a ellos en algunos encuentros. El más recordado, obviamente, es el clásico de Avellaneda, con el que todavía reímos y es por esa razón que se incluye a Damián Albil y su histórico jogging en esta tabla. En el segundo semestre, el único que tuvo rodaje además del veterano arquero es Gonzalo Asís, que jugó el encuentro ante Temperley.

Como podemos ver, ninguno alcanzó los cinco partidos, siendo Domingo Blanco el que más disputó (cuatro), con un flojo rendimiento. Denis es el de mayor promedio, al haber estado solo ante Arsenal y convertido el agónico gol del triunfo Rojo, que le permitió entre otras cosas igualarle el historial al conjunto de Sarandí antes de su descenso. Pero más allá del buen partido de Ezequiel, se podría decir que el mencionado Asís es el de mejor performance, ya que jugó tres encuentros en buen nivel, obteniendo un promedio de 6.16 puntos según las calificaciones de Orgullo Rojo. El resto de los que pudo estar en más de una fecha, no logró destacarse.

Yendo a los que ya no están, nos encontramos con seis jugadores que se pueden dividir en tres grupos de a dos. Erviti y Breitenbruch son los que nadie extraña, sobre todo el veterano, ya retirado del fútbol oficialmente, pero que parecía estarlo cuando aún era jugador del club. Llegó de la mano de Holan luego de una novela, con gran expectativa y nunca demostró nada con la camiseta de Independiente, club del que se fue con otra novela y un promedio de 4.08. Luego Nery Domínguez y Lucas Albertengo son dos jugadores que si bien no eran figuras, contaban con un buen concepto, sobre todo el Flaco, muy querido por la gente. Ambos podrían haberse quedado y sumado. Por último, no hace falta decir lo que extrañamos a Barco y Tagliafico. Al primero por su fútbol y explosión de tres cuartos para adelante, algo que le faltó al equipo en este semestre. Y al excapitán Rojo, hoy esperando el mundial con la selección, por su entrega y liderazgo. En ambos casos, está claro que las ventas debieron dejar más dinero en las arcas del club, pero los dos se querían ir y todavía los echamos de menos.

Análisis de la Superliga: Presencias

Los números muchas veces sirven para explicar lo que ocurrió en un partido, semestre o temporada. Y uno de los ítems estadísticos más importantes es el de la cantidad de presencias que tuvo cada jugador. Eso habla de lo confiable que puede ser cada uno para el técnico y el equipo y de su rendimiento físico, sobre todo en un plantel que afronta otras competiciones además de la liga que en este caso se analiza.

Independiente jugó el primer semestre de la Superliga mientras luchaba la Sudamericana que luego ganó. Y esta segunda parte del torneo y primera del 2018 la arrancó disputando la Recopa y la siguió peleando por pasar la fase de grupos de la Libertadores. Esta doble y por momentos triple competencia, como la que tendrá a partir de agosto, hace que sea imposible para los jugadores participar de todos los encuentros del ámbito local. Pero a pesar de eso son muchos los que estuvieron en el 75% o más de los partidos. Y serían más si tenemos en cuenta que algunos solamente jugaron un semestre, por lo que no llegan ni a la mitad de los partidos pero dieron el presente en la mayoría de los encuentros en los meses que vistieron la camiseta del Rojo. Valen como ejemplo el excapitán Tagliafico, que jugó 9 fechas de la Superliga y Albertengo, que estuvo en diez (2 en pocos minutos); cuando ambos se fueron del club cuando Independiente había disputado 11 encuentros del torneo argentino.

Para la tabla que mostramos a continuación se tienen en cuenta todas las jornadas en las que los jugadores participaron. En la primera columna aquellas en las que jugaron más de 20 minutos y por lo tanto fueron calificados por Orgullo Rojo. Mientras que en la segunda figuran los partidos en los que lo hicieron solo un rato y no llegaron a obtener puntaje.

