El triplete del Bocha a Racing

Un día como hoy pero en 1974, un tal Ricardo Enrique Bochini, le convertía tres tantos a Racing en la goleada 4 a 1 en la gloriosa Doble Visera de cemento.

El Bocha le respondió al periodista Juan Pablo Varsky un tweet que recordaba el hattrick del Maestro y reconoció que el 74 fue quizás el mejor año de todos.

Además, el Bochita recordó que tras ese partido, apareció por primera vez en una tapa de la famosa revista El Gráfico.

A 55 años del debut de la leyenda

Hoy es un día histórico para todos los hinchas de Independiente. Es que se cumplen 50 años del debut de uno de los símbolos más importantes del club: El Chivo Pavoni.

El Chivo jugaba en Defensor de Uruguay, pero tras la lesión de Tomas Rolan, el Rojo lo fue a buscar y debutó nada más y nada menos que en la Copa Libertadores ante Boca, en una victoria por 2 a 0. Ese 24 de marzo de 1965 comenzaban varios amores, en un trio perfecto. Independiente, Pavoni y la Libertadores, el título preferido del Chivo, quien la ganó cinco veces. Si, cinco, un animal.

En una gran anécdota, revelada hace poco, acerca de la última Libertadores que obtuvo en el 75, contó que: “Yo tuve el honor que la última Libertadores que gané, me la entregó Erico, ya que el tercer partido ante Unión Española se jugó en Asunción. Ganamos 2 a 0 y tener a semejante pedazo de la historia del club entregándome la copa la verdad que es algo inolvidable”.

Tras su retiro como jugador profesional pasó a entrenar equipos inferiores en el Club Atlético Independiente. Además, ha dirigido varias veces al primer equipo en la Primera División de Argentina tras el cese de algún entrenador.

TITULOS DE RICARDO PAVONI

-CAMPEON COPA LIERTADORES DE AMERICA 1965

-CAMPEON CAMPEONATO NACIONAL 1RA DIVISION 1967

-CAMPEON CAMPEONATO METROPOLITANO 1RA DIVISION 1970

-CAMPEON CAMPEONATO METROPOLITANO 1RA DIVISION 1971

-CAMPEON COPA LIBERTADORES DE AMERICA 1972

-CAMPEON COPA LIBERTADORES DE AMERICA 1973

-CAMPEON COPA INTERAMERICANA 1973

-CAMPEON COPA INTERCONTINENTAL 1973

-CAMPEON COPA LIBERTADORES DE AMERICA 1974

-CAMPEON COPA INTERAMERICANA 1974

-CAMPEON COPA LIBERTADORES DE AMERICA 1975

-CAMPEON COPA INTERAMERICANA 1976

Una entrada mundial

En medio de la cuarentena surgen cosas del glorioso pasado de Independiente.

En este caso apareció una entrada de la final de la Copa Intercontinental disputada ante el Ajax en 1972, disputada en Holanda en la que el Rojo cayó ante uno de los mejores equipos de la historia, la base de la famosa Naranja Mecánica.

Fuente: @Ajaxtickets

El partido en Avellaneda se disputó el 6 de septiembre ante 60 mil personas en la Doble Visera y el resultado fue 1 a 1, con tantos del gran Johan Cruyff y el empate sobre el final de Pancho Sa.

En la revancha no hubo atenuantes y los holandeses ganaron 3 a 0 con dos tantos de Johnny Rep y uno de Johan Neeskens.

Goleada eterna

Se cumplen 56 años desde que Independiente aplastó al Santos de Pelé por 5 a 1. Los goles de Luis Suárez, Raúl Bernao y Raúl Savoy pasaron a la historia junto a un equipo que supo ganar todo.

El 1° de febrero de 1964 es una de las tantas fechas que tiene al Rojo como protagonista absoluto. Uno de los tantos días que fundamenta el por qué se habla de tanta riqueza al pronunciar la palabra “Independiente”, aún en los peores momentos del Club.

Es que aquella jornada fue algo especial. No solo porque se inauguraran las luces de la vieja y querida Doble Visera, sino que además en ella se recibía a quien en ese entonces era uno de los mejores equipos del mundo: el Santos.

El equipo brasilero había conseguido el bicampeonato de la Copa Libertadores de América de 1962 y 1963, como también las dos Intercontinentales de los mismos años. Tenía como principal y estelar figura, nada menos que a uno de los mejores jugadores del mundo (y para muchos el mejor): Pelé. “El Santos de Pelé”, casi como si fuera el nombre completo del Club, pasó a ser un equipo recordado por todos los amantes del fútbol y se enfrentaba con otro de los grandes de América. Si bien en esa oportunidad se medía en un plano amistoso con los Diablos Rojos, el nivel competitivo y de euforia permanecía intacto.

