Uno x uno vs. Boca

Martín Campaña (6): Muy tranquilo el partido para el uruguayo, que le sacó una gran pelota a Tévez a los 57 y salió mal sobre el final en un centro. En el primer tiempo sacó varias veces mal.

Fabricio Bustos (6.5): Buen partido del lateral, sin problemas cubriendo su sector y tratando de subir como a los 37, en la que justo llega Fabra. Tras la expulsión el desarrollo pedía atacar por ahí, pero el equipo no lo aprovechó.

Alan Franco (6.5): Recibió amarilla temprano a los 12 y en algunas jugadas mostró dudas, como en la que deja patear a Tévez, pero terminó redondeando una correcta actuación. A los 25 cabecea en un córner pero el palo le y nos impidió el grito.

Gastón Silva (7): Muy bueno lo del uruguayo, sólido, sin fisuras. Como suele pasar en los últimos meses, se lo ve muy afianzado como central. Una pena que haya tenido que salir por lesión, ojalá no sea nada.

Juan Sánchez Miño (6): Aceptable partido del zurdo, que venía teniendo muy malas actuaciones. Sin problemas abajo y con mucha irregularidad en los centros, ya que metió buenos en el primer tiempo a los 33 y 40, pero muy malos en el complemento, quizá perjudicado por el viento.

Pablo Pérez (3): Las dos caras de este jugador tan raro. Tuvo un buen rendimiento, por momentos dio la impresión que era la carta para romper la defensa rival, y luego lo que rompió es la superioridad numérica con esa expulsión estúpida. A los 40 estuvo cerca de cabeza, pero le dio débil, a los 48 le dio bien de lejos obligando el esfuerzo de Díaz y a los 71 casi hace un golazo buscando con tres dedos el segundo palo. Vive jugando un partido aparte contra él mismo, y lamentablemente por lo general lo pierde.

Lucas Romero (4): Flojo partido del Perrito, sin pesar en el medio, perdiendo más que ganando y trasladando muy lento. A los 44 metió una bomba de afuera que sacó Díaz de manera espectacular.

Braian Romero (3): Malo lo suyo, sin tener la pelota ni creando peligro. Solo ocupó espacios para que el equipo no pasara sobresaltos. En el complemento en varias jugadas parecía conformarse con la igualdad, sin ir a buscar romper líneas rivales. En mi opinión, era el que pedía salir.

Cecilio Domínguez (5): No se destacó ni mucho menos, pero mostró virtudes en algunas jugadas como en la que lo bajan casi sobre la línea. A los 27 le dio de primera desde el borde del área y pasó cerca del palo. Parecía estar más lúcido que Romero y Fernández, siendo injusto el cambio para mi.

Leandro Fernández (4): Flojo partido de Leandro, que no logra meterse en el juego desde su retorno. Buen tiro libre a los 24 que le saca el arquero y a los 33 conecta con la panza un centro de Miño, pero le salió donde estaba Díaz. Mal con la pelota, tirando pases afuera o cortos.

Silvio Romero (5): No fue el partido para el goleador del campeonato. Si bien no le crearon ninguna chance, él no estuvo fino, con algunos rebotes en controles o comandando mal algunos ataques.

Brian Martínez (6.5): Reemplazó a Leandro a los 63. Nuevamente el Chaco mostró un nivel que ilusiona, con varias jugadas en las que logró progresar por izquierda, con más ambición que muchos de sus compañeros. Más allá de poder considerarlo un error conceptual, hace una apilada en sector defensivo que nos deja la impresión de que no le pesa la camiseta ni el momento, siendo algo claramente positivo. Lamentablemente pareció ahogarse en los minutos finales, en los que tuvo una chance enganchando y tirándola por arriba.

Martín Benítez (3): Lamentablemente lo seguimos viendo en el club y con la camiseta de Bochini, algo que al menos a mi me da mucha vergüenza. Ingresó también a los 63 por Cecilio y como casi siempre en los últimos ochos años, no generó nada positivo.

Sergio Barreto: A los 71 saltó a la cancha por Gastón Silva, siendo muy escasa su participación en el encuentro.

Lucas Pusineri: En su segundo partido al mando del Rojo consiguió un empate que antes del encuentro sonaba positivo, pero no lo es luego de ver el desarrollo. Le costó plantarse en la Bombonera pero cuando lo logró, más después de la expulsión, el equipo tuvo la obligación moral de ganarlo y no pudo. En el primer tiempo porque Marcos Díaz sacó varias pelotas y en el complemento porque no tuvo ideas ni la ambición necesaria para conseguirlo. Y ahí entra en juego la poquísima responsabilidad que tiene, con un cambio que a mi entender fue contraproducente para Independiente. Porque el que pedía salir era otro y no Cecilio, pero además y principalmente porque pone a Benítez y no a Roa por ejemplo. Más allá de esto, de la bronca por no haber ganado y ver jugadores que se conforman con este resultado, no deja de ser positivo poder decir que mereció ganar en la Bombonera en su segundo partido como DT del Rojo. Ojalá pueda cambiarle la mentalidad a este plantel, que dejó de ser ganadora hace rato, para pasar a ser todo lo contrario.

Uno x uno vs. River

Martín Campaña (6): Casi no tuvo intervenciones, salvo un par de tiros fáciles como los de Montiel y Casco en el primer tiempo. Nada que hacer en los goles.

