Uno x uno vs. Arsenal

Martín Campaña (6.5): Balance positivo para el uruguayo. En el primer tiempo tiene una sola intervención, salvando de gran manera un grosero error suyo. En el complemento tapa un mano a mano a los 69 y tiene intervenciones buenas, sacando un tiro con la rodilla y saliendo rápido a despejar en una contra. También una duda, como esa en el centro que se le escapó y tuvo que contener en dos tiempos. Sacó a upa a Mercado del campo como si fuera un niño.

Fabricio Bustos (5): Flojo lo del Tractor, sin pesar en lo mejor que hace que es atacar y errando en los centros. A los 4 llegó al fondo y la tocó ante la salida del arquero, pero mandándola al techo del arco. A los 50 tira tan mal un centro que casi se mete en el segundo palo.

Sergio Barreto (5): Si bien no tuvo grandes errores y ganó algunos manos a manos marcando, mostró problemas con la pelota y dejó más dudas que certezas pensando en la posible partida de Franco. Aunque eso claro, es culpa de los dirigentes y no del pibe que está haciendo sus primeras armas.

Alexander Barboza (4): Otro flojísimo encuentro del central, que ya volvió a tener una relación difícil con los hinchas. Nunca brinda solvencia ni seguridad y encima tiene errores muy visibles como a los 69, cuando primero lo pasan fácilmente y después pifia el rechazo. Pateó mal un tiro libre y jugó casi de 9 la etapa final del partido.

Juan Sánchez Miño (5): Sin mayores intervenciones ni tampoco grandes fallas. No tuvo peso en el desarrollo. A los 46 mandó un centro bajo que un defensor sacó con lo justo al córner.

Diego Mercado (4.5): Flojo lo del pibe, que jugó condicionado la mayor parte del partido. Nunca dominó en el medio y participó del juego con pases cortos únicamente. Terminó acalambrado, a upa de Campaña. Ojalá pueda mostrar el gran nivel que tuvo en la reserva.

Carlos Benavídez (3): Que alguien le revise la partida de nacimiento porque debe haber un error. Caso contrario, es el primer Charrúa sin compromiso que veo. No muestra intenciones de querer participar del desarrollo y vive sacándose la pelota de encima. Una lástima, porque a veces se nota que tiene clase.

Braian Romero (3): Un desastre, de los puntos más bajos. Atolondrado y sin claridad, encima pierde la marca en el gol rival.

Gastón Togni (5.5): No la rompió ni mucho menos, pero su vuelta dejó sensaciones positivas, sobre todo en un puesto en donde no hay variantes. Tuvo algunas apariciones con centro en el primer tiempo y logró progresar en otras.

Andrés Roa (6.5): Es displicente, hasta vago muchas veces, y elige muy seguido la que parece más difícil. Pero cada vez que juega nos deja con ganas de verlo más tiempo. En parte porque muestra cosas distintas que le faltan a este equipo, y además por las malas actuaciones de sus compañeros. Tuvo buenos arranques de jugadas como a los 16 en la que luego abre para Silvio y se sacó rivales de encima varias veces, algo que en este contexto es un lujo. En el complemento se lo vio cansado, aunque bajó y recuperó varias pelotas.

Silvio Romero (5): Difícil calificar al goleador del Rojo. Porque no pierde pelotas ni erra chances de gol, ni tampoco se lo ve con una actitud negativa. Simplemente es la mayor víctima de la falta de juego y precisión que tiene Independiente en los metros finales. Buen taco para Romero promediando el primer tiempo y no logra conectar a los 41 en la única posibilidad que tuvo.

Leandro Fernández (6): Reemplazó a Benavídez a los 61 y entró con mucha actitud, con esa locura que tiene, que por momentos es positiva, como cuando reventó el travesaño de zurda. Pero lamentablemente otras veces es negativa, como cuando decide sacarse la remera amonestado, luego de hacer un golazo de tiro libre. Así es este delantero, tómalo o déjalo.

Brian Martínez (5.5): Entró a los 67 por Romero y si bien no se destacó, logró concretar jugadas por ambos costados cuando las papas quemaban.

Alan Velasco: Jugó el último cuarto de hora del complemento por Roa y prácticamente no tuvo participación en el partido este pibe que la rompe en reserva.

Lucas Pusineri: Después de la goleada ante Central esperábamos el inicio de una racha positiva, pero pasó lo contrario, empezando en el clásico. El equipo no levanta y las variantes no surgen demasiado efecto, algo que obviamente preocupa. Falta precisión y calma para definir mejor jugadas que arrancan bien y se diluyen en los metros finales. Hay una falta de inteligencia colectiva a la hora de tomar decisiones que irrita, y es algo en lo que él no tiene nada que ver. Como por ejemplo tener un lateral a favor cerca del área final y tocar para atrás hasta que el árbitro termine el primer tiempo, o sacarse la camiseta amonestado y gritar desaforado un empate en vez de ir a buscar la pelota para tratar de ganarlo. La tenés jodida Lucas, ojalá puedas sacarla adelante.

Uno x uno vs. Fortaleza

Martín Campaña (7.5): Muy buen partido del uruguayo, con mucho trabajo en el primer tiempo, exigido en tres centros de pelota parada y tapando un mano a mano a los 20. En el complemento roza justo una definición de Osvaldo.

Fabricio Bustos (7): Le costó en algunas jugadas en defensa con Osvaldo, pero en ataque tuvo una gran labor, participando de las mejores acciones. Se la jugó a los 14 en el área y logró tapar el remate del rival. Desborda y mete el centro atrás en el gol y le sirvió lo que debió haber sido el segundo al Chaco a los 75. La gente le reconoció su actitud.

Alan Franco (6): También tuvo problemas con Osvaldo, como en la primera que queda mano a mano a los 6. Mejoró en el complemento, ganando varias veces y yendo a buscar sobre el final, como en la que baja de cabeza para el Chaco.