El árbitro Luis Ventre pudo ser testigo de los excelentes equipos que se preparaban para un partido histórico acompañado de un estadio que soportaba 65 mil almas que esperaban ansiosos el pitido inicial. Osvaldo Toriani, Rubén Navarro, Tomás Rolan, Roberto Ferreiro, Miguel Mori, Jorge Maldonado, Raúl Bernao, Osvaldo Mura, Luis Suárez, Mario Rodríguez y Raúl Savoy eran los once soldados dirigidos por Manuel Giúdice que vestían las camisetas rojas. En cambio, los que representaban a los brasileros eran Gilmar, Ismael, Mauro, Joel, Geraldinho, Lima, Mengalvio, Dorval, Coutinho, Pelé y Pepe, dirigidos por Lula.

Cuando el primer tiempo finalizó en Avellaneda, ya se podía vivir un clima de pura fiesta. Independiente, con los festejos de Benao, Savoy y Suárez, ya ganaba 3 a 0 y mostraba su mejor versión. Por su parte, la“Chivita” Maldonado había logrado anular por completo el juego del “Rey” Pelé y de quienes los acompañaban.

El segundo tiempo no fue para menos. El Rojo, gracias al segundo tanto de Suárez y el convertido en contra de Lima, pudo concretar los cinco goles que serían recordados por el resto de la historia. Almir había descontado para los de camiseta blanca y el resultado final sería 5 a 1, siendo uno de los mejores bailes que recibió el Santos de Pelé y, por el contrario, una de las tantas hazañas de Independiente de Avellaneda.

En ese mismo año ambos equipos se volverían a enfrentar, disputando la Copa Libertadores, y el Rojo volvería a conseguir una victoria. Pero esa ya es otra de las tantas historias del Rey de Copas…

Su último título

Ricardo Bochini estaba en el final de su carrera con sus 35 años cuando Independiente, luego de que un discutido Jorge Solari se hiciera cargo del equipo, empezaba a pelear aquel metropolitano 88/89, cuya particularidad era que se entregaban 3 puntos al equipo ganador, 1 punto al empate y 1 punto extra al equipo que resulte victorioso en los penales si el resultado en los 90 era de igualdad.

Independiente estuvo atrás de Boca y Racing durante todo el certamen. La primera rueda bajó a Boca en Avellaneda al vencerlo por 2 a 1 con un tanto del Bocha. Racing se caería tras un episodio de violencia ante el por entonces arquero xeneize, Navarro Montoya, durante el Racing Boca de fines del 88.

EL GOL DEL BOCHA EN LA VISERA:

En la segunda ronda, ya en el 89, la cosa fue entre dos. Independiente persiguió a Boca de la mano de Bochini y quedó a un punto teniendolo que enfrentar en la Bombonera. El Rojo, fiel a su estilo paternal durante toda la historia, derrotó al puntero en su cancha, con otro gol del Bocha y lo superó en las posiciones. El Rojo puntero fue imbatible hasta el final y se quedó con ese título, que fuera el último de la gloriosa era Bochini, el cual tuvo su consagración el 25 de mayo de 1989 ante Deportivo Armenio en la cancha de Ferro.

EL GOL DE BOCHINI EN LA BOMBONERA:

El gol a Peñarol

El Bocha no fue uno de esos grandes goleadores de la historia del fútbol solo porque siempre pensó en el equipo antes que en él, siempre vio al mejor ubicado antes que intentar la individual. Fue así que hizo goleadores a muchos delanteros que pasaron cerca suyo a lo largo de los 19 años que vistió la camiseta de Independiente. Pero hubo un día que no vio a nadie solo…

Se disputaba la Copa Libertadores 1976 e Independiente jugaba de local ante su clásico sudamericano, Peñarol de Montevideo, cuando el Bocha decidiría no darsela a nadie. 

Bertolé hizo un saque lateral que quedó en los pies de Astegiano, quien se la tocó al Bocha. Apenas superada la raya central del campo, comenzó la apilada, primero eludió a Julio César Giménez e inició un pique con la pelota atada a sus pies.

