“Hay que entrenar el cerebro”

Carlos Gutiérrez, psicólogo colombiano que llegó de la mano de Lucas Pusineri, habló de su trabajo con el plantel de Independiente.

En una entrevista exclusiva con Olé comentó: “Mi función es disponer ensayos de entrenamiento psicosensorial para potenciar las habilidades de los futbolistas. Pusineri es un técnico muy moderno y le da mucha importancia a la parte mental. El deportista es cuerpo y mente. En el fútbol de hoy hay que entrenar el cerebro, no sólo los músculos. Nuestros métodos ayudan a mejorar la toma de decisiones, la concentración y los tiempos de reacción”.

En esta misma linea, detalló: “Hay que entrenar el cerebro todos los días, como si fuese un músculo. En la pretemporada voy a realizar una serie de tests que me van a dar un parámetro de cada deportista y del grupo en general. Se trabaja desde lo individual y lo grupal. Una vez realizado ese diagnóstico trabajaremos para que los deportistas sean más inteligentes y eficientes a la hora de tomar decisiones y ejecutar movimientos”.

Acerca de la posibilidad de lograr que un futbolista le pegue a la pelota con la misma precisión tanto con su pierna hábil como con la no hábil, señaló: “Casi que se puede lograr. Depende de la predisposición del futbolista para realizar trabajos a diario. Es posible, mediante ejercicios de repetición como ejecución de remates. Es indispensable adaptar el cerebro y comenzar a mejorar no sólo la precisión, sino también la potencia. Ahí es donde entra el término plasticidad cerebral”.

Al momento de referirse concretamente a los ejercicios que pueden realizarse, expuso: “Para los arqueros tenemos unos lentes que inhabilitan la visión por micromilésimas de segundo. De acuerdo a la programación que uno les vaya dando desde el celular podemos ampliar o disminuir el bloqueo del campo visual. El objetivo es incrementar la capacidad del portero para calcular velocidad, distancia y profundidad. Esos lentes ayudan a determinar cuál es el ojo dominante y el perezoso. A partir de esa información se puede trabajar para lograr un equilibrio”, y siguió: “También tenemos un sistema de luces LED que nos ayudan a disminuir los tiempos de reacción. Esas mejoras ayudan al cerebelo a reaccionar con mayor velocidad a los impulsos que se transmiten a través de los canales neuronales. Y esas micromilésimas de segundo que nos vamos a ahorrar en la ejecución marcarán la diferencia entre ganar el balón o no, meter el gol o no y ganar un duelo individual o perderlo”.

Por otra parte, al ser consultado por la reacción de los futbolistas ante su presencia, Gutiérrez declaró: “Normalmente ante lo nuevo puede surgir el rechazo o la aversión. Algunos son más receptivos que otros. A medida que le demuestras al futbolista que tu trabajo es científico, que no hay azar sino que todo es planificado, empiezan a creer. Ellos se dan cuenta de que quienes más se apegan al programa mejoran las habilidades cognitivas. La clave es explicarles para qué les va a servir cada ejercicio. Y de a poco empiezan a ver al psicólogo como un profesional y no como el topo que va a ir a contarle algo al entrenador. El hecho de que me haya traído el profe no quiere decir que le voy a contar infidencias. No, en absoluto. El sigilo profesional está por delante”.

En el final, el psicólogo se refirió al momento que atraviesa Independiente y exclamó: “Tenemos que modificar el yo quiero por el yo puedo. Y si cambiamos esa ecuación mental vamos a ver mejoras significativas. Habrá que formar un grupo en el que a todos les duela lo que le pase al compañero, que haya sentido de pertenencia. Vamos a hacer un trabajo muy interesante. Estoy agradecido a la vida por haber llegado al club más grande de la historia de la Argentina”.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article

Últimas noticias

2
4
5
6

Send this to a friend