88/89 – El video

Hace 30 años el equipo del Indio Jorge Solari se consagraba campeón del torneo 88/89, el duodécimo local de la historia de Independiente.

La vuelta olímpica llegaría luego de dar vuelta el encuentro ante Armenio de la 37° fecha, en una cancha de Ferro colmada, con goles de Insúa y Massacessi.

Lo que presentamos a continuación es un especial de la revista El Gráfico, con los goles del equipo, destacando los clásicos ante el Boca de Pastoriza y el consagratorio. Además una nota con Don Pedro Iso, el Presidente del club en aquel entonces. Esto y mucho más en una hora y media para disfrutar.

Fecha Patria del Orgullo Nacional

El 25 de mayo de 1989, Independiente se consagraba campeón del fútbol argentino por duodécima vez. El Rojo derrotó a Deportivo Armenio en cancha de Ferro para asegurarse el título en la anteúltima fecha.

El equipo cerró una gran temporada, sacándole una amplia diferencia a sus perseguidores, 8 puntos a Boca (segundo) y 16 al tercero, Deportivo Español.

Fue el último título del maestro Ricardo Enrique Bochini, que se destacó por su magia y convirtiendo ante Boca en ambos partidos.

Arriba: Cicapolli, Touriño, Serussi, Bianco, Vargas, Morales, Pereira, Giusti, Delgado, Ríos, Fernández Schnorr, Solari, Bonells y Paciullo. En el medio: Fenema, Merlini, Insúa, Bochini, Monzón, Massacessi, Ludueña, Vázquez, Clause y Las Heras. Abajo: Gambeta, Capitano, Ubaldi, Erba, Osterrieth, Reggiardo, Alfaro Moreno y Marcovich.

Se trató de un un torneo a dos ruedas en el que Independiente fue siempre de menor a mayor. Hubo una regla particular en la que los empates definían un punto extra por penales, algo que no sería influyente en las posiciones ni terminaría dando resultado para emplear a futuro.

La primera parte fue relativamente pareja, con varios equipos en la lucha no solo del título sino de la entrada a la Libertadores. Había dos cupos en disputa para ingresar a la Copa de 1989, para quienes lideraran la primera ronda.

El Rojo de Solari tuvo un comienzo irregular y llegó a la fecha 10 en su peor momento, con la continuidad de su director técnico en duda tras 4 partidos sin triunfos. Iba a recibir en la Visera al Boca Juniors puntero, el rival indicado para despegar o para empezar a despedirse del campeonato.

Sería un triunfo muy importante para empezar a cambiar el rumbo, el 2 a 1 final con tantos del Bocha y Delgado le cortaba una racha de 6 victorias al hilo al hasta entonces líder.

Con el correr de las fechas Racing empezó a liderar la tabla, con Boca, Deportivo Español e Independiente a la expectativa.

Llegando al final de la rueda, Independiente, que corría de abajo, vencía al River de Menotti en El Monumental, mientras se suspendía el Racing – Boca en Avellaneda por una agresión al arquero visitante.

El desenlace estaba en veremos y la clasificación a las copas quedó en manos del Tribunal de Disciplina. Independiente sería perjudicado por una resolución polémica, al otorgarle la AFA los puntos a Boca por el juego suspendido y no sancionar a Racing hasta finalizado el campeonato, de esta forma quedó tercero a apenas dos puntos de ellos sin poder ingresar a la Libertadores con un buen presente.

Termina la primera rueda y una resolución de AFA dejaba a Independiente fuera de la Libertadores 89

La segunda rueda, en el primer semestre de 1989, sería distinta. Racing no paraba de perder puntos y el Rojo seguía de cerca a Boca con quien pelearía definitivamente el torneo.

Promediando el semestre se jugaba el partido del año, Independiente visitaba La Bombonera con el objetivo de alcanzar al Xeneize en la cima del campeonato y lo iba a vencer con una autoridad absoluta por el mismo marcador que en Avellaneda, 2 a 1. Y al igual que en ese clásico de la primera rueda, Bochini volvía a brillar y a convertir.

Festejo en La Bombonera, triunfo en el partido más importante del campeonato

Después de un gran clásico en cancha de Boca, Independiente debía confirmar que estaba para campeón. Y vaya si lo hizo, de ahí en más, no iba a soltar la punta del campeonato.