Llama la atención que el primero no sea Campaña. Primero porque los arqueros tienen un menor desgaste que el resto de sus compañeros y segundo porque el puesto del uruguayo es el de mayor diferencia entre el titular y el suplente. Lo de Martín desde que está en el arco del Rey de Copas es muy destacable, mientras que atrás tiene a un juvenil que como tal es una incógnita y a un veterano que está simplemente para sumar. Igualmente el guardameta es el de más calificaciones, ya que solamente lo supera Sánchez Miño pero porque el zurdo entró cuatro veces desde el banco sin llegar a los 20 minutos de juego.

Lo del exBoca es muy meritorio, ya que solo faltó en tres fechas (Racing, Arsenal y San Martín). Aunque más allá de su extraordinario rendimiento físico, también se puede explicar desde la preferencia del entrenador por Silva, algo que postergó en algunas ocasiones a Miño, haciéndolo jugar más en la Superliga en los momentos claves de los torneos internacionales. El tercero en la tabla es el Torito Rodríguez, quien decidió quedarse a pelear un lugar en el club y no solo lo consiguió, sino que a base de sacrificio y humildad hoy es uno de los mimados de la gente, que pide la renovación de su contrato.

El resto de los integrantes del plantel que participó en al menos el 75% de la Superliga son Fernández y Gigliotti con 22 y Domingo, Franco, Benítez y Gutíerrez, todos con 20. El mundialista Meza los sigue con 19, cerrando el grupo con más presencias. En casi todos es 100% mérito físico, más en el caso de Domingo y Franco, piezas claves y con mucho desgaste del equipo. Benítez jugó hasta desgarrado y todos han mostrado una gran entrega. Y si digo casi todos es porque Jonás en el primer semestre no podía jugar la Sudamericana y por esa razón era siempre un número puesto en la Superliga.

La tabla que mostramos debajo también sirve para explicar la falta de recambio que tenía el plantel a fines del año pasado, algo que se logró corregir con el mercado de pases pasado, a pesar de que la mayoría de los refuerzos no lograron cautivarnos aún. En los momentos definitorios de la Sudamericana Holan tuvo que recurrir a juveniles que solo disputaron un partido, mientras que en este semestre no hizo falta hacerlo. Por eso son 35 los jugadores que utilizó el profesor en la Superliga, desde Miño, Campaña y Rodríguez que están en el podio hasta Denis, Rehak, Barreto y Molina que solo jugaron un encuentro, el último de ellos simplemente unos instantes.

Las chances del Rojo para avanzar a octavos

Después de la -quizás- inentendible nota del martes con todas las especulaciones sobre las posibles combinaciones de resultados y que se necesitaría en la última jornada, quedó todo mucho más claro tras los resultados en Colombia y Venezuela.

El Rojo avanzará a Octavos de final si derrota a Deportivo Lara en el Libertadores de América el próximo jueves a las 21.30. A la misma hora Corinthians recibirá a Millonarios en Brasil.

De la única manera que el equipo de Holan se quedaría con el grupo es si el Timao pierde ante Millonarios y entre la victoria roja y derrota de Corinthians hay 7 goles de diferencia. Una utopía.

Si el Rojo empata también tendrá muchas chances de acceder a octavos de final. De la única manera que no lo haría es si Millonarios gana en Brasil -tiene mejor diferencia que Independiente-.

El caso trágico se daría si el conjunto de Holan pierde ante Deportivo Lara. De esa manera, Independiente se quedará eliminado sin atenuantes debido a que los venezolanos lo superarán en la tabla, más allá de lo que pase en Brasil.

Campaña gigante

La Superliga finalizó e Independiente no pudo obtener uno de los objetivos principales del semestre que era asegurar la participación en la Copa Libertadores 2019. Aunque el que sí pudo conseguir una nueva marca es Martín Campaña.

Si bien el Rojo tuvo un campeonato irregular en la primera mitad de este año, el Rey de Copas logró por segunda temporada consecutiva convertirse en la valla menos vencida con 19 tantos en contra.

