Un equipo, dos versiones

La victoria de anoche ante el Huracán remarcó una arista importante que trae arrastre desde hace mucho tiempo y tiene que ver con la lucha que Independiente mantiene consigo mismo. Sin dudas el rival más peligroso para el Rojo, es Rojo mismo.

Cualquier hincha se pudo dar cuenta que el primer tiempo fue claramente diferente al segundo. ¿Qué ingreso cambio el curso del trámite?, ninguno. El 4-3-2-1 que terminó la inestable primera parte 1-1 fue el mismo que cambió la cara en el complemento con una intensidad envidiable.

Algo muy cierto y rescatable de esa primera mitad fue la rápida reacción del equipo ante la apertura del marcador por parte de Ábila para Huracán. Impreciso en los últimos metros, con poca frescura en la transición de la tenencia del balón y con Erviti corriendo verticalmente más de lo que puso asistir fueron algunos puntos del declive. Por supuesto que los movimientos monótonos y pocos sorpresivos disminuyeron la oportunidad de encontrar estabilidad futbolística. Pese a esto, el Rojo se fue al descanso con la paridad en el bolsillo sin demostrar la impronta y el sello del semestre anterior.

En la segunda parte lo dicho; el profesor no dispuso de ninguna modificación táctica ni de nombres propios, aunque el funcionamiento fue distinto e hizo levantar los ánimos del gran número de hinchas que se acercó para acompañar al plantel. La defensa (Bustos, Franco,Tagliafico y Sánchez Miño) se afirmó y ajustó algunos conceptos para neutralizar a los delanteros contrarios y la rapidez del escurridizo “Cacu” Gamarra.

Para Nicolás Domingo un párrafo aparte. El exRiver capitalizó bien su ingenio como único 5 de marca. Descatado debut en la casa del “Diablo”. Combativo, yendo bien al piso cuando ameritaba pero ademas lúcido para entregar redonda la pelota luego de cada recuperación. Interesante segunda mitad de Meza como interior, quizás en una posicion no tan comoda pero efectiva con su despliegue físico y velocidad. Lo mismo para los autores de los tres goles; Benítez primero, Fernández para poner al frente al equipo y nuevamente el misionero para cerrar el telón, acompañaron con su aporte al buen complemento.

Dentro de las modificaciones dispuestas por Holan hubo otro debut. Jonás Gutiérrez ingresó para disputar los últimos minutos y logró demotrar su buen estado físico, aportando sobre todo experiencia en un plantel joven.

Holan le brindó a la institución una idea clara de juego, sostenida por la intensidad a la hora de distriur los circuitos. Para trabajar en la semana quedará aceitar la regularidad para no entrar en un terreno del que más adelante sea difícil salir y que tiene que ver con la concentración entre tiempo y tiempo.

La próxima parada será el viernes 8-9 ante Olimpo en Bahía Blanca. En ese momento Independiente ya va a tener definido sus últimas incorporaciones que serán entre Nazareno Solís y los colombianos Felipe Pardo y Leonardo Castro. ¿Quién vendrá?.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Alexis Potel
Periodista de la Academia de Quique Wolff. Crecer es el objetivo principal del desarrollo.

Últimas noticias

Send this to a friend