En las 9 fechas restantes fueron 8 triunfos y un empate en el clásico de Avellaneda, que luego ganaría por penales. Un cierre inolvidable de un equipo que fue haciéndose cada vez más fuerte.

Insúa, Morales, Reggiardo y Ludueña celebran

El Rojo había sacado una ventaja considerable y en las últimas fechas solo restaba esperar el día de la consagración.

El 25 de mayo, con el empate de Boca y el triunfo ante Armenio en Caballito, matemáticamente se terminó de definir el campeonato. En los papeles el visitante era Independiente, sin embargo sus hinchas ocuparon todas las tribunas de la cancha de Ferro y una multitud entonó el himno argentino. El partido no fue nada fácil, Deportivo Armenio, que se iba al descenso, daba la sorpresa pero en el final sería victoria 2 a 1 con goles de Insúa y Massacessi.

Una multitud invade Caballito el día de la consagración, los cuatro costados fueron rojos y mucha gente quedó afuera

Para conquistar el título, los Rojos ganaron 22 partidos, empataron 11 y perdieron 5.Fueron el equipo más goleador y el de mayor diferencia de gol.

Un justo ganador y lejos de sus perseguidores.

En el Día de la Patria, Independiente sacó su Orgullo Nacional y gritó campeón de Primera División después de seis años.

Posiciones Finales Campeonato 1988/89

#EquipoPtsPJPGPEPPGFGCDIF
1Independiente843822115583226
2Boca Juniors763819109553817
3Dep Español683816148453114
4River Plate673816139613625
5San Lorenzo6638161012584414
6Talleres (C)653816121048435
7Argentinos613813169553916
8Estudiantes (LP)6138151211534112
9Racing Club59381317847407
10Gimnasia (LP)573810161231301
11Velez5438817133754-17
12Newells51381114134243-1
13Rosario Central51381017114954-5
14Dep Mandiyu (C)5038719123544-9
15Platense50381111163651-15
16Racing (C)50381111163854-16
17San Martin (T)46381210163850-12
18Ferro4538814163643-7
19Dep Armenio3738515182957-28
20Instituto313879223865-27

La tercera en casa

El 24 de mayo de 1972, Independiente ganaba su tercera Copa Libertadores de América luego de vencer en la final a Universitario de Perú. Esa copa sería la primera del histórico tetracampeonato consecutivo, el comienzo de una era inigualada.

C:\Users\user\Pictures\Escaneadas Independiente\El Gráfico (Issu)\Copa Libertadores Volúmen 1 (1960- 2010)\1972 Comienza una era inigualada - tetracampeón consecutivo.jpg

La clasificación del Rey de Copas a la Libertadores de 1972 fue probablemente la más difícil de todas, no le alcanzó ni con ganar el Metropolitano de 1971, debió jugar una Liguilla Pre Libertadores con el subcampeón del Nacional 1971, San Lorenzo, que lo había eliminado por penales en la semifinal del mismo torneo.

Independiente vencería a un duro Ciclón en cancha de Boca (estadio neutral) con un gol de Pastoriza. La clasificación a la Copa fue un premio merecido por su campaña sensacional.

Independiente integró el grupo 1 de la Copa junto a Rosario Central, que había ganado el Nacional, y al campeón y subcampeón de Colombia, Independiente Santa Fe y Atlético Nacional.

Obtuvo buenos resultados de visitante con dos empates y una victoria 4-2 a Santa Fe en Bogotá. De local no tuvo inconvenientes para vencer a los tres equipos por el mismo resultado, 2 a 0. De esa manera ganó el grupo y superó la Primera Fase.

El arquero evita otro gol del Pato Pastoriza

En la Segunda ronda, camino a la final, se enfrentaría con Barcelona de Guayaquil y San Pablo.

C:\Users\user\Pictures\gol olímpico balbuena a san pablo 1972 segunda fase.jpg
El diario Clarín anuncia que Independiente es finalista. Gol olímpico de Balbuena al San Pablo

El Rey de Copas empató en Ecuador y perdió por la mínima en el Morumbí. Definió el grupo semifinal en su invencible Doble Visera, fue 1-0 a Barcelona y 2-0 a San Pablo en el partido decisivo.