Desde su llegada el uruguayo pidió pista y cuando tuvo su oportunidad, demostró que está a la altura de nuestro arco. Partícipe fundamental en la obtención de la Copa Sudamericana, figura descollante en el partido por Recopa ante Gremio -trofeo que se pierde por penales- y figura en más de una fecha de la Superliga. En este torneo, atajó en 23 cotejos y recibió 17 goles en contra.

Los dos goles restantes le fueron convertidos a Damián Albil, quien defendió el arco del Rojo en cuatro partidos de este campeonato, incluyendo el recordado clásico en el que alternó su puesto con Gonzalo Rehak. Solo Arsenal y Tigre pudieron vencer la defensa del experimentado portero.

Racha cortada

Con el triunfo de anoche ante Boca, Independiente cortó una racha de 14 años sin derrotar al Xeneize en Avellaneda. Si bien lo había vencido en el Clausura 2009 en condición de local -2 a 0 con dos goles del Rolfi Montenegro-, ese partido se disputó en la cancha de Huracán, debido a que el Libertadores de América recién sería inaugurado el semestre siguiente.

El último triunfo del Rojo ante Boca en Avellaneda había ocurrido el 19 de septiembre de 2004, por el torneo Apertura. Fue 2 a 1 con un doblete de Federico Insúa, mientras que Neri Cardozo había adelantado a Boca.

En aquel entonces, el equipo era dirigido por Daniel Bertoni. Los once titulares fueron: Carlos Navarro Montoya; Jorge Martínez, Daniel Muñoz Mustafá, David Abraham, Tomás Charles; Renato Riggio, Sebastián Carrizo, Sergio Orteman, Hernán Losada; Federico Insúa y Jairo Castillo. Ingresaron Fernando Lorefice, Martín Fabro y Eduardo Bustos Montoya, mientras que en el banco quedaron Lucas Molina y Carlos Matheu.

A continuación, los últimos resultados de Independiente como local ante Boca:
• Clausura 2006: Independiente 0 – Boca 2 (R. Palacio y M. Palermo)
• Clausura 2007: Independiente 1 – Boca 3 (E. Armenteros (I) // N. Cardozo, R. Palacio y M. Palermo (B))
• Apertura 2007: Independiente 2 – Boca 3 (G. Denis y C.Matheu (I) // G. Rodríguez -e/c -, M. Palermo y L. Gracián (B))
• Clausura 2009: Independiente 2 – Boca 0 (D. Montenegro -2-)
• Clausura 2010: Independiente 2 – Boca 3 (I. Piatti y L. Núñez (I) // L. Monzón, M. Palermo y P. Mouche (B))
• Apertura 2010: Independiente 0 – Boca 0
• Final 2013: Independiente 1 – Boca 1 (C. Morel Rodríguez (I) // S. Silva (B))
• Campeonato 2015: Independiente 1 – Boca 1 (L. Albertengo (I) // G. Burdisso (B))
• Superliga 2017/18: Independiente 1 – Boca 0 (M. Benítez)

Rompe rachas

Por la fecha número 18 de la Superliga, Independiente derrotó a San Martín de San Juan por 4-0 y logró romper con la extensa sequía en tierras cuyanas.

Los goles de Martín Benítez, Fabricio Bustos, Leandro Fernández y Braian Romero le alcanzaron al Rojo para traerse los tres puntos de Cuyo, algo que no conseguía desde el Nacional de 1969, ante el hoy San Martín de Mendoza por 2 a 0 con tantos de Chirola Yazalde.

De allí en adelante, Independiente nunca pudo rescatar un triunfo ni en San Juan ni en Mendoza

Esta tarde el conjunto dirigido por Ariel Holan logró su segunda victoria consecutiva en lo que va del año -por la Superliga- y rompió con el maleficio cuyanos. Está vez, el diablo pudo más que el santo.

Últimas noticias

1
2
3
4
5
6

Send this to a friend