Fabricio Bustos (6): Aceptable partido del Tractor, sin mayores inconvenientes en defensa, ni grandes aciertos en ofensiva, a pesar de intentar siempre.

Alan Franco (4): Flojo partido del central, dejando muchas dudas en ambos goles rivales. Tuvo una chance de cabeza entrando por el segundo palo a los 80, pero le dio muy forzado y alto.

Alexander Barboza (5.5): Una lástima que haya dejado al equipo con un jugador menos promediando el segundo tiempo, no solo por lo que significó en el desarrollo del partido, sino porque además venía cumpliendo una buena tarea. Exigió al arquero en un tiro libre a los 50.

Juan Sánchez Miño (4.5): Mal partido del lateral, con muchas imprecisiones y sin lograr llegar al fondo o mandar buenos centros.

Pablo Pérez (5.5): Flojos iniciales 45 y buen complemento hasta que salió reemplazado. Como es prácticamente habitual, recibió una amarilla temprano y jugó condicionado gran parte del partido. Tuvo dos posibilidades al comienzo del complemento, una tocando afuera casi desde el piso en el área chica y la otra robando y obligando al arquero desde el borde del área.

Lucas Romero (6): Buena tarea del Perrito, abocado hoy más a tareas defensivas, acomodado un poco más atrás.

Domingo Blanco (5): Al igual que varios de sus compañeros, jugó mal el primer tiempo y mejoró, haciendo un buen complemento hasta la expulsión de Barboza. En esos momentos estaba consiguiendo prevalecer con su velocidad por derecha, inquietando al rival y dándole espacios a los delanteros.

Cecilio Domínguez (5): Era un partido para despegar, ya que sin mayores intervenciones había metido un gran centro en el empate y se le presentaba el desarrollo con espacios. De hecho tuvo una tirando donde estaba Armani desde afuera del área. Pero termina dejando una mala imagen con ese pase exigiendo a Barboza antes de la roja.

Leandro Fernández (4.5): No fue bueno el regreso de Lean, que exigió a los centrales de a ratos y participó muy poco del circuito futbolístico. A los 6 tuvo la primera clara del partido y más allá del c… que siempre tiene Armani, su definición de zurda es muy floja, dándole más chances a ese gran arquero que tiene River.

Silvio Romero (7): El Chino está en modo Capitán, haciéndose cargo del equipo y demostrando que sigue en gran nivel. Buena jugada y desborde a los 6 en la chance de Leandro. Mete el empate con una eficaz definición y siempre estuvo atento, participando del juego aguantando la pelota o tocando rápido. El mejor del Rojo claramente.

Gastón Silva (5): Entró por PP8 a los 68 y no tuvo demasiada participación en el encuentro. Cabeceó en una pelota parada muy por encima del travesaño.

Braian Martínez: Reemplazó a Cecilio, haciendo su debut en primera, y cumplió. Mucha actitud, logrando avanzar sin perder la pelota y estando a la altura de la situación. Bien por el Chaco.

Sebastián Palacios: Saltó a la cancha junto con Martínez, él por Blanco. No demostró ni logró nada en particular por derecha.

Lucas Pusineri: No hay mucho para analizar en este debut del flamante técnico de Independiente. Porque es el primer partido, pero principalmente porque se disputó ante el mejor equipo argentino de los últimos años, y eso para bien o mal puede confundir a la hora de sacar conclusiones. Lo cierto es que Independiente estuvo a la altura, jugando un flojo primer tiempo en el que fue superado por el rival y mejorando notoriamente en el complemento. De hecho luego de llegar al empate parecía más cerca del segundo que el equipo de Gallardo. Pero tras la expulsión de Barboza, River volvió a pegar con mucha contundencia y eso le alcanzó para llevarse los tres puntos de Avellaneda. Ojalá este sea el comienzo de un ciclo muy exitoso Lucas, es el deseo de todos los hinchas.

Análisis 2019: Los técnicos

Si bien este año que acaba de terminar fue muy malo para Independiente desde todos los puntos de vista, y queremos olvidarlo lo antes posible más que analizarlo, los números siempre ayudan para saber lo que se hizo mal y que se puede mejor de cara a futuro.

Por eso vamos a estudiar lo que nos dejó este 2019 en estadísticas, siempre según los puntajes recibidos por todos los jugadores en Orgullo Rojo, aclarando que no se tuvieron en cuenta partidos amistosos, como los de verano y el de Tristán Suárez.

Ya analizamos las presencias, el sector defensivo, el mediocampo y a los delanteros. Así que por último, le toca el turno a los tres entrenadores que tuvo Independiente en el 2019.

El Profesor dirigió 17 partidos

Ariel Holan nos llevó a la gloria allá por diciembre del 2017 y luego de un irregular 2018 arrancó el año de la peor manera. Independiente regalaba al goleador de la Superliga por un pedido del Profesor, quien se empecinó en desarmar todo lo bueno que había hecho.

Bajo su mando, el Rojo disputó en el 2019 un total de 17 partidos, de los cuales ganó 8, empató 4 y perdió 5. La ida ante Binacional es el partido con mejor promedio para sus dirigidos, obteniendo 6.3. El triunfo frente a Aldosivi en Avellaneda (6.2) y la vuelta ante Binacional (6.1) son los que completan el podio. Por el contrario, la ida ante Águilas (3.5), la vuelta frente al Bicho (4.3) y la visita al Gasómetro (4.4) a principio del año fueron los peores. El promedio de sus 17 partidos en el año es de 5.27.