Alexander Barboza (4): Flojísimo partido del central. Doble error grosero a los 20, primero regalando la pelota y después calculando mal y perdiendo en velocidad con el delantero que quedaba mano a mano con Campaña. Ganando algunas de arriba, pero dando la sensación de estar mal parado e inseguro siempre.

Juan Sánchez Miño (5): No había hecho demasiado hasta que recibió dos amarillas en la misma cantidad de minutos. Su mejor jugada fue a los 26 recuperando y abriendo para Silvio.

Lucas Romero (4): Otro de mal partido, siempre corriendo de atrás o de costado a los rivales, sin poder anticipar o leer bien las jugadas. Osvaldo le pinta la cara en la que se comen de manera increíble. Probó varias veces de afuera, la mejor a los 85, pasando muy cerca.

Domingo Blanco (5): No tuvo grandes errores, pero no pesó en el desarrollo. Parado muy atrás, haciendo traslados totalmente intrascendentes.

Alan Soñora (5): Buen primer tiempo, con varias conexiones interesantes y pidiendo siempre la pelota. En el complemento jugó de tres y como era bastante probable le costó muchísimo la posición.

Martín Benítez (4): Debe ser el partido malo número 200 de este jugador en Independiente. Le pego dos veces al arco en los primeros 30 segundos del encuentro, sin acertar al arco. A los 35 tuvo la más clara del primer tiempo, pero su cabezazo salió apenas afuera. Salvo algunos pases abriendo a la izquierda, leyó todas las jugadas al revés, mostrando un panorama totalmente nulo. Se fue merecidamente silbado.

Leandro Fernández (6): No fue bueno lo suyo, pero en la clara que tuvo definió muy bien de zurda y abrió el marcador, cinco antes de salir reemplazado. A los 29 tenía pase en el área, pero decidió pegarle y lo hizo muy débil.

Silvio Romero (6): Arrancó muy enchufado, mostrando carácter y yendo a buscar mucho el balón. Tuvo una doble chance tras pase de Miño por izquierda, pero le taparon ambos remates. Buen centro para Benítez a los 35 y gran pase a Bustos en el gol. No estuvo fino en el área, ni tuvo grandes chances.

Alan Velasco (4): Entró por Leandro a los 58 y no tuvo un buen nivel, teniendo que arrancar muy de atrás y perdiendo la pelota varias veces de manera peligrosa, generando contras rivales.

Brian Martínez: Reemplazó a Benítez a los 70 y cinco después tuvo el segundo y se lo comió, tratando de colocar el cabezazo al lado del palo. Sobre el final tuvo otra que bajó Franco en el área, pero no le pudo dar.

Cecilio Domínguez: Saltó a la cancha en los últimos minutos y se perdió entre los silbidos generalizados, haciendo todo mal.

Lucas Pusineri: Si esta es la reacción anímica que mostró el equipo luego del papelón más grande de los clásicos, realmente el futuro no es para nada alentador. Independiente ganó y eso es importante, pero pudo haber perdido tranquilamente y no jugó bien en ningún momento del partido. Es cierto que también pudo haberlo ganado por dos goles, pero la visita tuvo las chances más claras y si vamos a Brasil con la valla invicta, es por impericia de los delanteros de Fortaleza y Campaña. Después de ponerse en ventaja, no tuvo la convicción necesaria como para arrinconar al rival en búsqueda del segundo. Nos van a vender que el equipo se repuso del golpe, pero al menos por el rendimiento de esta noche claramente es mentira.

Uno x uno vs. Racing

Martín Campaña (0): En el primer tiempo tuvo tres intervenciones; la primera sacando bien a los 10 un tiro libre de Rojas, a los 21 roza extraordinariamente el disparo de Montoya que dio en el travesaño y más tarde controló un remate lejano de Pillud sin dar rebote. En el complemento no tocó la pelota.

Fabricio Bustos (0): Nada para el lateral hoy, que no tuvo demasiados inconvenientes en la marca, pero no aportó nada en ataque, incluso con superioridad numérica.

Alan Franco (0): Tuvo más allá del contexto un aceptable partido. García le sacó el gol de cabeza a los 51 en un córner y a los 82 le mete un buen pase a Leandro.

Sergio Barreto (0): Aceptable encuentro del pibe, que no tuvo mayores errores y aprobó este duro examen. No merece el cero, pero lamentablemente él también fue parte de este papelón histórico.

Juan Sánchez Miño (0): No venía teniendo una buena actuación a pesar de no cometer grandes fallas. Estuvo cerca a los 47 en el tiro libre posterior a la segunda roja, tras un rebote en la barrera. Lo sacaron porque con el nefasto arbitraje, bastaba con que sople a un rival para que reciba la segunda amarilla.

Lucas Romero (0): Bien peleando en la jugada que deriva en la roja de Arias, en lo único bueno que hizo.

Domingo Blanco (0): Metió y robó varias pelotas en el medio, pero solo eso. No aportó nada futbolísticamente, salvo un tiro a los 72 que mandó por arriba.

Braian Romero (0): Uno de los peores, siendo el pase a Leandro a los 74 lo único productivo en el encuentro.

Cecilio Domínguez (0): Nefasto lo del paraguayo, perdiendo con Pillud todo el partido y casi sin tocarla cuando pasó al otro lado. Recupera a los 15, comenzando la primera jugada del Rojo, participa en la expulsión al arquero, define horrible de cabeza a los 61 y se la saca justo un defensor a los 75. La torpeza del final del partido, haciéndole ganar más tiempo al local no tiene nombre.

Leandro Fernández (0): La peor versión de Leandro, decidiendo todo mal y enloquecido de manera negativa. Tuvo un tiro que pasó cerca a los 15 tras un enganche, se pierde un mano a mano a los 74 y a los 82 queda solo y manda un centro buscando a Silvio.