En la final lo esperaba un equipazo de Universitario, que venía de superar a los dos gigantes uruguayos. El equipo peruano contaba con muchas figuras de la mejor generación que tuvo su país, la que dejó a la Selección Argentina fuera del Mundial del 70: Chumpitaz, Muñante, nuestro conocido Percy Rojas, Ramírez, Oblitas…

C:\Users\user\Pictures\Escaneadas Independiente\Libro 2000\1972 campeón Libertadores - gol de Maglioni (hizo los 2) a Universitario.jpg
Maglioni, autor de los dos goles en la final, vence al arquero de Universitario

No pasó demasiado en la final de ida en el Estadio Nacional de Lima, el buen equipo local sintió la responsabilidad de ganar en su casa y un 0 a 0 le dejaba la serie a tiro a Independiente.

El saludo de los capitanes antes de la primera final

En Avellaneda había un clima especial, como el que se sintió toda la vida en esta clase de partidos.

Independiente formó esa noche con: Miguel Ángel Santoro; Eduardo Commisso, Francisco Sá, Luis Garisto, Ricardo Pavoni; José Pastoriza, Miguel Ángel Raimondo, Alejandro Semenewicz , Agustín Balbuena; Eduardo Maglioni (Magán) y Hugo Saggioratto (Mircoli).

La duda de Pedro Dellacha para el once titular era si incluir o no a Eduardo Maglioni, que por un desgarro no venía jugando. Finalmente haría de la partida y sería incontrolable para la defensa peruana, de entrada puso el 1 a 0 con un zurdazo al primer palo y ya en el segundo tiempo comenzaba a liquidar la historia luego de que “el Pato” Pastoriza le bajara la pelota de cabeza.

En los últimos minutos descontó Percy Rojas, que más adelante ganaría una Libertadores en Independiente. Universitario fue por el empate pero no le alcanzó, la defensa de los “Rojos” estuvo muy firme con el Chivo Pavoni como estandarte.

El final desató una fiesta que emocionó a propios y extraños, hubo festejos hasta altas horas de la noche. Independiente otra vez campeón de América.

C:\Users\user\Pictures\Escaneadas Independiente\Sudamericana 2010\1972 vuelta olímpica copa Libertadores vs Universitario - Pastoriza.jpg
Empieza la vuelta olímpica en la cancha de Independiente, su tercera Libertadores

El Rey confirmaba que su fama de invencible en La Doble Visera no era cuento. Seguía sin caer en su estadio ante un equipo extranjero por competencias internacionales, 12 victorias y un empate por Copa Libertadores y sin conocer tampoco la derrota frente a los europeos por la Intercontinental.

La racha duraría muchos años más, y la seguidilla de copas Libertadores también…


Una fecha, dos glorias

Un 23 de mayo como hoy, nacieron dos grandes de la historia Roja, el “Pato” Pastoriza en 1942 y el “Vikingo” Trossero en 1953.

Más allá de su día de nacimiento, separados por 11 años, algunas coincidencias entre ellos son increíbles: ambos santafesinos, debutaron en Colón, más adelante se convirtieron en ídolos de Independiente y se fueron a Francia para después volver al club que más los marcó en su carrera y ganarlo todo juntos, uno como director técnico y otro como capitán.

Enzo y el Pato festejan la hazaña del Nacional 1977. Campeón con 3 jugadores menos

Luego de hacer las inferiores en Rosario Central, José Omar Pastoriza debuta profesionalmente en el ascenso con Colón de Santa Fe. A los dos años es transferido a Racing Club y se consolida en Primera División.

En 1966 hubo un trueque de jugadores pesados entre los equipos de Avellaneda, el bicampeón de América Miguel Ángel Mori pasó al Racing de José Pizutti mientras que José Omar Pastoriza dejó la Academia para convertirse en caudillo del Rey de Copas.

Los títulos del “Pato” llegaron enseguida, primero con el contundente Nacional de 1967 y más adelante con los angustiosos Metropolitanos de 1970 y 1971. La frutilla del postre fue su último logro como jugador, la Copa Libertadores de 1972 antes de irse a Europa.

Jugó un total de 213 partidos en el Orgullo Nacional y convirtió 41 goles.

Se trató de un jugador hecho para el Rojo; gran volante que manejaba la mitad de cancha, con corte y distribución, técnico y de buena pegada (metió muchos goles de tiro libre). Sobre todo con personalidad y liderazgo, tanto adentro como afuera de la cancha, al punto de ser el máximo referente de Futbolistas Agremiados y encabezar la emblemática huelga que cambió la historia del jugador profesional argentino. Por algo iba a ser el director técnico más ganador de Independiente.

