Manager de lujo

El 9 de octubre de 1962, nacía Jorge Burruchaga, un gran Orgullo Rojo y del fútbol argentino. Fue el único jugador que se dio el lujo de ganar Libertadores + Intercontinental + Supercopa Sudamericana + Campeonato local + Recopa Sudamericana + Mundial de Fútbol.

El Burru, el Rojo y la pelota

Oriundo de Gualeguay, Entre Ríos, a los 11 años se sumó a las juveniles de River pero lo dejaron libre al poco tiempo y estuvo cerca de no jugar más. Al venir de una familia humilde con 12 hermanos, debió salir a trabajar de muy chico. Por suerte vieron sus condiciones en Arsenal de Sarandí, donde debutó con el primer equipo en 1979.

En 1982 se incorporó a Independiente y debutó en Primera División por el Torneo Nacional de ese año.

La rompió de delantero, de volante y hasta en defensa

En poco tiempo se transformó en una pieza vital del equipo que quedaría a un paso del título en el Metropolitano de 1982 y el Nacional de 1983. La revancha llegaría para el Metro del 83 donde Burru fue el goleador del campeón, que esa vez se consagró venciendo en un partido histórico a un Racing que descendía.

Al año siguiente vendría lo mejor, en la cumbre del equipazo de Pastoriza. Iba ser campeón de América y del mundo, convirtiéndole goles a todos los rivales de Independiente en la Copa Libertadores 84, entre ellos el del título en Porto Alegre.

Burru con la Intercontinental del 84 en sus manos

Después de ganar la Intercontinental contra el Liverpool de Inglaterra, se quedaría unos meses en el club hasta que lo vino a buscar el Nantes francés. En su primera temporada en Francia sería elegido el mejor jugador extranjero de la liga.

Es uno de los tres jugadores que convirtieron goles en finales de Mundial y de Copa Libertadores, los otros dos son Daniel Bertoni (otro ídolo Rojo) y Pelé. No solo eso, sino que convirtió los goles que le dieron las copas a Independiente, en la mencionada Libertadores de 1984, y a la Selección Argentina en México 86. De yapa, en ambos encuentros los medios deportivos lo calificaron con 10 puntos.

La similitud de los goles de Burruchaga en la final de la Libertadores y del Mundial, en el primero asistido por “Bochini” y en el segundo por “Maradona”…

Burru jugó 59 partidos en la Selección Nacional entre 1983 y 1990, marcando 13 goles. Disputó dos mundiales y en ambos llegó a la final, el que ganó en 1986 y el del subcampeonato en Italia 90.

Antes de darle el Mundial a Argentina con su agónico gol frente a Alemania Federal, había sido goleador de la Copa América 1983. También sería parte de la de 1989 en la que el seleccionado argentino finalizó en la tercera posición.

Clausen, otro Orgullo Rojo, levanta en andas al héroe de la final del Mundial 86

En 1995, después de su paso por Francia, retorna al Rey de Copas y gana la Recopa en Japón al Vélez de Bianchi. Terminaría el año levantando la Supercopa en el Maracaná, después de atravesar un duro momento personal. Se quedaría en el club hasta 1998, ya con la 10 en la espalda y la cinta de capitán.

Con la Supercopa de 1995, su último título

En Independiente disputó 269 partidos y convirtió 81 goles. Su último paso Rojo fue como entrenador, dirigiendo en la temporada 2006/07, hasta este 2020 que lo encuentra como Manager del Rey de Copas.

¡Feliz cumple Burru!

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article
Javier Brizuela
Periodista deportivo. Director de Orgullo Rojo. Tercera generación de enfermos de Independiente

Últimas noticias

1
2
3
4
5
6

Send this to a friend