Silvio Romero (0): No tuvo casi participación en el desarrollo, quedando casi siempre perdido entre los centrales. A los 82 no llegó a conectar un centro, en la única chance que tuvo. 

Thomás Ortega (0): Reemplazó a Miño a los 50 y respondió, sin tener mayor participación.

Brian Martínez (0): Entró por Bustos a los 64 y trató de generar algo por izquierda, aunque solo lo logró con un buen centro para Cecilio.

Andrés Roa (0): Saltó a la cancha a los 76 por Blanco y no generó nada, lo que era el objetivo de su ingreso.

Lucas Pusineri: Puedo decir que no estoy de acuerdo con los cambios que hizo, pero claramente es el menos responsable en esta derrota detrás de los dirigentes y jugadores. Dijo en conferencia que estos son los partidos que quedan en la retina de los hinchas y en la historia, y nos encontramos con la derrota más humillante de todas. Una durísima prueba para Lucas, en su cuarto partido como técnico del Rojo. El equipo fue un desastre, siendo superado once contra once, y luego no se le cayó una idea, teniendo la obligación de ganarlo por la superioridad numérica.

Párrafo aparte para los dirigentes en este uno x uno, que por primera vez tiene un cero en todos los jugadores que participaron de esta vergüenza. El Presidente, el Vice y el Secretario General, que desde diciembre del 2017 manejan al Rey de Copas como si fuera una verdulería, son los padres de esta humillación. ¿A cuántos jugadores van a rescindirle esta semana para tapar los agujeros que ellos mismos crearon? ¿Hablarán nuevamente de la Secretaría Técnica, como hacen tras las derrotas, para luego desestimarla luego de un triunfo? ¿Dirán que no hacen falta refuerzos como luego del mercado de pases, que van a traerlos como antes del mercado, que no hacen falta como después de Central o que van a traerlos como luego de la derrota ante River? ¿Ya pasó el 10 de diciembre, cuando según el Vice empezaban las buenas noticias en el club? ¿Van a perder algún juicio más esta semana por los pases de jugadores mediocres por lo que firmaron cifras que no pagaron? Sabemos como estaba el club antes de la llegada de los Moyano, no hace falta que lo sigan repitiendo todos los días. Agradecimos y seguiremos haciéndolo, por la terminación del estadio y la reconstrucción edilicia de Independiente. Pero también sabemos como estaba la institución el 13 de diciembre del 2017. Y tras ese día, rompieron absolutamente todo. Es hora que aparezca una oposición seria a esta conducción, que claramente perdió el rumbo hace mucho.

Uno x uno vs. Central

Martín Campaña (7): Sin intervenciones en la primera etapa, su partido empezó a los 70, cuando sacó bien un tiro libre. Dos después evitó el tanto de Brítez a puro reflejo en un córner y sobre el final sacó en el piso una chance de Rius. Cuando lo necesitamos dijo presente.

Fabricio Bustos (6.5): A pesar de tener dos errores, uno en cada tiempo ante Rius y Zabala respectivamente, redondeó un buen encuentro. Participó varias veces y bien de ataques y arrancó muchas contras, como por ejemplo la del quinto.

Alan Franco (7): Buen partido del central, que se mostró firme y con varias intervenciones mano a mano como solía hacer en su mejor momento. Jugó condicionado, pero no recibió tarjeta, algo importante de cara al clásico.

Alexander Barboza (6.5): Tuvo algunas imprecisiones con pelota, pero defensivamente completó un buen rendimiento y es importante teniendo en cuenta lo que pasó el semestre pasado. Abre el marcador apenas iniciado el encuentro, definiendo fuerte y preciso con derecha tras un rebote, luego de una jugada preparada que fue instantes después de que pruebe un tiro libre al borde del área. Despejó varios ataques Canallas aprovechando su altura.

Juan Sánchez Miño (7.5): Volvió, al menos hoy, a su mejor nivel. Participó de varias jugadas en ataque, como en la que le manda un buen centro a Leandro a los 26 o la del segundo gol y defensivamente estuvo muy atento, incluso sacando dos chances claras sobre el final.

Lucas Romero (6.5): Siempre atento, fue importante para dar equilibrio al equipo. El técnico demostró lo que representa para él sacándolo ante la posibilidad de perderse el clásico por una nueva tarjeta luego de haber sido amonestado, cuando había varios compañeros en la misma situación. Tuvo una chance con un disparo de lejos a los 49, exigiendo bien a Ledesma.

Domingo Blanco (6.5): Otro de buen rendimiento en una posición interna, entrando bien en el circuito de juego y de presión. No tuvo jugadas muy destacadas, pero acompañó positivamente durante todo el partido, como en la jugada del tercero.

Cecilio Domínguez (7): También fue bueno lo del Paragua, sobre todo en la primera etapa. Le mete un pase exquisito a Braian a los 27, estuvo muy bien en la jugada del segundo y mandó varios centros precisos. A los 71 casi convierte el quinto luego de bajarla, enganchar y disparar, como hace habitualmente.

Braian Romero (7.5): Hoy lo suyo no fue solo sacrificio y ocupar espacios, sino que participó activamente del juego. A los 27 tiene una clara que se la saca con lo justo el arquero, pero se desquitó un rato después conectando un centro para meter el tercero. Arrancó varias contras como la Cecilio cambiando bien de frente. A los 80 tuvo otra pero definió débil dentro del área.

Leandro Fernández (7.5): Bien por Leandro, que podemos decir que hoy volvió al Rojo. Tuvo varias en un primer tiempo en el que se lo vio muy activo. En la primera a los 18 le cobraron falta cuando definía fuerte de zurda, a los 26 un defensor le saca el cabezazo justo, vuelve a bailar a los 32 tras convertir el segundo de cabeza y habilita a Romero en el tercero con un centro fuerte de zurda. En el complemento cambia muy bien de frente en el cuarto y nos asustó a todos sobre el final, aunque luego siguió jugando.