No logró clasificar a la Libertadores en la Superliga, certamen que terminó en la séptima posición. Luego fracasó en la Copa de la Superliga, quedando afuera contra Argentinos, el último del torneo que había finalizado unos días antes. El único objetivo que cumplió fue el de avanzar en la Copa Sudamericana, venciendo ante Binacional y Águilas RN. Desgastado por sus propias decisiones, dejó su cargo a fines de mayo.

Foto que da para muchos chistes, como el paso de Beccacece por el club

Sebastián Beccacece llegó al Rojo en los primeros días de junio con muchísimas expectativas, creadas por el gran paso del blondo por Defensa y Justicia. Pero lamentablemente estuvo lejos de plasmar algo similar en Avellaneda, siendo su paso por el club un verdadero desastre. Con un equipo que siempre jugo mal, disputó 16 partidos, ganando 8, perdiendo 7 y empatando el restante.

No cumplió ninguno de los objetivos, quedando lejos de la punta en la Superliga y afuera por sus decisiones de dos copas que se presentaban como accesibles, como la Argentina y Sudamericana.

El triunfo ante Colón fue su mejor promedio y también de Independiente en el año, sumando 6.8. Su debut ante Católica (6.2) y la victoria ante Talleres (6), completan el podio. Estudiantes en La Plata fue su peor performance (3.7), mientras que lo siguen Vélez y Defensa y Justicia con 4.3. Su promedio final es de 5.20. Tras perder contra Lanús en cuartos de Copa Argentina dejó su cargo.

Berón no pudo enderezar el barco

Fernando Berón se hizo cargo de manera interina luego del alejamiento de Beccacece. El Coordinador de inferiores llegaba así a su tercera aparición como técnico y tras conseguir 7 puntos de nueve en sus primeros tres partidos, no solo lograba mantener su invicto sino que hacía hablar de más a los máximos dirigentes, que empezaban a vaticinar su continuidad.

Pero todo quedó en la nada luego del empate en Mar del Plata y las derrotas frente a Banfield y Newell’s, siempre con el equipo jugando mal.

Sus números totales marcan seis dirigidos, con 2 triunfos y la misma cantidad de empates y derrotas. Su promedio general fue de 4.56, siendo Godoy Cruz su mejor puntaje (5.6) y Newell’s el peor, con 3.6.

Análisis 2019: Delantera

Si bien este año que acaba de terminar fue muy malo para Independiente desde todos los puntos de vista, y queremos olvidarlo lo antes posible más que analizarlo, los números siempre ayudan para saber lo que se hizo mal y que se puede mejor de cara a futuro.

Por eso vamos a estudiar lo que nos dejó este 2019 en estadísticas, siempre según los puntajes recibidos por todos los jugadores en Orgullo Rojo, aclarando que no se tuvieron en cuenta partidos amistosos, como los de verano y el de Tristán Suárez.

Ya analizamos las presencias, el sector defensivo y el mediocampo. Ahora le toca el tuno a los delanteros, sin dudas el sector que menos rindió. En parte por las malas actuaciones individuales y además por ser la parte del equipo que más sufrió la falta de fútbol que tuvo el equipo en el 2019.

Ya sea con extremos o arrancando de más atrás, ninguno de los delanteros tuvo un buen nivel, exceptuando a Silvio Romero. Al nueve del equipo le alcanzó con su jerarquía para salvarse del desastre colectivo y ser incluso el goleador de la Sudamericana y de la actual Superliga.

Los tres técnicos tuvieron en cuenta a 12 delanteros, con la aclaración de que algunos mediocampistas, como Blanco, han jugado de delanteros también.

Como era obvio Silvio es el único que tiene un promedio aceptable, terminando el año con 5.28, siendo el único que pasa los 5 puntos en esta tabla, claro ejemplo del nivel de los delanteros del plantel. Romero la rompió con IDV en Avellaneda dando vuelta el partido (para después mirar en el banco a Pizzini en la vuelta…), recibiendo un 9. También con San Lorenzo, llevándose un 8, y en cinco ocasiones obtuvo un 7. De no haber jugado tan solo muchas veces su promedio sería mejor, ya que sufrió muchísimo la falta de fútbol en varias fechas, en las que quedó con un 3.

El nueve titular y goleador del equipo y la Superliga

A principio de año, Independiente hacía la incorporación más cara de su historia y de la mano de Holan llegaba Cecilio Domínguez. Pero el paraguayo mostró poco y nada teniendo en cuenta las expectativas. Asi y todo está segundo en la tabla con 4.95 de promedio en 30 partidos. Apareció en algunas fechas y mostró su clase con cuentagotas, como por ejemplo en San Juan, Mendoza o el golazo ante Newell’s. Pero de cada diez que intenta le sale una y se perdió muchísimas ocasiones de gol. Muy poco para lo que se esperaba, ojalá lo revierta si es que se queda.

Cecilio no estuvo a la altura de las expectativas

Tercero aparece Francisco Pizzini, quien está muy cerca de partir, algo que sirve de ejemplo también de lo que fue este año. Terminó con 4.85 de promedio, teniendo varios partidos con 6 puntos como sus mejores actuaciones.

