Goles que cierran partidos

Martín Benítez convirtió por tercera vez en el semestre en el Estadio Libertadores de América. Las tres veces, Independiente terminó ganando 1 a 0.

Desde su debut hace más de seis años, el delantero surgido de las inferiores del Rojo nunca fue muy regular en lo que respecta a convertir. Su mejor racha se dio en el segundo semestre de 2015, cuando convirtió cinco goles en tres partidos consecutivos en Avellaneda (2 a Olimpo, 2 a Atlético de Rafaela y 1 a Defensa y Justicia). Lo cierto es que en la actualidad, a pesar de sus buenos rendimientos, se alejó un poco del gol. De hecho, después de aquel golazo a Atlético Tucumán que permitió la clasificación agónica a los cuartos de final de la Copa Sudamericana, Benítez no volvió a convertir en 2017.

El punto de inflexión en la carrera del 7 fue la definición por penales de la Recopa Sudamericana 2018. Tras igualar 1-1 y 0-0 con Gremio jugando más de 120 minutos con un hombre menos, Independiente se jugaba la copa desde los 12 pasos en Porto Alegre. La historia es conocida: convirtieron todos y Benítez falló el último penal. Sin embargo, el domingo siguiente (25 de febrero) ante Banfield, renació de sus cenizas. Los hinchas lo recibieron con ovación y él respondió con un golazo: promediando el primer tiempo, recibió del Torito Rodríguez unos metros detrás de la medialuna del área, se dio vuelta y la colocó bien abajo, pegada al palo derecho de Mauricio Arboleda. Esa tarde, Benítez volvió a marcar después de 738 minutos y el Rojo ganó 1-0.

Casi un mes después, el 15 de marzo, el Rey de Copas volvió a ser local por Copa Libertadores tras siete años y la presión era mucha, ya que la derrota ante Deportivo Lara en Venezuela obligaba a ganarle a Millonarios. En una acción similar a la del partido con Banfield, también durante la primera mitad, Bustos se proyectó al ataque por la banda y asistió a Benítez, que le hacía señas desde la medialuna del área. El delantero volvió a resolver en tres movimientos: paró la pelota, la acomodó para su derecha y definió al palo izquierdo del arquero. Otra vez, el resultado final fue 1-0 para el local.

Anoche, Independiente necesitaba una victoria para mantenerse en puestos de clasificación a la Copa Libertadores 2019. El rival era Boca, único puntero del torneo al que no se le ganaba desde 2004 en Avellaneda. Esta vez, Benítez no apareció en el primer tiempo pero sí en el segundo: Figal cortó un ataque rival en la mitad de la cancha y le dio la pelota a Sánchez Miño, que salió a toda velocidad a buscar el contragolpe. Eran cuatro atacando y cuatro defendiendo, y el volante tomó la mejor decisión: en el momento justo asistió a Benítez y lo dejó de cara a Rossi, entrando al área por la derecha. El misionero paró la pelota y definió entre las piernas del arquero de Boca. Por supuesto, el Rojo volvió a ganar 1-0.

Los tantos ante Banfield y Boca sumados a los dos que le marcó a Huracán en la primera fecha y al que convirtió ante San Martín en San Juan dejan a Martín Benítez con cinco goles en la Superliga 2017/18. Es el segundo goleador de Independiente en el campeonato detrás de Leandro Fernández, quien lleva seis tantos.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Santiago Demartino
22 años. Periodista deportivo (Deportea).

Últimas noticias

1
2
3
4
5

Send this to a friend