Silvio Romero (7): Al igual que frente a River, cada vez que salió del área lo hizo con criterio, facilitado por el numeroso acompañamiento. A los 35 tuvo la suya tras pared con Miño, pero su zurdazo se fue por arriba. A los 52 grita el cuarto con la ayuda del rebote en el defensor, para volver a la cima de la tabla de goleadores.

Andrés Roa (6.5): Entró a los 63 por Silvio y segundos después tuvo una chance en una contra que arrancó y casi termina él. Se dio el lujo de convertir el quinto en una buena jugada personal de izquierda al medio. Aprovechó la chance de mostrarse ante el técnico para ser primera alternativa.

Lucas González: Saltó a la cancha por Lucas Romero a los 77 y participó poco del juego.

Brian Martínez: Jugó los minutos finales ingresando por Blanco, para al menos darse el gusto de recibir los aplausos de la gente por su actuación en la Bombonera.

Lucas Pusineri: En una misma semana mereció ganar en la Bombonera, se plantó ante los dirigentes y consiguió una goleada con un rendimiento que hace mucho no se veía, en su tercer partido como entrenador del Rojo. Quedó muy bien parado ante la gente, el plantel y la dirigencia, que insólitamente no le trajo ningún refuerzo y pasó un papelón atrás de otro en este mercado de pases. Si a Independiente le va bien, será todo mérito suyo, mientras que si pasa lo contrario, el costo político lo pagarán los Moyano y el Secretario General, que están desde hace rato manejando al Rey de Copas como si fuera una verdulería. Yendo a lo futbolístico, se volvió a ver compromiso, fútbol, presión y jugadas preparadas, como la que abre el partido de entrada. Tras esta goleada adquiere más sentido que River y Boca hayan jugado mal ante su equipo, que hoy borró de la cancha a un Central que venía muy bien. Sirve para ilusionarnos con este ciclo, sobre todo en la antesala de un clásico que puede ser un parate o la confirmación de un despegue. Ojalá sea esto último, vamos Lucas, vamos Rojo.

Uno x uno vs. Boca

Martín Campaña (6): Muy tranquilo el partido para el uruguayo, que le sacó una gran pelota a Tévez a los 57 y salió mal sobre el final en un centro. En el primer tiempo sacó varias veces mal.

Fabricio Bustos (6.5): Buen partido del lateral, sin problemas cubriendo su sector y tratando de subir como a los 37, en la que justo llega Fabra. Tras la expulsión el desarrollo pedía atacar por ahí, pero el equipo no lo aprovechó.

Alan Franco (6.5): Recibió amarilla temprano a los 12 y en algunas jugadas mostró dudas, como en la que deja patear a Tévez, pero terminó redondeando una correcta actuación. A los 25 cabecea en un córner pero el palo le y nos impidió el grito.

Gastón Silva (7): Muy bueno lo del uruguayo, sólido, sin fisuras. Como suele pasar en los últimos meses, se lo ve muy afianzado como central. Una pena que haya tenido que salir por lesión, ojalá no sea nada.

Juan Sánchez Miño (6): Aceptable partido del zurdo, que venía teniendo muy malas actuaciones. Sin problemas abajo y con mucha irregularidad en los centros, ya que metió buenos en el primer tiempo a los 33 y 40, pero muy malos en el complemento, quizá perjudicado por el viento.

Pablo Pérez (3): Las dos caras de este jugador tan raro. Tuvo un buen rendimiento, por momentos dio la impresión que era la carta para romper la defensa rival, y luego lo que rompió es la superioridad numérica con esa expulsión estúpida. A los 40 estuvo cerca de cabeza, pero le dio débil, a los 48 le dio bien de lejos obligando el esfuerzo de Díaz y a los 71 casi hace un golazo buscando con tres dedos el segundo palo. Vive jugando un partido aparte contra él mismo, y lamentablemente por lo general lo pierde.

Lucas Romero (4): Flojo partido del Perrito, sin pesar en el medio, perdiendo más que ganando y trasladando muy lento. A los 44 metió una bomba de afuera que sacó Díaz de manera espectacular.

Braian Romero (3): Malo lo suyo, sin tener la pelota ni creando peligro. Solo ocupó espacios para que el equipo no pasara sobresaltos. En el complemento en varias jugadas parecía conformarse con la igualdad, sin ir a buscar romper líneas rivales. En mi opinión, era el que pedía salir.

Cecilio Domínguez (5): No se destacó ni mucho menos, pero mostró virtudes en algunas jugadas como en la que lo bajan casi sobre la línea. A los 27 le dio de primera desde el borde del área y pasó cerca del palo. Parecía estar más lúcido que Romero y Fernández, siendo injusto el cambio para mi.

Leandro Fernández (4): Flojo partido de Leandro, que no logra meterse en el juego desde su retorno. Buen tiro libre a los 24 que le saca el arquero y a los 33 conecta con la panza un centro de Miño, pero le salió donde estaba Díaz. Mal con la pelota, tirando pases afuera o cortos.

Silvio Romero (5): No fue el partido para el goleador del campeonato. Si bien no le crearon ninguna chance, él no estuvo fino, con algunos rebotes en controles o comandando mal algunos ataques.

Brian Martínez (6.5): Reemplazó a Leandro a los 63. Nuevamente el Chaco mostró un nivel que ilusiona, con varias jugadas en las que logró progresar por izquierda, con más ambición que muchos de sus compañeros. Más allá de poder considerarlo un error conceptual, hace una apilada en sector defensivo que nos deja la impresión de que no le pesa la camiseta ni el momento, siendo algo claramente positivo. Lamentablemente pareció ahogarse en los minutos finales, en los que tuvo una chance enganchando y tirándola por arriba.

Martín Benítez (3): Lamentablemente lo seguimos viendo en el club y con la camiseta de Bochini, algo que al menos a mi me da mucha vergüenza. Ingresó también a los 63 por Cecilio y como casi siempre en los últimos ochos años, no generó nada positivo.

