El lado Rojo de la luna

Se cumplen 52 años de la llegada del hombre a la Luna, un hito que marcó a la humanidad y que involucra a Independiente. El histórico Rey de Copas del fútbol mundial es experto en hazañas continentales y hasta intercontinentales, pero en 1969 fue más allá, siendo parte de una proeza espacial.

Conocé la historia sobre el único club del mundo que llegó a la Luna a través de N. Armstrong, E. Aldrin y M. Collins, los tres astronautas que fueron socios de la institución más laureada de América.

En 1969, el Rojo ya tenía el orgullo de ser bicampeón de América (primer equipo argentino en conseguirlo); campeón del fútbol argentino, en reiteradas oportunidades; de tener el máximo goleador del fútbol argentino; el equipo más goleador; el primer estadio de cemento del país; y ser un club modelo.

Héctor Rodríguez era el Secretario de Cultura y Relaciones Públicas del club y al enterarse sobre la misión del Apolo 11, cuyo objetivo era que el ser humano caminara por primera vez en la superficie lunar, pensó en hacer una muestra espacial en la sede y que “los héroes más grande del siglo, tenían que ser socios de Independiente”. Así fue como propuso hacer socios honorarios a los tres astronautas que serían los primeros en llegar al satélite de la Tierra: Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins.

Los carnets de socios de los astronautas

Los dirigentes Arias (presidente), Iso, Lisnovsky y Rodríguez fueron personalmente a la Embajada de EEUU para hacer entrega de los presentes.
En el mes de mayo llegaron a la NASA los carnets de los tres astronautas (en las fotos aparecían con sus escafandras) junto a unos regalos: tres banderines y tres conjuntos de indumentaria del club.

Lejos de ser ignorados los regalos, el mismo Neil Armstrong agradeció la cortesía del club con una carta: “En nombre de los miembros de Apolo XI, quiero agradecerle por la muy linda carta y por su consideración en enviarnos los tres banderines. Espero poder visitar Buenos Aires pronto y que las circunstancias me permitan aceptar su invitación para visitar su Club”.

Aparentemente les generó alguna sonrisa debido al color, rojo como los soviéticos (enfrentados a EEUU en plena Guerra Fría y en la carrera espacial), pero les cayó simpático y decidieron llevar un banderín a la misión, a modo de cábala.

El 16 de julio fue el día del lanzamiento al espacio, con el mundo pendiente de un acontecimiento para el que trabajaron 400.000 técnicos y costó miles de millones de dólares. El histórico alunizaje se dio cuatro días más tarde, inspirando a celebrar el Día del Amigo cada 20 de julio. Excusa ideal para alzar nuestras copas.

A fines de 1969, Armstrong y Collins vinieron de visita a la Argentina y Héctor Rodríguez fue invitado al agasajo que se les hizo en la Embajada de Estados Unidos.

Allí, Neil Armstrong le confesó a Rodríguez que llevó en la nave el banderín de Independiente como cábala.

Al día de hoy mucha gente sigue dudando sobre la veracidad de tal suceso, pero a la vez los científicos encuentran múltiples evidencias empíricas de la llegada del hombre a la luna y refutan cualquier teoría conspirativa.

Un pequeño paso para el Rojo, un gran paso para la humanidad.

Sebastián Casas, @sebacai, para Orgullo Rojo

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Javier Brizuela
Periodista deportivo. Director de Orgullo Rojo. Tercera generación de enfermos de Independiente

Últimas noticias

2
3
4
5
6

Send this to a friend