En 1971, Pastoriza fue elegido el mejor futbolista argentino del año por el Círculo de periodistas argentinos. Un premio otorgado desde el año anterior, cuando lo había ganado Héctor “Chirola” Yazalde, compañero suyo en Independiente.

El Pato Pastoriza, el Chivo Pavoni y la Copa Libertadores. Historia de Independiente

Al mismo tiempo que Pastoriza se iba a Francia, un joven Enzo Trossero iniciaba su carrera también en Colón de Santa Fe.

En 1975 pasa a Independiente junto a su compañero Hugo Villaverde, para formar la mejor zaga en la historia del club. El Vikingo iba a jugar 345 partidos en sus sus dos etapas con los Rojos.

Convirtió 57 goles en Independiente, siendo uno de los defensores más goleadores del fútbol mundial, ubicándose en el puesto 15 con 78 goles en su carrera. Demasiados para ser un central fuerte, sin dudas un referente y un ganador.

Con Pastoriza como director técnico, Trossero ganó la Copa Interamericana 1976, luego el Nacional de 1977 y de 1978. Hasta que en 1979 se fue a jugar al fútbol francés.

En 1982 regresa a Independiente y al año siguiente coincide nuevamente con Pastoriza de técnico.

Luego de dos subcampeonatos, Independiente gana el torneo de 1983. El Vikingo marca el gol para asegurar el título, contra un Racing que descendía de categoría.

Tapa del gráfico, luego del inolvidable Independiente 2 Racing 0 de 1983

En 1984, Trossero iba a ser el encargado de levantar la Copa Libertadores y la Intercontinental en Japón.

Enzo Trossero y Néstor Clausen levantan en Japón la Intercontinental 1984 ganada a Liverpool

Tanto Pastoriza como Trossero tuvieron protagonismo en la hazaña más recordada del fútbol. Talleres había empatado con un penal inventado por el árbitro que después le convalidaría un gol con la mano y tras esa jugada expulsaría a 3 jugadores de Independiente por protestar, en una final del Nacional 77 que ya era un despojo. Entre los expulsados estaba Trossero, que sería sancionado por mucho tiempo.

Cuando todo se vino abajo e Independiente quería irse, apareció el señor Pastoriza y mandó el equipo al frente: “¡Vayan, sean hombres, jueguen y ganen!”.

El final fue para decir “Gracias señor Pastoriza…”

El Rey vs. colombianos

El Rey de Copas va a enfrentar a Rionegro Águilas Doradas de Colombia por la Segunda Fase de la Copa Sudamericana 2019.

El historial copero contra los equipos colombianos es favorable, ya que el Rojo ganó 13 partidos y apenas perdió 5, todos por la mínima. Sin embargo en los duelos de copa, eso no es lo más importante e Independiente lo entendió durante toda su gloriosa historia. Es que el Rey superó 3 de las 4 series mano a mano contra los cafeteros y también avanzó las 6 veces que compartieron grupo, siempre relegándolos, aún cuando en 3 de esos grupos había dos colombianos juntos.

La historia comienza con el primer gran logro de Independiente, la Libertadores de 1964. Los “Rojos” campeones argentinos, empezaron la copa ganándole el grupo a los ganadores de liga de Colombia y Perú: Millonarios y Alianza Lima.

Millonarios llegaba como tetracampeón en su país, luego de ser también protagonista con su “Ballet azul” en los ’50 que fue la mejor era del fútbol Cafetero conocida como “El Dorado”.

Independiente comenzó perdiendo en Avellaneda pero luego golearía por 5 a 1 con goles de Suárez (2), Rodríguez (2) y Savoy.

En Colombia no se llegó a jugar por un problema con la Federación local, por lo que los equipos de ese país no volvieron a jugar la copa hasta 1967.

Millonarios sale a la cancha de Independiente con la bandera argentina y es recibido por aplausos (1964)
Gran volea y gol de Mario Rodríguez en el primer choque oficial de Independiente con un equipo de Colombia (5-1 a Millonarios)

El Rojo volvió a enfrentarse a equipos colombianos en 1968, compartiendo grupo otra vez con Millonarios y con Deportivo Cali. En un grupo dominado por Estudiantes, hubo una gran disputa por el segundo lugar y debimos desempatar contra Deportivo Cali. El único enfrentamiento neutral se definió en Perú, y fue triunfo Rojo por 3 a 2 para pasar de fase.

