Deportivo empate

Deportivo empate

Independiente volvió a empatar, fue 1-1 ante Boca en el Libertadores de América y quedó muy lejos de los de arriba. El Rojo arrancó ganando 1-0 con gol de Albertengo pero Guillermo Burdisso igualó las cosas después de un córner antes que termine la primera etapa. Sobre el final fue expulsado Mancuello en una jugada insólita y se perderá el clásico ante Racing.

La primera del partido fue un centro rasante de Chávez que nadie pudo empujar pero que Rodríguez mandó al tiro de esquina. A los nueve minutos llegó el gol de Independiente, una buena contra que manejó bien Pisano, puso un pase perfecto para Albertengo que corrió toda la cancha y metió un cabezazo para vencer a Sara. Otra vez, al igual que como contra Banfield, el Rojo se puso rápido en ventaja. Luego del gol, Independiente siguió buscando, con poca claridad y Boca (plagado de suplentes) esperando poder meter una contra. A los 26 minutos, Mancuello habilitó muy bien a Albertengo que definió pero tapó bien Sara.

Independiente continuó atacando y llegó con dos cabezazos de Tagliafico que contuvo bien el arquero de Boca. A los 36 minutos de juego Boca se encontró con un empate que no merecía, tiro de esquina de Castellani y Burdisso apareció solo ante la mirada de la defensa y un arquero que se quedó parado para empatar las cosas con un buen cabezazo. No pasó demasiado más en la primera etapa.

El segundo tiempo fue un calco de la mayoría de los partidos de Independiente en el torneo. El rival espera en su campo, los dirigidos por Almirón tienen la pelota pero no llegan con claridad y fallan siempre en el último toque. A los nueve el Rojo tuvo una clara, buen centro de Mancu al primer palo y el cabezazo de Albertengo fue bien tapado por Sara. Cuando iban 16, Benítez remató débil y el arquero visitante respondió bien, como toda la noche. Promediaba la mitad de la segunda etapa y el entrenador mandó a la cancha a Lucero en lugar de Pizzini, que no tuvo un buen partido. El ex Defensa y Justicia gravitó poco y nada.

A los 43 sucedió lo increíble, la pelota había salido, era lateral para Independiente pero el juez de línea no lo marcó. Mancuello (estaba amonestado por protestar) tomó otra pelota y se la tiró al jugador de Boca que continuaba con la jugada. El árbitro Trucco paró el partido, le mostró la segunda amarilla al capitán y por ende la roja. La figura del equipo no podrá estar ante Racing por una tontería injustificable.

El partido siguió y fue Boca quien tuvo las más claras con Meli y Burdisso para llevarse la victoria que hubiese sido muy poco merecida. En la última, y a la salida de un córner fue Independiente quien casi consigue los tres puntos pero el remate de Méndez (de lo mejor del equipo) fue tapado por Sara, la figura de la cancha.

Independiente cosechó otro empate, su séptimo en el torneo y parece repetir siempre el mismo partido, control total de pelota, situaciones de gol, un rival que espera y un resultado que suele ser siempre el mismo, la igualdad. Ahora se viene el clásico más desparejo de todos ante Racing. Hay que ganar o ganar.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article

Últimas noticias

2
3
4
5
6

Send this to a friend