Llegó la hora

Llegó la hora

En menos de 24 horas, seguramente vamos a recibir el golpe más duro (futbolístico, está claro) de nuestras vidas. Ese que nos viene torturando desde hace ya un tiempo largo, que nos corta la respiración, nos desvela, nos repiquetea en la frente cada vez que tratamos de pensar en otra cosa, de aferrarnos a alguna esperanza. Esta es la frutilla de un postre que nadie quiso nunca probar, pero que hace rato venimos testeando.

Ya va llegar el momento de sentar en el banquillo a los culpables y escuchar sus explicaciones. Hoy, como hinchas, socios, en definitiva dueños, tenemos la obligación y hasta la necesidad de estar ahí, abrazando al club para que asimile el golpe, de ponerle el pecho a la adversidad. Nunca vivimos algo así, no tenemos por qué saber cómo reaccionar, cantemos por los colores, lloremos, puteemos, digamos lo que tengamos ganas de decir, pero tiene que ser sin violencia. No juguemos el partido de otros, cuidemos nuestra casa, que en definitiva los que pagamos los arreglos somos nosotros, cuidemos nuestras familias.

Tenemos que lograr lo que no pudieron ni dirigentes ni jugadores. Estar a la altura de las circunstancias, de nuestra gloriosa historia, que quedará seguramente manchada a partir de mañana, pero que nunca se podrá borrar. Si toca irnos que sea con dignidad, seamos Independiente. En las buenas y en las malas mucho más dice la canción, llegó la hora de demostrarlo.

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Javier Brizuela
Periodista deportivo. Director de Orgullo Rojo. Tercera generación de enfermos de Independiente

Últimas noticias

3
4
6

Send this to a friend