“Jamás hablamos de plata”

Daniel Montenegro habló de las reuniones que tuvo con los dirigentes de Independiente y contó qué le habían ofrecido.

“La primera reunión que tuvimos fue cuando estaba Ariel Holan. En ese momento Holan no quería manager y se pasó a hablar de que trabaje posicionando la marca Independiente en el exterior. Después empezamos a hablar de ayudar a buscar sponsor para el pecho y luego del Museo”, comentó en diálogo con De La Cuna Al Infierno.

En esta misma linea, expuso: “Llegamos a tener una reunión cuando estaba Sebastián (Beccacece). En esa me ofrecieron la Secretaría Técnica y me entusiasmó mucho la idea. Es algo que me gusta y estaba dispuesto a formarla con las dos personas que me habían mencionado”. 

Luego, se refirió a cómo apareció el nombre de Diego Forlán: “Lo de Forlan surgió como parte del proyecto que teníamos de buscar varios embajadores por el mundo. Forlan, Cambiasso, Gustavo Lopez, Zanetti”, contó, y siguió: “A Forlán le mandamos el proyecto por mail y nos gustaron todos sus contactos. No es cierto que la dirigencia hablaba paralelamente con él porque cuando hablamos, no se habían comunicado”.

Además, aclaró: “En ningún momento hablamos de cambiarle el nombre al Estadio. No sé donde salió, los dirigentes saben bien que jamás se me cruzó por la cabeza”.

Continuando con la cuestión, el Rolfi comentó: “La cara iba a ser yo. Si el club no quiere a alguna persona que este conmigo, esa persona no va a estar. Jamás llevaría a alguna persona que el club no quiera”.

En cuanto al manejo de la dirigencia, Montenegro exclamó: “Nunca hablé tan extenso porque me vi adentro. No guardo rencor, me sorprendió después escuchar un montón de proyectos que son los que hablé yo. No sé si me veo afuera, no me volvieron a llamar. Si lo vuelven a hacer, me reúno, ¿por qué no? Sí tendré la necesidad de preguntar que pasó”. Asimismo, aseguró: “Si me vuelvo a juntar es para darle un corte final, por sí o por no”.

Por otro lado, acerca de su historia con el Rojo, manifestó: “Volví en su momento para ayudar, me comí muchas puteadas, la pase mal, pero ahora la gente lo agradece. Es más, me agradece más haber vuelto en aquel momento que el torneo 2002. Pasaron 6 meses de reuniones y jamás hablé de plata. Nunca se habló de lo que iba a ganar”.

En el final, el Rolfi fue consultado por Fernando Berón: “Me crucé con Berón a la salida de la sede, le hice de UBER porque no le gusta manejar. Su llegada es de esas personas que descomprimen y hacen bien. Lo tuve de DT un mes cuando me colgaron en Reserva”.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article

Últimas noticias

1
2
3
4
5
6

Send this to a friend