Siguiendo con los jugadores que generan controversias, en el cuarto lugar está Martín Benítez, con un promedio de 4.64 en 31 partidos. Ocho años en el club y seguimos esperándolo, no hay nada más que agregar.

El último de los delanteros que integran la tabla, por haber jugado más de cinco partidos, es Sebastián Palacios. Otro de los refuerzos que al menos hasta ahora fue un fiasco. Jugó quince veces y finalizó con 4.06 de promedio, el segundo peor del plantel detrás de Barboza.

Hay otros siete delanteros que fueron tenidos en cuenta, pero que no integran la tabla al no haber recibido calificación en al menos cinco fechas, requisito fundamental para participar de la misma.

Ezequiel Cerutti, Cristian Chávez y Jonathan Menéndez jugaron cuatro cada uno, aunque Chávez además entró en otros seis partidos algunos minutos. Gonzalo Verón disputó 3 fechas, Mauro Molina dos y Alan Velasco junto con Braian Romero una sola. Los juveniles (Velasco y Molina) también entraron en otras tres ocasiones sobre el final de los encuentros.

Análisis 2019: Mediocampo

Si bien este año que termina fue muy malo para Independiente desde todos los puntos de vista, y queremos olvidarlo lo antes posible más que analizarlo, los números siempre ayudan para saber lo que se hizo mal y que se puede mejor de cara a futuro.

Por eso vamos a estudiar lo que nos dejó este 2019 en estadísticas, siempre según los puntajes recibidos por todos los jugadores en Orgullo Rojo, aclarando que no se tuvieron en cuenta partidos amistosos, como los de verano y el de Tristán Suárez.

En esta tercera parte vamos a analizar a los mediocampistas, sector que tuvo muchísimos problemas a lo largo del año.

El mercado de pases de mitad de año fue muy malo para Independiente, sin embargo encontramos un aliciente en el mejor promedio de esta parte del plantel. Se trata de Lucas Romero, quien terminó con 5.56 y jugó 15 de los 22 partidos del segundo semestre. El Perrito no demostró aún todo lo que puede dar, pero se ganó un lugar en el medio y tuvo sus mejores puntajes con Colón, Atlético Tucumán y Talleres, todos con 7.

El Perrito fue el único refuerzo del último mercado que rindió

El segundo de esta tabla es un jugador muy querido por los hinchas, que ha sido resistido por algunos técnicos y que en estos momentos está con un pie y medio en Olimpia de Paraguay. A base de esfuerzo y compromiso, siempre termina jugando y cumpliendo. Nicolás Domingo quedó con 5.44 y tuvo como mejor partido la ida frente a Católica, cuando fue calificado con 8 puntos.

Uno de los más queridos por los hinchas

Detrás aparece un jugador que será un refuerzo muy importante para Lucas Pusineri, o al menos eso es lo que esperamos. Pablo Hernández volverá de su lesión y a fines de febrero o principios de marzo y podrá ser parte del primer equipo nuevamente. El Tucu jugó 16 de los 17 partidos con Holan y había mejorado su nivel notoriamente en los tres encuentros que disputó con Beccacece al mando, justo antes de lesionarse en agosto. Finalizó con 5.31 de promedio, sumando 101 puntos en 19 fechas.

El Tucu se sigue recuperando de su lesión

Luego sigue Fernando Gaibor, que es un caso bastante curioso. El ecuatoriano llegó de la mano de Holan, siendo en su momento el refuerzo más caro de la historia del club. Sin embargo no demostró demasiado y en su último semestre en el Rojo fue tenido en cuenta, pero poco tiempo; como si el entrenador lo hubiese cuidado y seleccionado minuciosamente cuando ponerlo. ¿Por qué decimos esto? Gaibor jugó en 15 de los 17 partidos con Holan, pero en ocho entró solo unos minutos, mientras que solo en siete de ellos disputó más de 20 minutos. Le metió un gol a Racing y jugó bien frente a Binacional, cuando recibió siete puntos. Eso lo ayudó a terminar con 5.28 de promedio. Todavía le quedan seis meses de préstamo en Arabia.

Pablo Pérez llegó a comienzos del año como un refuerzo de lujo. Comenzó bien, tuvo grandes partidos, pero también muchos muy malos, sobre todo en el segundo semestre. De hecho terminó entre los mejores promedios en los seis primeros meses y fue mala su cosecha en los restantes, finalizando con 4.98. Como decíamos, tuvo un 9 frente a Colón y varios partidos con 8 (Binacional y Talleres), pero también muchos con 3 y 4. De las últimas tres fechas, en dos obtuvo un 2 (Aldosivi y Banfield) y su peor performance fue en San Juan, donde se fue infantilmente expulsado y quedó con 1. Hay que ver cuantas ganas tienen él y Pusineri de que se quede y cuantas Newell’s de comprarlo o quedárselo.

¿Seguirá PP8?

Domingo Blanco jugó muy bien en su préstamo en Defensa, peleando el título con Racing hasta el final. Pero su vuelta no fue la esperada y quedó con 4.61, siendo tan irregular como el equipo de Beccacece. Colón, Patronato (metió el gol del triunfo) y Godoy Cruz fueron sus mejores partidos, recibiendo 7 en los tres.

