El año de Holan

Mirado de reojo, pero con una imborrable sonrisa en el rostro, Ariel Holan se paró al lado de Hugo Moyano, sostuvo la camiseta de Independiente y avisó: “No soy un mago ni un mesías”. La escena nos remonta hace 365 días exactos, cuando el Profesor asumía a su cargo como entrenador del plantel profesional, luego de la salida de Gabriel Milito.

Cuestionado desde el vamos por su amplio cuerpo técnico -14 colaboradores a su lado-, el polémico audio filtrado donde juraba tener la receta para curar tantos años de desmanes y el excesivo uso de la tecnología en su primera práctica, Holan logró comenzar a ganarse el apoyo de los hinchas a medida que su equipo lograba descubrir el significado de la palabra fútbol, habiendo prescindido de jugadores como Ortíz, Denis y Vera que se fueron criticándolo y gestando más polémica.

Haciendo oídos sordos, insistiendo con la prueba y error de la tecnología en los entrenamientos y sosteniendo una idea futbolística que iba asomando, su equipo cosechó racha de 14 juegos sin perder, con algunas remontadas memorables y puntos muy altos en jugadores que estaban condenados por el hincha. Logró volver a meter a Independiente en la pelea por el torneo y la clasificación a la Copa Libertadores, dos objetivos que seis meses atrás parecían imposibles y que mantuvieron ilusionada a la gente hasta el último minuto del campeonato. Si bien el Rojo no lo logró en esa instancia, ni tampoco en la Copa Argentina, el desenlace de la historia terminó siendo feliz unos meses más tarde.

La segunda mitad del 2017 encontró a los hombres de Holan con un sólo objetivo en la cabeza: la Copa Sudamericana. Y así fue que el DT se jugó el todo por el todo en ese certamen, con juegos de excelso nivel, goleadas inolvidables y algunas remontadas históricas que hicieron que el entrenador se remonte años atrás. “Esto es para mi viejo, que me trajo tantas noches como ésta para disfrutar”, fue lo primero que tiró el Profe luego de revertir el resultado adverso con Libertad y pasar a la final del torneo. Antes, claro, volvió a imponerse en el clásico barrial ante Racing (ya lo había festejado entre lágrimas en el campeonato anterior y ahora lo lograba en condición de visitante y con un equipo alternativo), y se había bancado el duro apriete de Bebote Álvarez a la salida de un entrenamiento.

Desde el comienzo del segundo ciclo de Américo Gallego al frente del equipo -en el tercero no sucedió ni por asomo- que la gente no coreaba el nombre de un entrenador con tanta fuerza. Los cuatro costados del Libertadores de América se venían abajo rezando: “De la mano de Holan la vuelta vamo’ a dar”. El DT lloraba mientras alzaba sus puños para intentar tocar el cielo. Había que ir al Maracaná a repetir la historia de 1995 para lograr el objetivo trazado unos meses antes. Y en otra fase épica que quedará grabada en las páginas más doradas del club, Holan, como un hincha más, logró su sueño: Independiente alzó su 17º título en un terreno totalmente adverso, con más fútbol que sacrificio, con más coraje que huevos, pero con tantas sonrisas como lágrimas por el significado que traía.

Fue tal el sentimiento de empatía logrado con el hincha que al anunciar los motivos por los que decidía no continuar en el cargo que se generó una revolución inmediata que rogaba que Holan siga siendo el DT de Independiente en 2018, con tanta posibilidad de devolverle el protagonismo perdido en las competencias que se le vienen. Parecía que no había vuelta atrás, que entre las diferencias con Alejandro Kohan (preparador físico del Rojo) y la eterna custodia luego de las amenazas de la barra brava no había manera de continuar, pero unos días después todo cambió. Holan dio el sí (se casó, pero también le dijo que si a su querido club) y, como hace un año atrás cuando se filtró un audio, apareció un video cantando muy sentimentalmente la marcha de Independiente que fue furor en redes sociales. ¿Recuerdan? “No soy un mago ni un mesías”, dijo hace un año. No lo será, pero en el Rojo logró fusionar las cualidades de ambos dos. Esta historia continuará…

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article

Últimas noticias

Send this to a friend