Pasó entre Pizzani y Acosta, siempre yendo hacia su izquierda. Se metió luego entre Olivera y Zoryes, dejándolos en el camino. Acosta intentó derribarlo pero el diez lo gambeteó y lo dejó atrás, eludió a Garisto y pisó el área penal. Salieron a cerrarlo González y Olivera, pero Bochini hizo la pausa, cambió de pierna la pelota y con un derechazo la puso mansita en el fondo de la red, superando la estirada de Walter Corbo.

Un gol que 10 años después emularía un tal Diego Maradona -quien siempre reconoció tener de ídolo a Bochini- contra Inglaterra en los cuartos de final del mundial de Mexico 1986.

REVIVILO ACA DESDE EL MINUTO 4:36: 

Las intercontinentales del Bocha

Independiente tenía una gran obsesión y era llevarse su primera intercontinental, tras haber caído en tres ocasiones, la cuarta sería la vencida, ¿de la mano de quien? De Ricardo Bochini.

El cotejo ante Juventus, se jugó en Roma, a partido único, sin embargo a pesar de la adversidad, Independiente tenía a Bochini.

Aquella noche de invierno, Independiente formó con Santoro; Commisso, López, Sá, Pavoni; Galván, Raimondo, Bochini; Balbuena, Maglioni, Bertoni. La Juve puso a Zoff; Spinosi, Marchetti, Gentile, Morini, Salvadore; Causio, Cucurredu, Anastasi; Altafini, Bettega.

No la había pasado bien el equipo que dirigía Roberto Ferreiro en el primer tiempo y a poco de la reanudación, Cuccurredu tiró un penal arriba del travesaño. A diez minutos del final llegó la jugada consagratoria de dos pibes, Bochini-Bertoni. Fue una pared múltiple, con una última devolución de gran categoría de Bertoni y una definición de crack de Bochini, “empalando” apenas la pelota cuando le salía Zoff. Final. 1-0, Independiente campeón.

Pero no fue la única intercontinental que ganó el Bocha, ya que en 1984, cuando uno de los mejores equipos de la historia de Independiente se quedó con la Libertadores de ese año, ganó el derecho de jugar ante el campeón de la Copa de campeones de Europa (hoy Champions League) que era el Liverpool de Inglaterra.

Independiente ganó 1 a 0 con gol de Mandinga Percudani y el Rojo y Bochini (¿alguien duda que son sinónimos?) obtuvieron la segunda Copa Intercontinental, esta vez en Tokyo.

BOCHINI VS LIVERPOOL: 

A 42 años de la mayor hazaña de la historia

El 25 de enero es un día muy importante para Independiente. Es sin dudas uno de esos días en los que vaya a saber por qué la historia nos dijo quiénes somos. Es el cumple del Bocha, el máximo ídolo del club, pero además y con el protagonismo estelar del mismísimo Bochita, se cumplen 42 años de la mayor hazaña del fútbol argentino: el título del Nacional 1977 ante Talleres en Córdoba con 8 hombres en la cancha.

Cuentan los que vivieron aquel glorioso día que el país estaba en un momento terrible, salpicado por una sangrienta dictadura y en las vísperas del único Mundial que se organizó acá y que posteriormente Argentina ganaría. Nunca un equipo que no fuera de Rosario o Buenos Aires había salido campeón. Es más, ni siquiera habían llegado a finales. Pero aquel Talleres tenía un equipazo, integrado por jugadores que meses después salieron campeones del Mundo. 

En el partido de ida en Avellaneda se disputó el 21 de enero, el resultado fue 1 a 1, posicionando mejor a la T de cara a la revancha. El gol de visitante en ese entonces ya “valía doble”, al igual que hoy en los torneos internacionales. Es decir que con el 0 a 0 en Córdoba el campeón sería Talleres. Luciano Benjamin Menéndez, intendente de Córdoba, por aquellos días tenía toda la fiesta preparada. De hecho, según cuenta el Diario La Voz, ya había varios preparativos -avisos publicitarios felicitando y tirada extraordinaria del diario entre otras cosas- por el casi seguro título Tallarín. Sin embargo, el Rojo tenía una sorpresa preparada.