El colombiano Andrés Roa fue uno de los refuerzos que llegaron a mitad de año que no rindió, aunque con la particularidad de no haber tenido muchas chances, algo que le da crédito para este 2020. De hecho entra con lo justo en la tabla, ya que solo en cinco partidos jugó más de 20 minutos. Su mejor puntuación fue un 6, que recibió ante Lanús por Copa Argentina, y finalizó con 4.5. Ojalá este año y de la mano de Pusineri pueda demostrar lo que sabe.

El último que entra en la tabla, cumpliendo el requisito de haber recibido calificación en al menos cinco encuentros, es Francisco Silva. El paso del chileno por el club fue un fiasco y así lo refleja el promedio de 4 con el que terminó.

Los otros mediocampistas que fueron utilizados por Beccacece y Berón, pero que no entran en la tabla son cinco. Carlos Benavídez, que jugó en dos y en otro entró unos minutos, Gastón Togni (estuvo en 2), Alan Soñora (1) y Lucas González y Diego Mercado, quienes entraron unos minutos en un partido.

Análisis 2019: La defensa

Si bien este año que termina fue muy malo para Independiente desde todos los puntos de vista posibles, y queremos olvidarlo lo antes posible más que analizarlo, los números siempre ayudan para saber lo que se hizo mal y que se puede mejor de cara a futuro.

Por eso vamos a estudiar lo que nos dejó este 2019 en estadísticas, siempre según los puntajes recibidos por todos los jugadores en Orgullo Rojo, aclarando que no se tuvieron en cuenta partidos amistosos, como los de verano y el de Tristán Suárez.

En esta segunda parte vamos a hablar de la defensa del equipo, agregando a los arqueros. Y si arrancamos por ellos, casi que hablamos en plural innecesariamente, ya que Martín Campaña es el único del plantel que estuvo en los 39 partidos de Independiente en el 2019.

El capitán del Rojo terminó con un promedio de 5.62, en un año en el que tuvo grandes actuaciones pero también muchos encuentros en flojo nivel. Algo que es raro en él, pero no lo es tanto si tenemos en cuenta el nivel del equipo. De hecho en su peor año en el club, es uno de los mejores promedios. Su mejor puntaje fue ante San Lorenzo a principio de año, llevándose un 9. Luego obtuvo un ocho frente a San Martín de San Juan, Argentinos (ida por Copa Superliga), IDV (vuelta por Sudamericana) y con Atlético Tucumán. Sus peores actuaciones fueron con Estudiantes en La Plata (recibió un 2) y frente a Talleres y Católica, ambos con 3.

El Capitán tuvo su año más flojo, pero igualmente es uno de los mejores promedios

Por su parte, Milton Álvarez solo jugó ante Binacional, reemplazando al uruguayo que salió lesionado. El exMorón tuvo una buena actuación y recibió seis puntos.

Yendo ya a la línea defensiva, llama la atención que el de mejor promedio sea Guillermo Burdisso, que finalizó con 5.68 en los 11 partidos que disputó (entró en otros dos pero menos de 20 minutos). Esto se explica no solo por la regularidad del central, sino porque además fue parte del plantel solamente en el primer semestre, que fue el de mejor promedio general y eso impacta también en lo individual. Además está claro que en un mal año, mientras menos sean los partidos hay más chances de tener un mejor promedio.

Casi con el mismo puntaje aparece Nicolás Figal, que tiene 5.66 en 28+2 jugados. El central tuvo su mejor año en lo profesional y aparece como uno de los integrantes del plantel con mayor proyección pensando en una posible venta. Y sino, quedará como una buena opción para el nuevo entrenador.

Nicolás Figal, uno de los pocos con un buen año

Detrás aparece Fabricio Bustos, con 5.47. El Tractor tuvo una gran actuación ante Colón (recibió un ocho), varias muy buenas como frente a Talleres y una buena Sudamericana, en la que obtuvo un siete en casi todas las jornadas. Pero también partidos muy flojos como River, Vélez, Estudiantes y Unión.

El Tractor terminó con 5.47

Gastón Silva arrancó el año muy resistido, pero con el correr de las fechas se fue ganando un lugar y aceptación de los hinchas. El uruguayo redondeó 5.4 de promedio y demostró que está para ser tenido en cuenta, con muy buenos encuentros sobre todo como central, por ejemplo Católica, Defensa y Justicia, Colón y San Lorenzo.

El uruguayo Silva cambió silbidos por aceptación

Siguiendo con los habituales titulares, hay dos jugadores que bajaron mucho su nivel y apenas pasaron los 5 de promedio. Ellos son Alan Franco, con 5.06 y Juan Sánchez Miño con 5.03. El año de ambos no fue el esperado lamentablemente, pero son jugadores que tienen crédito y condiciones para revertirlo en este 2020 que comienza. El central tuvo muy malos encuentros importantes y eso sorprende, como ante Racing y por Copas con Argentinos, Águilas y Lanús. Por su parte el zurdo tuvo un 2019 muy irregular y lo terminó mal, como con Newell’s y Aldosivi.

Por último, hay que remarcar dos jugadores que sirven como ejemplo de que el fútbol tiene imponderables y también malas decisiones dirigenciales.

Emanuel Brítez muestra 5.16 de promedio, siendo un jugador con muchas limitaciones pero que siempre cumplió. El club tenía la chance de intercambiarlo con Damián Martínez y no lo hizo, demostrando una impericia para negociar llamativa. Ya que el Tatengue no solo que vendió a Brítez a Central, sino que además se quedó con Martínez por un tercio del dinero recibido por el Canalla.