Sergio Barreto: A los 71 saltó a la cancha por Gastón Silva, siendo muy escasa su participación en el encuentro.

Lucas Pusineri: En su segundo partido al mando del Rojo consiguió un empate que antes del encuentro sonaba positivo, pero no lo es luego de ver el desarrollo. Le costó plantarse en la Bombonera pero cuando lo logró, más después de la expulsión, el equipo tuvo la obligación moral de ganarlo y no pudo. En el primer tiempo porque Marcos Díaz sacó varias pelotas y en el complemento porque no tuvo ideas ni la ambición necesaria para conseguirlo. Y ahí entra en juego la poquísima responsabilidad que tiene, con un cambio que a mi entender fue contraproducente para Independiente. Porque el que pedía salir era otro y no Cecilio, pero además y principalmente porque pone a Benítez y no a Roa por ejemplo. Más allá de esto, de la bronca por no haber ganado y ver jugadores que se conforman con este resultado, no deja de ser positivo poder decir que mereció ganar en la Bombonera en su segundo partido como DT del Rojo. Ojalá pueda cambiarle la mentalidad a este plantel, que dejó de ser ganadora hace rato, para pasar a ser todo lo contrario.

Uno x uno vs. River

Martín Campaña (6): Casi no tuvo intervenciones, salvo un par de tiros fáciles como los de Montiel y Casco en el primer tiempo. Nada que hacer en los goles.

Fabricio Bustos (6): Aceptable partido del Tractor, sin mayores inconvenientes en defensa, ni grandes aciertos en ofensiva, a pesar de intentar siempre.

Alan Franco (4): Flojo partido del central, dejando muchas dudas en ambos goles rivales. Tuvo una chance de cabeza entrando por el segundo palo a los 80, pero le dio muy forzado y alto.

Alexander Barboza (5.5): Una lástima que haya dejado al equipo con un jugador menos promediando el segundo tiempo, no solo por lo que significó en el desarrollo del partido, sino porque además venía cumpliendo una buena tarea. Exigió al arquero en un tiro libre a los 50.

Juan Sánchez Miño (4.5): Mal partido del lateral, con muchas imprecisiones y sin lograr llegar al fondo o mandar buenos centros.

Pablo Pérez (5.5): Flojos iniciales 45 y buen complemento hasta que salió reemplazado. Como es prácticamente habitual, recibió una amarilla temprano y jugó condicionado gran parte del partido. Tuvo dos posibilidades al comienzo del complemento, una tocando afuera casi desde el piso en el área chica y la otra robando y obligando al arquero desde el borde del área.

Lucas Romero (6): Buena tarea del Perrito, abocado hoy más a tareas defensivas, acomodado un poco más atrás.

Domingo Blanco (5): Al igual que varios de sus compañeros, jugó mal el primer tiempo y mejoró, haciendo un buen complemento hasta la expulsión de Barboza. En esos momentos estaba consiguiendo prevalecer con su velocidad por derecha, inquietando al rival y dándole espacios a los delanteros.

Cecilio Domínguez (5): Era un partido para despegar, ya que sin mayores intervenciones había metido un gran centro en el empate y se le presentaba el desarrollo con espacios. De hecho tuvo una tirando donde estaba Armani desde afuera del área. Pero termina dejando una mala imagen con ese pase exigiendo a Barboza antes de la roja.

Leandro Fernández (4.5): No fue bueno el regreso de Lean, que exigió a los centrales de a ratos y participó muy poco del circuito futbolístico. A los 6 tuvo la primera clara del partido y más allá del c… que siempre tiene Armani, su definición de zurda es muy floja, dándole más chances a ese gran arquero que tiene River.

Silvio Romero (7): El Chino está en modo Capitán, haciéndose cargo del equipo y demostrando que sigue en gran nivel. Buena jugada y desborde a los 6 en la chance de Leandro. Mete el empate con una eficaz definición y siempre estuvo atento, participando del juego aguantando la pelota o tocando rápido. El mejor del Rojo claramente.

Gastón Silva (5): Entró por PP8 a los 68 y no tuvo demasiada participación en el encuentro. Cabeceó en una pelota parada muy por encima del travesaño.

Braian Martínez: Reemplazó a Cecilio, haciendo su debut en primera, y cumplió. Mucha actitud, logrando avanzar sin perder la pelota y estando a la altura de la situación. Bien por el Chaco.

Sebastián Palacios: Saltó a la cancha junto con Martínez, él por Blanco. No demostró ni logró nada en particular por derecha.

Lucas Pusineri: No hay mucho para analizar en este debut del flamante técnico de Independiente. Porque es el primer partido, pero principalmente porque se disputó ante el mejor equipo argentino de los últimos años, y eso para bien o mal puede confundir a la hora de sacar conclusiones. Lo cierto es que Independiente estuvo a la altura, jugando un flojo primer tiempo en el que fue superado por el rival y mejorando notoriamente en el complemento. De hecho luego de llegar al empate parecía más cerca del segundo que el equipo de Gallardo. Pero tras la expulsión de Barboza, River volvió a pegar con mucha contundencia y eso le alcanzó para llevarse los tres puntos de Avellaneda. Ojalá este sea el comienzo de un ciclo muy exitoso Lucas, es el deseo de todos los hinchas.

Análisis 2019: Los técnicos

Si bien este año que acaba de terminar fue muy malo para Independiente desde todos los puntos de vista, y queremos olvidarlo lo antes posible más que analizarlo, los números siempre ayudan para saber lo que se hizo mal y que se puede mejor de cara a futuro.

Por eso vamos a estudiar lo que nos dejó este 2019 en estadísticas, siempre según los puntajes recibidos por todos los jugadores en Orgullo Rojo, aclarando que no se tuvieron en cuenta partidos amistosos, como los de verano y el de Tristán Suárez.