A los 32 minutos de iniciado el partido, Norberto Outes cabeceó un gran centro del Vikingo Trossero y puso al Rojo en ventaja. Con ese resultado era campeón, pero la debacle arbitral estaba por venir. Roberto Barreiro, referee de aquella noche histórica, empezó a cobrar cosas extrañas. A los 15 del complemento sancionó un penal inexistente que Chierini se encargó de ejecutar y anotar el empate, pero lo peor estaba por llegar…

A los 29, Bocanelli marca el segundo para Talleres enviando la pelota a la red con una mano deliberada que se vio, según dicen, desde Ushuaia hasta La Quiaca. En ese momento estallan los jugadores de Independiente dándose los siguientes diálogos:  “Tengo dos hijos y esto me da vergüenza. Écheme”, dijo el capitán del equipo, Rubén Galván. Barreiro le sacó la tarjeta roja. “Esto es una usurpación. ¿Por qué no me echa a mí también?” exclamó Omar Larrosa. El árbitro también lo echó. Mientras que el siempre temperamental Trossero se encargó de decirle de todo a Barreiro, quien procedió a expulsarlo.

Todo era dudas, Independiente se quería retirar de la cancha. No quería prestarse a semejante farsa. Pero hubo una persona que cambió esa historia y torció el destino. José Omar Pastoriza, el Pato, salió del banco exaltado pero juntó a sus ocho jugadores que quedaban en cancha y les dijo las siguientes palabras: “Vayan y sean hombres. Jueguen y ganen el título”. Los ocho jugadores salieron a hacer lo que podían motivados por la palabra de su entrenador. Talleres se perdió varios goles con los que pudo liquidar la historia. Pero no lo hizo, y si enfrente tenés al más grande…

Faltando 7 minutos para el final, el Bocha, el que cumplía 24 esa noche, agarró la pelota y empezó a esquivar rivales, se la tocó a Bertoni que dejó solo a Biondi en posición de gol, le salió Guibaudo, arquero de los cordobeses, y Biondi hizo una gambeta larga para sí mismo y se la tiró al Bochita, quien venía a la carrera y le pegó arriba sin que los defensores de Talleres que intentaban cubrir el arco pudieran hacer nada. 2 a 2, el gol de visitante pasaba a favorecer a Independiente ante las dos igualdades.

La resistencia fue heróica y el mito se convirtió en realidad. Independiente se consagró campeón de aquel Nacional 77 -la final se disputó un día como hoy pero en el 78- empatando el partido de visitante con tres hombres menos, algo único en la historia del fútbol argentino y probablemente del mundo. Ese fue el día que el, hasta ese entonces, seis veces campeón de América seguía escribiendo la historia, probablemente en su página más gloriosa. El día en que la camiseta y un grupo de hombres abanderados por Bochini y comandados por el gigante Pastoriza fueron artífices de aquella epopeya. 

FOTOS: LA NACION

Feliz cumple Bochita

(INCLUYE VIDEO) Un día como hoy, pero de 1954, nació el jugador más importante de nuestra historia, el que hizo gigante a un club enorme, Ricardo Enrique Bochini.

El Bocha, Bochita, El Mago zarateño. Simplemente Él. Es que Bochini fue, futbolísticamente, un ser supremo para Independiente. Un adelantado. El más grande.

A modo de homenaje, el recordado programa de Gonzalo Bonadeo en TyC Sports más de una vez le dio espacio al genio de Ricardo Bochini, pero en este caso le dedicaron un programa completo con sus 25 mejores jugadas (a elección de la producción de “25”) del Bochita.

Orgullo Rojo recopiló el material y te lo presenta en el día del cumpleaños 66 del 10 Rojo para que disfruten de lo que fuimos y lo que tenemos que volver a ser.

PRIMER BLOQUE 

SEGUNDO BLOQUE 

TERCER BLOQUE

De la mano de Dios

Hoy se cumplen 41 años de la consagración en el Nacional 78, cuya final de vuelta se disputó el 10 de enero de 1979, tres días después de la primera.

En la misma el Rojo se enfrentó a River y luego de empatar sin goles en el Monumental, el Bochita frotó la lámpara y convirtió los dos tantos con los que dimos la vuelta en Avellaneda.

Esa noche del diez de enero el Rojo formó con: Héctor Baley; Rubén Pagnanini, Hugo Villaverde, Enzo Trossero, Osvaldo Pérez; Omar Larrosa, Carlos Fren, Ricardo Bochini; Antonio Alzamendi, Norberto Outes, Alejandro Barberón.

Es una linda oportunidad no solo para recordar aquel título sino también para darse el gusto de ver las imágenes que hay en internet de las dos finales y disfrutar al Bocha y a todo el equipo del Pato Pastoriza y por qué no, también a figuras de River como el Pato Filliol, que en la revancha le tapa un cabezazo increíblemente a Alzamendi.

PRIMERA FINAL

SEGUNDA FINAL

Send this to a friend