El caso de Alexander Barboza es muy curioso, como las particularidades del fútbol mismo. El central tenía un gran nivel en el Defensa de Beccacece y el club pagó más de cuatro millones de dólares por él. Sin embargo, su paso por Avellaneda hasta el momento fue un fiasco, como el del blondo entrenador. Ojalá lo revierta, porque sería muy importante para la defensa y la institución, dado el capital que se apostó en su fichaje. El promedio de 3.83 con el que terminó es un ejemplo claro de lo que fueron sus actuaciones.

A continuación les mostramos la tabla de la parte defensiva del plantel:

Análisis 2019: Los que más jugaron

Si bien este año que termina fue muy malo para Independiente desde todos los puntos de vista, y queremos olvidarlo lo antes posible más que analizarlo, los números siempre ayudan para saber lo que se hizo mal y que se puede mejorar de cara a futuro.

Por eso vamos a estudiar lo que nos dejó el 2019 en estadísticas, siempre según los puntajes recibidos por todos los jugadores en Orgullo Rojo, aclarando que reciben calificación cuando disputan más de veinte minutos y que no se tuvieron en cuenta partidos amistosos, como los de verano y el de Tristán Suárez.

En esta primera parte vamos a hablar de la cantidad de encuentros disputados y cuales fueron los que tuvieron más presentaciones. Vamos a tener en cuenta también a aquellos que disputaron solo uno de los dos semestres, aclarando cual es el máximo de fechas en las que estuvieron disponibles.

Independiente jugó 39 encuentros en el año, 25 por Superliga, 8 por Sudamericana, 4 por Copa Argentina y los dos restantes por la Copa de la Superliga. Holan dirigió 17, Beccacece 16 y Berón 6.

El único que estuvo presente en todos los encuentros fue Martín Campaña, quién solo dejó el arco cuando salió lesionado en la vuelta frente a Binacional.

El jugador de campo con más presencias es Fabricio Bustos. El Tractor estuvo en 34 y en otro jugó solo unos minutos y por lo tanto no recibió puntaje.

Completa el podio Juan Sánchez Miño, quién participó en 33, siempre recibiendo calificación.

Luego vienen Pablo Pérez con 32 (además jugó en otro menos de 20 minutos), Martín Benítez con 31+2, Cecilio Domínguez 30+4, Alan Franco 30+3, Silvio Romero 28+3, Nicolás Figal 28+2, Gastón Silva 27+2 y Nicolás Domingo 26+2.

De los que estuvieron solo un semestre se destacaron (siempre hablando de cantidad de partidos jugados) varios jugadores y hay tres casos curiosos.

El primero es el del Tucu Hernández, que había jugado 16 de los 17 partidos con Holan y cuando mejor lo estaba haciendo, en los tres que disputó con Beccacece, se lesionó. Por su parte Francisco Pizzini estuvo todo el año, pero disputó la mitad de ambos semestres. Con Holan estuvo en 8 y entró en otros dos, mientras que con Beccacece jugó 6 y saltó a la cancha en otro.

El restante caso muy llamativo es el de Fernando Gaibor, que estuvo en 15 de los 17 con Holan, pero solo en 7 recibió puntaje, ya que en los otros 8 disputó solo algunos minutos.

Domingo Blanco jugó 18 de los 22 partidos del segundo semestre, mientras que Sebastián Palacios y el Perrito Romero estuvieron en 15. En la primera parte del año, Guillermo Burdisso jugó 11 encuentros de 17 y en otros dos entró un rato, y Emanuel Brítez dijo presente en 9, más de la mitad.

En total entre los tres entrenadores utilizaron 35 futbolistas, cuatro de ellos juveniles.

La lista completa, de todos los jugadores que disputaron encuentros con la camiseta de Independiente es la siguiente:

Uno x uno vs. Newell’s

Martín Campaña (5): En la primera etapa ataja a los 18 un tiro de Maxi abajo, sale rápido y atora al delantero muy bien a los 34, y tiene una floja respuesta en el empate. En el complemento roza el extraordinario remate de Moreno antes de que de en el travesaño, pudo haber salido en el segundo y responde bien en el final ante Leal.

Fabricio Bustos (5): Muchas imprecisiones, pero sin errores en la marca como el resto de la defensa. Aportó poco adelante, con un desborde a los 55 como lo único para destacar.

Alan Franco (3): Inseguridades al por mayor, como en los últimos encuentros. Deja larga la pelota para Leal al principio y salvó en el área con Albertengo tras un error de Figal. Un espanto lo que hace marcando en el segundo gol.

Nicolás Figal (2): Pésimo partido del central, con muchísimos errores groseros saliendo y perdiendo el balón, que no terminaron en goles por impericia rival. Gran pelotazo a Cecilio en el primer gol y varios buenos cambios de frente.

Juan Sánchez Miño (2): Estuvo en el cumpleaños del Maracaná 17 y perdió la espalda todo el partido. Lento y totalmente fuera del desarrollo, preocupante partido del lateral. Buen desborde a los 80, la única a favor.

Pablo Pérez (5): Flojo primer tiempo, a tono con lo que venía mostrando. Mejoró en el complemento jugando más arriba y suelto, metiendo pases como el de los 46 a Palacios o 75 a Romero. Faltando diez le dio fuerte de afuera y pasó al lado del palo.