En la seguidilla de Libertadores de los ´70, Independiente arranca su grupo otra vez enfrentándose a colombianos. Gana el grupo de 1972 superando con holgura a Atlético Nacional e Independiente Santa Fe, iniciando así la serie de 4 copas consecutivas. En el 73 enfrenta a Millonarios en la Segunda Fase, en un grupo de tres con San Lorenzo de Almagro. Cae por la mínima en Colombia y triunfa 2 a 0 en Avellaneda, y para ser finalista haría la diferencia en el mano a mano con San Lorenzo.

Óscar Villano y Ricardo Pavoni, capitanes de Millonarios e Independiente previo al partido del 73
Balbuena de cabeza liquida el partido con Millonarios por la copa del 73B

Por la Copa Libertadores del 79, Independiente gana su grupo con autoridad dejando afuera a Deportivo Cali y Millonarios.

Una década más tarde, en los comienzos de la Supercopa Sudamericana, el Rojo enfrentó en cuartos de final de la edición del 89 a un Atlético Nacional campeón vigente de América. Empate 2 a 2 en Medellín luego de ir perdiendo 2 a 0 y victoria en Avellaneda 2-0 para ganar la serie. Independiente finalizaría la copa invicto, cayendo en la final por penales.

En 1995 se repite instancia, copa y rival. El Rey iba por su segunda Supercopa consecutiva y se enfrentaba al Atlético Nacional que venía de ser finalista de América. Fue derrota 1-0 en Colombia y victoria en la Doble Visera por 2 a 0 para seguir avanzando en la copa que ganaría en el Maracaná ante el Flamengo.

Resumen de los dos encuentros del 95:

El Rojo tendría que esperar hasta la Sudamericana 2010 para volver a enfrentarse a un conjunto Cafetero y superaría a un duro Tolima (puntero en Colombia) después de dos empates en los que hizo valer los goles de visitante. Después de 15 años, en cancha de Racing volvía a eliminar a un colombiano antes de consagrarse campeón.

El siguiente choque se dio en la Sudamericana 2015, siendo el único antecedente desfavorable del Rey de Copas. En un primer partido en el que no salió nada, ya que el Ruso Rodríguez falló un penal y tuvo una floja reacción en el gol, el Rojo cayó en el Libertadores de América con Independiente Santa Fe en lo que sería la primera derrota de local con un colombiano. En Bogotá no pudo revertir la serie y empató 1-1 con el equipo que saldría campeón.

El último antecedente fue en la Copa Libertadores del año pasado, compartiendo grupo con Millonarios (rival colombiano más enfrentado) y logró superarlo en Avellaneda antes de conseguir un valioso empate en Bogotá para pasar de ronda.

En dos semanas se verá si Independiente hace pesar su historia y logra pasar de ronda o no.

El día del futbolista

El Día del Futbolista Argentino se celebra todos los 14 de mayo y tiene su origen en un gol que fuera convertido por la Selección argentina de fútbol al seleccionado inglés, durante un partido que jugaran ambas selecciones en la cancha de River Plate y cuyo resultado fue de 3 a 1 a favor del conjunto local.

El mencionado tanto fue marcado por el jugador Ernesto Grillo, quien, por dicha anotación, fuera proyectado en forma directa a la leyenda de figuras y hechos relevantes del fútbol argentino. Ese día, que se constituyó en la primera victoria de Argentina ante Inglaterra, el equipo nacional jugó con una delantera integra de Independiente, la famosa compuesta por Micheli, Cecconato, Lacasia, Grillo y Cruz.

La gloria Roja, que estuvo presente en los grandes hitos de la selección Argentina, no podía faltar. En 2017 nos dimos el gustazo de entrevistar a Micheli, Cecconato y Cruz y dejaron un momento eterno para el recuerdo. Ellos mirando, por primera vez, el video de la goleada 6-0 al Real Madrid.

Revivilo acá y mirá las reacciones de los protagonistas:

Feliz cumple Bochita

(INCLUYE VIDEO) Un día como hoy, pero de 1954, nació el jugador más importante de nuestra historia, el que hizo gigante a un club enorme, Ricardo Enrique Bochini.

El Bocha, Bochita, El Mago zarateño. Simplemente Él. Es que Bochini fue, futbolísticamente, un ser supremo para Independiente. Un adelantado. El más grande.

A modo de homenaje, el recordado programa de Gonzalo Bonadeo en TyC Sports más de una vez le dio espacio al genio de Ricardo Bochini, pero en este caso le dedicaron un programa completo con sus 25 mejores jugadas (a elección de la producción de “25”) del Bochita.