Ya analizamos las presencias, el sector defensivo, el mediocampo y a los delanteros. Así que por último, le toca el turno a los tres entrenadores que tuvo Independiente en el 2019.

El Profesor dirigió 17 partidos

Ariel Holan nos llevó a la gloria allá por diciembre del 2017 y luego de un irregular 2018 arrancó el año de la peor manera. Independiente regalaba al goleador de la Superliga por un pedido del Profesor, quien se empecinó en desarmar todo lo bueno que había hecho.

Bajo su mando, el Rojo disputó en el 2019 un total de 17 partidos, de los cuales ganó 8, empató 4 y perdió 5. La ida ante Binacional es el partido con mejor promedio para sus dirigidos, obteniendo 6.3. El triunfo frente a Aldosivi en Avellaneda (6.2) y la vuelta ante Binacional (6.1) son los que completan el podio. Por el contrario, la ida ante Águilas (3.5), la vuelta frente al Bicho (4.3) y la visita al Gasómetro (4.4) a principio del año fueron los peores. El promedio de sus 17 partidos en el año es de 5.27.

No logró clasificar a la Libertadores en la Superliga, certamen que terminó en la séptima posición. Luego fracasó en la Copa de la Superliga, quedando afuera contra Argentinos, el último del torneo que había finalizado unos días antes. El único objetivo que cumplió fue el de avanzar en la Copa Sudamericana, venciendo ante Binacional y Águilas RN. Desgastado por sus propias decisiones, dejó su cargo a fines de mayo.

Foto que da para muchos chistes, como el paso de Beccacece por el club

Sebastián Beccacece llegó al Rojo en los primeros días de junio con muchísimas expectativas, creadas por el gran paso del blondo por Defensa y Justicia. Pero lamentablemente estuvo lejos de plasmar algo similar en Avellaneda, siendo su paso por el club un verdadero desastre. Con un equipo que siempre jugo mal, disputó 16 partidos, ganando 8, perdiendo 7 y empatando el restante.

No cumplió ninguno de los objetivos, quedando lejos de la punta en la Superliga y afuera por sus decisiones de dos copas que se presentaban como accesibles, como la Argentina y Sudamericana.

El triunfo ante Colón fue su mejor promedio y también de Independiente en el año, sumando 6.8. Su debut ante Católica (6.2) y la victoria ante Talleres (6), completan el podio. Estudiantes en La Plata fue su peor performance (3.7), mientras que lo siguen Vélez y Defensa y Justicia con 4.3. Su promedio final es de 5.20. Tras perder contra Lanús en cuartos de Copa Argentina dejó su cargo.

Berón no pudo enderezar el barco

Fernando Berón se hizo cargo de manera interina luego del alejamiento de Beccacece. El Coordinador de inferiores llegaba así a su tercera aparición como técnico y tras conseguir 7 puntos de nueve en sus primeros tres partidos, no solo lograba mantener su invicto sino que hacía hablar de más a los máximos dirigentes, que empezaban a vaticinar su continuidad.

Pero todo quedó en la nada luego del empate en Mar del Plata y las derrotas frente a Banfield y Newell’s, siempre con el equipo jugando mal.

Sus números totales marcan seis dirigidos, con 2 triunfos y la misma cantidad de empates y derrotas. Su promedio general fue de 4.56, siendo Godoy Cruz su mejor puntaje (5.6) y Newell’s el peor, con 3.6.

Análisis 2019: Delantera

Si bien este año que acaba de terminar fue muy malo para Independiente desde todos los puntos de vista, y queremos olvidarlo lo antes posible más que analizarlo, los números siempre ayudan para saber lo que se hizo mal y que se puede mejor de cara a futuro.

Por eso vamos a estudiar lo que nos dejó este 2019 en estadísticas, siempre según los puntajes recibidos por todos los jugadores en Orgullo Rojo, aclarando que no se tuvieron en cuenta partidos amistosos, como los de verano y el de Tristán Suárez.

Ya analizamos las presencias, el sector defensivo y el mediocampo. Ahora le toca el tuno a los delanteros, sin dudas el sector que menos rindió. En parte por las malas actuaciones individuales y además por ser la parte del equipo que más sufrió la falta de fútbol que tuvo el equipo en el 2019.

Ya sea con extremos o arrancando de más atrás, ninguno de los delanteros tuvo un buen nivel, exceptuando a Silvio Romero. Al nueve del equipo le alcanzó con su jerarquía para salvarse del desastre colectivo y ser incluso el goleador de la Sudamericana y de la actual Superliga.

Los tres técnicos tuvieron en cuenta a 12 delanteros, con la aclaración de que algunos mediocampistas, como Blanco, han jugado de delanteros también.

Como era obvio Silvio es el único que tiene un promedio aceptable, terminando el año con 5.28, siendo el único que pasa los 5 puntos en esta tabla, claro ejemplo del nivel de los delanteros del plantel. Romero la rompió con IDV en Avellaneda dando vuelta el partido (para después mirar en el banco a Pizzini en la vuelta…), recibiendo un 9. También con San Lorenzo, llevándose un 8, y en cinco ocasiones obtuvo un 7. De no haber jugado tan solo muchas veces su promedio sería mejor, ya que sufrió muchísimo la falta de fútbol en varias fechas, en las que quedó con un 3.

El nueve titular y goleador del equipo y la Superliga

A principio de año, Independiente hacía la incorporación más cara de su historia y de la mano de Holan llegaba Cecilio Domínguez. Pero el paraguayo mostró poco y nada teniendo en cuenta las expectativas. Asi y todo está segundo en la tabla con 4.95 de promedio en 30 partidos. Apareció en algunas fechas y mostró su clase con cuentagotas, como por ejemplo en San Juan, Mendoza o el golazo ante Newell’s. Pero de cada diez que intenta le sale una y se perdió muchísimas ocasiones de gol. Muy poco para lo que se esperaba, ojalá lo revierta si es que se queda.

