Los cuatro ¿fantásticos?

Los cuatro ¿fantásticos?

La llegada de Federico Insúa a Independiente generó mucha expectativa en un gran porcentaje de los hinchas del Rojo. Claro, un jugador con semejantes características se juntaría con Daniel Montenegro y Matías Pisano -dos que tuvieron rendimientos meramente importantes en el último semestre- y aportaría para que Facundo Parra, el único punta, siga haciendo su trabajo. 

Ahora bien, el Pocho no contaba con el aval de todos los hinchas. Que en Vélez jugaba poco, que la edad no le permite estar óptimo para durar los noventa minutos, que ya no es el mismo que se cansó de romperla en el 2002 eran alguno de los argumentos que encabezaban la lista de críticas. Contra ello, Insúa armó una bonita jugada ante Brown de Adrogué para que Pisano marque el segundo gol del 2014 para Independiente. Pero, ¿y después?

Después poco y nada. Mientras gran parte del periodismo se llenó la boca diciendo que Independiente contaba con “los cuatro fantásticos” de mitad de cancha hacia adelante, los flojos rendimientos a nivel individual de cada uno se encargaron de colocar los pies sobre la tierra. Es cierto, a Insúa no le da el físico para aguantar todo el partido, pero tampoco logra generar ese desequilibro que el equipo necesita para adquirir mayor poder ofensivo cuando está dentro de los once. Quizás necesite más tiempo; adaptarse, entenderse, vaya uno a saber.

Montenegro y Pisano bajaron su nivel. Nadie duda de sus cualidades o características. Ya han demostrado -sobre todo el más experimentado- que categoría les sobra. Pero en lo que va del año sus rendimientos no son los mejores. Ni hablar de Facundo Parra, que, a pesar de haber convertido el primer gol del Rojo en el año, erró todo lo que tuvo luego y encima tuvo la desgracia de desgarrarse. Adrián Fernández, uno que demostró que podía cargar con la mochila de convertir los goles cuando el equipo de Miguel Brindisi estaba a punto de perder la categoría, no tuvo su noche ante Atlético de Tucumán, justo en su oportunidad para ganarse el puesto. 

La fórmula encontrada hasta ahora no es la requerida. Las fechas pasan y aún los cuatro fantásticos no aparecen. La deuda no es otra que demostrar lo que son capaces de hacer cuando se asocian. Por ahora, son morosos. ¿Levantarán pronto?

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article

Últimas noticias

2
3
4
5
6

Send this to a friend