Lucas Romero (5): Aceptable encuentro, robando varias pelotas en el medio y tratando de jugar, algo que no muchas veces logró.

Martín Benítez (2): Querido Papá Noel, yo no se si este año me porté bien o mal, pero lo único que te pido es que este haya sido el último partido de Benítez en Independiente. Solo eso, muchas gracias.

Domingo Blanco (2): Es muy difícil analizar a un jugador que prácticamente no tocó la pelota en el tiempo que jugó.

Cecilio Domínguez (4): Hoy mostró sus dos caras. La que vimos muy poco, con un gran gol, parando y definiendo de zurda de manera brillante. Y la que lamentablemente padecimos con mayor frecuencia, despilfarrando chances y perdiendo la pelota teniendo espacios. Tuvo dos más en el primer tiempo, enganchando y buscando el primer palo en una y en la otra da rebote Aguerre. En el complemento quiere pincharla mal a los 48, cabecea donde estaba el arquero a los 55 y comete un penal ridículo que por suerte el árbitro no ve.

Silvio Romero (5.5): El único, o uno de los pocos a los que no se les puede reclamar demasiado. Buena jugada a los 20 con un caño hermoso y lindo enganche. Cuatro más tarde no resolvió ante el rebote del arquero. A los 40 le dio con un diario en la cabeza y minutos después le pega muy bien en el penal. A los 65 la frena y dispara enseguida casi sin recorrido y se la tapa Aguerre. Diez más tarde, definía perfecto pero estaba adelantado.

Nicolás Domingo (4): Jugó el segundo tiempo por Benítez. Buen pase a Bustos a los 55 como lo más destacado. Algunos toques y también varios errores, siendo el más grave el que tuvo a los 91 en la de Leal.

Sebastián Palacios (2): También entró en el entretiempo, él por Blanco. Al minuto se come un mano a mano por no darle bien. A los 80 le dio de volea y pasó cerca. Como casi todos los refuerzos del último mercado de pases, es un desastre su paso por el club hasta ahora.

Fernando Berón: Le puso el pecho una vez más como empleado del club a una mala situación y eso hay que agradecerlo. Igualmente quedó claro que no logró ninguna evolución en lo futbolístico en los seis partidos que dirigió. Por esa razón sería un error mantenerlo en el cargo en mi opinión. Hoy el Rojo llegó varias veces, probablemente por un déficit en la marca rival, y pierde el partido por errores groseros defensivos y por haberse dejado dominar por un Newell’s que mostró más actitud. Preocupa y mucho el futuro, con un equipo que perdió el cariño de la gente, sin técnico y con dirigentes que desde el Maracaná hasta acá hicieron todo mal.

Uno x uno vs. Banfield

Martín Campaña (6): Un primer tiempo sin trabajo para el capitán y un complemento en el que si lo exigieron. A los 49 sacó al costado un tiro de Carranza, a los 64 un zurdazo abajo de Urzi y luego un cabezazo de Lolo en ese córner. No hay mucho para decir en el gol, y tiene dudas en otro tiro de esquina.

Fabricio Bustos (5): Llegó bien al fondo a los 7 tras una buena triangulación y tuvo un lindo duelo con Urzi en el que ganó más de lo que perdió, pero sin dudas es algo que lo condicionó a la hora de subir.

Alan Franco (4.5): No tuvo grandes errores en la marca, pero fue parte de una defensa que cuando fue exigida no respondió. Saca con el pie una chance clara de la visita a los 45.

Nicolás Figal (4.5): Al igual que Franco, no mostró seguridad en la zaga. Trató de salir y avanzar con la pelota muchas veces, pero sin generar nada. Tuvo una chance a los 74 en la que cabecea mal y pidió penal.

Gastón Silva (4): Muy flojo partido del uruguayo, que deja en claro cada vez más que debe jugar de central. Se cansó de tirar malos centros.

Pablo Pérez (2): Un tiro de afuera que pasó cerca a los 55, discusiones y nada más. Se fue silbado con total justicia de la cancha y es una incógnita su futuro.

Lucas Romero (5.5): Salvó el arco de Campaña a los 23, en una jugada similar a la que sacaría Franco más tarde. Fue de lo mejor del equipo, ganando mucho en la marca en el medio, pero lo pierde y deja saltar solo a Lolo en el gol.

Martín Benítez (3): Un desastre, como casi siempre desde el 2011 hasta acá. Tuvo una chance a los 24 con un tiro de afuera del área que pasó cerca del palo, en una jugada que emulaba el gol que le hizo al Taladro el año pasado. Ojalá lo puedan vender en este receso.

Domingo Blanco (4.5): Tiene al menos la dignidad de buscar siempre y en algunas ocasiones logró prevalecer gracias a su velocidad por derecha, como en la que le da a Silvio a los 56. Saca bien y rápido un córner para Romero. En el medio de una mediocridad generalizada, fue de lo menos peor del medio hacia adelante.

Cecilio Domínguez (3): Nada para el Paragua, que ya siente la reprobación del hincha. No logró generar más que fastidio esta noche.

Silvio Romero (4): Casi no entró en juego el goleador, que igualmente tuvo una chance clara en cada tiempo. A los 40 la paró en el área tras pase de Cecilio, la tiró a colocar y se fue besando el palo. Y a los 56 tocó un centro de Blanco y se la sacó el arquero abajo.