Cecilio no estuvo a la altura de las expectativas

Tercero aparece Francisco Pizzini, quien está muy cerca de partir, algo que sirve de ejemplo también de lo que fue este año. Terminó con 4.85 de promedio, teniendo varios partidos con 6 puntos como sus mejores actuaciones.

Siguiendo con los jugadores que generan controversias, en el cuarto lugar está Martín Benítez, con un promedio de 4.64 en 31 partidos. Ocho años en el club y seguimos esperándolo, no hay nada más que agregar.

El último de los delanteros que integran la tabla, por haber jugado más de cinco partidos, es Sebastián Palacios. Otro de los refuerzos que al menos hasta ahora fue un fiasco. Jugó quince veces y finalizó con 4.06 de promedio, el segundo peor del plantel detrás de Barboza.

Hay otros siete delanteros que fueron tenidos en cuenta, pero que no integran la tabla al no haber recibido calificación en al menos cinco fechas, requisito fundamental para participar de la misma.

Ezequiel Cerutti, Cristian Chávez y Jonathan Menéndez jugaron cuatro cada uno, aunque Chávez además entró en otros seis partidos algunos minutos. Gonzalo Verón disputó 3 fechas, Mauro Molina dos y Alan Velasco junto con Braian Romero una sola. Los juveniles (Velasco y Molina) también entraron en otras tres ocasiones sobre el final de los encuentros.

Análisis 2019: Mediocampo

Si bien este año que termina fue muy malo para Independiente desde todos los puntos de vista, y queremos olvidarlo lo antes posible más que analizarlo, los números siempre ayudan para saber lo que se hizo mal y que se puede mejor de cara a futuro.

Por eso vamos a estudiar lo que nos dejó este 2019 en estadísticas, siempre según los puntajes recibidos por todos los jugadores en Orgullo Rojo, aclarando que no se tuvieron en cuenta partidos amistosos, como los de verano y el de Tristán Suárez.

En esta tercera parte vamos a analizar a los mediocampistas, sector que tuvo muchísimos problemas a lo largo del año.

El mercado de pases de mitad de año fue muy malo para Independiente, sin embargo encontramos un aliciente en el mejor promedio de esta parte del plantel. Se trata de Lucas Romero, quien terminó con 5.56 y jugó 15 de los 22 partidos del segundo semestre. El Perrito no demostró aún todo lo que puede dar, pero se ganó un lugar en el medio y tuvo sus mejores puntajes con Colón, Atlético Tucumán y Talleres, todos con 7.

El Perrito fue el único refuerzo del último mercado que rindió

El segundo de esta tabla es un jugador muy querido por los hinchas, que ha sido resistido por algunos técnicos y que en estos momentos está con un pie y medio en Olimpia de Paraguay. A base de esfuerzo y compromiso, siempre termina jugando y cumpliendo. Nicolás Domingo quedó con 5.44 y tuvo como mejor partido la ida frente a Católica, cuando fue calificado con 8 puntos.

Uno de los más queridos por los hinchas

Detrás aparece un jugador que será un refuerzo muy importante para Lucas Pusineri, o al menos eso es lo que esperamos. Pablo Hernández volverá de su lesión y a fines de febrero o principios de marzo y podrá ser parte del primer equipo nuevamente. El Tucu jugó 16 de los 17 partidos con Holan y había mejorado su nivel notoriamente en los tres encuentros que disputó con Beccacece al mando, justo antes de lesionarse en agosto. Finalizó con 5.31 de promedio, sumando 101 puntos en 19 fechas.

El Tucu se sigue recuperando de su lesión

Luego sigue Fernando Gaibor, que es un caso bastante curioso. El ecuatoriano llegó de la mano de Holan, siendo en su momento el refuerzo más caro de la historia del club. Sin embargo no demostró demasiado y en su último semestre en el Rojo fue tenido en cuenta, pero poco tiempo; como si el entrenador lo hubiese cuidado y seleccionado minuciosamente cuando ponerlo. ¿Por qué decimos esto? Gaibor jugó en 15 de los 17 partidos con Holan, pero en ocho entró solo unos minutos, mientras que solo en siete de ellos disputó más de 20 minutos. Le metió un gol a Racing y jugó bien frente a Binacional, cuando recibió siete puntos. Eso lo ayudó a terminar con 5.28 de promedio. Todavía le quedan seis meses de préstamo en Arabia.

Pablo Pérez llegó a comienzos del año como un refuerzo de lujo. Comenzó bien, tuvo grandes partidos, pero también muchos muy malos, sobre todo en el segundo semestre. De hecho terminó entre los mejores promedios en los seis primeros meses y fue mala su cosecha en los restantes, finalizando con 4.98. Como decíamos, tuvo un 9 frente a Colón y varios partidos con 8 (Binacional y Talleres), pero también muchos con 3 y 4. De las últimas tres fechas, en dos obtuvo un 2 (Aldosivi y Banfield) y su peor performance fue en San Juan, donde se fue infantilmente expulsado y quedó con 1. Hay que ver cuantas ganas tienen él y Pusineri de que se quede y cuantas Newell’s de comprarlo o quedárselo.

¿Seguirá PP8?

Domingo Blanco jugó muy bien en su préstamo en Defensa, peleando el título con Racing hasta el final. Pero su vuelta no fue la esperada y quedó con 4.61, siendo tan irregular como el equipo de Beccacece. Colón, Patronato (metió el gol del triunfo) y Godoy Cruz fueron sus mejores partidos, recibiendo 7 en los tres.

El colombiano Andrés Roa fue uno de los refuerzos que llegaron a mitad de año que no rindió, aunque con la particularidad de no haber tenido muchas chances, algo que le da crédito para este 2020. De hecho entra con lo justo en la tabla, ya que solo en cinco partidos jugó más de 20 minutos. Su mejor puntuación fue un 6, que recibió ante Lanús por Copa Argentina, y finalizó con 4.5. Ojalá este año y de la mano de Pusineri pueda demostrar lo que sabe.

