“Estoy donde quiero estar”

Nicolás Domingo tuvo un mano a mano con el colega Nahuel Lanzillotta de Clarín en el que habló, entre otros temas, de su salida del equipo y relación con Beccacece, la renovación con Berón y la actualidad económica del club.

Durante el ciclo Beccacece fueron muchos los rumores acerca de su salida del primer equipo y del plantel: “La última charla que tuve con él fue previo al partido con Estudiantes. Jugar, queremos jugar todos, y en mi carrera me ha pasado ser suplente y titular. Pero cuando me tocó salir de la lista de concentrados, no me dio ninguna explicación”. Luego agregó: “Sí, me enojé, en los partidos me veía de civil y caminaba por las paredes. Mi señora me quería echar de mi casa. No te voy a negar que me costaron esos meses. La pasé mal”.

Igualmente eso no lo desmoronó: “Yo traté de ser profesional como siempre. Soy el más grande del plantel y ante ciertas situaciones debo actuar para que los más chicos vean. Los lunes volvía a arrancar la semana como si tuviera chances de jugar”.

El comienzo del ciclo Berón le dio revancha, tanto a él como al grupo. Sobre eso declaró: “Con la llegada de Fernando, se descomprimió mucho la situación adversa que veníamos teniendo. Siempre que cambia el entrenador, cambia la energía”. Y al ser indagado sobre eso y las diferencias con el anterior entrenador dijo: “Entre que las cosas no se fueron dando y su forma meticulosa de trabajo, hacía que ninguno quisiera salirse de su libreto, de su línea. A veces eso hace que uno se ate. Fernando nos marcó dos o tres pautas a la hora de tener la pelota y de no tenerla y dejó que fluya la inventiva del jugador. Recuperamos la confianza con la pelota y en las decisiones en los últimos metros. Fueron soltándose jugadores y el equipo, Silvio encontró el gol y Cecilio levantó su nivel”.

¿Debe quedarse Berón? Sobre eso declaró: “Es una decisión dirigencial. No creo que deban consultarnos a nosotros. Lo charlarán los dirigentes. Lo que sí puedo decir es que con Fernando estamos bien, cómodos”.

Otro de los temas que está en boga lamentablemente en Independiente es el atraso en los pagos, debido a la crisis económica que atraviesa el club: “El jugador está tranquilo porque sabe que más tarde o más temprano, siempre cobra su sueldo. Nosotros tenemos diálogo fluido con la dirigencia. Se habla y se pregunta sobre el tema, tienen la intención de acomodarse”.

¿Esto puede hacer que él y varios de sus compañeros piensen en dejar la institución? A esto respondió: “Es algo personal de cada uno. Entiendo las dificultades, la inflación, la diferencia del dólar, pero en lo personal estoy tranquilo. Si disfrutás el día a día con los compañeros y te gusta el club, no te querés ir”.

Por último, acerca del cariño que le manifiestan los hinchas y mostrando el sentido de pertenencia que se creó desde su llegada, declaró: “No me voy a olvidar jamás todo lo que viví en este club. Cada vez que corean mi apellido, es como si fuera la primera vez que lo escucho. Yo estoy en el lugar en donde quiero estar, es difícil irme de acá”.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Javier Brizuela
Periodista deportivo. Director de Orgullo Rojo. Tercera generación de enfermos de Independiente

Últimas noticias

1
2
4
5
6

Send this to a friend