Cristian Chávez (3): Entró a los 64 por Cecilio y si el Paragua estaba fastidiando a la gente, él duplicó la apuesta y la enfureció aún más.

Sebastián Palacios: Reemplazó a Benítez a los 73 y un minuto después tuvo una chance con remate que cruzó toda el área. Quedó bien posicionado varias veces por derecha, pero no pudo mandar un centro que genere peligro.

Alan Velasco: Jugó los últimos diez por Pérez y trató de moverse por todos lados y crear fútbol, algo que no logró. Es uno de los pibes en los que podemos depositar esperanzas en este contexto tan negativo.

Fernando Berón: Primer tiempo discreto, en el que el Rojo tuvo la pelota siempre pero generó dos chances al igual que la visita. Y un complemento horrible como este año de Independiente, que convierte en una pérdida de tiempo verlo jugar. Perdió el invicto y es una de las víctimas de los dirigentes, que volvieron a hablar de más (algo que les encanta) y confirmaron algo que no parece tener mucha razón de ser. El equipo es un desastre, la gente ya se cansó y él deberá decidir si se mete dentro de la hoguera a tratar de apagarla, corriendo un riesgo gigante de prenderse fuego, o vuelve a su labor anterior donde estaba más tranquilo. El Libertadores insultó por primera vez al Presidente y es una muestra clara de lo que está pasando en el club. Hace dos años estábamos en el mismo lugar mirando una final, a partir de fines de la semana siguiente hicieron todo mal. 

Uno x uno vs. Aldosivi

Martín Campaña (5.5): Casi no hubo participación del capitán en el partido. Mostró dudas en un córner en la primera etapa, sacó una pelota difícil ante Domingo a los 69 y aunque suene insólito, metió una palomita en la mitad de cancha.

Fabricio Bustos (5): Sin problemas abajo, mostró intenciones de ir a buscar arriba, pero lo logró solo una vez a los 14, metiendo un centro bajo que da en el defensor y le queda al arquero.

Alan Franco (4.5): No tuvo demasiadas complicaciones, pero tampoco brindó seguridad cuando lo buscaron. Recibe tarjeta luego de un error suyo.

Nicolás Figal (5): Al igual que Franco, no le generaron riesgo, pero no tuvo mayores intervenciones a la hora de marcar o salir jugando.

Gastón Silva (4.5): Muy poco también para el uruguayo, que desbordó dos veces solamente y ambas fueron en un minuto. En la primera de ellas podrían haber cobrado penal. Pierde la marca en la chance que tiene el local que saca Campaña.

Nicolás Domingo (4): Mal partido de Sunday, sin lograr prevalecer en el medio salvo en algunas jugadas. Casi convierte un gol en contra de pecho.

Pablo Pérez (2): En la semana hizo declaraciones minimizando la chance de irse a Newell’s, estaría bueno que si se quiere quedar lo demuestre en la cancha. Horrible su partido, con más ganas de pelear que jugar, dando malos pases y perdiendo pelotas. Lo único razonable que hizo fue recriminarle a Benítez como pateó un tiro libre.

Domingo Blanco (2): Totalmente desaparecido, sin tener participación en el desarrollo, salvo por un taco en el primer tiempo.

Martín Benítez (5.5): Su nivel fue flojo, y con eso le alcanzó para ser el menos peor de Independiente esta noche. Trató de ir para adelante y gambeteó varias veces en la primera etapa. Buena a los 38 con pared y centro para Silvio. Le sacaron amarilla por protestar y tenía razón, en uno de los muchos errores del árbitro. Nuevamente desperdició pelotas paradas.

Cecilio Domínguez (3): Algún pase como el que le da a Benítez a los 38 y no mucho más para el Paragua, que fue otro de los que jugó muy mal. En tiempo de descuento se pierde una chance porque por miedo a un rival le saca la cabeza al centro.

Silvio Romero (3): Nada de nada hoy para Silvio, casi no tocó la pelota. A los 38 tuvo su chance y no llega a conectar; lo mueven, pero no era penal.

Sebastián Palacios (2): Entró por Blanco faltando media hora y no desbordó ni una sola vez.

Juan Sánchez Miño (2): Reemplazó a Franco a los 65 y entró tan mal en el partido que fue perjudicial su ingreso. Terminó congestionando la banda izquierda y dando malos pases. Lo único positivo fue el centro para Cecilio en el final.

Cristian Chávez: Jugó algo más de diez minutos por Pérez y no se lo vio mal, teniendo en cuenta el contexto. Trató de conectarse y participó de varias acciones.

Fernando Berón: Espantoso partido de Independiente, de lo peor en un año que futbolísticamente es horrible. No le creó situaciones al peor equipo del torneo, que venía de comerse 5 en Rosario y ni siquiera le pateó al arco jugando con uno más media hora. Está claro que a Berón no se le puede decir nada, de hecho en números es bueno su ciclo hasta ahora y no hace nada raro desde el banco, pero el nivel del equipo es más que preocupante. Y eso se convierte en miedo cuando escuchamos a los dirigentes, que vuelven a hablar de más, y pensamos en lo que puede llegar a ser este mercado de pases. Los hinchas siempre nos ilusionamos, hacemos cuentas y matemáticamente nos dan, pero no hay razones dentro de la cancha que avalen esas esperanzas.

Últimas noticias

1
2
3
4
5
6

Send this to a friend