El último que entra en la tabla, cumpliendo el requisito de haber recibido calificación en al menos cinco encuentros, es Francisco Silva. El paso del chileno por el club fue un fiasco y así lo refleja el promedio de 4 con el que terminó.

Los otros mediocampistas que fueron utilizados por Beccacece y Berón, pero que no entran en la tabla son cinco. Carlos Benavídez, que jugó en dos y en otro entró unos minutos, Gastón Togni (estuvo en 2), Alan Soñora (1) y Lucas González y Diego Mercado, quienes entraron unos minutos en un partido.

Análisis 2019: La defensa

Si bien este año que termina fue muy malo para Independiente desde todos los puntos de vista posibles, y queremos olvidarlo lo antes posible más que analizarlo, los números siempre ayudan para saber lo que se hizo mal y que se puede mejor de cara a futuro.

Por eso vamos a estudiar lo que nos dejó este 2019 en estadísticas, siempre según los puntajes recibidos por todos los jugadores en Orgullo Rojo, aclarando que no se tuvieron en cuenta partidos amistosos, como los de verano y el de Tristán Suárez.

En esta segunda parte vamos a hablar de la defensa del equipo, agregando a los arqueros. Y si arrancamos por ellos, casi que hablamos en plural innecesariamente, ya que Martín Campaña es el único del plantel que estuvo en los 39 partidos de Independiente en el 2019.

El capitán del Rojo terminó con un promedio de 5.62, en un año en el que tuvo grandes actuaciones pero también muchos encuentros en flojo nivel. Algo que es raro en él, pero no lo es tanto si tenemos en cuenta el nivel del equipo. De hecho en su peor año en el club, es uno de los mejores promedios. Su mejor puntaje fue ante San Lorenzo a principio de año, llevándose un 9. Luego obtuvo un ocho frente a San Martín de San Juan, Argentinos (ida por Copa Superliga), IDV (vuelta por Sudamericana) y con Atlético Tucumán. Sus peores actuaciones fueron con Estudiantes en La Plata (recibió un 2) y frente a Talleres y Católica, ambos con 3.

El Capitán tuvo su año más flojo, pero igualmente es uno de los mejores promedios

Por su parte, Milton Álvarez solo jugó ante Binacional, reemplazando al uruguayo que salió lesionado. El exMorón tuvo una buena actuación y recibió seis puntos.

Yendo ya a la línea defensiva, llama la atención que el de mejor promedio sea Guillermo Burdisso, que finalizó con 5.68 en los 11 partidos que disputó (entró en otros dos pero menos de 20 minutos). Esto se explica no solo por la regularidad del central, sino porque además fue parte del plantel solamente en el primer semestre, que fue el de mejor promedio general y eso impacta también en lo individual. Además está claro que en un mal año, mientras menos sean los partidos hay más chances de tener un mejor promedio.

Casi con el mismo puntaje aparece Nicolás Figal, que tiene 5.66 en 28+2 jugados. El central tuvo su mejor año en lo profesional y aparece como uno de los integrantes del plantel con mayor proyección pensando en una posible venta. Y sino, quedará como una buena opción para el nuevo entrenador.

Nicolás Figal, uno de los pocos con un buen año

Detrás aparece Fabricio Bustos, con 5.47. El Tractor tuvo una gran actuación ante Colón (recibió un ocho), varias muy buenas como frente a Talleres y una buena Sudamericana, en la que obtuvo un siete en casi todas las jornadas. Pero también partidos muy flojos como River, Vélez, Estudiantes y Unión.

El Tractor terminó con 5.47

Gastón Silva arrancó el año muy resistido, pero con el correr de las fechas se fue ganando un lugar y aceptación de los hinchas. El uruguayo redondeó 5.4 de promedio y demostró que está para ser tenido en cuenta, con muy buenos encuentros sobre todo como central, por ejemplo Católica, Defensa y Justicia, Colón y San Lorenzo.

El uruguayo Silva cambió silbidos por aceptación

Siguiendo con los habituales titulares, hay dos jugadores que bajaron mucho su nivel y apenas pasaron los 5 de promedio. Ellos son Alan Franco, con 5.06 y Juan Sánchez Miño con 5.03. El año de ambos no fue el esperado lamentablemente, pero son jugadores que tienen crédito y condiciones para revertirlo en este 2020 que comienza. El central tuvo muy malos encuentros importantes y eso sorprende, como ante Racing y por Copas con Argentinos, Águilas y Lanús. Por su parte el zurdo tuvo un 2019 muy irregular y lo terminó mal, como con Newell’s y Aldosivi.

Por último, hay que remarcar dos jugadores que sirven como ejemplo de que el fútbol tiene imponderables y también malas decisiones dirigenciales.

Emanuel Brítez muestra 5.16 de promedio, siendo un jugador con muchas limitaciones pero que siempre cumplió. El club tenía la chance de intercambiarlo con Damián Martínez y no lo hizo, demostrando una impericia para negociar llamativa. Ya que el Tatengue no solo que vendió a Brítez a Central, sino que además se quedó con Martínez por un tercio del dinero recibido por el Canalla.

El caso de Alexander Barboza es muy curioso, como las particularidades del fútbol mismo. El central tenía un gran nivel en el Defensa de Beccacece y el club pagó más de cuatro millones de dólares por él. Sin embargo, su paso por Avellaneda hasta el momento fue un fiasco, como el del blondo entrenador. Ojalá lo revierta, porque sería muy importante para la defensa y la institución, dado el capital que se apostó en su fichaje. El promedio de 3.83 con el que terminó es un ejemplo claro de lo que fueron sus actuaciones.

A continuación les mostramos la tabla de la parte defensiva del plantel:

Últimas noticias

1
2
4
5

Send this to a friend