¿Hasta cuándo?

¿Hasta cuándo?

Independiente perdió 2-0 el clásico ante Racing sin siquiera patear al arco y sumó su décimo partido seguido sin sumar de a tres. El equipo no responde y está último en la tabla de promedios. El ciclo de Cristian Díaz se apaga. ¿Seguirá?

El partido que no se negocia, este domingo Independiente lo regaló. Casi sin oposición, el “Rojo” perdió el clásico de Avellaneda ante un Racing efectivo que pudo haber obtenido una diferencia mayor y la preocupación es mayúscula.

Cristian Díaz sacó a Paulo Rosales para hacer ingresar a Fabián Monserrat, pasando a un 4-4-2 más conservador, y el cambio no surtió efecto: ni hubo más equilibrio ni Independiente logró siquiera atacar una vez.

Los primeros 25 minutos fueron parejos y casi no hubo acciones de riesgo, pero a los 28, con el gol de José Sand tras un desacople defensivo y una perdida de balón de Federico Mancuello, se inclinó definitivamente la balanza para el lado de Racing.

La expulsión de Morel Rodríguez al filo del descanso complicó aún más el panorama y hacía vislumbrar una caída sin atenuantes que, sino hubiera sido por la falta de puntería de Racing, hubiera sido peor.

En el complemento, Díaz se acordó de Rosales y lo mandó a la cancha por Monserrat, pero ya fue demasiado tarde: Independiente siguió sin generar nada y sufrió ante cada ataque local.

Así, el “Rojo” sumó una nueva decepción y se hunde en el descenso. Los dirigentes y el propio entrenador tienen ahora la llave del futuro. ¿Pasará algo?  

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article

Últimas noticias

1
2
3
4
5

Send this to a friend