De viaje

Desde la partida de Ariel Holan y su representante, dejaron de ser cinco para pasar a ser tres las personas que manejan el club. El resto de los que tomaban decisiones hasta diciembre de 2017, se fue por pedido del por entonces entrenador o por decisiones personales vinculadas a cuestiones políticas, razón por la que algunos de ellos fueron tildados de traidores y ahora no pueden retornar a la institución.

Y salvo el Secretario General, Héctor Maldonado, los otros dos integrantes del trinomio, al menos el año pasado (electoral) estuvieron más abocados a la política nacional que al día a día de Independiente.

Eso, además de notarse en las decisiones, es algo que molesta a los hinchas. Se entiende que al ser una actividad ad honorem, prácticamente todos los dirigentes del fútbol argentino tienen otras ocupaciones y no se dedican full time a su club. Además algunos, como es el caso de los Moyano, viven más expuestos que muchos de sus colegas.

Pero cuando son pocos los que manejan lo que ocurre en una institución, ese tipo de cosas llama más la atención, sobre todo en momentos críticos como el de Independiente ahora.

Después del papelón del domingo, el trinomio que maneja Independiente se llamó a silencio, algo que puede ser saludable teniendo en cuenta las últimas reacciones con declaraciones que tuvieron.

En el caso del Vice Presidente, Pablo Moyano, se encuentra en Venezuela con otros dirigentes del sindicato de camioneros y del ITF, en un viaje planificado hace algunos meses, para participar de una marcha de trabajadores aeronáuticos y reunirse con diputados. Y en ese marco fue recibido hoy en el Palacio Miraflores por el Presidente para algunos, dictador para otros, Nicolás Maduro.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Javier Brizuela
Periodista deportivo. Director de Orgullo Rojo. Tercera generación de enfermos de Independiente

Últimas noticias

Send this to a friend