Más grande que nunca

Más grande que nunca

Lo que ya era casi un hecho, hoy lamentablemente se consumó: Independiente perdió ante San Lorenzo y descendió al Nacional B por primera vez en sus 108 años de gloriosa historia. La gente, a diferencia de lo que esperaban la prensa y los hinchas rivales, alentó hasta último momento y despidió al club de sus amores sólo con lágrimas y cantos. La mancha será imborrable,  al igual que todos los logros.

El peor día de la vida institucional de Independiente llegó. Después de seis meses de un insoportable sufrimiento, finalmente se consumó algo que parecía imposible hace un tiempo, descender a uno de los clubes más grandes del país y de América. Sin embargo, tras años de desidia, corrupción e ineptitud, aún a falta de una fecha para el final de la temporada, el “Rojo” perdió la categoría.

Ya habrá tiempo de analizar, culpar y pedir que los responsables, los que estaban antes y los que se encuentran ahora, paguen por lo que hicieron. Hoy es un momento de profundo dolor, de sufrimiento, pero también de orgullo, orgullo por cómo el hincha vivió la deshonrosa  situación en la que merecidamente cayó Independiente, sin romper el estadio, la sede, ni insultando al azar. Distinto al resto, como siempre, el “Rojo” deja por un tiempo, esperemos que corto, su lugar en el mundo…

Dejá tu opinión sobre la nota!
Previous ArticleNext Article

Últimas noticias

1
2
6

Send this to a friend