De cuarta

De cuarta

En este mundo Independiente hay cuestiones que parecen estar libradas al azar, aunque no siempre es la suerte la que determina ciertos patrones que se repiten una y otra vez.

Javier Cantero, desde que asumió como Presidente de Independiente, tuvo a cuatro directores técnicos, de los cuales tres tienen una insólita coincidencia: fueron echados o renunciaron en la 4ta fecha del torneo.

Ramón Díaz no era DT de Cantero, sin embargo cuando el actual presidente de Independiente asumió se encontró con el riojano a cargo del plantel. Es que Díaz se había hecho cargo del equipo tras la “renuncia” de Antonio Mohamed y fue el último entrenador made in Julio Comparada. A pesar de que Cantero quería a Pekerman, cuando ganó las elecciones acordó la continuidad con Ramón, quien pidió delanteros -Tras idas y vueltas firmó Farías- y que se quedara Matías Defederico -vencía su prestamo-.

Un arranque con 0 de 12 -cuatro derrotas en cuatro cotejos- ponían a Independiente en situación de riesgo y el entrenador decidió dar un paso al costado. El club tenía que salir a buscar el primer sucesor, quien, como el torneo ya estaba empezado no iba a poder elegir a sus jugadores. Cristian Diaz fue la elección de la dirigencia para afrontar probablemente lo que sería la temporada más complicada de la historia.

Los resultados con el principiante no fueron los esperados pero sin embargo, Cantero decidió mantenerlo en el cargo y darle la pretemporada y el armado del equipo, de cara al año en el que arrancaba último en los promedios. Las cosas como se preveían arrancaron mal, dos aceptables empates ante Newell´s y Velez (a posteriori campeones del Final e Inicial respectivamente) y una derrota durísima en el clásico dejaron tambaleando al que algunos jocosos irónicos apodaban “Pep” Díaz.

El partido ante Arsenal en el Libertadores de América fue el certificado de defunción para Diaz, quien al igual que su homónimo riojano, se fue en la 4ta fecha por expreso pedido de la Comisión Directiva, la misma que un mes antes había depositado toda su confianza en este entrenador.

Después vino el Tolo y la historia es sabida, le fue mal, pero fue el único DT de la era Cantero que no se fue en la 4ta fecha, probablemente los triunfos ante Velez -2º fecha- y Racing -3º fecha-, postergaron su inminente cesantía. Miguel Brindisi, de pasado con títulos en el club como DT, volvió a ocupar el cargo para intentar conseguir la hazaña de salvarlo del descenso. La historia era casi imposible y si bien estuvo cerca no lo logró.

La pretemporada siguiente era atípica porque otra categoría recibía a Independiente, sin embargo la historia fue la misma de siempre. Brindisi eligió a los jugadores que quería, a algunos se los trajeron y a otros no. El arranque fue de la peor manera ante Brown de Adrogué perdiendo 2 a 1 en Avellaneda. Dos empates ante rivales pobrísimos como Boca Unidos y Aldosivi lo dejaron en la cuerda floja, una cuerda que se encargo de cortar Atlético Tucumán con un baile de novela que nos propinó el pasado sábado.

Al día siguiente, Brindisi fue echado del Rojo, oh casualidad en la 4ta fecha. Otra vez la historia de siempre, Omar De Felippe, el nuevo DT no eligió a su plantel, ni hizo su pretemporada, él lo sabía pero no deja de ser un error que se repite.

No es producto del azar que todos los entrenadores de la era Cantero, a excepción de Gallego, hayan sido echados o renunciaron en la 4ta fecha de diferentes torneos. Había un lema de la gente de marketing de Independiente, de esta mismísima dirigencia, que decía “las coincidencias no existen”, lamentablemente fue en una de las pocas cuestiones que no se equivocaron.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Carlos Perez
Director del mejor sitio para los hinchas de Independiente! Vamos Rojo todavía!

Últimas noticias

1
2
3
5

Send this to a friend