Orgullo Rojo recopiló el material y te lo presenta en el día del cumpleaños 64 del 10 Rojo para que disfruten de lo que fuimos y lo que tenemos que volver a ser.

PRIMER BLOQUE 

SEGUNDO BLOQUE 

TERCER BLOQUE

Yo era campeón…

El 22 de diciembre de 1983 es una fecha que pocos hinchas de Independiente pueden dejar en el olvido. Es que ese día, el “Rojo” derrotó a Racing por 2 a 0, se consagró campeón y, además, mandó al descenso a su eterno rival.

El clásico de Avellaneda marcó el epílogo del campeonato, algo totalmente inusual para estas épocas, donde la violencia no permite encuentros de riesgo sobre el final de los torneos. En la década del ochenta y con una democracia floreciendo, el partido se jugó sin inconvenientes.

El “Gringo” Giusti marcó el primer gol para el equipo que dirigía el gran “Pato” Pastoriza y el capitán Enzo Trossero decoró el triunfo para dar la vuelta olímpica. Inolvidable recuerdo para la parcialidad de Independiente, que copó la ya vieja “Doble Visera” con más de 50 mil localidades vendidas.

Cabe destacar, que el año siguiente, el equipo del “Pato” conquistó América al conseguir la Copa Libertadores y, luego, el mundo al derrotar al Liverpool en Japón con el recordado gol de “Mandinga” Percudani tras una nueva habilitación de Ricardo Bochini.

A 27 años de la despedida del Bocha

El 19 de diciembre de 1991 Ricardo Bochini tuvo su merecido partido de despedida, con él se iría la mística dorada y el hambre de gloria.

La historia del más grande del club se cerró con un partido despedida en donde se lo vio nacer, la Doble Visera.

Uno de los dos equipos que disputó el encuentro, lució camiseta blanca, y estuvo conformado por ex compañeros y amigos, se enfrentaron al equipo titular de Independiente de aquél año. Bochini jugó un tiempo para cada uno de los conjuntos. Los Rojos ganaron 6-4 y el Bocha cerró el partido con un golazo al ángulo.

Cabe destacar que hoy se cumplen 27 años de aquel homenaje al bocha que aún hoy en día más de uno lo sigue recordando.

A 23 años de la primera

Hoy hace exactamente 23 años el plantel de Miguel Ángel López se estaba preparando para una noche que quedará grabada por siempre en las páginas de gloria del Rey de Copas.

El equipo del Zurdo se enfrentaba al temible Flamengo de Romario (Goleador campeón del mundo un año antes) en el aún más temible Maracaná, con 100.000 torcedores esperando dar vuelta el 2 a 0 sufrido en Avellaneda.

El Rojo salió a la cancha con Mondragón, Clausen, Rotchen, Bustos, Domizzi; Molina, Serrizuela, Cagna, Gustavo Lopez; Alvez y Mazzoni. A pesar del gol de Romario a los 62, Independiente pudo aguantar la ventaja y se coronó bicampeón de la Supercopa, convirtiéndose además en el primer equipo extranjero en dar la vuelta en ese mítico estadio.

La Copa había arrancado con un empate sobre la hora ante el Santos en Avellaneda, resultado que se repitió en Brasil y obligó al gran Mondragón a lucirse para obtener el pase a los cuartos de final, donde nos esperaba el Atlético Nacional de René Higuita. En Colombia perdimos uno a cero y en la Doble Visera Gustavo López venció dos veces de penal al legendario arquero para pasar a semis.

En esa instancia el rival fue nada menos que el River de Ramón Díaz, que encima arrancó ganando dos a cero en casa. Gracias a la Chancha Mazzoni se logró empatar y luego de otra paridad en el Monumental se llegó a una de las definiciones por penales más disfrutadas en la historia Roja, la que consagró a Faryd como ídolo y llevó a un equipo muy criticado en el campeonato local a otra final internacional, tal como manda nuestra enorme historia.

En Avellaneda la Chancha y el incansable Pájaro Domizzi lograron una ventaja que alcanzó para llevar una nueva copa a la vitrina del Rey. La primera de las dos vueltas en Río de Janeiro…

Resumen Supercopa 1995:

Segunda Final:

Últimas noticias

1
2
3
4
5
6

Unidos 417

Send this to a friend